TODOS JUNTOS

Fueron los primeros en partir; su meta: el tricampeonato y una buena actuación en la Copa Libertadores de América. El elenco de Sporting Cristal, al igual que en los últimos dos años, se fue a Arica a realizar su pretemporada y a estrenar, de paso, comándo técnico. El preparador físico, el brasileño Julio Cesar Santos, hizo sudar la gota gorda a los cerveceros durante los diez días en el sur y los puso a punto para el director técnico.

José Luis Carbone, también de Brasil, fue el encargado de sustituir a Juan Carlos Oblitas en la dirección del equipo rimense.

En la pretemporada el elenco del Rimac jugó seis partidos amistosos. Si bien ganó la mayoria de estos encuentros, el equipo no se encontraba preparado para enfrentar un nivel competitivo internacional.

Es cierto que el profesor Carbone no ha podido contar en varios encuentros con todos sus dirigidos, pues algunos de éstos, primero, conformaron la selección sub-23 y , luego, la selección de mayores. Pero aún en aquellos cotejos donde se contó con todos los jugadores las cosas no salieron tan bien como se esperaban.

LOS PARTIDOS

Cristal debutó el primero de Febrero en encuentro con Cobreloa de Chile, en el estadio San Martín. Salieron a la cancha bajo el chorro de espuma artificial y cara que puso de moda alguna discoteca del sur. Derrotaron 3 a 1 a los chilenos pero se desnudó la rigidez en que se encontraban los futbolistas después de la pretemporada. Los goles fueron de Pinillos (2) y de Maestri. Se notó que Carbone pretendía continuar el esquema de juego dejado por Oblitas, que le valiera a los rimenses el bicampeonato. La selección sub-23 se encontraba, entonces, participando en el cuadrangular amistoso de Chile. Cristal no pudo contar con la participación de Solano, Hidalgo, Lazo, Magallanes y Torres.

Un equipo prácticamente suplente jugó una semana después con Coronel Bolognesi en Tacna. Ni los de la sub-23 ni los de la selección de mayores (Maestri, Jorge y José Soto, Pinillos, Zegarra, Palacios y Ubillús) pudieron ser de la partida. Los del Rímac vencieron 3 a 2 con goles del juvenil Joya, de Asteggiano y de Julinho.

Tuvieron que pasar otros 11 días, para que el equipo se vuelva a mostrar en el estadio San Martín. Fue la segunda prueba internacional y el rival fue el Liverpool de Uruguay. El encuentro se jugó en forma brusca, tanto así que los uruguayos terminaron con nueve hombres en la cancha. El empate a un gol por lado fue conseguido por los visitantes, con tiro penal, cuando faltaban 6 minutos para el final. A los 15 del segundo tiempo Julinho había abierto el marcador con un gol de pintura. Jugaron los de la selección de mayores mas no los de la sub-23.

El 24 de Febrero, otro equipo uruguayo fue el rival; Central Español. Los sub-23 estaban en Tandil a punto de despedirse del preolímpico en el encuentro ante Bolivia. En el San Martín, el peruano Roberto Palacios y el visitante Torales fueron expulsados a los 32 minutos del primer tiempo. El encuentro fue lento y aburrido; ambos elencos mostraron pobreza y poca imaginación. Por los celestes sólo destacó el desempeño de Estanislao Struway quien puso orden y fuerza en el medio campo. Cuando el encuentro amenazaba ser un empate a un gol (Julinho y el uruguayo Suárez habían anotado los goles), el juvenil Mendoza puso el 2 a 1 a favor de Cristal a los 45 minutos del segundo tiempo.

AL FIN, JUNTOS

El 28 de Febrero fue una fecha importante para el nuevo Cristal; por primera vez, los rimenses entrenaron completos. Estuvieron los de la selección sub-23 y los seleccionados mayores junto a sus compañeros. En realidad, no estuvieron todos, pero las ausencias se debieron a lesiones y no a otros compromisos . Flavio Maestri acusó una lesión en el partido Perú - Bolivia en Lima y Ricardo Zegarra fue operado del oído.

Sin estos delanteros, pero con el resto del plantel a disposición, Cristal se fue al norte. El 4 de Marzo, en Sullana, a las 2 de la tarde (el encuentro era a la una, pero se atrasó el ómnibus que llevaba a los rimenses), a 38 grados a la sombra , el bicampeón y Alianza Atlético empataron sin goles. "Aburrido", fue la palabra que más se repitió en los comentarios sobre ese partido.

Por último Cristal jugó el 9 de Marzo frente a San Agustin. Lo hizo en el estadio Nacional con todos sus integrantes a puerta cerrada. San Agustin cumplió a cabalidad su rol de "sparring" forzando a los celestes a un trajín mayúsculo. Los goles recién llegaron en el segundo tiempo por medio de Garay, Lazo y finalmente Jorge Soto.

Con este resultado positivo Sporting Cristal esperará volver a repetir su excelente actuación en la Copa Libertadores y lograr ser el único tricampeón del futbol profesional peruano.

Volver a : Descentralizado 1996 1