Unidad 3- Los Medios Educativos

LOS MEDIOS EDUCATIVOS: Caracterización, Clasificación, Aspectos Pedagógicos y Psicológicos.

| Alfabetización Audiovisual y Educación | Definición, clasificación y uso de los medios didácticos | Los Medios Educativos Tradicionales | Bases Psicopedagógicas para la utilización de los medios | Enlaces | Regresar a UNIDADES |

Alfabetización Audiovisual y Educación

El siglo XXI señala la necesidad de que todos los habitantes del planeta Tierra se apropien de nuevos lenguajes para utilizarlos como canales propios de expresión. Nuestros docentes y estudiantes deben ser conocedores de los nuevos lenguajes audiovisuales de la sociedad. El fenómeno del analfabetismo audiovisual, es una realidad palpable, porque el consumo masivo e indiscriminado de los medios, no lleva parejo un conocimiento de los códigos del lenguaje audiovisual, provocando situaciones de indefensión ante sus mensajes.

Los nuevos lenguajes, demandan una nueva alfabetización, puesto que las tecnologías de la información introducen nuevos códigos de lectura y escritura que tienen que ser entendidos y utilizados para superar un nuevo período de analfabetismo; al respecto Ferreiro, Emilia (1999:18) expone:

"Las nuevas tecnologías ofrecen una oportunidad única para reducir la brecha entre quienes aprenden y quienes enseñan. La mayoría de esta audiencia, personas de 30 años o más, somos parte de una generación intermedia: la que vio llegar el computador personal, que funcionó primero como máquina de escribir sofisticada, luego como base de datos, luego como medio de comunicación personal más barato que el teléfono y el fax, luego como lector de enciclopedias (CD-Rom), y ahora enfrentamos una pantalla interfaz con video-casetes y televisión. Estábamos alfabetizados para el libro y las bibliotecas; descubrimos que debíamos alfabetizarnos para el computador, y en eso estamos.

Somos parte de una generación intermedia. Nuestros hijos y los alumnos de educación básica son parte de una nueva generación: la que nació con la tecnología ya instalada en la sociedad (no importa que no esté en sus casas, está en la sociedad). Ellos tienen otros modos de relacionarse que los hace rápidamente más competentes. Son ellos quienes deben ayudar a re-alfabetizar a la generación anterior"

Dondis, (1995) quien fundamenta sus estudios científicos sobre las bases de la percepción visual, para formar personas visualmente alfabetizadas, propone que para comprender la cultura de nuestros días, se hace necesario el estudio y aprendizaje de una gramática de las imágenes, porque esta cultura está cada día más constituida por multitud de elementos visuales procedentes del cine, la televisión, la fotografía, el video-cassette, la prensa, los cómics; y agrega que hoy además del dominio de las nuevas tecnologías de comunicación e información, es importante el conocimiento de los alfabetos, léxicos y sintaxis, es decir de sus respectivos lenguajes constitutivos. Adicionalmente la Dra. Dondis, plantea que es innegable que vivimos el futuro visualizado por Maholy-Nagy (1935) cuando se propuso que: "los iletrados del futuro ignorarán tanto el uso de la pluma como el de la cámara".

En el mismo sentido, la alfabetización audiovisual consiste en el entrenamiento y familiarización con el lenguaje audiovisual y su significado para poder entender el mensaje central del autor y la cultura que se está recreando. La persona que está alfabetizada mediáticamentente, sabe que las imágenes son representaciones subjetivas, no la realidad; igualmente tiene conocimientos sobre cada medio y sobre como debe usarlo; también conoce sobre su lenguaje específico y su poder ideológico y hegemónico. Esta alfabetización comprende también para los docentes y comunicadores especialmente, un entrenamiento en expresión audiovisual y en producción de mensajes audiovisuales que sean útiles para la sociedad.

Los medios y recursos comunican sus mensajes mediante códigos, formas y sistemas de símbolos, que cada oyente o espectador debe decodificar para entender la información ofrecida. El conocer y comprender las formas expresivas de cada medio, el estar alfabetizado en los lenguajes diversos ( verbal, audiovisual, gestual, sonoro) es una condición necesaria para ser un consumidor consciente y activo de los productos culturales de los medios, pero es condición imprescindible para ser un emisor o productor de mensajes mediáticos: Diseño y producción de audiovisuales, tomar fotografías, organizar campañas de publicidad.

Las formas tradicionales de alfabetización son sólo el paso inicial para entender formas más ricas y complejas de alfabetización que se requiere en este contexto multimediático-informativo, que impulsa a lograr mejores habilidades y competencias comunicativas, adquisición de estrategias para la manipulación de grandes volúmenes de información (en el mejor de los casos, la navegación por Internet), habilidades para lograr procesos de desarrollo permanentes e interminables, para mantenerse al día en la medida que nuevos desarrollos en tecnologías se vayan gestando.

