Tema: Estrategias Innovadoras

UNIVERSIDAD YACAMBÚ

ASIGNATURA: PLANIFICACIÓN

TEMA N° 3: ESTRATEGIAS INNOVADORAS

Autor: Alis Ch. Fernández


No podemos abordar el tema de Estrategias Innovadoras sin conocer antes el significado de las palabras “Estrategia” e “Innovador”.

 

El concepto de estrategia es antiguo. La palabra proviene del griego “strategeia”, que significa arte o ciencia de ser general. Los generales griegos dirigían sus ejércitos tanto en las conquistas como en la defensa de las ciudades. Cada tipo de objetivo requería de despliegue distinto de recursos. De igual manera la estrategia de un ejercito también podría definirse como el patrón de acciones que se realizan para poder responder al enemigo. Los generales no solamente tenían que planear, sino también actuar. Así pues, ya en tiempos de la Antigua Grecia, el concepto de estrategia tenia tantos componentes de planeación como de toma de decisiones o acciones conjuntamente, estos dos conceptos constituyen la base para la estrategia. La palabra Innovar significa “Introducir una novedad, alterar las cosas introduciendo novedades”. Por tanto se puede decir que una Estrategia Innovadora es el desarrollo de acciones novedosas que permitan el logro de los objetivos de una organización.

 

Según Theodore A. Smith “La estrategia es la fórmula para obtener éxito en el mundo de los negocios. Es el plan para conseguir los mejores resultados de los recursos, la selección del tipo de negocio en que comprometerse y plan para conseguir una posición favorable en el campo empresarial. Es tomar medidas para hacer frente a un mundo externo siempre cambiante y comprender las características peculiares de una industria y el programa para hacerle frente”.

 

La velocidad como ocurren los cambios en el mundo actualmente obliga a las organizaciones, independientemente de la función, misión y visión que tengan, a experimentar un continuo proceso de redimensionamiento que les permita mantenerse y sobresalir ante sus competidores. Tal situación ha trastocado y transformado el estado de seguridad y certidumbre que imperaba en el ambiente organizacional décadas atrás, cuando el hombre podía predecir, producto de su bagaje cultural y de una planificación sostenida, lo que acontecería en el futuro a corto, mediano y largo plazo. Sin embargo, ahora la vorágine de la complejidad que caracteriza las relaciones entre los hombres, es el principal elemento determinante de la nueva realidad; dado a que la dinámica imperante obliga a la búsqueda incesante de respuestas inmediatas a las particularidades que van ocurriendo.

 

La gerencia del conocimiento es una estrategia innovadora dentro de las organizaciones que permite la utilización de los recursos que se poseen de una manera sistemática, coherente y global, fundamentada en el uso de la tecnología de la información como una fórmula donde juegan papel protagónico el valor procedente de las personas (capital humano), el valor generado por la organización y la tecnología (capital estructural), y el valor emanado de las relaciones con el mercado y con los agentes sociales que integran el entorno (capital relacional)

 

Los modelos derivados de la revolución industrial ya se agotaron y se necesita en surgimiento de modelos más acordes a los mercados turbulentos a los que nos enfrentamos. El paradigma de la sociedad industrial le está cediendo su lugar a una sociedad donde el principal recurso económico es y será el conocimiento y el desarrollo de la inteligencia. El conocimiento, en sus distintas formas de expresión, puede sustituir cualquier factor tradicional de producción como tierra, trabajo y capital. A este cambio de paradigma Peter Drucker lo llama la Sociedad Postcapitalista, Alvin Tofler le denomina la Nueva Economía del Conocimiento, Taichi Sakaiya la Sociedad del Conocimiento y Daniel Bell la Sociedad Postindustrial.

