Humor
Humor Cristiano, pero...
"No tomarás el nombre del Señor en vano"
Dios escucha.
Un hombre tenía el habito de refunfuñar ante la comida que le servía su esposa en cada comida. Pero eso si, antes de comer, daba gracias a Dios.
Un buen día, después de su coraje usual y de la oración por los alimentos, su pequeña hija le preguntó, "Papito, Dios nos escucha cuando oramos?"
"Claro hija" le contestó. "Él siempre escucha nuestras oraciones."
En ese momento le preguntó ella, "Escucha también todo lo que decimos?"
"Si querida, cada palabra," le dijo, animado por haber inspirado a su hija a preguntar sobre las cosas espirituales.
Entonces su hija le preguntó, "Y... a cual le hace más caso Dios?"

Oraciones de niños
Querido Dios, yo no creía que el anaranjando iba bien con el púrpura hasta que vi el atardecer que hiciste el Martes. Estuvo súper!
Querido Dios, Quizás Caín y Abel no se hubieran matado tanto si cada uno hubiera tenido su propio cuarto. Funcionó conmigo y mi hermanito.
Querido Dios, Gracias por mi nueva hermanita, pero yo te pedí un cachorrito...
Querido Dios, Llovió todas nuestras vacaciones y mi papi se enojó!  Dijo cosas sobre ti que la gente no debe decir, pero espero que no lo lastimes. Tu amiga (pero no te diré quien soy)
Querido Dios, Por favor mándame un pony. Nunca te he pedido algo antes, puedes checarlo.
Querido Dios, Quiero ser justo como mi papá cuando sea grande, pero sin tanto pelo por todos lados...
Querido Dios, Estoy seguro de que te es muy difícil querer a toda la gente del mundo. En mi familia somos solo cuatro y nunca lo logro.
Querido Dios, Leímos sobre como Thomas Edison hizo luz. En la Iglesia nos dijeron que tu la habías hecho. Te robó la idea, verdad?

Pavimento
Un hombre murió y al llegar al cielo pidió permiso para regresar por algo valioso para él. Se lo dieron y volvió a la tierra para juntar todo el oro que pudo. Al regresar al cielo un Ángel le preguntó qué había traído? El hombre le mostró al Ángel su oro y el Ángel le respondió, "Porque trajiste un montón de pavimento aquí?!" Apocalipsis 21:21 - "Y las calles de la ciudad eran de oro puro, como vidrio transparente."

Aleluya
Un niño estaba sentado en un la banca de un parque leyendo su Biblia y diciendo con fuerte voz alabanzas a Dios.
"Aleluya! Aleluya! Dios es grande!" sin importarle si alguien le escuchaba.
Poco después pasó por ahí un joven que se sentía muy "iluminado" por los estudios universitarios que acababa de terminar, muy dispuesto a mostrar su "iluminación" en la verdad, le preguntó al niño sobre la razón de su alegría.
"Mire" dijo el niño con una gran risa, "No ve usted de lo que Dios es capaz? Acabo de leer como Dios abrió las aguas del Mar Rojo y dejó pasar al pueblo de Israel por en medio de estas."
El "iluminado" joven se rió suavemente y sentándose al lado del niño le explicó la "realidad" sobre los milagros de la Biblia. "Todo eso puede ser fácilmente explicado. Los estudiosos modernos han demostrado que el Mar Rojo tenía apenas unos 25 centímetros de profundidad en esa época y en esa parte. no fue ningún problema que los Israelitas lo cruzaran así."
El niño estaba pasmado. Sus ojos vagaban de la Biblia al joven una y otra vez.  Contento con haber compartido su sabiduría con ese iluso niño, se dio la vuelta y se marchó. A los pocos momentos de marcharse escucho al niño gritar a todo pulmón aún más Aleluyas a Dios, por lo que se dio la vuelta y corrió hacía él y le preguntó porque estaba ahora aún más contento.
"Que hermoso!" exclamó el niño felizmente, "Dios es más grande de lo que pensé! No solo sacó a su pueblo de Egipto y los llevo a cruzar el Mar Rojo sino que encima de eso, ahogó a todo el ejercito egipcio en tan solo 25 centímetros de agua!"

Mira el cielo y dime qué ves
Sherlock Holmes y el doctor Watson decidieron irse de camping a una zona no lejos de Stunton con la idea e relajarse tras una innumerable lista de casos resueltos. El día había amanecido gris, con ese tono tan peculiar de la zona, pero podían avistarse algunos claros en el cielo que evidenciaban una sensible mejoría del tiempo. Después de una buena cena y una botella de vino, se despidieron y se fueron a dormir. Horas más tarde, Holmes se despertó y codeó a su fiel amigo:
     - Watson, mira el cielo y dime qué ves...
     Sin pensárselo dos veces, Watson contestó:
     - Veo millones y millones de estrellas...
     - ¿Y eso qué te dice?
     El doctor Watson meditó durante un minuto. Después, comentó:
     - Astronómicamente, me dice que hay millones de galaxias, y potencialmente billones de planetas... Astrológicamente, veo que Saturno está en Leo... Cronológicamente, deduzco que son aproximadamente las tres y diez. Teológicamente, puedo ver que Dios es todopoderoso y que somos pequeños e insignificantes... Meteorológicamente, intuyo que tendremos un hermoso día mañana... ¿Y a usted qué le dice?
     Tras un corto silencio, Holmes replicó:
     - Watson ¿eres tonto o qué? ¡¡¡nos han robado la tienda de campaña...!!!


Envíame tus chistes, chascarrillos o anécdotas para publicarlos
Si quieres suscribirte a Cristo al Volante de nuestras vidas y participar en discusiones de edificación para tu vida y de otros, que oremos por ti o interceder por otros, manda un correo a: cristoalvolante-alta@eListas.net
SIGUIENTE PAGINA