harrymedia.es.vg

Adelanto:  Quidditch a través de los tiempos

En 1938, el mago Zacarías Mumps estableció la primera descripción completa del juego de quidditch. Comenzó enfatizando la necesidad de tomar ciertas medidas antimuggles mientras se jugaba. "Deben elegirse zonas desiertas alejadas de las viviendas muggles y asegurarse de que nadie los vea cuando se eleven con las escobas voladoras. El repelente mágico de muggles es muy útil si se pretende construir un campo de juego permanente. También es aconsejable jugar por las noches." (...)

 

Campo:

             Zacarías Mumps describe el campo del siglo XVI con forma oval, de 150 metros de ancho, con un pequeño círculo central en el medio de 60 centímetros de diámetro (...).

             En 1883 se había rechazadora el uso de cestos como métodos para anotar y se sustituyeron con los postes que se usan ahora, una innovadora idea de la que se informa en "El Profeta" del momento. El campo de quidditch no ha variado desde esa época.

 

Pelotas:

              Como sabemos por el diario de Gertie Keddle, la quaffle se hizo de cuero desde el principio. Es la única de las 4 pelotas del Quidditch que no estaba originalmente encantada, sino que estaba hecha con retazos de cuero cosidos; a menudo tenía un asa por si debía ser atrapada y tirada con una sola mano(...). La quaffle moderna tiene 30 centímetros y medio de diámetro y carece de costuras.

La bludgers están hechizadas para perseguir a todos los jugadores de manera indiscriminada. Si se las deja a su aire, atacarán al jugador que esté más cerca; por eso, la tarea de los golpeadores es lanzarla lo más lejos posible de su propio equipo.

La snitch dorada Tiene el tamaño de una nuez, como el snidget dorado. Está hechizada para que evite la captura el mayor tiempo posible. Según una anécdota del año 1884, una snitch evitó que la capturaran durante 6 meses en Bodmin Moor, y al final ambos equipos suspendieron el partido, enfadados con la pobre actuación de sus buscadores. (...)

 

Los Jugadores:

El guardián De acuerdo a Zacarías Mumps, "debe ser el primero en llegar a los cestos, porque su tarea es evitar que la quaffle entre en ellos" (...)

Los golpeadores Su prioridad es proteger los miembros de su equipo de las bludgers, y lo hacen con la ayuda de bates (...). Los golpeadores nunca se han dedicado a marcar tantos, ni hay constancia de que hayan manejado la quaffle. Estos jugadores necesitan una gran dosis de energía física para rechazar a las bludgers. Esa es la razón de que esta posición, por encima de las otras, haya sido ocupada más por magos que por brujas (...).

Los cazadores Se pasan la quaffle unos a otros y anotan 10 puntos cada vez que la introducen por uno de los aros (...).

El buscador Estos jugadores son casi siempre personas con poco peso y muy veloces con la escoba. Los buscadores precisan tanto de agudeza visual como de habilidad para volar con una sola mano o, a veces, ninguna. Son decisivos en el resultado final de un partido, porque si capturan la snitch pueden obtener la victoria allí donde la derrota parece segura. Por eso son los jugadores con más probabilidades de sufrir agresiones del equipo contrario.

 

Las infracciones:

                              Los archivos del Departamento de Deportes y Juegos Mágicos contienen una relación de nada menos que 700 infracciones de quidditch, y se sabe que durante la fin del Mundial de 1473, el primero de la historia, se llegaron a cometer todas ellas (...). Se puede decir sin temor que a equivocarse que la mayoría no se les ocurriría ni siquiera a los jugadores más sucios; por ejemplo, "prender fuego a la escoba del adversario", "golpear  la escoba del adversario con la vara" o "arremeter contra un adversario un hacha" Esto no quiere decir que en la actualidad los jugadores de quidditch nunca infrinjan las reglas.

Home

   

1