11 muertos en otro ataque suicida en un cafŽ del centro de JerusalŽn
FERRAN SALES, JerusalŽn

Un doble atentado suicida sacudi- ayer por la noche Israel, al finalizar la fiesta religiosa del Shabat. En JerusalŽn, un suicida se autoinmolaba en el interior de una cafeter'a, situada a poco menos de cien metros de la residencia del primer ministro Ariel Sharon provocando al menos 11 muertos y m‡s de 50 heridos. En Netanya, en la costa del mediterr‡neo, dos activistas disparaban y lanzaban granadas en un paseo del centro de la ciudad ocasionando tres muertos, entre ellos un bebe, y medio centenar de heridos,

Era la respuesta de los radicales a las operaciones de limpieza que las tropas israel'es est‡n llevando a termino en los campos de refugiados palestinos.

Poco antes de las once de la noche, cuando JerusalŽn hab'a empezado a desperezarse despuŽs de haber vivido en silencio y recogimiento la fiesta religiosa del Shabat, un comando suicida hacia estallar su carga de explosivos en el interior de la cafeteria Moment, situada en la calle Azza, en el barrio de Rahavia, provocando once muertos y m‡s de cincuenta heridos. El atentado se produjo a poco menos de cien metros de la residencia del primer ministro Ariel Sharon, en un lugar especialmente controlado por las fuerzas de seguridad, que mantienen un fŽrreo control sobre los viandantes que pasan por la zona y en los que se han colocado bloques de cemento y osbst‡culos para impedir las acciones terroristas. Inexplicablemente un hombre, un palestino, logr- sortear estos controles y entrar en la cafeter'a Moment, en la hora y el d'a m‡s concurrido de la semana.

La explosi-n reson- por todo JerusalŽn Oeste. El comedor principal del establecimiento, que hac'a pocos meses hab'a sido renovado, se ti-- de sangre. Las paredes se llenaron de restos de carne y v'sceras humanas, presumiblemente del suicida, mientras que en el suelo yac'an los cad‡veres de 11 clientes. Helic-pteros de combate, dotados con potentes proyectores, empezaron a barrer la noche buscando por toda la ciudad los rastros invisibles de los c-mplices del ataque.

La ciudad reviv'a as' la tensi-n en la que se sumergi- hace exactamente una semana, cuando un suicida se autoinmol- en las puertas de una sinagoga, en el barrio religioso de Mea Sharim provocando una decena de muertos, entre ellos cinco ni-os.

Pocas horas antes, otro atentado suicida, este en la ciudad balneario de Netanya, a unos cincuenta kil-metros al norte de Tel Aiv, convert'a la noche de salida del Shabat en una tragedia. Dos palestinos armados, uno de ellos disfrazado de polic'a, irrumpieron en el vest'bulo del hotel Jeremy para lanzar una bomba granada, matando a dos personas e hiriendo a otros cuatro clientes. Luego, como si no les importara nada la huida y su destino fuera morir en la operaci-n, los dos hombres empezaron a disparar con sus fusiles autom‡ticos sobre la multitud, provocando cerca de medio centenar de heridos, uno de ellos muy grave. En pleno caos de sangre, la polic'a logr- abatir a los tiradores a las puertas de otro hotel cercano.

El Movimiento de la Resistencia Isl‡mica (Ham‡s) se atribuy- el atentado suicida. En un comunicado difundido en la ciudad cisjordana de Hebr-n, Ham‡s asumi- la autor'a del atentado y se-al- que su autor material fue uno de sus militantes llamado Ismail Vurani. El jefe de la Polic'a de JerusalŽn, Micky Levy, dijo que se trataba de un "atentado muy duro" y que aparentemente el suicida activ- una "gran carga de explosivos, de lo que se deduce el alto nœmero de v'ctimas".

El atentado de Netanya fue reivindicado por las Brigadas de los M‡rtires de Al Aqsa, una formaci-n clandestina configurada por militantes radicales de Al Fatah.

