CON LA CABEZA

26 de Mayo de 1996

Aprovecharse del calor y de un horario preciso en nuestro campeonato es una excusa perfectamente válida para tomar una ventaja a priori. Pero si un equipo se aferra a los poderes del sol y no se preocupa en mostrar los suyos ( ¿o será acaso que no los tiene? ) termina pasándole lo que le ocurrió contra el Cristal al Atlético Torino, dominado de principio a fin y que puede darse bien servido con el 0 a 2 en contra. Dos centros, dos cabezazos, uno algo "mordido" y el otro limpio y claro, pero no menos efectivo uno que el otro porque ambos sellaron la justa victoria de los de Carbone.

Si agregamos a ello que el calor no resultó tan agobiante como se esperaba, los talareños quedaron entonces pronto desarmados. Porque tal como empezó el primer tiempo (con dominio rimense y llegadas al arco) comenzó también el segundo. Y exactamente como terminó la primera parte, con un gol a falta de 5 minutos, culminó también la complementaria, es decir con otra diana faltando 5 minutos.

El cielo se tiño de celeste. El gramado del "Campeonísimo", las tribunas y las calles de la ciudad también. El bicampeón recompensó a sus hinchas por su esfuerzo, más de veinte horas de viaje en bus, obsequiando a sus parciales un triunfo por dos goles a cero frente al Atlético Torino que se encontraba invicto en su reducto.

El "Fuerza Cristal" retumbó el cemento de las graderías cuando el equipo rimense más lo necesitaba. Las piernas comenzaron a sentir el esfuerzo, pero las gargantas celestes estuvieron ahí para inyectarle ganas, garra y llenar de coraje a sus ídolos para que puedan vencer a su otro rival, los treinta grados de temperatura.

Sporting Cristal sólo tuvo que apretar el acelerador cuando lo creyó necesario para conseguir una cómoda victoria de 2 a 0 ante el Atlético Torino. El cuadro dirigido por José Luis Carbone se mostró superior en todo momento y tomó la iniciativa desde los minutos iniciales del encuentro, ante un rival que se mostró respetuoso del contrario y que apelaba al contragolpe como arma importante.

Justo resultado. Los bajopontinos, superiores durante todo el trámite del encuentro, tomaron la iniciativa y se adueñaron del medio sector, donde los talareños reprimidos por sus limitaciones nunca lograron equiparar las acciones.

Los rimenses salieron al campo con tres hombres en defensa, teniendo a Solano y Jorge Soto como volante que constantemente llegaba a la línea de fondo creando zozobra en la defensa norteña, en donde tuvo que exigirse al máximo el golero Martín Castró, que a lo largo del encuentro redondeó una buena actuación. Los locales en esta primera etapa sólo llegaron con peligrosidad al arco defendido por Julio César Balerio por intermedio de su delantero Pedro Marchand que lamentablemente para los intereses locales, demostraba deficiencias al momento de definir.

El tinte del partido fue, ya se dijo, siempre celeste. Cristal llegaba fácil por ambas puntas, con Jorge Soto y Solano trocando lugares o con Palacios y Julinho descolgándose, pero todo lo bueno que se hacía hasta ahí se malograba por la imprecisión en el centro. Sendos tiros libres de José Soto y Solano crearon algo más de inquietud.

La zona medular granate careció de hombres con ideas ofensivas, nunca alimentaron a sus delanteros y nunca hicieron daño a la zona defensiva celeste que en la primera mitad no fue inquietada. En cambio, los bicampeones con jugadores de buen toque y dinámicos poco a poco merodeaban el área rival. El gol se veía llegar, sólo era cuestión de tiempo, corners y jugadas de peligro a cada momento, el golero Castro se convertía en la figura del compromiso.

Con un Cristal claramente dominante se llegó a los cuarenta minutos iniciales, en donde el artillero Flavio Maestri por fin pudo sacarse de encima la marca pegajosa de su cancerbero, el brasileño Carlinho, para de certero cabezazo batir a Castro y decretar el 1 a 0. Fue el éxtasis para los pintarrajeados celestes. Le dió la tranquilidad a su oncena, que se fue al descanso con ventaja en el tanteador.

En el complemento, los locales salieron más incisivos, pero no tenían recursos para llegar al arco de Balerio, sus intenciones terminaban en tres cuartos de cancha, el juego aéreo fue una de sus armas que fue bien contrarrestada. El técnico local decidió el ingreso de Paredes por el improductivo Abad, lo que dio mayor profundidad al ataque granate, que comenzó a inquietar el arco de Balerio.