 

La sociedad del conocimiento deriva en cuatros nuevas tendencias o reglas del juego que cambian radicalmente la forma como se visualizan los negocios. La primera, el valor agregado vía conocimiento, establece que la forma más redituable de ofrecer valor a los productos y servicios que ofrece la empresa es mediante la sistematización de la inteligencia y el saber de los colaboradores, expresados de muy distintas formas, como funcionalidad, adecuación al uso, capacidad de respuesta, entre otras; la segunda, la revolución de la tecnología, analiza como la tecnología puede hacer más competitiva una empresa, o como una nueva tecnología, ignorada por una empresa puede llevarla a desaparecer del mercado; la tercera, la información como el insumo básico de producción, confirma que la información oportuna, confiable y completa, de los clientes y de las condiciones del mercado se están convirtiendo en el recurso más importante para la organización de la empresa y sus procesos productivos; por último, la capacidad de respuesta como la nueva estrategia empresarial, habla de la evolución de las estrategias basadas en costos, diferenciación, y a la rapidez de respuesta como el nuevo factor crítico de compra. Las empresas exitosas obtienen ventajas sobre sus competidores dejando de lado las listas de reglas establecidas y el enfoque de reducción de  opciones. Por el contrario, adoptan conductas que desafían el sentido común, que toman por sorpresa al mercado y a sus competidores.

 

El nuevo escenario global le plantea enormes desafíos a la Alta Dirección de las empresas en la comercialización de sus productos y servicios, ya que, por un lado, el consumidor se vuelve más exigente, está mejor informado y tiene cada vez una mayor oferta a su alcance; y por otro, la competencia se ha intensificado en todos los mercados y las posibilidades de diferenciar sus productos y servicios que eviten que los consumidores los vean como “comodities” se convierte en una necesidad. Estos cambios presionan las ventas y los márgenes, reduciendo la capacidad de la empresa para maximizar la satisfacción de sus clientes y la riqueza para sus accionistas.

 

En este sentido, la Administración de relaciones con clientes (ARC) está revolucionando el mundo de los negocios y las estrategias corporativas, por estar centrada en el cliente, manejar mercadotecnia personalizada e integrar el comercio electrónico por Internet. Las empresas multinacionales están adoptando cada vez más la ARC, logrando excelentes resultados, a través de: mejorar la segmentación de clientes, la personalización de la oferta comercial, la interacción con clientes, la productividad de la organización y la integración con los procesos de la empresa. El objetivo de la empresa consiste en tener clientes leales y rentables. El concepto de lealtad, hoy en día, se basa en el ofrecimiento continuo de valor por parte de la empresa. Los clientes son más exigentes, compran funciones y establecen la rapidez de respuesta como la nueva exigencia al adquirir productos y servicios. Una de las estrategia principales de la empresa, es la búsqueda de caminos cortos y directos para llegar con el cliente. Se inicia en muchas empresas con el rompimiento de las estructuras del mercado y la aparición de productos antiobsolescencia como son los productos y servicios inteligentes. El conocimiento expresado como innovación y valor agregado se convierte en la nueva forma de hacer negocios.

 

Por otro lado, el concepto de calidad ha evolucionado con el tiempo tratándose de adaptar a los continuos cambios en el medio ambiente empresarial. En sus orígenes, la calidad por inspección se basó en la detección de errores en los productos terminados que ofrece la empresa. Más tarde la calidad evolucionó a asegurar los procesos productivos y así evitar los posibles defectos de los productos finales. Con llegada de la calidad total, el término calidad, dejo de ser un herramienta de control y se convirtió en la estrategia de la empresa basada en el liderazgo del director general y en el cliente como la persona que define la calidad dentro de la empresa. La mejora continua de la calidad orienta los esfuerzos de todo el personal hacia una mejora constante de todos sus actividades a ofrecer un valor agregado al cliente final. Con la reingeniería, la calidad pasó de ser una estrategia de negocios y se convirtió en la base para una reestructuración de la empresa. Sin embargo, tampoco la reingeniería está siendo suficiente y se necesita una sexta generación de procesos de calidad basados en una rearquitectura de la empresa, como empresa ampliada, la estructuración del capital intelectual y el nuevo enfoque de liderazgo, todo orientado a ofrecerle valor continuamente al cliente vía conocimiento e inteligencia.

