BALONCESTO CABRINI
 
 

Pistoletazo de salida

 

"Y por más años que empiezo y que tanto me cuesta hacerlo, por cansancio, por la preparación física, por las agujetas…sigo mirando la cancha con la misma ilusión, con el mismo deseo de sentir esa satisfacción maravillosa que me produce anotar una canasta, darle un pase magistral a un compañero para que sea él quién la meta, robar un balón después de una defensa intensa…o, simplemente, la que me produce darme un abrazo con un compañero, con un amigo, después de haber estado luchando todo un partido y haberlo ganado…o perdido…


        Aunque larga, esta es la frase de bienvenida con la que uno de los mejores jugadores de la historia del baloncesto español reciente se presentaba antes sus compañeros la última temporada que estuvo jugando, la 1999/2000. Su nombre es Joan Creus Molist y tenía 44 años y, si ya había sido un ejemplo de entrega durante toda su carrera, dándole incluso una liga a un equipo que no aspiraba a ella.  Se convirtió, en un ejemplo a seguir, de actitud frente a la vida, de entrega…pero, sobe todo, se convirtió en “esa ilusión que seguir, que sentir, al principio de cada temporada”


        Esa es la única idea que os queremos transmitir al inicio del año: esperamos que por mucho que toque trabajar, por muchas tardes de frío, de cansancio…por muchas mañanas con ganas de llorar…seáis capaces de recordar que esto que estáis haciendo junto a los amigos con quienes lo hacéis, os va a regalar los mejores momentos y los mejores recuerdos de toda vuestra vida…Esperamos que disfrutéis de la temporada, que crezcáis un poquito más y os convirtáis en unas personas algo mejores de lo que ya lo sois ahora…y que contéis con vuestros compañeros y con vuestros entrenadores como los amigos vuestros que en realidad son…o somos…A trabajar, a luchar…y, sobre todo, a disfrutar.


        Santa Francisca Javier…¡Cabrini!" 
 

  Los entrenadores
 

 

 
     
1