Documentos interesantes

 

YO, ENEMIGO DEL ESTADO

 

 

INTRODUCCIÓN: Todo nacional-socialista ó nacional-revolucionario es por definición enemigo del sistema democrático-liberal (así como de sus ramificaciones o tendencias), y por tanto enemigo del estado que no sea NS o NR.

Toda militancia en la política NR-NS conlleva un control del estado sobre dicha militancia, considerándonos como individuos socialmente peligrosos para el estado.

 

Sirva pues, esta guía para abrir los ojos de aquellos camaradas que ven en el estado y sus fuerzas de seguridad, a unos aliados.

 

Somos pues, nacional-socialistas, y por tanto enemigos del estado.

 

 

 

DURA REALIDAD: Al abrir los ojos, nos damos cuenta de frente con la cruda realidad;  

somos odiados y despreciados por la mayoría de la gente que compone nuestra demócrata sociedad.

 

            Tenemos que despertar y saber de una vez por todas, que la prensa, la TV, el resto de los medios de comunicación y hasta la misma historia, están manipuladas con el objeto de favorecer al sistema vigente, entonces este rechazo sin paliativos a cualquier opinión nuestra y a cualquier intento de conversación dialogada con nuestros detractores.

 

            Por supuesto, cualquier ilusión utópica de despertar de masas y de misión universal, deben ser rechazadas por todo militante. Ni somos mesías de nada, ni basura violenta psicópata, destinada a erradicar a toda la basura inferior de la tierra.

 

            Tampoco somos personas perseguidas y exiliadas que tengamos que escondernos en las alcantarillas y en el subsuelo para así “planear siniestras operaciones con oscuras organizaciones de nuestro ámbito, para así poder asaltar el poder de una forma violenta y subyugar al mundo a nuestros designios”, realidad ficticia que muchos creen gracias a las películas de hollywood y las demencias de algunos camaradas.

 

            Un NO rotundo a la lucha armada, inviable y vaticinada a la estancia carcelaria, ya que no hay ni medios, ni apoyo popular, ni tan siquiera una situación desesperada que así lo requiera.

 

            Nuestra concepción de valores éticos, tales como la fidelidad, honor, la camaradería, el valor,....., son valores poco apreciados e incluso ridiculizados por la sociedad de consumo en que vivimos.

 

            No intentamos convencer a nadie, que no pertenezca a nuestro ambiente con matices de tipo heroico, ya que a la juventud de hoy en día, lo único que les importa es su status social y a nuestros mayores no hay quien los convenza.

 

            Los tiempos pasados fueron buenos, aunque no todo lo bueno que hubiéramos querido todos y además ya no volverán jamás. Es una pérdida de tiempo soñar con las épocas pasadas, en un afán de retorno y de creer que todo será igual. Esto nos perjudica y nos relega a un mundo de fantasía muy alejado del que vivimos. No les deis más temas a los guionistas, que ellos se cuidan muy bien de inventarlos. Y sobre todo, no sigamos soñando que el futuro será nuestro, sin medios y sin luchar por él. Nadie vendrá con él en la mano y nos lo dará para que lo disfrutemos. Más aún, lo perderemos si no somos capaces de organizarnos y plantar los pies sobre el suelo. Arrebatémoselo luchando día a día y enfrentándonos  a la realidad en sus armas, la dura realidad.

 

 

MIS ENEMIGOS: Como NS-NR, la claridad del panorama que me rodea es fundamental   

para saber en que sectores de la sociedad puedo moverme.

 

            Conocer a mis enemigos es primordial para evitar confusiones. Mis enemigos no sólo son los ya conocidos: comunistas, anarquistas, sionistas,....., sino que también son mis enemigos, otros que desgraciadamente son más peligrosos y mucho más difíciles de reconocer a simple vista. Empecemos por hablar de uno de los más peligrosos y que se tiende a confundir con un amigo, estoy hablando de la DERECHA, que con frecuencia es confundida por aquellos camaradas a los que su sentimiento antimarxista les hace creer que todo lo que luche contra ello e amigo. No es así, la derecha favorece a los ricos y por tanto se opone a nuestros postulados económicos, además de ser el brazo armado del sionismo y de la delincuencia bancaria, que no nos confunda con su falso patriotismo.

