Vertical formal: Tronco completamente vertical y recto, y ramas ascendiendo como si fuera una escalera de caracol. Es el estilo más difícil de conseguir por su perfeción.
 
Vertical informal: El tronco puede presentar sinuosidades. Es una variación del anterior porque es más fácil de conseguir.
 
Inclinado: El tronco tiene un ángulo de inclinación considerable, o forma de S.
 
Barrido o Azotado por el viento: El tronco se inclina hacia un lado y las ramas salen todas en el mismo sentido, como si el viento no lo dejará crecer en otra dirección. En cañones o zonas escarpadas y pedregosas, con mucho viento, hay árboles de este tipo.
 
Cascada: La copa del arbol cae por debajo de la base de la maceta.
 
Semicascada: Tronco muy inclinado, pero la copa no llega a caer por debajo de la base de la maceta.
 
Tornco doble: El tronco se divide en dos desde la base.
 
Tronco múltiple: De la base salen tres o más troncos.
 
Bosque: Varios árboles independientes, plantados en una misma bandeja dando apariencia de un bosque natural.
 
Escoba: Las ramas se van bifurcando dicotómicamente (cada rama se divide en 2) de forma continua.
 
Literato o Literario: Tronco largo e irregular con giros de hasta 180 grados. Los bonsai de la antigua China tenían todos este aspecto, por ello se ha respetado este estilo que resulta un poco estrambótico y nada natural.




1