DEJAME CONTARTE, AMANDA


Te voy a contar de las burbujas
aquellas que tanto te gusta mirar,
son luminosas como los sueños
que en tu corta vida, ya sabes buscar.

Las hay grandes que vuelan muy alto,
las hay pequeñitas que se adhieren a tu piel
algunas se detienen en tus manos
y otras se esfuman, como lunas de papel.

Aquellas que vuelan buscando las nubes,
solo las alcanzas si tienes mucha fe
las que suaves quedan en tus manos
se rompen muy fácil y te diré por qué.

Los sueños efímeros se rompen en las manos,
cobran vida los que a las nubes se van;
si miras muy alto, hasta donde lleguen tus ojos
podrás recogerlos si pones tu afán.

Burbujas y sueños van de la mano
buscando el camino que les queramos dar,
la vida, mi niña, no es vivir de sueños,
pero si los tienes, mas dichosa serás.

Un dia lejano cuando entiendas esta historia,
quizas me habré ido para mis sueños buscar,
pensarás entonces que todo es mas lindo
si unimos burbujas y sueños aun al despertar.

Tu mama

Oct-27-2002

AnteriorSiguiente