 

            De las mismas características del anterior es la ultraderecha, que además de coincidir en los anteriores puntos con su “prima” la derecha, son nacionalchauvinistas, ultracatólicos y  no comparten nuestra defensa de la raza blanca. Se aprovechan de ciertos postulados con la única finalidad de obligarnos a comulgar con la iglesia (máximos aliados) basando la relación social bajo una estricta ética religiosa (recuérdese la represión sexual y cultural promovida por el régimen franquista). Además de centralizar todo el poder y crear un estado autoritario y represor. La ultraderecha rechaza toda diferencia étnica y racial y cree que todos somos iguales. Despierta, nos rechazan.

 

            Existe la extraña convicción entre los NS-NR de que los policías, la guardia civil, y otros cuerpos de seguridad del estado son amigos y nos ayudarán. Nada más lejos de la realidad, no debemos mezclar nuestras ideas de un estado seguro y sin delincuencia con la colaboración de las FSE. Ellos son el brazo armado del sistema, son mercenarios que defienden la política de sus dueños, del estado. Son el medio por el cual el estado ejerce la represión contra aquellos que van en su contra. No sólo la extrema izquierda, sino todos los demás incluidos nosotros. No por considerarnos patriotas o nacionalistas, las FSE nos van a ayudar. Ellos están para desbaratar nuestro fin: organizarnos y alcanzar el poder. Son los mismos perros de antaño que perseguían a los ahora sus dueños, son los mismos perros con distinto collar. No acusaremos a todos con ese adjetivo, pero sabed que las ideas que pudieron albergar,  ahora están relegadas al recuerdo y sólo prevalecen las de sus jefes, y ¿ quienes son?, los que nos gobiernan, aquellos contra los que luchamos.

 

            Esto no es pretexto para dedicarnos a ser delincuentes. Una cosa es saber con quien se trata y otra ser un delincuente.

 

            El peor de nuestros enemigos es aquel que dice pensar como nosotros. Que comparte nuestras ideas y que escudándose en ellas comenten actos delictivos propios de matones, esos que con sus acciones hacen que la opinión pública nos juzgué a todos creyéndonos iguales a ellos, que nos echan la prensa amarilla encima y que contribuyen a engordar salarios de periodistas, además de dar rienda suelta a la represión del sistema que no hace más que buscar pretextos para ello, al NAZI-FACHA me estoy refiriendo, a ese que conocemos bien.

 

            Por tanto, abramos los ojos, nuestros enemigos son muchos y no sólo los que llevan una estrella roja en la solapa o fulares con insignias anarquistas, también aquellos que llevan banderas españolas y hasta esvásticas.

 

            Otro tipo de enemigo, es el periodista, como sabedores de que sus insultos, rebuznos y mentiras tienen un eco en la sociedad gracias a los medios de información, se creen sabedores de todo y portadores de axiomas eternos. Diplomados en el curso de DIOS y libres de defectos mundanos, individuos que viven que viven y se alimentan de las desgracias del pueblo, de la escoria y la carroña ciudadana, y si no la hubiese, la inventarían. Por eso ahora más que nunca debemos cuidar expresiones y comportamientos para no darles de comer. Recordemos que también son parte del sistema, colaboradores de las FSE, y cruzados contra el fascismo. No accedamos a sus entrevistas, porque las manipularán. No les demos motivos ni información, hablemos siempre con prudencia y moderación, sin perder la calma, denunciémosles al menor atisbo de calumnia y sobre todo, AL PERIODISTA, NI AGUA.

 

 

LA LUCHA. Para pasar a la lucha política tenemos que tener varias cosas en cuenta.

Nuestra formación política, aunque básica debe ser sólida, de esta manera podremos  defender nuestros postulados coherentemente y con fluidez razonada. Debemos ser fieles a los principios básicos del NS, pero sin caer en la rigidez del fanatismo, adaptarlos a los tiempos actuales y defenderlos actualizadamente.

 

También debemos tener en cuenta que en la lucha política, nuestra lealtad hacia nuestros camaradas, dirigentes y líderes, tiene que ser la norma que rija nuestros actos. Nunca dudar, es imposible, pero nuestra disciplina debe ser la salvaguarda de nuestra acción, más tarde en privado disipemos dudas. La traición conlleva deshora y no beneficia a nadie. Siempre fieles, siempre leales, somos soldados políticos.

