Batalla de Brunete    -    Contraofensiva y reconquista
  Contraofensiva y Recon.

 

Principal
La guerra civil
La Ofensiva Gubernamental
Contraofensiva y Recon.
Testimonio
Dia a dia
Cerro del Mosquito
Capellán en la guerra
Loor a Brunete
Protagonistas
Cronología

 

El primer contragolpe general, con la vista puesta en el estrangulamiento de la bolsa y quizá la liquidación de todo el sector de El Escorial, se inicia el 18 de julio. Cinco divisiones operan: la 13, del general Barrón, por el centro, la llamada División Provisional, Asensio, y la V Brigada de Navarra (coronel Sánchez González) por la derecha, la División de Saenz de Buruaga, y la IV Brigada de Navarra (coronel Alonso Vega) por la izquierda. Pero los resultados son mínimos ante el fuerte aguante de los hombres de la XI División. El 24 se limita el alcance de la maniobra, que sólo pretenderá destruir al enemigo y recuperar el pueblo que se ha convertido en símbolo y bandera. De ello se encargará la División Barrón, organizada a base de dos brigadas, cada una con dos regimientos de tres batallones. De izquierda a derecha despliegan la brigada del Tte. Col. Coco, con los regimientos Regalado y Molero, y la del coronel Rodrigo, con los regimientos Alvarez Entrena y Santamaría.

Las brigadas de Cipriano Mera se encuentran ese mismo día a retaguardia de las tropas de Líster. Después de dieciocho duras jornadas llega el refuerzo de la 35 División que manda el “ general Walter”. Al alba truena la artillería, tres cuartos de hora más tarde entran en acción los aparatos de aviación y las 7:00 hrs. Comienza el avance de los infantes.

Por la derecha de los regimientos de Alvarez Entrena y Santamaría se lanzan al asalto de las posiciones rivales, desalojando las primeras trincheras a la bayoneta. A las 9:40 hrs. Han tomado las lomas que dominan lateralmente la carretera de Brunete a Villanueva de la Cañada, a continuación los efectivos de Alvarez Entrena atraviesan la general de Brunete a Boadilla, rebasándola en 500 metros.

Brunete queda en la posición más incómoda para Líster, que se resiste a abandonarlo. Un avance del Rgto. Molero consigue al filo del mediodía ocupar lo que ya es un pueblo en ruinas. En el cementerio sustentan las posiciones algunos hombres entremezclados y que pertenecen a División 35, XI División y la 14 de Mera. Cae la noche, en medio de desesperadas acometidas, varios carros entran en las calles de lo que anteriormente fuera una tranquila villa, pero son expulsados, se prolonga la pugna hasta el día de Santiago (25 de julio), incesantes embestidas y contraataques, los que defienden el cementerio resisten, hay que acabar con ese foco…pero no es fácil. Llegadas las 15.45 hrs de la tarde se martillea con baterías el minúsculo objetivo, más aviación y el enésimo ataque terrestre que de nuevo fracasa. Por fin una sección del VI Tabor de Melilla mandado por el sargento Juan Bejarano del Barco avanza hasta el camposanto arrastrando al resto de la unidad y al IV Bon. De Las Navas haciéndose con él.

De repente surge un imprevisto, aparece en el horizonte una formación de aviones nacionales, ante le creencia de que aún permanecen las fuerzas republicanas en el punto indicado, si  se produce el bombardeo puede ocurrir un desastre, los enlaces tierra-aire funcionan y se salva la coyuntura.

“Angustiosas llamadas telefónicas ponen en comunicación los puestos de mando, y apremiantes mensajes por radio cruzan el espacio para advertir a nuestra aviación el cambio que en la situación se ha producido. Sin duda, desde el aire descubren el avance de nuestras tropas y los aviones van a descargar sus bombas sobre los bosquecillos del Norte de Brunete”

Tte. Col. López Muñiz

 

Precisamente esta maniobra desesperada concluye con un éxito inesperado para los nacionales, ya que en esos pequeños bosques se encontraban los que habían huido del cementerio, provocando el pánico y el desorden entre los valerosos hombres que antes pelearan hasta la extenuación.

“La acción de la aviación enemiga había sido tan dura y eficaz que la tropa sufría en las primeras horas de la tarde una crisis moral, las unidades que aún defendían el paso sobre el río Guadarrama y las que se revelaban en Brunete dejaban el frente completamente desguarnecido, replegándose algunas de ellas en franco desorden.”

General Vicente Rojo Lluch

El frente de Brunete se ha derrumbado, el testimonio de un brigadista no puede ser mas claro, y expresa meridianamente el horror que se vivió en aquellos momentos durante la retirada.

“Marchaba yo a poca velocidad, pues cruzaba a cada instante con convoyes de ambulancias que parecían llenas de heridos. En las zanjas, numerosos infantes se alineaban en una larga fila, sentados, el rostro ensombrecido, como si estuvieran allí a la fuerza. El calor era africano, el sudor corría por la cara formando pequeños surcos en el polvo en ella acumulado. Estaban casi todos descalzos, con un color terrible. Tenían el aire abatido y desalentado…bajo el fuego, los milicianos hormigueaban alocados, la mayor parte de ellos no había tomado la precaución de tenderse. Por eso cuando la aviación se alejó, la carretera apareció sembrada de cadáveres y de heridos y la ambulancia llameaba, expandiendo una espesa humareda.”

Nick Guillain, brigadista internacional



Principal | La guerra civil | La Ofensiva Gubernamental | Contraofensiva y Recon. | Testimonio | Dia a dia | Cerro del Mosquito | Capellán en la guerra | Loor a Brunete | Protagonistas | Cronología

Este sitio se actualizó por última vez el 29 de noviembre de 2002