H I S T O R I A

Aunque son abundantes los vestigios de poblamientos eneoliticos e iberos en diversos parajes de su termino, es de origen musulman su nucleo urbano el cual Jaime I donó a Berenguer Déntença en 1237, segun consta en el Libro del Repartimiento. En 1347 el rey Pedro II concedió la Baronía de Pedralba a Rodrigo Sanç de Calatayud, la cual familia la conservó hasta el siglo XV en que pasó a los Centelles y posteriormente a los Zapata de Calatayud, Condes de Real, y finalmente ostentaron el señorio los duques de villahermosa.

Lugar de moriscos (114 "fuegos" en 1602 y 230 en 1609, con Bugarra) del bastago de Chelva, practicamente despoblada despues de la expulsion de estos. Demograficamente no se va a recuperar hasta el siglo XVIII , 1215 pedralbinos en el año 1794, llegando a su máximo de poblacion en 1900 con 2983 habitantes que se han reducido hasta el presente siglo (2058 vecinos en 1994). En el año 1927 recibio el titulo de ciudad.

Restos de pretil del puente romano en El Remolino

La evolución urbana de Pedralba ha sido estudiada con detalle por el historiador pedralbino José Vicente Martínez Perona. Según este investigador el emplazamiento originario de pedralba corresponde a la cima y ladera meridional de un reducido promontorio situado junto a un barranco. El núcleo musulmán ubicado en este punto estaba constituido por las actuales calles de la Iglesia, Portal, Alta del horno, Conejos, Ombría, Reloj y Rocheta, presidido por el castillo y rodeado por una muralla. Tras la conquista cristiana se amplió el recinto urbano al que se dotó de un nuevo circuito amurallado del que se conservan algunos restos. El castillo fue reedificado posteriormente y durante los siglos XV y XVI se abrieron las calles Mayor, Nueva, Rocha Almerich, San Roque, San Miguel así como la plaza de la constitución, que se convirtió en el nuevo centro. Durante el siglo XVIII el acelerado aumento demográfico produjo otra nueva expansión, que rebasó el antiguo espacio amurallado y dio lugar a la aparición de calles como quemá, Obispo Cervera u Honda. En la segunda mitad de dicho siglo se levantó la iglesia parroquial, finalizada en 1771. El siglo XIX fue objeto de una nueva expansión, apoyada sobre calles como la de Aparisi Y Guijarro, Acequia y Barranco y la prolongación de otras como la Rocha Almerich y de los diferentes caminos de acceso. Muestra del crecimiento que experimentó durante el siglo XIX es el siguiente texto de 1880: “Mucho ha aumentado el número de edificios de que ésta se compone desde la época en que Don Pascual Madoz escribió su Diccionario, y aun cuando los últimos reúnen mucho mejores condiciones que las pertenecientes a la parte que podemos considerar como antigua de la población, ni unos ni otros ofrecen circunstancia alguna digna de una mención especial” (Riera). A lo largo del siglo XX ha proseguido la expansión a partir del casco histórico, cuyo principal eje de crecimiento ha sido la carretera, en dirección a Bugarra, donde se ubican además diversos establecimientos comerciales. A semejanza de lo sucedido en otras poblaciones serranas este siglo ha sido testigo del derribo de diferentes edificios históricos y en este caso, al igual que en algunos otros, de la apertura de nuevas calles o la aparición de bloques de pisos o de edificaciones de nueva planta en general, con la consiguiente transformación de la fisonomía urbana. En el año 1900 Pedralba tenía 1.884 habitantes censados, casi cuatrocientos más que quince años antes, lo que lo situaba como tercer núcleo de población de la comarca. Rebasó los 2.900 residentes en el censo de 1.920 para posteriormente reducirse a 2.572 en 1.950 y 1.889 en 1.991. (Fuente: Centro de Estudios La Serranía)

LOS SERRANOS

1