La alfabetización audiovisual nos permite estudiar el significado de cada elemento del lenguaje audiovisual: planos, ángulos de toma, distancias, encuadres, luz, color, sonido, ritmo, etc. Nos enseña también a establecer diferencias entre ficción y realidad, a analizar símbolos, estereotipos, metáforas, metonimias, signos, significantes, denotaciones y connotaciones. Permite también descifrar la estructura narrativa, seguir el desarrollo de los personajes en el cine y en la televisión por ejemplo, saber cual es el mensaje central de un film y los valores estéticos y éticos de cada producción.

El Doctor Wilson Bryan Key (1992), explora los mitos de la sociedad en que vivimos, manipulada por los medios de comunicación. "Lo que usted ve o escucha no es ni lo que ve ni lo que escucha". Expone la forma cómo los publicistas engañan a las audiencias, sobrepasando la comprensión consciente de la realidad, para manipular directamente los temores, las necesidades y los deseos inconscientes y agrega que los medios de comunicación pueden moldear a los seres humanos para que se conviertan en algo en lo que cualquiera estaría dispuesto a invertir o trataría de conseguir. Respecto a los efectos de los estímulos subliminales dice, que afectan las funciones fisiológicas y los comportamientos, incluso después de una sola exposición a ellos. Los recuerdos inducidos subliminalmente se reflejan en el comportamiento de muchas maneras porque el sistema de memoria inconsciente retiene indefinidamente información emotiva. La manipulación del hábito de compra es desde luego, uno de esos comportamientos.

El sujeto que posee alfabetización audiovisual es consciente y crítico, construye libremente el significado de los mensajes de los medios de acuerdo a su identidad y desde su contexto social puede protegerse a sí mismo contra la explotación de los símbolos gráficos y verbales. Esta alfabetización comprende un entrenamiento en expresión audiovisual y en la producción de mensajes audiovisuales originales que sean útiles para la sociedad.

| Alfabetización Audiovisual y Educación | Definición, clasificación y uso de los medios didácticos | Los Medios Educativos Tradicionales | Bases Psicopedagógicas para la utilización de los medios | Enlaces | Regresar a UNIDADES |

 

Definición, clasificación y uso de los medios didácticos

Los docentes debemos reconocer los medios o recursos didácticos como componentes integrales del proceso de enseñanza y de aprendizaje y que tienen tanta importancia como los métodos, los objetivos y los contenidos mismos. Además de ser poderosos auxiliares del docente, son facilitadores del trabajo de los estudiantes en su proceso de aprendizaje.

En las condiciones socio-educativas actuales, los profesores requerimos de recursos técnicos para optimizar nuestro desempeño profesional, por lo tanto, acorde con las exigencias del entorno, resulta imposible prescindir de éstos. No existe una ruta previamente establecida para la utilización de los avances tecnológicos, muchos docentes han dado grandes saltos al respecto, pasando por ejemplo, del tablero, la tiza y el papelógrafo, directamente a la implementación de sistemas más modernos como las teleclases y la Inteligencia Artificial, sin haber utilizado el retroproyector o el proyector de diapositivas.

Como forma de contribución al mejoramiento de la calidad de la educación, los medios audiovisuales y las nuevas tecnologías se han ido introduciendo en los contextos formativos e instructivos, reclamando un espacio cada vez más protagónico. Al tradicional tablero y al tradicional libro de texto, se le han ido sumando otros medios, como proyectores de diapositivas, retroproyectores, y los medios audiovisuales como el cine y el video; y últimamente el medio informático que ha ampliado sus posibilidades con la creación de entornos simulados, hipertextos y multimedios.

Existen muchas clasificaciones en torno a los medios de enseñanza. Se les clasifica de acuerdo con criterios didácticos, por su nivel de abstracción, por etapas de aparición, entre otras.

Marshall McLuhan (1996), hace una clasificación de los medios en calientes y fríos –que en su momento fue de gran utilidad-. Los medios calientes como la radio y el cine, son bajos en participación porque es muy poco lo que el público puede completarles. El medio caliente es aquél que extiende, en "alta definición" un único sentido. La alta definición es una manera de ser, rebosante de información. Los medios fríos, son altos en participación por parte del público. El teléfono es un medio frío, o de baja definición, porque el oído sólo recibe una pequeña cantidad de información. El habla es un medio frío de baja definición por lo poco que da y por lo mucho que debe completar el oyente. La lectura deja menos lugar a la participación que un seminario, y un libro menos que un diálogo.

