PRESTIGE:NUNCA MAIS

Uno tras otro, nuevos episodios vienen a sumarse a una larga y siniestra letanía de desastres ecológicos: Urquiola, Casón, Mar Egeo, Prestige que destrozan las costas. Con idéntica monotonía, los distintos gobiernos han demostrado en la práctica su escasa voluntad política de defender el medio ambiente , más allá de las declaraciones de rigor y los anuncios. Una y otra vez hemos constatado la falta de medidas preventivas eficaces frente a estas catástrofes, la ausencia de planes de acción previos, la escasez de recursos, la inoperancia, la descoordinación... En el caso del Prestige la incompetencia de la acción del Gobierno español y la Xunta de Galicia está alcanzando cotas difícilmente superables, mientras se mantiene una política sistemática de desinformación y censura sobre el alcance y las consecuencias del vertido. Contra todo ello, a partir de las más diversas organizaciones sociales y políticas, entre las que se encuentra Ecoloxistas en Acción, se ha constituido en Galicia la Plataforma Ciudadana "NUNCA MÁIS", cuyo objetivo es impedir la repetición de nuevos desastres ecológicos y exigir la reparación de los daños sociales , ambientales y económicos causados por la marea negra. Sus reivindicaciones se resumen en: - La declaración de Galicia como zona catastrófica con la inmediata dotación de recursos de todo tipo para reparar las graves consecuencias provocadas por el siniestro. - La inmediata puesta en marcha de mecanismos de prevención que impidan el aumento de la catástrofe y garanticen la restauración medioambiental de la costa. - La adopción, por parte del Gobierno español y la Xunta de Galicia, de medidas que impidan la repetición de estos hechos, controlando el tráfico de mercancías peligrosas, supervisando el estado de los buques y las infraestructuras portuarias y dotando un dispositivo eficiente para la lucha contra la contaminación marina. Pero conseguir que NUNCA MÁS se repitan estos desastres ecológicos exige también plantearnos sus causas últimas. Porque si hoy siguen existiendo barcos basura como el Prestige, (propiedad de un armador griego y que navega con bandera de conveniencia liberiana y certificado de navegabilidad concedido por Estados Unidos), es porque se permite fletarlo a una subsidiaria, afincada en Suiza, de un grupo ruso registrado en las Bahamas. Y todo ese galimatías para evitar el pago de impuestos, burlar cualquier inspección y escamotear todo tipo de responsabilidad. En idéntico sentido habría que interrogarse sobre una política energética que sigue dependiendo fundamentalmente de los combustibles fósiles, a pesar de sus nocivas repercusiones medioambientales, incluido el cambio climático, y permite fabricar, transportar, a lo largo y ancho del planeta, y quemar un fuel basura de alta toxicidad. En definitiva, evitar la repetición de los desastres ecológicos exige denunciar un sistema globalizador, que incentiva a quienes en aras de la competencia juegan a la ruleta rusa con el planeta y condenan a la miseria a la mayoría de sus habitantes. Hacer realidad ese NUNCA MÁS implica un cambio radical de modelo de sociedad. Porque otro mundo es posible y urgente.

SI

QUIERES

ENTERARTE

DE

MAS

NOTICIAS

DE

INTERES

NATURAL

PICA

EN

LA

FOTO