La entrada de Paredes, y luego la de Pita, resultaron tardías. Con ellos el "Taladro" avanzó algo. Cristal no perdió la compostura en ningún momento. No tenía porqué hacerlo. La volante norteña no ataba ni desataba y, por si fuera poco, la defensa empezó a adelantarse para presionar apelando quizá a eso de que si no se puede con calidad hay que probar con cantidad.

Cristal seguía manteniendo el control del partido, pese a perder a un hombre de la habilidad de Julinho, quien tuvo que abandonar el campo por una seria lesión que puede incluso alejarlo de las canchas por algún tiempo. Los cerveceros no renunciaron a su fútbol pero ya no podían imprimirle el ritmo de la primera parte, el sofocante calor hacía estragos en el físico de los jugadores, que sabiendo de su superioridad mantuvieron en sus pies más tiempo el balón para enfríar las acciones.

Cuando los locales, a bases de ganas y con cierto desorden, intentaron emparejar las acciones, llega la expulsión de Carlinho, quien comete una mano y por doble amonestación se fue a las duchas. Esto permitió a los visitantes tener mayor espacio para desarrollar sus contragolpes. Carlinho era un defensa menos que cubría y un espacio más que se abría. Nunca mejor dispuestos los ingresos de Hidalgo y Pinillos, que había ingresado por Palacios, (fructífero lo del "Machi" en los pocos más de 10 minutos que estuvo en la cancha) para darle un nuevo aire a un Cristal algo "aburguesado" que estaba olvidando asegurar de una buena vez el resultado.

Previo al segundo gol celeste hubo una jugada que resultó decisiva para la derrota del taladro norteño. A los 38 minutos, el local Carlos Guillén quedó cara a cara con el arquero, quien en arriesgada acción controló el esférico y salvó a su cuadro del inminente empate. Acto seguido, vale decir unos minutos después, Germán Pinillos desbordó por el sector derecho y, aprovechando que la defensa estaba mal parada, envió un centro pasado al segundo palo que encontró destino en la cabeza de Nolberto Solano. Con el frentazo aumentó la cuenta a dos y puso cifras definitivas al partido.

Un minuto más tarde Roger Paredes luego de eludir a varios rimenses es derribado dentro del área por José Soto decretando la pena máxima el réferi, a favor de los talareños. Pedro "Popeye" Marchand, la hace efectiva, con un remate suave que termina en las manos de Balerio, perdiendo los locales la posibilidad de acortar distancias.

Faltaba la última en ese final del vértigo. A los 43 minutos Zegarra la tuvo una, dos veces y Solano también en la misma jugada. Pero la goleada no llegó. Que para lo que se vio bien pudo ser.

Los celestes comenzaron a apretar el acelerador a esta altura del campeonato (como un atleta de cien metros que entra en calor recién a los treinta) es que ahora la Copa quedó en el olvido y están concentrados en el torneo doméstico. Sporting Cristal ganando sus tres partidos pendientes se mete entre los punteros, sólo es cuestión de tiempo, porque el bicampeón es el de antes, ganador.

RESUMEN : 9NA. FECHA DESCENTRALIZADO 1996

ATLETICO TORINO (0) :
Jugadores : M. Castro (6), S.González (5), Carlinho (4), A. González (5), P. Sanjinez (5), C. Guillén (5), H. Pardo (4), G. Duffó (5), P. Peña (4), W. Abad (5) y P. Marchand (4).
D.T. : C. Cubilla.
Cambios : R. Paredes (5) x A. González y Pita (5) x S. González.
T. Amarillas : Carlinho y Guillén.
T. Rojas : Carlinho.

SPORTING CRISTAL (2) :
Jugadores : Balerio (6), José Soto (6), Asteggiano (6), Jorge Soto (5), Solano (6), Struway (5), Garay (5), A. Magallanes (5), R. Palacios (6), Julinho (4) y Flavio Maestri (6).
D. T. : J. L. Carbone.
Cambios : M. Hidalgo (5) x Julinho, G. Pinillos (5) x R. Palacios y R. Zegarra (-) x F. Maestri.
Goles : Maestri (41`) y Solano (85`).
T. Amarillas : Palacios, Balerio e Hidalgo.

Arbitro : Cesar Córdova. (Bien)
Escenario : "Campeonísimo" (Talara).
Asistencia : 6,698 Espectadores.
Recaudación : 97,037 Nuevos Soles.

Volver a : Textos - Descentralizado 1996 1