Simón Bolívar
Simón Bolívar

Opiniones críticas:

De Isaac J. Barrera:
Faltaba que se escribiera un libro ecuatoriano acerca del Libertador de las cinco naciones de la América Meridional. Se han publicado ensayos admirables, como el de Crespo Toral, más no la obra de síntesis ni la monográfica que incluyera la obra de Bolívar con respecto a la nación ecuatoriana. Este es el libro que nos llega hoy, escrito por el ecuatoriano Alfonso Rumazo González. El libro forma parte de la colección de biografías venezolanas publicadas por ediciones Edime, y en la que han aparecido libros de Briceño Iragorry y que anuncia el de Oropeza con la nueva edición de su celebrado 'Sucre'.

Muchas biografías y centenares de estudios se han escrito acerca de esta figura admirable en la historia de América; todavía se leen los comentarios que atrajo la obra de Madariaga, el español que no quiso perdonar al descendiente de españoles que haya privado a España de las colonias americanas, de esta parte del continente. En otras veces el biógrafo sólo fija su atención en los hechos heroicos; los hay quienes se refieren a la obra política, y no son pocos los que han trazado en torno de la figura procera, el delicado retrato de las mujeres que la amaren.

En esta vez, ha correspondido al ecuatoriano Rumazo condensar en cerca de cuatrocientas páginas, no solamente la vida, sino los hechos mayores que acompañaron a esa vida. Hay que ver el conjunto para entender el pormenor, y hay que hacerlo con esa objetividad e imparcialidad que requieren las vidas de aquellos personajes que ya no pueden ser empequeñecidos, ni por la discusión, ni por la diatriba. Es lo que se ha propuesto hacer Rumazo, 'sin acentuar cualidades ni defectos, ni atenuar glorias ni yerros, comprendiéndolos con lealtad y presentándolos tales como fueron'. Esa línea trazó el autor del libro, antes de comenzarlo, y cuando se ha leído la última página, se tiene que confesar que ha cumplido su propósito. Hemos leído con gran interés el libro de Rumazo, que llena para nuestra República el deber que tiene de poner en el monumento intelectual elevado al héroe, un libro ecuatoriano.

De Ramón Díaz Sánchez:
El mejor acierto de este reciente estudio bolivariano consiste, a mi modo de ver, en la atmósfera de idealismo, de equilibrado romanticismo y de exultación noblemente heroica que rodea al personaje.

De Pascual Venegas Filardo:
Alfonso Rumazo González es uno de los valiosos escritores ecuatorianos del momento. Ha sido un feliz cultivador de la literatura de ficción, pero por sobre todo, es la historia de América uno de los temas que más le apasionan, y de ese interés por campos tan importantes de la vida continental, han surgido algunos de los libros que mayor renombre le han dado a Rumazo González en el ámbito intelectual. Seguramente que entre esos libros, se destaca su notable biografía de 'Manuela Sáenz, la Libertadora del Libertador'; acreció el interés por esa mujer singular.

Ahora, Rumazo González, con pie editorial de 'Edime', nos ofrece su libro 'Simón Bolívar', que a nuestro juicio, es una de las más gratas biografías sobre el Libertador. Y es que el escritor ecuatoriano, se sitúa para biografiar a nuestro máximo héroe, en un plano de completo eclecticismo, valorizando virtudes y analizando defectos en una posición totalmente ajena a la pasión que muchas veces ha guiado a los historiadores a afirmar en demasía, o a exaltar cualidades en exceso, o a encontrar defectos porque necesariamente había que hallarlos. Este libro de Alfonso Rumazo González, está llamado a alcanzar un éxito completo en el lector hispanoamericano. En sus páginas, su autor es fiel a la historia. Desentraña de los documentos, del monumento epistolar que son las cartas de Bolívar, de sus discursos y proclamas, de sus ideas de estadísticas, de militar y de político, todo aquello que es fundamental para completar la materia histórica y dar mayor relieve a la biografía. De allí, que ésta, haya sido felizmente concebida, a lo cual se aúna el estilo rico en léxico y sobrado de elegancia, que es característica del autor, ésta una vez más plena en este libro.

