Variedades de Goldfish

Goldfish

SECCIÓN 1

Aficiones e intereses:

   Lenguaje de Señas

   Goldfish

     Variedades

 

SECCIÓN 2

  Ilustraciones
   Historias
   Alemán

 

SECCIÓN 3

Fotos interesantes

   Dibujos en calle 3D

   Handpainting

   Arte en madera

   Arte en arena

 

SECCIÓN 4

   Chistes 1

   Chistes 2

   Chistes 3

   Chistes 4

   Jokes

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En esta página:

 

 

   Su nombre común en inglés es goldfish. En español se le conoce por varios nombres como: Pez dorado, carpa dorada, pez japonés, pez rojo y Kinguio. Su nombre científico es Carassuis Auratus y pertenece a la familia de los ciprínidos o carpas.

 

   Estos peces son probablemente la variedad más popular y mayormente extendida entre los peces domesticados. Se trata de peces coloridos, mansos, gráciles y bastante sociables que gustan de interactuar entre ellos y con su entorno.

 

   En cuanto a coloración, al nacer son transparentes pues carecen de escamas, después de lo cual desarrollarán una tonalidad generalmente verde oliva para posteriormente ir adquiriendo su tono definitivo, el cual puede definirse incluso después del año de edad. El color más raro y buscado por profesionales es el negro puro. Asimismo, es importante notar que el color del pez es influenciado no solo por los genes, sino por su ambiente: la alimentación, el agua donde vive y especialmente la luz (no es raro escuchar de peces que pasaron de ser de un naranja brillante a blanco debido a la escasa luz de su nuevo ambiente). En este aspecto los peces dorados se clasifican en tres grupos: metálico, nacarado y mate.

 

   En los ejemplares del grupo metálico, la guanina distribuida en las áreas superiores de la dermis permite reflejar la luz a través de las escamas. En los peces de coloración nacarada la última capa de guanina está ausente casi por completo, lo cual permite que las capas más profundas (que contienen pigmentos de colores diversos) sean visibles. Un pez con coloración mate carece completamente de guanina, lo cual le da una apariencia rosada en prácticamente todo su cuerpo. Adicionalmente, los ojos son completamente negros.

 

Historia

 

   Su origen no es del todo preciso, pues algunas fuentes lo establecen como una especie definida e independiente desde un inicio, mientras que otros indican que se originó a raíz de una mutación natural de color en la Carpa Gibel (Carassuis gibelio).

 

   Se sabe que los chinos criaban estos peces (con su coloración original verde oliva) en monasterios budistas como alimento, pero a raíz del cambio en su coloración (registrada en la dinastía Chun 265-419) la percepción sobre este pez cambió y comienza su domesticación. Durante la dinastía Tang (618-907 D.C.) dicha labor de domesticación se incrementa. En la dinastía Song (1127-1279 D.C.) y Ming (1368-1644) la realeza se entusiasmó con estos peces y pasaron de estanques al aire libre a vivir en interiores en recipientes de cerámica. Es en dichas condiciones donde comienzan a surgir las mayores mutaciones morfológicas de la especie, que a base de cruce selectivo se desarrollaron muchas de las más de 100 diferentes variedades que conocemos hoy en día, algunos con cuerpos más cortos y/o redondeados, con aletas dobles, diferentes formas de ojos, etc. (Si bien es sabido que tiene una tendencia a “revertir” dichos cambios y volver al color y forma originales.)

 

   Cerca del año 1600 D.C. los goldfish fueron introducidos a Japón, en donde ya se criaba la carpa Koi (su pariente cercana) y ahí se originaron nuevas variedades.

 

   Aproximadamente a mediados del S. XVII se les lleva a Europa y finalmente a los Estados Unidos y el resto del continente americano al finalizar el S. XIX.

 

Cuidado de los goldfish

 

Son peces de agua fría, por lo que:

  • NO es recomendable combinarlos con peces tropicales.

  • Prefieren temperaturas alrededor de los 10 a los 32°C e incluso pueden sobrevivir por un tiempo en estanques donde la superficie está congelada, con tal que no se les acabe el oxígeno o se congele toda el agua.

  • Aunque pueden tolerar mayores temperaturas en acuarios en el interior, la óptima es de 20 a 22 °C, por lo que no es necesario contar con un calefactor.

Pueden alcanzar un tamaño de hasta 30 cm. o más en el caso de las variedades tipo carpa y hasta 20 cm. en las ornamentales de cuerpos más cortos, por lo que:

  • NO se recomienda ponerlos en acuarios reducidos o de burbuja, pues en estos no contarían con espacio para crecer (lo que les podría ocasionar deformidades, mala salud en general o acortar su vida drásticamente), y carecerían de suficiente oxígeno.

  • Se recomienda contar con 40 litros (aproximadamente 10 galones) por cada pez en un acuario y espacio mayor si se les colocará en estanque.

Aunque se trata de peces resistentes se recomienda el siguiente cuidado del acuario:

  • Es de vital importancia mantener el agua limpia y libre de las toxinas que ellos mismos producen o las causadas por la descomposición del alimento que queda. Esto es una razón más para no ubicarlos en acuarios reducidos.

  • Es necesario vaciar con la ayuda de un sifón especial del 20 al 25% del agua cada semana y llenar el acuario con agua limpia, previamente tratada y libre de sustancias peligrosas como el cloro. Es recomendable que dicha agua de “relleno” haya estado en un recipiente limpio cerca del acuario antes de introducirla al tanque, con el fin evitar los cambios drásticos de temperatura.