 

Es deber de todos y no sólo del responsable, adquirir nuevas concepciones de problemas actuales (bajo una ética NS, claro está) y de formarnos políticamente, cuanto más , mejor. Esto es tarea de todos y crear interés es el factor principal. No debemos relegar el peso de la lucha a una sola persona, este debe ser aguantado por todos los militantes. La lucha política debe ser constante y en todo momento, no puede dedicarse todo a una faceta de los problemas de la sociedad, aunque si dedicar más esfuerzos a los más acuciantes. Cualquier momento es bueno, desde un debate escolar, a una revista universitaria, desde un comentario de noticias a una pregunta directa. Para la lucha política no hay vacaciones, la inactividad aburre y perjudica. Todos los medios son buenos, sprays, pintura, pasquines, fanzines, cartas, pegatinas, carteles,..... El momento para ello puede ser cualquiera, pero los mejores son cuando el descontento general se hace patente en la sociedad, en forma de huelgas, manifestaciones, conferencias, etc.

 

Ante todo las acciones deben estar coordinadas y ser coherentes. No se puede caer en la ilegalidad ya que nuestro trabajo será baldío y estéril, todo trabajo tiene que ser inteligente y precavido, el trabajo descontrolado nunca realiza la función  requerida, es pues una pérdida de esfuerzo y medios.

 

La rapidez de actuación es fundamental para la realización de las campañas. Debemos ser claros contundentes y concisos para así llegar a todas las personas con nuestras proclamas. No debemos caer en la chambonería, el chabacanismo, la metafísica, ni ser rimbombantes. Tenemos que ser consecuentes con lo que pensamos. Si somos NS y militantes no hay excusas para faltar a las reuniones, actos o a las acciones. Si no hay dinero para la lucha, tampoco lo puede haber para las cervezas, la discoteca o el cine. Nadie exige nada imposible, el sacrificio forma parte de la lucha militante.

 

La de nuestras actividades caerá siempre sobre los militantes por igual, nadie regala nada. Si no se puede contribuir económicamente se hará mediante el trabajo por la causa.

 

La lucha política va unida estrechamente a la lucha en la calle, la necesidad de concienciación de que la reacción y demás enemigos harán uso de la fuerza para intimidarnos es imprescindible. La autodefensa es necesaria a todas luces y debe ser empleada con selectividad, discreción y contundencia, siempre que tengamos asuntos innegociables con nuestros enemigos. Debemos actuar con cautela, mucha veces, una retirada a tiempo es una victoria. Más tarde localizaremos sus puntos de reunión y estancia y golpearemos con contundencia a las cabezas dirigentes. Más ruido que nueces, imprimirá el efecto deseado para que no nos molesten más y no legar a los juzgados. Si su agresión resultase con efectos duros a nuestros componentes, utilizaremos todas las vías legales que estén a nuestro alcance para que la justicia caiga obre ellos. Nuestra respuesta deberá relegarse a un momento más propicio, pero sin posponerla demasiado tiempo. Nuestra capacidad de reacción tiene que demostrarse y no dejar lugar a dudas de ella. Tiene que formarse una piña entre los camaradas, sin dar lugar a grietas ni excusas para ser solidario y enfrentarse al problema con el valor que nos caracteriza.

 

 

LAS CONSECUENCIAS. Las consecuencias que conllevan la militancia política no son desde luego nada desdeñables, que nadie se imagine que esto significa que le darán una medalla por ello, sino más bien lo contrario.

Hay que partir de una posición realista aunque conlleve cierta angustia. Enumeremos los más usuales y corrientes premios que suelen formar parte del día a día. Podríamos empezar por pasar a formar parte de los archivos del servicio de información y seguridad del estado en los cuales figuramos todos con pelos y señales para mayor control del sistema democrático. Intervenciones telefónicas y del correo estarán al orden del día. Procuraros un apartado de correos para así no involucrar a vuestras familias más de lo necesario. Las consabidas disputas familiares, todos contra ti y tus “malditas ideas”, los puteos en tu lugar de trabajo o estudio de aquellos que se llaman así mismo demócratas, partidarios de la libertad de expresión y la pluripolítica. El precioso apelativo de nazi, facha o fascista a cualquier opinión que difiera de la generalidad vigente. La unión de todas las ideas y partidos diferentes contra el enemigo; TÚ. La reclusión injustificada o la detención ilegal por cualquier actitud molesta, incluyendo las dosis de violencia innecesaria y demás vejaciones morales o físicas por parte de las fuerzas de seguridad del estado. Si molestas mucho o te intentas organizar, tranquilo, te meterán tu ficha (aunque no estés fichado) en un sobre con otros camaradas y te mostrarán ante cualquier desorden social, ya que estamos considerados como un elemento socialmente peligroso.

