César Vallejo
 
"Todo arte y voz genial viene del pueblo y va hacia él" 
Nacionales
Mujeres
Presos Políticos
Cultural
Pequeñito
Internacional
Red Latina  
medicinas presos políticos 
Fam. Presos
Kulturföreningen Perú
     
Kulturföreningen Peru
         Agentes del Servicio de Inteligencia Militar peruana 
amenazaron a su torturada ex-colega en Suecia
 
El Ministerio de RR.EE. peruano le pone la mordaza a la embajada peruana en Suecia

Por: Dick Emanuelsson, ANNCOL
 

           ANNCOL, 16 de febrero del 2000-. El 17 de diciembre del año pasado hicieron su aparición tres agentes del SIN en el pequeño municipio de Nora en Suecia. Ofrecieron a la refugiada Leonor La Rosa, una gran suma de dinero a cambio de  que ella se pronunciara a favor del presidente Fujimori y su campaña electoral. 

       Pero la ex-agente La Rosa, quien fue torturada y se refugió en Suecia en junio de 1988, se negó apoyar a la persona que, ella cree, fue su verdugo. Los tres ex-colegas de Leonor La Rosa la amenazaron, entonces, insinuándole que "podría tener algún accidente". El hijo de Leonor, un muchacho de 15 años sufrió un empujón, cuando los tres militares se retiraron. 

       El incidente se publicó en un reportaje producido por la revista Caretas en su edición 1602 del 27 de enero de este año. 

            Leonor La Rosa no es una persona cualquiera. Ella trabajaba en el  cuerpo de la Policía de Investigaciones del Perú (PIP) y gracias a sus buenos méritos fue reclutada por el Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE). Ella descubrió como esta organización del estado manchada de sangre también estaba detrás del apoyo del escuadrón paramilitar de la muerte bautizado como "Grupo Colina".

       Cuando SIE la sorprende a ella vendiendo información a la prensa independiente en el Perú, a Leonor La Rosa y su colega Mariela Barreto, le hace un proceso corto a Barreto. La Rosa logra escapar de sus propios compañeros después de toda una noche en el "Pentagonito" sótano de tortura del SIE en Lima. Gravemente torturada y prácticamente inválida por el resto de su vida llega Leonor a Suecia vía México. 

       El 20 de noviembre, el nuevo Primer Ministro Alberto Bustamante Belaunde hace publico que el estado peruano era responsable por las torturas a las que fue sometida Leonor La Rosa. Aclaró, asimismo, que las negociaciones para el pago de la indemnización se harían a través de su abogado en Lima. Al cuarto día se llevó a cabo la reunión entre el abogado y la Comisión gubernamental. El abogado muy confiado entregó la dirección y el número telefónico de La Rosa en Suecia, a dicha Comisión. 

       El 9 de diciembre Leonor La Rosa fue contactada por Luis Pérez, secretario de la embajada peruana. El 17 de diciembre aparecieron los tres agentes de SIE, en la casa de Leonor la Rosa, identificándose uno de ellos como el "comandante del Ejército Bejarano Jaramillo" 

            Según la revista Caretas, que entrevistó a la ex-agente, a La Rosa se le ofreció "un cheque en blanco" a cambio de que apoye políticamente a Fujimori. Ella debería grabar un videofilm de 15             minutos de duración, en su domicilio en Nora y una introducción a la campaña de reelección de Fujimori como presidente.

       En su reportaje Caretas, señala a la embajada que habría preparado la llegada de los tres  agentes militares a Suecia y particularmente José Luis Pérez. Los tres agentes aseguraron tener identificación de la embajada peruana en Estocolmo, las que mostraron, el 17 de diciembre, a Leonor La Rosa cuando regresaba de la lavandería en su silla de ruedas ayudada por su asistente personal. 

       Cuando llamo a Pérez para obtener un comentario sobre el artículo, él desmiente inmediatamente la existencia de los tres agentes y pide que se hable sobre el tema con el Ministerio de Relaciones Exteriores en Lima. 

       – Nos han pedido que no hagamos ningún comentario sobre este caso. Es por eso que les pido que llamen al Ministerio en Lima. No podemos responde a sus preguntas por resolución de Lima. 

¿Porqué ni la embajada ni el Ministerio RR.EE. se han pronunciado sobre el caso?

       – Es cierto que no lo hemos hecho, también hubiéramos querido tener un pronunciamiento, el cual desde aquí lo hemos pedido al Ministerio,; pero no se ha hecho. 

¿Tanto Rosalba Larsson, secretaria del embajador Eduardo Vargas Llosa, como Ud. están nombrados en el artículo?

