SOS Ayuda a personas afectadas por sectas destructivas
SECRETARIA DE AYUDA
A PERSONAS AFECTADAS POR SECTAS DESTRUCTIVAS




lause@oocities.com
Translate this page From:



REMAR: UNA SECTA DESTRUCTIVA



REMAR: Unos 20 ancianos vivían entre moscas, suciedad y abandono, una constante en el albergue.

REMAR: UNA SECTA DESTRUCTIVA QUE DICE REHABILITAR DROGRADICTOS. Hay muchas sectas destructivas que se disfrazan como grupos de autoayuda para recuperar adictos, marginales, alcohólicos, que incluso reciben ayuda económica del gobierno por ser "ENTIDADES DE BIEN PÚBLICO", pero detrás de esa fachada se esconden grupos totalmente autoritarios con las características de las sectas destructivas. Una de las particularidades de este grupo es que no dejan permanecer al ingresante en el lugar de donde es oriundo y por seis meses tiene prohibidas o sumamente restringidas las visitas de sus familiares y utilizan técnicas para bajar la autoestima del reclutado que por su aflicción está demasiado baja. Lamentablemente ante el vacío legal que hay para estos casos, muchas entidades gubernamentales derivan sus pacientes a estas instituciones. La SECRETARÍA DE AYUDA A LAS PERSONAS AFECTADAS POR LAS SECTAS DESTRUCTIVAS recibe muchas denuncias, a continuación transcribimos una de ellas que fue presentada el 16 de setiembre de 1998 con el patrocinio del abogado Héctor Walter Navarro ante el Juzgado de Instrucción de la 11ª Nominación de la ciudad de Rosario, Rca. Argentina. Por causas de jurisdicción, ya que los delitos denunciados fueron cometidos principalmente en la localidad de San Miguel del Monte, Pcia. de Buenos Aires, el juez se declaró incompetente. Sin embargo la denuncia tuvo una relativa difusión pública. Pocos meses después los dichos de esta denuncia fueron totalmente confirmados por la denuncia de un bombero que tuvo que retirar cuatro cadáveres (uno de ellos agusanado por las moscas) en sucesivas ocasiones del asilo de ancianos que tenía REMAR en cercanías a la ciudad de Rosario. Cuando se presentaron el juez y la fiscal encontraron que en el lugar había más de veinte ancianos en condiciones pésimas de higiene: sin agua, electricidad, alimentos ni botiquín de primeros auxilios. Tuvieron que internar a tres de ellos que estaban a punto de morir sin asistencia médica. Mientras tanto los integrantes de REMAR recorrían la ciudad pidiendo donaciones que nunca llegaron a los que se pretendía beneficiar. También cabe destacar que en sus supuestos centros de rehabilitación de drogradependientes no tienen personal médico, ni terapeutas como otras respetadas instituciones y que proponen una curación por fe, prohibiéndoles a los pacientes el uso de medicinas.




REMAR (Recuperación de Marginales)