Los dos atentados est‡n enrazidos en Tulkarem, una ciudad autonoma palestina, situada a poco menos de 30 kil-metros al este de Netanya, donde se encuentra fuertemente implantada esta organizaci-n, uno de cuyos principales dirigentes fue Raed Al Karmi, abatido en una operaci-n de guerra sucia por disparos de un misil del EjŽrcito israel' el pasado 14 de enero. Desde esta fecha, los hombres de las Brigadas de los M‡rtires de Al Aqsa han jurado morir matando.

La ofensiva de las Brigadas de Al Aqsa es una respuesta directa e inmediata a las operaciones de limpieza que el EjŽrcito israel' ha venido efectuando en las dos œltimas semanas en los campos de refugiados de Cisjordania. El punto culminante de esta operaci-n ha estado en las œltimas horas en los dos campos de refugiados de Tulkarem, donde se han registrado m‡s de veinte muertos y el EjŽrcito ha tomado 600 prisioneros. Estas operaciones prosegu'an ayer a œltima hora de la noche en los campos, situados en el termino municipal de BelŽn, en los que se amontonan mas de 13.000 refugiados. Varios tanques del EjŽrcito israel' llevaron a cabo anoche una incursi-n y dispararon obuses contra el campo de refugiados de Tel al Sult‡n, al este de Rafa, en el sur de Gaza, segœn informaron fuentes de los servicios de seguridad palestinos.

Los dos atentados palestinos perpetrados la noche de ayer buscan sabotear la misi-n del mediador estadounidense Anthony Zinni, esperado para la pr-xima semana en la regi-n, segœn afirm- anoche un portavoz hebreo que responsabiliz- al presidente palestino, Yasir Arafat, de los ataques, informa France Presse. "Algunos, por parte palestina, est‡n decididos a que la misi-n del general Zinni fracase. Nos acordamos de que hicieron lo mismo cuando vino [el pasado mes de noviembre]", declar- el portavoz Arye Mekel, en referencia a una oleada de atentados que acompa-- a la visita del ex general a la regi-n. "Acusamos a Arafat, acusamos a la Autoridad Palestina, porque es Žl [Arafat] el que ha empezado todo", a-adi-.

[Anoche, el ministro espa-ol de Asuntos Exteriores, Josep PiquŽ, contact- telef-nicamente con el ministro palestino de Cooperaci-n Internacional, Nabil Shaat, y sus colegas de Rusia, Igor Ivanov, y de Ir‡n, Kamal Jarazi, para intercambiar ideas que puedan ayudar a acabar con la escalada de violencia en Oriente Pr-ximo, informa Efe. Segœn el subdirector de la Oficina de Informaci-n Diplom‡tica (OID), Julio Albi, PiquŽ ya se puso en contacto el pasado viernes con los ministros de Relaciones Exteriores de Francia, Hubert VŽdrine; Holanda, Jozias van Aartsen; y el secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, en el mismo sentido. Las intensas gestiones de PiquŽ, cuyo gobierno ostenta este semestre la presidencia rotatoria de la Uni-n Europea, se producen despuŽs de dos jornadas especialmente sangrientas en los territorios palestinos.]

Campos 'limpios'

Ariel Sharon ha conseguido en un tiempo rŽcord de dos semanas limpiar la mitad de los campos de refugiados de Cisjordania. La operaci-n, que empez- en Nablœs y Yen'n, ha continuado en los œltimos d'as con los de Tulkarem, para proseguir desde la noche de ayer con los tres de BelŽn (Dheisdeh, Aida y Beit Yibr'n). Las fuerzas israel'es parecen reservarse para el fin el asalto a los campos de Ramala, en especial los de Amari y Qalandia, plazas fuertes del militantismo radical. Amari, con cerca de 8.000 habitantes, se fortifica d'a a d'a, mientras la prensa internacional establece su observatorio en las habitaciones del hotel City Inn. La operaci-n militar sobre los campos ha provocado las cr'ticas de la comunidad internacional, pero tambiŽn de la prensa israel', que en los œltimos d'as ha empezado a acusar a Sharon de 'llevar a cabo una pol'tica de fuerza bruta', segœn escrib'a en el peri-dico Haaretz Yoel Marcus, en otro tiempo firme defensor de la pol'tica del primer ministro.