       – Se trataba sólo de saber como se encontraba de salud la Sra. La Rosa. 

       Victoria Salas huyó del Perú hacia Suecia en febrero de 1990. Durante dos años estuvo escondida con sus dos hijos. El padre de sus hijos es uno de los líderes de la guerrilla del MRTA, quien trabajaba abiertamente en Lima, bajo otras circunstancias. 

       Según un reportaje de la estación televisiva "Frecuencia Latina" mostrado en 1997, fue justamente Leonor La Rosa que fue sindicada como responsable del seguimiento hecho a Peter Cárdenas. Peter Cárdenas fue detenido en abril de 1992 como resultado de ese seguimiento y condenado a cadena perpetua. El se encuentra prisionero en una celda en la Base Naval de la Marina - Callao, a quienes los presos políticos han bautizado como  "Tumbas para seres vivos", ocho metros bajo tierra. Tiene acceso al patio y al aire libre sólo media hora al día y el resto de las horas pasa en total oscuridad y aislamiento. 

       A pesar de su amargo destino Victoria Salas puede sentir lástima por La Rosa, quien a pesar de todo acusa públicamente a los agentes militares y sus amenazas en territorio sueco y por el irreparable daño que le han hecho bajo la tortura, la misma tortura y institución que ella misma representó durante 15 años. 

       En una entrevista en México el 1998, La Rosa describe como el escuadrón de la muerte "Grupo Colina" ajusticiaba a sus opositores, entre los cuales, principalmente, eran dirigentes sindicales. También cómo los políticos y periodistas eran intervenidos telefónicamente para después ser amenazados de muerte. El Grupo Colina es responsable de dos masacres: 10 estudiantes en la Universidad de La Cantuta y por la Masacre de Barrios Altos en Lima. 

       La Rosa se encuentra en estos momentos en un estricto tratamiento médico y está obligada a una silla de ruedas por el resto de su vida. Cuatro veces a la semana tiene que viajar desde Nora al hospital de Örebro, para consultas que tienen una duración desde las 9.00 - 16.00. Ella no volverá jamás a sentarse en un ángulo de 90 grados, puesto que su cerebro no recibe el suficiente oxígeno. No puede abrir su mano y ésta pronto tendrá que ser operada a consecuencia de los hongos contraídos. El daño causado en la columna vertebral a causa de la tortura es irreparable. Su esperanza es que algún día pueda sentarse en un ángulo de 50 grados. Tiene para su ayuda un asistente personal y sus hijos de 3, 5 y 15 años. 
 

            Pero La Rosa a pesar de todo está con vida. Su colega Mariela Barreto fue asesinada de la manera más bestial que se pueda pensar por su propio amante y padre de su hija. El mayor y agente del SIE Martín Rivas era también el jefe del "Grupo Colina". Cuando se enteró que Mariela Barreto vendía a la prensa información, autorizó la brutal ejecución de ella.

       "Eran profesionales, utilizaron bisturís", dijo un médico de la morgue a un periodista. La cabeza fue separada del cuerpo al igual que las manos para evitar la identificación a través de las huellas digitales y las prótesis dentales. La columna vertebral rota. Tanto codos como rodillas rasgados hasta sangrar, hematomas y huellas de quemaduras en todo el cuerpo. El resumen del acta de la autopsia era totalmente claro: Mariela Barreto había sufrido un infierno antes de morir. El cuerpo fue descuartizado profesionalmente. Esa misma fuerza apareció el 17 de diciembre en territorio sueco. 

       ANNCOL se ha comunicado tanto con oficina de la social en Nora como con la policía  de Örebro a quienes Leonor La Rosa a pedido protección después de la visita de sus ex-colegas. Pero ellos no quieren ni comentar ni aseverar sobre el caso. 

       El Departamento de RR. EE. de Suecia no ha recibido ningún comentario de su embajada en Lima, lo que es censurable, pensando en la eventual amenaza a que los refugiados residentes en Suecia puedan ser expuestos. 

            En una oportunidad anterior, ANNCOL desenmascaró a otra agente de seguridad, quien logró infiltrarse hasta en el Comité de Asilo en Estocolmo. La agente reveló a las autoridades de inmigración y la Comisión de Extranjería que era amenazada por su empleador en el Perú. 

            En el Perú tenía como tarea infiltrar al grupo parlamentario de la Izquierda Unida, lo cual logró. Ella ha viajado devuelta varias veces al Perú, a pesar de que asegura que la amenazan.
 

 
Webmaster: Sofía Martinez 
Ultima actualización: 2000-02-22

Esta página se aprecia mejor con Internet Explorer y Netscape 4.0 y una resolución de 800x600

1