 

De igual manera, la gestión de la innovación es una necesidad para la empresa que quiera desarrollarse en el mercado actual, donde el cambio tecnológico es el mejor camino para competir con éxito. Su actitud y habilidad en la gestión son, en definitiva, los factores que convierten a una compañía en beneficiaria o en víctima del cambio tecnológico. La Gestión de la Tecnología y de la Innovación es actualmente un elemento clave para alcanzar la competitividad. Trata de la organización y dirección de los recursos, tanto humanos como económicos, para el aumento del conocimiento y su aplicación a las necesidades del mercado. La innovación tecnológica incluye la generación de ideas técnicas para la definición de nuevos productos, procesos o servicios y la mejora de los existentes, así como el desarrollo de sus prototipos y su transferencia a las fases de fabricación y distribución. A partir de la segunda guerra mundial se han sucedido diversos modelos de gestión y planteamiento estratégico de las compañías orientados a mejorar ciertos aspectos de la actividad empresarial: la productividad, la gestión y administración de los recursos financieros, el marketing, la gestión de los recursos humanos. A finales de los ochenta se ha incorporado a estos planteamientos la dimensión tecnológica. Por esta razón surge el concepto de la Gestión de los Recursos Tecnológicos como un paso más en la profesionalización de la dirección empresarial. Ello permite que las empresas que la practican consigan una mayor capacidad de adaptación a un entorno cambiante y la posibilidad de anticipar las inevitables rupturas, lo que conducirá a la renovación de sus ventajas competitivas en el momento oportuno.

 

La innovación no es sólo el trabajo de los tecnólogos, sino de todas las áreas funcionales importantes de la compañía. Y el apoyo de estas áreas a las innovaciones debe ser gestionado con audacia y perseverancia desde la alta dirección. En este caso la responsabilidad de los gestores es nada menos que la adaptación de las empresas a las innovaciones. La innovación con éxito es resultado de una planificación estratégica acertada que identifica los factores determinantes en la toma de decisiones entre varias alternativas. La política de innovación debe adecuarse a las fuerzas internas y externas específicas en cada momento y que este equilibrio es cambiante con el tiempo. El análisis de las necesidades y riesgos que frente a los retornos comerciales para la compañía, ya que los beneficios para la empresa deben ser los que impulsen la innovación.

 

En este sentido se puede decir entonces que el diseño y desarrollo de estrategias innovadoras es lo que permitirá a las organizaciones mantener sus ventajas competitivas y sobrevivir en el mundo actual.


Infografía:

 

1.      Estrategias innovadoras en tiempos de crisis

http://www.cdirectiva.com/arc/arc3.htm

 

2.      Estrategias innovadoras en la enseñanza superior

http://www.tecsi.fea.usp.br/riccio/artigos/pdf/Riccio&Sakata-APCAM2v1-2004.pdf

 

3.      Los negocios digitales corren más rápido que las leyes

http://www.analitica.com/va/sociedad/gerencia/8419034.asp

 

4.      FinComun – México

http://www.swwb.org/Spanish/1000/address/gnbi/add_gnbi_fincomun_sp.htm

 

5.      Liderazgo y manejo en tiempos de inventiva humana

http://empresario.ccb.org.co/documentos/2004_10_22_19_2_50_15_lmu.pdf

 

6.      La innovación y el análisis organizacional

http://www.sgp.gov.ar/inap/publicaciones/publ_activ_elect/publ_informes/organi2.pdf

 

7.      Planeación estratégica

http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/ger/planestrategica.htm

 

8.      Innovación tecnológica en la economía del conocimiento.  Competitividad y Sociedad Red.

http://www.innovarium.com/Innovacion/innovacion%20tecnologica.htm

 

9.      CRM, relación con el cliente personalizada gracias a las nuevas tecnologías

http://www.n-economia.com/informes_documentos/ALERTA_NE_14-2004.PDF

 

10. Contrate a su cliente

http://www.lucem.net/modules.php?name=News&file=article&sid=63

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1