De Gloria Stolk:
Es este un verdadero acontecimiento literario, debido a la alta calidad del libro y el difícil objetivo que el autor se propuso y logró, con lujo de pericia. Era difícil, acaso como nada, escribir otro Bolívar. Y más arduo aún escribirlo como si fuera la biografía de cualquier otro personaje célebre, en un volumen de tamaño razonable y en una forma amena, ágil, asimilable, con mucho de moderna biografía novelada y sin el altisonante y excesivamente respetuoso trajín verbal a que nos tenían acostumbrados todos los que se atrevían a escribir sobre el Libertador siendo ellos mismos ciudadanos de los países libertados. Cómo salvó Rumazo González este escollo de la adoración obligada y de la veneración aburrida, es de por sí una historia sobre otra historia. Con ello nos demostró sus dotes de escritor de veras, seguro, sereno, firme, claro y moderno. Todo lo cual no entorpece para que sea al mismo tiempo un historiador de primer orden. No hay detalle que no sea rigurosamente histórico, en lo que a los hechos se refiere. En cuanto a la apreciación psicológica del personaje, a sus motivaciones y a su secreta vida interior, el autor hace sus propias apreciaciones, personalísimas, valiéndose de su legítimo derecho de escritor y logra con ello presentarnos una faz distinta, sugerente y llena de aristas vivas, del personaje.

De Julio Ramos:
Constituyendo el nombre del Libertador para los ecuatorianos un culto fervoroso en que jamás hubo renegados, ¿cómo ha de sorprendernos que un ensayista natural de aquella nación acabe de publicar, después de dos lustros de acuciosa investigación histórica, una admirable biografía del insigne caraqueño?

Ese es el caso de Alfonso Rumazo González con su 'Bolívar' recientemente impreso por la editorial 'Edime'. Este libro de cuatrocientas páginas, que se lee con delectación y con provecho, no es, sin embargo, un himno para exaltar apasionadamente la figura del héroe. Es un juicio, apuntalado en el documento y alquitarado en la reflexión, para enseñar a amarlo y comprenderlo, presentándolo no como una deidad, sino como era en realidad el vidente de Casacoima, el creador de Colombia la grande: un hombre superior.

En síntesis, Rumazo González escribió una excelente biografía de Bolívar, empresa harto difícil cuando en ese camino no habían sido pocos los que se le habían adelantado en el tiempo.

De Víctor Hugo Escala:
Frecuentes, casi cotidianos, vienen siendo los juicios elogiosos que destacadas plumas de Venezuela dedican al reciente libro 'Bolívar', original de nuestro apreciado coterráneo, Alfonso Rumazo González quien, al escribir sus páginas, no se dejó arrebatar ni por el vuelo tornasolado del romanticismo histórico, ni por la tromba de aberraciones chovinistas. Dentro de un tema tan conocido, tan analizado y, en mayoría, bien alquitarado - respetando el autor a quienes le habían precedido - elude la embriaguez patriótica del ilustre don Felipe Larrazábal y desdeña los torcidos senderos que ambularon, con arrogancia de dómines, el General Bartolomé Mitre y, años más tarde, el literato español don Salvador de Madariaga, contra cuya mala fe de apreciaciones protestó estrechamente unida, toda nuestra América.

Por haber escrito Rumazo González con paciencia benedictina logró liberar su narración de hojarascas y espinos, a fin de que luzca más lozano, atrayente y verídico el robusto tronco de la verdad histórica. A causa de tan rígido método, que lo respalda la síntesis narrativa, es que al libro de Rumazo González lo están leyendo, primordialmente, los países bolivarianos, luego los del luminoso Mar de las Antillas y por último los del austro continental, múltiples lectores que sólo cierran las páginas de 'Bolívar', cuando llegan a la que dice FIN. Así como de la talla del diamante Bolívar que fue hallado en el territorio de la Guayana, resultaron ciento cuarenta gemas de espléndido fulgor, de la existencia tan activa del Libertador de América, año tras año vienen saliendo nuevos diamantes; pero es indudable que el burilado por Rumazo González en su reciente libro es de muchas aristas y de magnífica luz.

De Ramón González Paredes:
Bolívar cuenta con una enorme bibliografía, Blanco Fombona, Vicente Lecuna, J. A. Cova, Emil Ludwig, etc., centenares de historias alusivas a sus hechos dan un montón aquí, en Venezuela, y otros muchos dispersados en Hispanoamérica, los Estados Unidos y Europa; de modo que viene a ser empresa heroica tratar a cabalidad al padre de la Patria. Rumazo González lo ha logrado y ésa debe ser su mayor gloria de historiador y de literato.

La agudeza del escritor, el estilo exquisito, pleno, la profundidad en el enfoque de la situación, no pueden pasar inadvertidos.

La obra vive por los detalles. Tiene una vitalidad semejante al libro de Ramón Díaz Sánchez, 'Guzmán, elipse de una ambición de poder'.

Teníamos muchísima bibliografía del héroe. Lo conocíamos hasta en su manera de pensar; pero nos faltaba esta obra escrita por un investigador con alma de artista, por este gran biógrafo americano que es don Alfonso, quien, para bien de las letras nacionales, vive y trabaja entre nosotros.

arg.jpg