TRES PUNTOS EN LAS ALTURAS

17 de Marzo de 1996

Gritos y más gritos. Cada palabra sale acompañada por una bocanada de humo, pero a estas alturas el frío no es problema. El problema es el reloj. El partido se está consumiendo y José Luis Carbone no se cansa de dar indicaciones desde un costado del campo. El 0-0 lo deja más que satisfecho y uno puede darse cuenta fácilmente de esto, porque el técnico brasileño ha sustituído a sus dos volantes ofensivos (Roberto Palacios y Alex Magallanes) por dos jugadores de características totalmente opuestas (Jorge Soto y Orlando Prado, respectivamenete). El empate estaba firmado, Carbone ordenó a sus hombres asegurar la pelota en la mediacancha para evitar cualquier sorpresa de último momento. Lo que nunca imaginó el brasileño, ni la afición cerreña, fue que la sorpresa finalmente se produciría, pero con otros protagonistas.

El tiempo oficial se ha consumido definitivamente, pero el juez Jorge Torres decide dar dos minutos de descuento. Cerca al área de Sporting Cristal se ha producido una falta contra Jorge Soto y Julio César Balerio coloca la pelota en el lugar indicado. En principio se espera un rechazo largo, pero el arquero ha preferido jugar la pelota con uno de sus defensas. "Arbitrooo... el reloj, el relojjj...", los gritos siguen saliendo de la banca de suplenets de Cristal, pero Torres hace oídos sordos. Hasta que la pelota llega a los pies de José Soto y el defensor rimense le pega a la pelota de punta y para arriba tratando de ganar unos segundos. El balón viaja por los aires y cruza toda la cancha. Ricardo Zegarra intenta detenerlo, pero no pude, la pelota pica y da algunos botecitos cerca del área minera y el zaguero Rolando Salas se queda inmóvil. De pronto, aparece Julinho inesperadamente. A base de velocidad sorprende a los locales e intercepta el envío. El portero Dionisio Gil se queda a mitad del camino. Julinho se lo saca de encima con un amague y ante el arco desguarnecido la añadió sin problemas. El brasileño giró para buscar al técnico Carbone y dedicarle el tanto, el de la victoria. Para no creerlo. Realmente se puede decir que Cristal ganó con el último aliento.

Más que hacer justicia en la cancha, el gol (y la derrota en sí) fue un castigo al desempeño del Unión Minas, que mostró un nivel paupérrimo, injustificable para un equipo que se encuentra en primera división profesional. El bicampeón, en cambio, hizo lo justo. El triunfo de Cristal llegó justo en el momento preciso, cuando los rumores surcaban el ánimo del plantel como proyectiles que hacían daño. Uno a cero y a curar heridas. Volver a pensar que el "tri" es posible. Pero no fue fácil. Nunca lo será en Cerro. Aunque el clima no se puso muy malo (solo bajó a siete grados) y la altura (más de cuatro mil metros), pese a que afectó a varios, no fue un fantasma que asuste a todos. Unión Minas demostró que de local no renunciará jamás a ser el dueño del sitio. Pero ayer no pudo.

EL PARTIDO

Si hablamos del partido tenemos poco que rescatar. El campo y las condiciones en las que se juega definitivamente no ayudan al fútbol. Por eso no se le podía pedir más a Sporting Cristal, que llegó a esta ciudad todavía golpeado por la derrota ante Universitario en el primer partido de la Copa Libertadores. Carbone hizo sólo un cambio en relación al once copero. Sacó a Ubillús y colocó a Magallanes, tratando tal vez que el moreno volante se convierta en el "socio ideal" de Roberto Palacios. El brasileño tomó sus precauciones defensivas. Mandó a José Soto como líbero y delante de él, como stoppers, a Marcelo Asteggiano y Pedro Garay, este último recostado sobre la banda izquierda. Si bien es cierto en la mitad del campo puso a dos hombres generadores de fútbol (Palacios y Magallanes), al trío compuesto por Hidalgo, Solano y Struway se le encargó la misión de que no pasara ni una mosca encima de sus narices.

De todos modos, en los primeros minutos pasaron un par de moscardones, especialmente por la banda izquierda, sector por donde los cerreños encontraron algunas facilidades que aprovecharon el marcapunta Falconí y el movedizo Rachumick frente a la lentitud de Asteggiano.

El ataque no funcionaba y por tanto no sorprendió que se acumule el trabajo defensivo para hombres como José Soto, Marcelo Asteggiano, Pedro Garay y Estanislao Struway (el paraguayo jugó su primer partido en este nivel de altura y no lo hizo mal). Los actuales campeones no querían perder la pelota por nada, parecía que eso era más valioso para ellos. Los locales porfiaban por empujarle la puerta a Balerio, pero el arquero estuvo en una buena tarde. Asteggiano y Struway también cumplieron con buena nota. Así era dificil que les encajen un gol.