LA DISTANCIA ENTRE LA PERCEPCIÓN POPULAR Y LOS TRIBUNALES

Los rosarinos se estremecieron al enterarse que los bomberos habían denunciado que estaban hartos de retirar cadáveres de viejos con heridas agusanadas por las moscas del "hogar para ancianos" de la secta REMAR (Recuperación de Marginales).
Cuando se pasó por la televisión rosarina las escenas grabadas en el lugar, los que las vieron se sintieron estremecidos. Miríadas de moscas en el piso, mesas y paredes del lugar y posándose en las heridas de los moribundos, casi ya sin fuerzas para espantarlas.
Una suciedad total, falta de elementos sanitarios, falta de agua corriente y teléfono, jergones sin sábanas, letrinas inmundas, comida hecha con elementos de descarte. Ese era el lugar donde estaban alojados ancianos y enfermos.
El bombero Evaristo Vega declaró así en el expediente que se labró en Tribunal en el Juzgado de Instrucción de la 9na. Nominación a cargo del Dr. Carbone: "en una cama había una persona acostada, y nosotros pensamos que ése era el cadáver. Luego el encargado nos dijo que no era. Eran las 14 y 30 horas. Estaban hirviendo unos huesos, a la noche les dan mate cocido y pan cuando les dan. Yo me sentía mal por lo que había visto. La higiene es deplorable, porque está lleno de moscas. Me dio lástima ver cómo estaban los ancianos. Entramos con barbijo, El olor era impresionante y nauseabundo".
El bombero Oscar Alberto Ponce declaró "había mugre con olores", reafirmando todo lo declarado por Vega. Lo mismo declaró el bombero Ramón F. Meliton. En razón de que los bomberos manifestaron que el "hogar" parecía un campo de concentración se los interrogó si habían visto algún instrumento de tortura o algún cepo que justificara tales aseveraciones, a lo que contestaron que no. ¡Debido a esa respuesta el tribunal se dio por conforme!.
Previamente a la última muerte denunciada por los bomberos se habían producido otras cuatro que dieron lugar a la investigación como "Muertes dudosas".
La de Diovanovich Pedro, que se investiga en el Juzgado de Instrucción 11ª, causa Nº 1979/97, la de Berto José Luis, en el mismo juzgado, causa nº 1217/98. La de Martínez Leandro en el Juzgado de Instrucción nº 12, causa nº 720/98 y la de Barraza Eusebio en el Juzgado de Instrucción 8ª Nominación, causa nº 490/98.- Pese a todos los antecedentes el Juez de Instrucción de la 9ª Nominación se apresuró a sobreseer a los dirigentes de REMAR, sin hacer lugar a la acumulación con los otros casos de muertes dudosas que habíamos pedido.
La actitud favorable a la secta se evidenció en el hecho de que los internos del "hogar" de ancianos fueron interrogados todos en presencia de Carlos Hugo Montiveros, el que hacía las veces de encargado del lugar, y al que se consideraba uno de los responsables de lo que allí ocurría. Se llegó al extremo de que el referido Montiveros contestaba en nombre de los ancianos.
Había una razón de peso para esa forma de actuar y el rápido cierre de la causa.
Varios jueces de los Tribunales de Rosario habían ordenado la internación hasta de niños y mujeres en los "hogares" de REMAR, sin haberse molestado en constatar si las instalaciones en que funcionaban tenían las mínimas condiciones requeridas.
Además la Municipalidad de Rosario tenía un cierto grado de complicidad, debido a que había otorgado un subsidio económico a REMAR mediante el decreto nº 2738 del 13/XI/98. De hecho REMAR había efectuado una tarea de "limpieza" de las calles de la ciudad, eliminando la presencia de esos pobres mendigos.
Lo lamentable es que parece que a nadie le importa que se haya empujado a la más terrible de las muertes a esos ancianos indigentes.
Posteriormente al sobreseimiento rosarino en la ciudad de Mar del Plata se abrió una causa contra los dirigentes de REMAR de esa ciudad.
Pero somos poco optimistas respecto a que se llegue a condenar conductas tan seriamente destructivas de la pobre gente que caiga bajo su poder. Cuando se invocan razones religiosas nadie parece querer buscar la verdad. El manto de la "piedad" reviste cualquier perversión.
Actualmente REMAR está de nuevo con sus campañas de recolección de fondos destinados, según ellos a "la rehabilitación de adictos, a ayudar a las mujeres golpeadas, a la embarazadas, a los niños, a los ancianos, enfermos de SIDA, a todos los cuales se les garantiza una cama y un plato de comida". Pretenden haber lavado su imagen, pero el pueblo de Rosario conserva para siempre en su memoria la terrible imagen de esos viejitos plagados de moscas que la televisión nos mostró.



>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>Volver al índice de la página principal<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

1