 

            A partir de aquí, échale imaginación, porque todo es posible, desde que no puedas trabajar en organismos oficiales o dependientes del estado, a que te abran diligencias cuando has sido tú el denunciante.

 

Pero pese a todo por mucho que nos salpiquen con su fétido aliento, sus desprecios e injusticias, nos fortalecen y nos dan la razón para seguir luchando hasta lograr el último fin: DERRIBAR EL SISTEMA.

 

 

FORMACIÓN Y MÉTODOS. La formación política de todo militante debe ser la premisa    

número uno a  seguir, no hay militancia buena, sin formación. La formación política de los militantes tiene que formar parte de la actuación política del grupo. Reuniones, charlas, debates dirigidos, lectura de textos, tienen que ser la base de la formación de todo militante. La conducción del grupo, por aquel más cualificado en el tema político debe estar por encima de todo.

 

            Él no dejarse influir por aventuras y victoriosas promesas, es pisar la realidad. La organización debe ser la premisa fundamental para lograr un funcionamiento eficaz y obtener la mayor formación política del grupo.

 

            Cuanta más formación política tengan los miembros de l grupo más  prestigio tendrá la organización política.

 

            Recordemos algo que es fundamental para todo lo anterior; la actualización de posturas y actitudes, la concordancia con el tiempo en que vivimos, ser actuales, NS pero actuales.

 

 

LA OFENSIVA NEOFACHA.

 

          Que los grupos fachosos y de extrema derecha están en crisis es un hecho que no es nuevo en  nuestro país. En los 80  grupos de extrema-derecha como fuerza nueva se descompusieron en grupúsculos que todos conocemos. Directa o indirectamente podemos considerar herederos de Fuerza Nueva, al Frente Nacional del sefardita Blas Piñar, Unión Hispana, Juntas Españolas (de los cuales muchos se han incorporado en Democracia Nacional), y Nación Joven. Otras organizaciones como falange se descomponía día a día. La Falange prosiguió su eterno debate entre franquistas y anti-franquistas, falangistas de izquierda contra falangistas de derecha. Todo esto acabó con ella finalmente. Quizás el único grupo que se salía de esta línea carca y de extrema-derecha fue la organización NS CEDADE, aunque desgraciadamente sus filas estaban nutridas de toda esta derecha española anti-comunista (a excepción de sus dirigentes) que jamás llegaron a entender realmente el significado del NS. Esta organización desapareció hace 8 años sobre todo por deudas económicas y por la incompetencia y corrupción de alguno de sus miembros. Después de todos estos fracasos, nuestro pueblo tampoco quería reconocer nuestras más profundas raices, habíamos olvidado nuestro pasado, habíamos olvidado a Europa, debido a 40 años de dictadura judeo-cristiana, centralista y antieuropea que convirtió por medio de la propaganda a los españoles en una especie de mestizos y gitanos, frente al resto de Europa. De pronto, una luz comenzó a brillar, eran los últimos años de la década de los 80 cuando surgió Bases Autónomas, que traían unos aires totalmente nuevos al nacionalismo en España. Su ideología era una mezcla de radicalismo anarquista con algo de pensamiento NS y neo-falangista, al estilo de los antiguos grupos nacional- revolucionarios italianos y franceses. Supusieron un gran cambio. El nacionalista y el fascista ya no era un “pijito” ni un “niño de papá”, como los que los 20-N exhibían los deportivos y las motos japonesas que Papá les había comprado. Eran revolucionarios preocupados por el pueblo, jóvenes de barrio que verdaderamente estaban contra izquierdas y derechas. Grupos como Acción Radical en Valencia, también siguieron esta línea. Todos en BB.AA sabían contra lo que estaban, pero desde el punto de vista de un extraño a su organización, nadie debía saber muy bien en lo que creían. Había una facción que no creía en España según se desprende de sus publicaciones, su fe en la raza tampoco era muy grande. La campaña de criminalización por parte de la prensa cipaya del capital durante varios años, el acoso de la policía y el encarcelamiento de varios de sus miembros, desarticularon a las bases. Sus nuevos intentos de volver a la política fueron tan extraños como contrapuestos. Tras el fracaso de A.I.(área inconformista), volvieron por un lado con el fanzine FRAT (frente autónomo). Según sus propias palabras “el FRAT es DIOS”. Su extraña publicación que por decir una estupidez definiríamos como “anarco-nietzcheana” se reafirmaba en su “no creer” en nada. Más tarde tomó el relevo su asociación “Bernal Díaz del Castillo”, que enarbolaba la bandera del imperio español y del centralismo, incluso hablando en contra de las diversas lenguas regionales, ya que según ellos perjudicaban al castellano. Para ellos Castilla es España, los demás no contamos. La escisión estaba asegurada, se impuso la facción imperial que embistió en su última etapa. Según las palabras de uno e sus dirigentes, “ Las Bases Autónomas Reconstituidas van  a acentuar su política antieuropea”. En uno de los últimos números de “ A por ellos” publica un artículo la nueva adquisición de las Bases, unos negros guineanos que se autodenominan “españoles de origen guineano”. Incluso Bases llegó a sacar unos carteles en los que pedían la ciudadanía española y la misma bandera para Guinea, antigua colonia española ( y de los cuales se llegaron a pegar por Lugo ), ya que según los morenitos sus padres cantaban la versión del “montañas nevadas”, “selvas tropicales” y amaban a sus conquistadores blancos, a la falange y a la legión (Llegué a conocer a algún miembro de bases que estaba en contra de la Esvástica, a favor de los inmigrantes y de Franco). Era el nuevo “nacionalismo” de las bases, anti-europeísmo y nacionalismo chauvinista español al más puro estilo de la British Commonwealth.  Definir a BASES AUTÓNOMAS como un grupo nazi, creo que es un error. Si bien es cierto que en Bases había un sector minoritario que era nacional-Socialista y era el que le daba a la organización ese aire fascista que tanto asustaba al Sistema y sus lacayos, el resto eran fachas, ex ­falangistas rebotados con sus antiguas organizaciones y ambientes futboleros. Ese es el problema que tuvo Bases, y es que nació infectada con esa mentalidad carca retrógrada, centralista y antieuropea típica de la extrema-derecha y que tenían que estar con la banderita española bordada hasta en los calzoncillos, sino, no dormían tranquilos. Esto ocurrió, lo mismo que a CEDADE, debido a que en España nunca ha habido NAZIS, o sea, nacional-socialistas de verdad con una concepción racial y cultural de Europa, por culpa de lo que ya henos dicho antes. ya lo decíamos en el numero tres de ORGULLO BLANCO, aquí en España la inmensa mayoría de  los nazis, son simplemente fachas, a los que les gusta la parafernalia y los símbolos N.S., pero que si analizas su ideología política no salen del 20-N, acabar en partiduchos como el de Inestrillas, o andar cantando 'Aitor Zabaleta, jodete'. De ahí que cuando surgió hace unos años la revista n.s. 'RESISTESCIA' y en la que colaboraban antiguos miembros de las Bases, pero de sus facción 'Nietztcheana', todos estos super-nazis que había por ahí, escapasen corriendo, debido a que esta revista rompió definitivamente diciendo las cosas como eran (aunque en alguna otra no estuviésemos de acuerdo) con la extrema-derecha, lacayos siempre de los servicios de Inteligencia, del capitalismo y de la burguesía patriotera y anticomunista, de los cuales aquí en Espalñ ya hemos dicho muchas veces quienes son.