  • El acuario debe contar con suficiente oxigenación y un buen sistema de filtrado.

  • Se debe evitar en todo momento el limpiar el acuario con jabones, detergentes u otras sustancias químicas fuertes, tanto si hay peces en su interior como si está vacío. Esto es porque dichas sustancias se adhieren al vidrio, grava, etc. y posteriormente sueltan químicos nocivos en el agua. Lo mejor es contar con utensilios especiales para el mantenimiento del acuario.

  • En el caso de acumulación de sarro en los vidrios, el acuario deberá ser vaciado por completo (peces, agua, grava, etc.) para posteriormente eliminarlo con ácido muriático que no contenga otros químicos, después de lo cual habrá que enjuagar completamente y varias veces el acuario.

  • Es importante ubicar el acuario en donde no le dé la luz directa del sol para evitar el crecimiento de algas. También se debe evitar situarlo cerca de corrientes fuertes de aire frío. Lo anterior contribuye a que la temperatura no se eleve o baje drásticamente, lo que puede afectar o matar a los peces.

  • Según el cuidado que se le dé al acuario, en ocasiones será necesario hacer una limpieza total.

Son omnívoros, por lo que:

  • Disfrutan de comer una gran variedad de alimentos, desde los comerciales como las hojuelas y "pellets", hasta los naturales como chícharo (sin la cáscara y partidos), zanahoria, elote cocido, lechuga, pepino picado, brócoli, coliflor, papas y espinacas hervidas. Entre su dieta también se encuentran las larvas de mosquito, gusanos tubifex, daphnia, y algunos camarones pequeños. Los crecimientos de algas en el vidrio del acuario o las paredes del estanque e incluso las plantas acuáticas naturales también les resultan apetecibles.

  • Aunque disfrutan la comida y pareciera que nunca están satisfechos (se mostrarán activos e insistentes nadando cerca del vidrio frontal) es determinante NO sobrealimentarlos. Es mejor darles alimento dos veces al día solo la cantidad que puedan consumir en un lapso entre 2 a 5 minutos. Alimentarlos una vez al día también será suficiente. El alimento que no sea consumido se echará a perder dentro del acuario lo cual ensuciará el agua y liberará toxinas nocivas. Sobrealimentarlos les causará problemas con su organismo y generalmente les provocará una dolorosa muerte por bloqueo intestinal.

  • Es recomendable comprar alimento especial para Goldfish, pues contiene los nutrientes que ellos específicamente necesitan. Incluso se pueden adquirir dos variedades de alimento seco para alternarlas y no olvidar el darles regularmente verduras o alimento vivo.

  • Se recomienda dejar de alimentarlos un día a la semana, para ayudarles con su digestión. Siendo animales de sangre fría, no necesitan alimentarse tanto como nosotros.

  • Si se tienen ejemplares pequeños, será necesario trozar las hojuelas o pellets en pedazos más pequeños.

Para mejorar su calidad de vida...

  • Es recomendable instalar en el acuario rocas, troncos, raíces, plantas artificiales o naturales (aquí habrá que determinar cuáles son ideales, pues es normal que las mordisqueen en ocasiones asta acabar con ellas), etc. en donde puedan jugar e incluso esconderse. Esto los estimulará a la vez que los mantendrá tranquilos en ocasiones en que hay ruidos fuertes o estruendos que los pudieran alterar.
  • Se aconseja contar con luz especial para acuarios y tenerla encendida por lo menos durante 8 horas al día.
  • Se deberá tener un horario, en cuanto a alimentación, hora de encender y apagar la luz, etc. para que se acostumbren a la actividad en el día y puedan dormir en la noche.
  • Es importante que no se mezclen variedades extremas, por ejemplo: un par de cometas (que son ágiles nadadores) con un ojo de burbuja (que es lento y de visión limitada). Se pueden poner Comunes, Cometas y Shubunkin (véase la sección variedades), o Colas de abanico y Orandas con Ryukins, o Telescopios con Ojos de burbuja y Celestiales.
  • Nunca se debe pescar el pez con las manos, sino con una red, así se evitarán lesiones.
  • Se recomienda dedicar por lo menos unos minutos diarios a observar detenidamente cada ejemplar (puede ser al darles alimento), para ver si está comiendo bien, el estado de sus aletas y cuerpos en general. Así se detectarán posibles enfermedades en etapas tempranas y se podrán tratar exitosamente.
  • Se deberá consultar con un especialista el cuidado requerido en caso de padecimientos.
  • Si el dueño se ausentará por apenas un par de días o hasta una semana, se les puede dejar sin comer por ese tiempo. Para lapsos mayores se puede colocar una pastilla de alimento (que se consigue en las tiendas para mascotas) del tamaño adecuado a la necesidad, o bien dejarlos en manos de alguien que los pueda alimentar. SIN EMBARGO, es determinante instruir bien a dicha persona para que no los sobrealimente. Dejar pequeñas bolsitas etiquetadas para cada día (conteniendo incluso una cantidad ligeramente menor a la acostumbrada de alimento) es recomendable. Asimismo, es aconsejable hacer el cambio de agua mencionado previamente antes de irse, con el fin de que el agua se encuentre lo más limpia posible. Por último, si el acuario está equipado con luz artificial, será necesario poner un Temporalizador eléctrico para que el encendido y apagado se haga de forma automática.

 

 

Ligas de interés

  • Una de las páginas más completas con información sobre goldfish Y EN ESPAÑOL: Elgoldfish.com

1