A UN TRIZ

20 de Octubre de 1996

El Bocón 21-10-96 El corazón celeste sabe de alborotos gratos, de alegrías que palpitan, de metas que aparecen a la vista con colores grandes, sabe mucho. Y eso no es todo. No puede serlo. Porque cuando Julinho, feliz y enorme en sensaciones, trepa el alambrado y besa la camiseta como quien le pone un sello al júbilo, ya todo parecía estar dicho. Como un río que inunda las calles. Como una luz que corta la oscuridad.

Cristal sigue arriba, vive ahí, habita sin sentir el acoso de nadie. Y se acerca a sus propios sueños. Porque Municipal no podía detener su intrépido avance. No podía. Porque la cosa habíase adornado para la fiesta y no cabía razón para que el rival haga más ruido que la música puesta por los goles celestes. No era dable. Y el "Tri" empieza a subir en los cantos. Cada vez más real. Cada vez más imposible que se escape. ¿Quién lo duda ahora?

Mañana de festejos en el "San Martín", como anunciando lo que era previsible horas después del clásico. 5 a 2 fueron los números que presentó el marcador final. Y ya nada asombra. Ni siquiera molestan esos tantos en contra. Hasta se dan maña para aparecer como los ingredientes que añaden cierto suspenso para que la emoción estalle rauda y plena al momento del pitazo final. ¿O no? Y lo que es más, ese resultado (según los entendidos) pesó mucho en las espaldas de los equipos que escoltan al bicampeón, y por eso la distancia se hizo más distancia. Ahora está a seis puntos del segundo y requiere un empate para dar la vuelta prodigiosa, la que se fijará en la historia. ¿Será contra la "U"? ¿Será ante Alianza como el año pasado?

Pavos Este Cristal ya no se asusta de sus lados débiles, porque aún los tiene, no hay que obviar la realidad. Pero no es nuevo afirmar que hace rato ha recobrado la confianza. Por eso ha vuelto a ver en el esférico una razón para alegrarse el espíritu. Y se divierte jugando. Se divierte ganando.

El equipo cervecero asusta a los rivales porque siempre toma el riesgo de buscar el arco. Y colma el cotejo de sensaciones de gol. Hace que la lógica no traicione sus postulados. Pudo vencer por más. Es cierto. Pero, también es cierto que Markarián tendrá la semana para curar las heridas en su defensa, varias veces lenta para cubrir su área.

Celebración Temprano llegó el gol con sus remolinos de pasión. Es Roberto Palacios el que se agranda y pide la fotografía de rigor. Fue a los 13 minutos del primer tiempo, el preciso instante en que el arte demuestra que no está reñido con el fútbol. El "Chorrillano", fuera del área, pesca un balón que había dejado suelto Pajuelo en su lucha con Julinho. Le llega bien y saca el remate exacto y certero que se clava en el ángulo derecho del guardavallas. Domínguez. Un golazo.

Julinho, poco después, treparía en el alambrado para unir su alegría con el pueblo celeste. ¿El motivo? Su reencuentro con el gol. Corrían los 30 minutos y se anticipa a Pajuelo y Domínguez para conectar de cabeza un centro de Jorge Soto. El triunfo de la viveza. La felicidad ardiendo en los ojos. La seguridad.

Municipal, sin embargo, no recortó sus impulsos. Y buscó los espacios que dejaban descubiertos. Garay y Asteggiano. Por eso, Farfán, a los 32 minutos, pone el descuento de cabeza y culmina así una arremetida de Tamashiro. ¿Qué pasó?

Había que tomar más precauciones, entonces. Y controlar por más tiempo el balón, rotarlo, agruparse un poco en el medio, manejar los tiempos. Para seguir intentando el gol. Y Solano, que se ha convertido en el goleador del equipo rimense en este año, traerá la alegría pegada a otra alegría. A los 21 minutos del segundo tiempo, aprovecha la confusión de la defensa edil que esperaba el banderín en alto del juez de línea, y anota de cabeza un centro de Soto. Al minuto arriba al área en soledad para añadir un balón que el portero Domínguez había bloqueado a medias ante remate de Soto.

Cuando todo parece resuelto, pero no se abandonaron los esfuerzos por conseguir más, hay méritos que destacar. Y esto va para Municipal y Cristal, porque porfiaron por no bajar los brazos antes de tiempo. Tamashiro pondría el segundo para su equipo a los 26 minutos. Para variar, también de cabeza, luego que Carmona cobrara un tiro libre. ¿Otra vez por arriba, Cristal? Huuummm.

Jorge Soto se encargó de cerrar la cuenta a los 42 minutos. Se escapa de todos por la derecha. Su disparo encuentra complicidad con las manos y el parante antes de mecer las piolas.

Pero eso no hizo menos festejo, por el contrario, le subió el volumen a los cánticos, al ruido de los saltos en las gradas, al aplauso. Porque Cristal está a un punto del tricampeonato, porque Cristal está a un punto del tricampeonato, porque no le rondan malos augurios, porque su gente quiere dar la vuelta esta semana frente a Universitario, el rival, que el año pasado no pudo vencer. Porque tiene la idea fija que la felicidad del título ya es de color celeste. Como desde hace tres años.

RESUMEN : 28VA. FECHA DESCENTRALIZADO 1996

SPORTING CRISTAL (5) :
Jugadores : Balerio (5), Garay (4), Asteggiano (5), Rebosio (6), Soto (7), Struway (5), Palacios (7), Hidalgo (5), Solano (7), Lente (4) y Julinho (4).
D. T. : S. Markarián.
Cambios : Torres (5) x Struway, Magallanes (6) x Lente y Lazo (4) x Julinho.
Goles : Palacios (13'), Julinho (29'), Solano (66' y 67') y Soto (87').
T. Amarillas : Struway.

DEPORTIVO MUNICIPAL (2) :
Jugadores : Domínguez (5), Magallanes (5), Charún (4), Pajuelo (4), Maldonado (5), Penalillo (4), Olaechea (5), Holsen (4), Carmona (5), Farfán (5) y Tamashiro (6).
D.T. : M. Barack .
Cambios : Kanashiro (5) x Penalillo, Hurtado (4) x Farfán y Porras (-) x Holsen.
Goles : Farfán (32') y Tamashiro (71').
T. Amarillas : Charún y Holsen.

Arbitro : José Arana (Regular).
Escenario : "San Martín".
Asistencia : 8,677 Espectadores.
Recaudación : 98,964 Nuevos Soles.

Volver a : Descentralizado 1996 1