 

Pero tampoco estaban solo ellos. Gente de VANGUARDIA NACIONAL REVOLUCIONARIA que antes  enarbolaban  la bandera del  europeismo y de  occidente,  se incorporaron en su época al nuevo M.S.E. (MOVIMIENIO SOCIAL EBPAÑOL) un nuevo partido liderado por el nuevo héroe del facherío macarra y chauvinista, Ricardo Sáez de Inestrillas. También NACIÓN JOVEN se disuelve y se íntegra en este nuevo partido, que no llegó a durar mucho, y que era como el M.S.I. italiano, pero que quería ser como  NATIONAL FRONT francés. Según palabras de su líder luchara contra el nacionalismo europeo, que 'hace perder la identidad nacional española' (O lo que ellos entienden por española, o sea, castañuelas, toros, verbena, pandereta, centralismo, etc...). Luchara contra la 'Europa de las regiones y la Europa de las naciones' (ya sabéis, a matar otra vez ingleses,  franceses,  holandeses,  etc...).  Sectores de JUNTAS ESPAÑOLAS  secundan  al  M.S.E.  Las  JJ.EE.  se declaran enemigos  de  la inmigración Ilegal, pero consideran españoles a los legales y a los 'hijos del Imperio'. Sudacas y negros son nuestros hermanos. Portugueses, Alemanes