Cristal transitó con cuidado en el campo. Controló el paupérrimo juego ofensivo de los locales. Porque a decir verdad, Unión Minas ya no es el equipo de antes. Seguramente mejorará con el tiempo, pero el equipo que dirige Tito Morinaga demostró que en ataque tiene muy poca fuerza. Unión Minas impulsó sus salidas por las bandas. Todo le sería mejor si tuviera alguien que culmine en las redes las jugadas que propician sus laterales Gallardo y Falconí. "Que se va a hacer. Hay que acomodarse a lo que se tiene", explicó el técnico. Aún así, el cotejo fue parejo. Por momentos, los equipos se prestaban el control de la pelota.

En el primer tiempo ambos equipos tuvieron una clara situación de gol. Unión Minas estuvo a punto de abrir la cuenta con un tiro libre de Marco Valencia, pero el portero Balerio estuvo atento y rechazó el balón. Unos minutos más tarde el arquero local, Dionisio Gil, no quiso quedarse atrás y también respondió adecuadamente tras un cabezazo de Marcelo Asteggiano. Por lo demás, el encuentro transcurrió en el terreno de la imprecisión y los disparos a cualquier parte.

MAS DE LO MISMO

En el segundo tiempo el panorama cambió poco y nada. Cristal extremó sus cuidados defensivos porque se dio cuenta que tenía pocas posibilidades de llegar con peligro al arco de Gil. Por su parte, Unión Minas siguió sin saber qué hacer con la pelota. Ni john Barrueta ni Marco Valencia aparecieron como los conductores que necesitaba el cuadro minero y todo se facilitó para la defensa de Cristal. Incluso, Balerio tuvo menos tarbajo que en el primer tiempo.

El "Chorrillano" Palacios anduvo algo bajo. Demostró que sigue pasando por un mal momento y que le va a costar mucho trabajo recuperarse. Hasta desperdició una inmejorable oportunidad para abrir el marcador. Recibió una pelota de Magallanes dentro del área y en lugar de rematar al arco cedió el balón a Julinho, quién ejecutó un tiro debil y sin dirección. Palacios tuvo que dejar su lugar para Jorge Soto. Sin hombre de creación, Cristal buscó retener la pelota y lanzarla a las puntas donde Julinho y Lazo, después entró Zegarra, esperaban para emprender la arremetida. Carbone, más hecho a la idea del empate, retrasó a Garay como un tercer zaguero y mandó a los laterales a tapar las salidas de sus pares.

Minas seguía con la formula del comienzo, aguardando que la altura tirara abajo las ganas del rival. Quiso apresurar esa situación con sus cambios, tres hombres frescos que corran más, pero no surtió efecto. Todo lo contrario, pasó al frente, Cristal se fue asentando y, en el minuto de descuento, cuando ya todos pensaban en el empate, apareció Julinho, zigzagueante entre los zagueros, para poner el tanto. "Va para usted, señor", le dijo a Carbone. Un bombazo de Soto, la fatal desconcentración de la retaguardia local y el "olfato" de Julinho han permitido que el bicampeón inicie el torneo descentralizado con un importante triunfo en Cerro de Pasco. Pero eso no es todo. A esto hay que agregarle un dato histórico: esta ha sido la primera victoria de Cristal es esta localidad. Nunca había ganado en la altura cerreña. Cristal no se puede quejar, ganó con el último suspiro en una ciudad donde lo que más escasea es el oxígeno. El plantel ha vuelto a confiar en su fuerza luego del traspié copero. Y eso, dijeron los jugadores, vale más que el triunfo. Qué bien.

RESUMEN : 1RA. FECHA DESCENTRALIZADO 1996

UNION MINAS (0) :
Jugadores : Gil (5), Gallardo (5), Jesús Soto (4), Salas (4), Falconí (5), Barrueta (5), Ochandarte (5), Márquez (4), Fuentes (4), Rachumick (4) y Valencia ( 4).
D.T. : T. Morinaga.
Cambios : Rodríguez (3) x Barrueta, Gamero (3) x Fuentes y Oblitas (-) x Valencia.
T. Amarillas : Gallardo y Barrueta.

SPORTING CRISTAL (1) :
Jugadores : Balerio (6), José Soto (5), Asteggiano (5), Garay (6), Solano (5), Hidalgo (5), Struway ( 5), Magallanes (4), Palacios (4), Julinho (5) y Lazo (4).
D. T. : J. Carbone
Cambios : Zegarra (5) x Lazo, Jorge Soto (5) x Palacios y Prado (-) x Magallanes.
Goles : Julinho (90`)
T. Amarillas : Balerio, Asteggiano, Struway, Lazo y Magallanes.

Arbitro : Jorge Torres (Regular).
Escenario : "Daniel Alcides Carrión" (Cerro de Pasco).
Asistencia : 2,909 Espectadores.
Recaudación : 34,308 Nuevos Soles.

Volver a : Descentralizado 1996 1