SOS Ayuda a personas afectadas por sectas destructivas
BIENVENIDOS A LA SECRETARIA DE AYUDA A PERSONAS AFECTADAS POR SECTAS DESTRUCTIVAS
Moreno 1045-2000-ROSARIO * Ituzaingo 827-Dpto.3-2000-ROSARIO (Argentina) lause@oocities.com
Translate this page From:
16/EL MUNDO El Ciudadano & la región
Martes 22 de Junio de 1999
NOCHE Y DÍA
MITOS Y LEYENDAS. Un hombre dice haber combatido con Satanás. Para el Arzobispado eso no es anormal AP
Cuando el diablo llega a la ciudad entre ritos umbandas, exorcismos y creencias religiosas

FERNANDA FORCAIA
ROBERTO CAFERRA

Mario Espósito vive en Capitán Bermúdez. Tiene 76 años y un pasado obrero en Celulosa. “Varias veces se me presentó el diablo, tuve que enfrentarlo y le gané siempre”, dijo sin titubear en la escalinata de la iglesia de Nuestra Señora de Lourdes. La historia confesada por Espósito sobre sus contactos demoníacos puede parecer un relato dislocado (“mi propio hermano me dijo que yo estoy loco”, afirmó). Sin embargo la narración, teñida de bramidos satánicos, no es la única de ese tinte que se escribió en Rosario. El Arzobispado de la ciudad reconoció a través de sus voceros que el obispo es el encargado de elegir a los sacerdotes que deben realizar exorcismos en casos de denuncias sobre posesión demoníaca. Entre los nombres recomendados en otros tiempos se mencionó el de José Margis (párroco y ciudadano ilustre ya fallecido), al sacerdote franciscano Ángel Gaite y hasta hace algunos años al padre Ignacio Peries. “Toda invocación empieza casi sin querer”, explicó Ángel Gaite. “Puede parecer una tontería pero yo he tratado casos de jóvenes muy afectados que iniciaron el llamado con el conocido juego de la copa”, agregó el cura. Para el padre Edgardo Montaldo, todo lo vinculado con la posesión demoníaca es un tema muy delicado. “Los casos que existen van más allá de ser tratado con la varita mágica. Trasciende nuestro poder humano: una vez me llamaron porque una piba estaba endemoniada y después tomamos mate juntos”, dijo. Por su parte, el relato de Mario Espósito es contundente. Según dijo, vio a “un demonio colorado” que apareció para tentarlo. “Me ofreció cosas para que deje a Dios y me una a él”, afirmó el jubilado industrial. “Pero yo logré vencerlo porque el Señor me dio poderes, como una imagen invisible de la Virgen del Luján en mi mano derecha”, agregó. Para Tomás Santidrián, actual párroco de la iglesia de San Patricio, muchos de los casos que en Rosario se tratan como posesiones demoníacas “son meros fenómenos psico o parasicológicos”. “No he sido testigo de una intervención directa del diablo sobre una persona”, afirmó Santidrián. “Cuando era sacerdote en el barrio Belgrano me llamaron para atender a una persona poseída, pero sólo había tenido un ataque de histeria por problemas domésticos con su marido”, agregó.

La presencia del diablo en la ciudad es, según los sacerdotes, diversa. Si bien el término es teológico y sólo se accede a través de la fe y las creencias religiosas, para muchos los servicios de su invocación puede resultar útil. Por ejemplo, uno de los ámbi tos donde su silueta es cotidiana son los comercios de venta de imágenes religiosas. Sin embargo, en las santerías de la ciudad el tema del diablo no resulta fácil de hablar. Si bien los comercios del rubro se dedican a vender velas y estampitas, su gran fuente de ingreso pasa por los elementos vinculados con rituales poco ortodoxos, entre ellos los satánicos. En la santería Virgen del Rosario –que según su cartel existe desde 1786–, una mujer de gran porte dijo que la mayoría de los comercios ocultan el material vinculado con la adoración satánica porque “no es correcto vender una estampita de un santo junto con la imagen del demonio”. “No, eso no lo vendo, no tengo espacios para él en mi comercio”, dijo la dueña de la santería de Rioja al 900. Sin embargo, y por la insistencia de sus clientes, la mujer, varias veces al día está obligada a desempolvar de ámbitos escondidos del lugar velas rojas con la tradicional silueta del diablo. “La forma que todos imaginan del demonio es la que yo vendo, con un tridente, una capa roja y dos cuernos en la cabeza”, afirmó la mujer. Entre los cultos satánicos más difundidos se destaca el Um banda. A pesar de que en Rosario los adoradores del rito no se muestran, según el padre Ángel Gaite existe un minúsculo grupo de seguidores pero no les conviene aparecer. “Están escondidos haciendo sus rituales horrendos; es gente muy desesperada que no tiene fe y cae engañada a esos ámbitos; son cultos muy escondidos”, afirmó El padre Ignacio confesó, en el libro sobre su trayectoria editado por Homo Sapiens, que si bien nunca vio al demonio sintió su presencia cuando hacían exorcismos con otros sacerdotes. “Ahí se siente de verdad”, afirmó. “Hemos visto gente poseída como reacción del demonio. Nosotros personificamos al demonio con cuernos y colitas y esas son cosas de los hombres, pero cuando aparece en serio es más bravo, es un ángel desobediente, una fuerza maligna muy grande.

