>
¿Cuántos elefantes caben en un BMW? 5, dos adelante y tres atrás. ¿Qué es más rápido, un elefante o un caballo? El elefante, porque va en el BMW. ¿Cómo sabes que hay 5 elefantes en un cine? Porque afuera del cine, está estacionado el BMW. ¿Qué es, que entre más le quitas más grande es? El Pozo.
Una vez un borracho paró un taxi y le dijo al conductor: Por favor, me lleva a 14 de Octubre. Y el taxista le dijo: Señor, será 12 de Octubre. Entonces, el borracho le contestó: ¡No, es que yo voy dos cuadras más arriba! Dice la profesora: A ver, os voy a hacer dos preguntas y quien me conteste la primera bien, la segunda ya no la tiene que contestar. Jaimito, ¿cuántos pelos tiene un caballo? Tiene 500.588.200 pelos. Entonces, dice la maestra: ¿Y tú cómo lo sabes? ¡Ah, ya no, ésta es la segunda! Está el doctor en su consultorio cuando de repente entra la asistente y le dice: Doctor, doctor, el paciente que usted acaba de dar de alta, cayó muerto al frente de la clínica. Y pregunta el doctor: ¿Y cayó con el frente para la calle? Sí. ¡Pues voltéelo para que crean que iba entrando!
Se encuentran dos bebes en el arenero y la bebé le dice al bebé: Oye, me regalas un chocolate. Y el bebé le responde: ¡No! Y la bebé le dice: Ándale, si me das un chocolate te doy un beso. Y el bebé le dice: ¡Uy no, y con amenazas menos! Un día unos niños estaban en el coche con sus abuelos. Y el abuelo no paraba de hablar de que tenía que ir al garaje para arreglar su coche. Entonces dijo: Tengo que ir al garaje para que vea mis gases. Y la abuela dijo: ¿Al garaje o al médico? Llega un borracho a su casa muy amargado y le dice a su mujer: María, estoy hasta las narices, me voy a tirar del quinto piso. A lo que su mujer le contesta: ¿Cómo te vas a tirar de un quinto, si vivimos en un primero? Y él le responde: Da igual, me tiro 4 o 5 veces más.
Llega un borracho a las 3:30 de la madrugada tambaleándose a su casa, y su mujer lo espera en la puerta: ¡Muy bonito, mire, esas horas de llegar! ¿Y qué más quiere, si es el único lugar abierto? Responde el borracho. Había un bebe gateando, y de pronto se encontró con una hormiga, y el bebe le pregunta: ¿Hormiguita a dónde vas? La hormiguita le contesta: A mi casa. Y el bebe la aplasta y dice: ¡Ibas! Estaba un viejito leyendo un libro de sexo, y en eso llega otro y le pregunta: ¿Qué estás leyendo? A lo que le responde: Estoy leyendo historia. ¿Pero si ese libro es de sexo? Por eso, para mí el sexo es ya historia.
Un día Jaimito le dice a su empleada: ¡Abuela, abuela, abuelita! Y en ese momento su madre lo escucha y le pregunta: ¿Por qué le dices abuela a la empleada? Y Jaimito le responde: Es que papá le dice mamacita. Un viejito va al oculista, y le dan unos anteojos, y dice el viejito al oculista: ¿Está seguro que con estos anteojos voy a poder leer bien? Y le dice el oculista: ¡Sí! A lo que el viejito responde: ¡Que bueno, porque yo no sé leer! Jaimito llega a la casa después de su último día de clases y le dice a su papá: Papá, ¿te acuerdas que a principio de año me dijiste que me pagarías $10.000 si pasaba el año? El papá le responde: Sí, hijito, ¿por qué? No me digas que... Jaimito lo interrumpe y le dice: ¡Sí papá! ¡Te ahorré ese gasto!
En un control de alcoholemia: Le vamos a retirar el canet, ha sacado usted 4,5. ¡Ja! ¿Y me van a suspender por medio punto? Era un señor que se encontró con un amigo de la secundaria que estaba borracho, el se­ñor le dice a su amigo: Oye, has cambiado mucho, antes no tomabas, ¿qué te ha pasado? Entonces le contesta: Pero no tomo tanto, además sólo tomo los días que comienzan con M. Pero si hoy no comienza con M. Caray, ¿que hoy no es Momingo? En un control de alcoholemia: Le vamos a retirar el canet, ha sacado usted 4,5. ¡Ja! ¿Y me van a suspender por medio punto?

atras

atrás 1