Una de las clasificaciones más útiles que han surgido para el estudio de los medios, se refiere a las posibilidades de interacción que presentan (BATES, 1995). Así se clasifican en:

  1. Medios de una vía: Son aquellos medios que sólo proporcionan información del emisor al receptor.
  2. Medios de doble vía o de dos vías: Son los medios que permiten que la información vaya del emisor al receptor y en forma inversa también del receptor al emisor.

Otra forma de agrupar los medios es:

Desde la óptica de la educación a distancia, Aparici (1999) clasifica las tecnologías utilizadas según su desarrollo histórico, en cuatro etapas:

De acuerdo a las etapas de aparición, clasificamos los medios en:

Tanto los medios audiovisuales (MAV) como las llamadas nuevas tecnologías y nuevos canales de comunicación y de la información, serán de gran trascendencia en el presente siglo. Esta importancia será mayor en contextos educativos no presenciales, abiertos y a distancia y en la educación virtual; y en igual manera, en los ambientes presenciales, cuando la institución educativa supere sus paradigmas conservadores que limitan la aplicación de innovaciones tecnológicas.

| Alfabetización Audiovisual y Educación | Definición, clasificación y uso de los medios didácticos | Los Medios Educativos Tradicionales | Bases Psicopedagógicas para la utilización de los medios | Enlaces | Regresar a UNIDADES |

 

Bases Psicopedagógicas para la utilización de los medios

El uso pedagógico de las Tecnologías de Comunicación e Información es un campo en el que falta aún mucho por investigar. Los profesores deben estar formados para contextualizar sus prácticas en relación con los nuevos modos de circular del conocimiento y la cultura. Debemos someter a análisis, reflexión y crítica todo material que se utiliza en el aula presencial y a distancia. La utilización de los medios en el contexto educativo implica una seria atención sobre el proceso de enseñanza y de aprendizaje, y el éxito de su uso dependerá de la forma como las integremos en nuestra práctica pedagógica, de acuerdo con criterios tales como pertinencia y eficacia.

Los medios deben estar llenos de contenidos de aprendizaje, de procedimientos y de significados; la significación es factor muy importante (Moscovici, 1984) porque toda cognición, toda motivación y todo comportamiento existen y crean un impacto únicamente cuando realmente significan algo. Así pues, tener en el aula equipos tecnológicos nuevos como computador, no nos convierte por sí solos en mejores educadores, ni a los alumnos en estudiantes aventajados; es la utilización y la acción con sentido del computador u otro medio, lo que promueve el aprendizaje.

El juego, la afectividad y el lenguaje, utilizados en el desarrollo de programas presenciales o, a distancia, ayudan eficazmente al desarrollo cognitivo y emocional. Los programas educativos audiovisuales o multimedia pueden ser un gran apoyo para la construcción de nuevos aprendizajes, para reforzarlos y sistematizarlos, porque ofrecen al usuario una multitud de estímulos, un alto nivel de motivación, un interés atractivo, y a la vez bien utilizados, son herramientas potenciadoras para el desarrollo cognitivo del alumno.

Las nuevas tecnologías bien aplicadas a la educación favorecen a los estudiantes de todos los niveles en:

Las Nuevas Tecnologías (NT), requieren actitudes y habilidades específicas (Quintana, 1995):

Es importante resaltar que estas habilidades pueden ser desarrolladas tanto por los docentes como por los estudiantes en la búsqueda de ambientes adecuados para la construcción del conocimiento

A la luz de lo que hasta ahora hemos compartido, surge entonces el siguiente interrogante: ¿Debemos continuar recurriendo a las clases monótonas tradicionales usando únicamente el tablero, permaneciendo de espaldas al desarrollo de clases en ambientes multimedios, a los cuales los mismos estudiantes también pueden recurrir para crear y presentar sus trabajos? ¿Hay alguna posibilidad de realizar clases participativas, dinámicas, constructivas aún si no poseemos los últimos avances tecnológicos en el salón de clases?

Para respondernos los anteriores interrogantes debemos recordar que no sólo los materiales y ayudas educativas son los que harán la diferencia en el desarrollo de una clase, es importante reconocer que, las concepciones y/o paradigmas que el docente posea proporcionará su postura ante el desarrollo de los procesos de enseñanza, por ejemplo:

Un docente tradicionalista poseerá el saber y deberá transmitirlo a sus alumnos, quienes lo recibirán, memorizarán y "aprenderán". Aprendizaje que puede ser comprobado mediante un examen, en el cual, el alumno repita lo aprendido por él, en el tiempo/espacio del aula de clases. En esta forma de relación ofrecida por el docente, él es el único poseedor, depositario de la verdad y el alumno es el receptor de ella. En este caso las tecnologías (sean éstas el tablero, el papelógrafo, el libro o el computador) son utilizadas para transmitir la información que el docente considera "adecuada" para el alumno.