Los espiritistas lo pueden invocar. Muchos de los poseídos lo han invocado”, agregó. El hombre que combatió con el demonio en Capitán Bermúdez confesó que supo capitalizar las batallas contra el diablo.“Ahora si me llaman yo mismo hago los exorcismos”, explicó Mario Espósito. “La semana pasada tuve que tratar a una persona poseída y volví a verlo. Pero le volví


ASIGNACIONES FAMILIARES


La Asociación Empresaria se niega a pagar el decreto 27 La Asociación Empresaria de Rosario cuestionó ante la Ansés la aplicación del decreto 278/99 que establece el pago por duplicado de las asignaciones familiares por hijo y por hijo discapacitado, retroactivos al último semestre del año pasado para el departamento Rosario. La entidad fundamenta su negativa a la medida amparándose en los decretos provinciales 678/98, 1180/98, 451/99 y 690/99, que excluyen a Rosario de las zonas consideradas como de “desastre agropecuario en la provincia de Santa Fe”. El decreto presidencial que impone el pago por duplicado de aportes se firmó con el objetivo de aliviar la crítica situación social por la que atraviesan las zonas de inundaciones. El gerente de la delegación Rosario del Ansés, Miguel Ángel Digilio, expresó que la entidad ya elevó a Buenos Aires el cuestionamiento empresario y que aún no recibió una respuesta. “El decreto 278 menciona sólo a las provincias que estuvieron ante situaciones de emergencia hídrica, pero afirma que compete a los gobiernos provinciales definir las localidades dentro de cada provincia que estarán afectadas a la medida”, afirman los empresarios. La Asociación Empresaria cierra su cuestionamiento afirmando que el gobierno de la provincia de Santa Fe ya emitió esas de claraciones “a través de los decretos 678, 1180, 451 y 690 y Rosario no está incluido dentro de las zonas afectadas, por lo tanto no debe pagar la carga retroactiva”, asegura. Además, la Asociación Empresaria invita a todas las empresas que tengan demorado el reintegro de las asignaciones familiares pagadas a sus empleados, a dirijirse a la entidad a fin de hacer gestiones al respecto.





El padre José Margis, un ciudadano ilustre que luchó con Lucifer desde San Casimiro

El padre José Margis fue un hombre muy popular y querido por los habitantes de la zona sur de Rosario. Gracias a su prédica y carisma los vecinos quisieron honrarlo al presentar un proyecto para que el Concejo lo nombre ciudadano ilustre. Poco antes de morir, enfermo de cáncer, los ediles aprobaron el proyecto y el cura fue ovacionado desde la barra del Concejo por sus fieles seguidores. El cura Margis, párroco de la iglesia San Casimiro, fue durante muchos años el encargado de enfrentar al demonio. “Hubo años en que hice liberación. El exorcismo es un último eslabón de la liberación del mal de espíritu. Daba oraciones para librar de tentaciones, pero el exorcismo propiamente dicho, es bastante raro, más fuerte que una simple tentación”, afirmó Margis en el invierno de 1995. Para el sacerdote una persona poseída tiene síntomas muy similares a una conducta dual o esquizofrenia. “Cuando uno se enfrenta al poseído no es la misma persona la que habla, ni por su voz, ni por las frases; gruñen, gritan, a veces tienen una fuerza impresionante, sobrehumana; quieren salir, correr o atacar”, explicó. Según el relato del exorcista “en todos los casos alguien invocó al maligno, porque él no viene solo, no tiene el poder de poseer sin que alguien lo haya invitado”. Entre los ejemplos de invocación sobresale el de la copa, un viejo juego infantil donde se invita a los espíritus a mover una copa sobre una mesa con letras y números. Margis trataba siempre de determinar que no fuera un simple problema psicológico. “Sólo una de cada veinte personas podía tener un problema de posesión, los demás eran casos de esquizofrenia”, confesó. Los métodos que Margis utilizaba para exorcisar a la personas poseídas eran similares a los vistos en películas de ficción. “Los elementos que uso son el crucifijo y el agua bendita. Después empiezo a rezar con las Sagradas Escrituras en la mano. Si está poseído es seguro que el crucifijo o el agua lo van a espantar”, concluyó.



1