 

o  Croatas son nuestros enemigos.  Es que tanta música mestizo-latina y tanto culebrón sudamericano, tenía que hacer mella en nuestro país. Aunque tampoco es  de  extrañar al  estar  formados estos  grupos por  la burguesía mas reaccionaria,  corrupta,  derechista  y  nacional-católica.  Según  estos 'patriotas', debemos estar antes con un negro guineano que danza alrededor de su Toten, que del lado de una familia portuguesa, de un anciano Italiano o de una pareja de niños que vive a 10 KM de los Pirineos en suelo francés, en suelo occitano, porque el negro y el Indio guacamayo ¡HABLAN ESPAÑOL!. Según ellos son de nuestra cultura por que HABLAN ESPAÑOL!. Por supuesto para nosotros son nuestros hermanos los americanos descendientes de europeos, pero no los Indios, por mucho que sean catedráticos de la lengua. Debe ser que un cruzado español, tenía mas que ver con un Nassai o un Maya, que con otro cruzado germano que combatían juntos al sarraceno. Puede ser que ustedes 'españolistas' de pacotilla, no tengan nada que ver con Europa (y no es de extrañar siendo muchos de sus dirigentes judíos o unos vendidos al Sionismo), pero yo como español y blanco, me siento como el más europeo, hermano de sangre de franceses, italianos, daneses o germanos. Por que nuestros padres vinieron del Norte, fueron los Celtas. Vinieron del este, como los Romanos y los Griegos. Vinieron de la tierras de Germania, como los

 

Suevos,  Alanos,  Vándalos,  Vikingos  o  Visigodos.  Fueron  guerreros, civilizadores  y  monarcas.  Ellos  fueron  nuestros  ancestros,  los  que combatieron durante siglos y expulsaron al invasor africano, para mayor qloria de Europa. Ellos fueron nuestros padres y aquel que reniega de sus padres es un traidor y un bastardo. Como blanco, mi lucha, es la lucha de Europa. Jamás combatiré ni me uniré con el nacionalismo burgués, españolista y $ion$ta, que no tiene en cuenta la sangra y la Raza y que pretenden llevarnos hacia esa aldea global, mestiza y mundialista,  pero con el crucifijo en una mano y la bandera de España en la otra. Si a ellos no les importa vivir en una Península Ibérica llena de sudacas, negros, moros, gitanos, judíos, mestizos y demás que hablan español, nos tendrán a nosotros como enemigos. También queremos recordar a los autodenominados 'españoles de piel negra', que escribían en la publicación basista 'A por ellos', que la piel de los españoles  es del color del bronce de las espadas de  los Celtiberos, forjada por el poderoso sol de nuestro cielo, pero jamás fue ni será negra. Recordarles que sus hijos siempre tendrán la tez negra y sus raíces en las selvas tropicales, mientras que los nuestros, rubios, pelirrojos o morenos, de ojos azules o marrones, siempre tendrán la piel blanca y sus orígenes en el Norte, en Híperborea, mas alla de las auroras boreales, patria ancestral de la Raza Aria. Nosotros seguimos sintiéndonos orgullosos de ser españoles y europeos. Seguimos orgullosos de nuestras culturas regionales y seguimos alzando la ESVÁSTICA, como muestra bandera, emblema de nuestra Raza, forjadores de la primera Europa, que desde los Urales, hasta nuestras costas mas occidentales, crearon un vasto imperio. De sus leyendas descienden la nuestras. De sus lenguas nuestros idiomas.

 

Esta claro que no estamos NI ESTAREMOS NUNCA, en el mismo bando que estos grupos NEOFACHAS, chauvinistas y antieuropeos, formados la mayoría de la veces por simple burguesía y Sionistas. Es de agradecer que, aunque el facha se vistió de Céltica, facha se quedó, y ahora vuelve a vestir de facha. Entre cornetas militares e himnos del 36, nos hablan del nuevo movimiento que prescindirá de los símbolos (que forma mas sutil de decir que empiezan a aceptar el Sistema). Nuestros símbolos sagrados no se venden y nuestros corazones y nuestras esperanzas están con los auténticos NACIONAL-SOCIALISTAS.

 

 

 

Artículo dedicado a todos los fachas que se disfrazan de NS, a vosotros os decimos: “ No habéis entendido nada, vuestra burda presencia desvirtúa y muta hacia la deformación el espíritu NS ”.

 

La idea de este artículo fue sacada del desaparecido boletín de Valencia “BANDERA NEGRA” de ACCIÓN RADICAL, y al que le hemos añadido nosotros texto nuevo.

 

 

De Demonna para B.B.

 

1