Un docente con una concepción pedagógica instruccional, planeará hasta el último detalle su jornada de trabajo, puede que agrupe a los estudiantes, que les permita trabajar con "guías" de estudio, pero éstas serán, bien planificadas y redactadas en términos de los contenidos adecuados al tiempo y estado del plan de estudio general, del cual el alumno no podrá desprenderse. Su evaluación estará representada por unas pruebas objetivas en las que el alumno responderá lo "aprendido", por lo general en exámenes de selección múltiple o falso/verdadero, preguntas convergentes de una sola respuesta, pero que facilitan su evaluación.

Por otro lado, está el docente que realiza acuerdos con los estudiantes, que no impone los temas abordados en clases, que utiliza el llamado modelo transaccional de la educación, que se basa en principios de la teoría constructivista del aprendizaje y en una visión humanística del proceso educativo como tal. Dentro de este modelo, el estudiante es el centro del aprendizaje y toda actividad educativa se desarrolla a partir de sus necesidades y metas. Se plantea retos o desafíos y el aprendizaje es un proceso de constante construcción y revisión de lo aprendido para avanzar mientras se resuelven las inquietudes.

"Una concepción de la educación como proceso de construcción de conocimientos tiene implicaciones muy hondas en el quehacer del maestro, cuyo papel debe desplazarse de una labor de comunicación de información hacia una labor de desarrollo de lenguajes que permitan acceder a la información de maneras diferenciadas y ya no ordenadas en secuencias homogéneas. Esto requiere un tipo de formación diferente para el educador, quien deberá ser capaz de establecer con sus estudiantes un diálogo de exploración del conocimiento y de acceso a la información en el cual las respuestas a los problemas pierden su carácter de normalidad y, por tanto, se diluyen las fronteras de la evaluación estandarizada del tipo pregunta/respuesta, a la cual puede asignarse un juicio verdadero/falso. En esta concepción la tarea del maestro girará especialmente alrededor de la multiplicidad de posibles aprendizajes generados por problemas a los cuales los estudiantes buscarán opciones en un clima permanente de incertidumbre sobre la verdad: es decir, un aprendizaje en perspectiva científica". (CAJIAO, 1995:110 en: Misión Ciencia, Educación y Desarrollo.)

Aquí el docente es parte del grupo que investiga en torno a un problema, una disciplina, un objeto de estudio; permite el diálogo, la discusión, la concertación. Las relaciones que se dan en este tipo de concepción pedagógica son múltiples y en cambio constante, el maestro interactúa con los estudiantes y con el saber; los estudiantes entre ellos, con el maestro y con el saber. En este sentido las tecnologías (llámense éstas: tablero, papel, libro, tiza, franelógrafo, retroproyector, computador, video-beam o Internet) son medios que sirven no sólo para la transmisión de información y de datos, sino para la indagación, la confrontación, la reflexión y el análisis.

Entonces, se requiere un docente que tenga la capacidad de adoptar nuevas formas de pensamiento, que aborde el universo sin límites ni jerarquías, un docente apto para enfrentarse a los postulados de la ciencia con vocación creativa y de cambio, comprometido con la aceptación de la diversidad y la convivencia con un mundo como el de hoy; un docente que lleve a los estudiantes a reflexionar sobre su propio conocimiento (metacognición) para que asuma la dirección de sus procesos cognitivos; un docente que conozca las posibilidades de la Pedagogía potenciadora; porque los avances tecnológicos de la actualidad exigen habilidades metacognitivas cruciales y mentes creativas para el éxito en el aprendizaje y en la educación, para así obtener los beneficios que la Inteligencia colectiva puede proporcionar.

| Alfabetización Audiovisual y Educación | Definición, clasificación y uso de los medios didácticos | Los Medios Educativos Tradicionales | Bases Psicopedagógicas para la utilización de los medios | Enlaces | Regresar a UNIDADES |

 

Vísite y cómente con sus compañeros los contenidos de las siguientes páginas:

Alfabetización en lo audiovisual. En: http://www.ice.uma.es/edutec97/edu97_c4/2-4-03.htm

La imagen y la Educación. En: http://cpryecla.com/imagen.htm

| Alfabetización Audiovisual y Educación | Definición, clasificación y uso de los medios didácticos | Los Medios Educativos Tradicionales | Bases Psicopedagógicas para la utilización de los medios | Enlaces | Regresar a UNIDADES |

1