Ruta 5. Calle Tacuba
INICIO


INTRODUCCIÓN


Ruta 1
El Zócalo

Ruta 2
Calle Moneda

Ruta 3
Plaza Santo Domingo

Ruta 4
Calle Madero

Ruta 5
Calle Tacuba

Ruta 6
Calle Donceles



Ruta 5. La calle de Tacuba



Mapa de Ruta 5

  • Cómo llegar. El comienzo de nuestra ruta número 5 lo hemos fijado en la esquina del Eje Central Lázaro Cárdenas con la calle de Tacuba, concretamente en el edificio que alberga la oficina de correos, conocido como Palacio Postal. Para llegar a este punto lo podemos hacer utilizando indistintamente las líneas 2 (color azul) u 8 (color verde), del Metro, descendiendo en ambos casos en la estación Bellas Artes.


Palacio Postal

48. Palacio Postal

    La primera oficina de correos de la ciudad de México funcionó en las casas nuevas de Cortés y después en lo que actualmente es Palacio Nacional; posteriormente en un local de la calle de Santa Teresa y más tarde en Correo Mayor.
    La Secretaría de Comunicaciones y Transportes encomendó al arquitecto Adamo Boari, responsable de la construcción del Palacio de Bellas Artes, construir un edificio de correos en el lugar ocupado anteriormente por el hospital de Terceros de San Francisco, el cual fue demolido en 1900. Las obras se iniciaron en 1902 y fueron dirigidas por el ingeniero mexicano Gonzalo Garita. El Palacio Postal fue inaugurado por el presidente Porfirio Díaz en 1907.
    El inmueble, de estilo italianizante, funciona como oficina de Correos y enviar una carta se convierte en toda una experiencia donde poder apreciar el buen gusto que impera en su decoración. En su interior hay una exposición permanente de objetos y documentos históricos relativos al correo. La entrada es libre y está abierto de martes a viernes (de 10:00 a 17:30 horas) y sábado y domingo (de 10:00 a 16:00 horas).


Palacio de Minería

49. Palacio de Minería

    Caminando por la acera derecha de Tacuba, tras pasar por el cruce con el callejón de la Condesa, el siguiente edificio, ubicado en el número 5 y de estilo neoclásico, es el Palacio de Minería.
    La minería fue la actividad económica principal de la Nueva España y la columna vertebral de la economía del virreinato. Inicialmente, la exploración y explotación de las minas no se aprendía en ninguna escuela, sino que era el resultado directo del trabajo en vetas. El virrey Antonio María de Bucareli solicitó al rey Carlos III mayor apoyo para la realización de trabajos en las minas. El rey ordenó en 1776 la creación del Tribunal de Minería de la Nueva España. Se abrió así paso para la fundación en 1792, del Real Seminario para la Minería, que tuvo su sede en este edificio, obra arquitectónica de Manuel Tolsá, que fue construido entre 1797 y 1813.
    A lo largo de la historia el edificio ha sido utilizado por diferentes instituciones que le proporcionaron diversos usos. En los años setenta se inició el remozamiento que hizo del edificio un centro de difusión cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México, administrado por la Facultad de Ingeniería.
    En los patios y salones del Palacio de Minería se celebra anualmente la feria del libro más importante de la ciudad de México.


Plaza Manuel Tolsá

50. Plaza Manuel Tolsá

    Frente al Palacio de Minería se encuentra una de las plazas más hermosas de la ciudad de México. Se formó a partir de la construcción del Palacio de Comunicaciones, el edificio que se encuentra al norte de la plaza. En 1943, el ingeniero Carlos Alonso, propuso el acondicionamiento de este espacio como una verdadera plaza, hermoseando la fachada lateral oriente del palacio.
    En los años setenta del siglo XX se colocó en el centro de la plaza la estatua ecuestre de Carlos IV, conocida como El Caballito. En razón de que tanto El Caballito como el Palacio de Minería son obra del arquitecto Manuel Tolsá, se optó por ponerle el nombre de dicho arquitecto a la plaza.


Palacio de Comunicaciones

51. Palacio de Comunicaciones

    Sobre los terrenos de lo que fuera el hospital de San Andrés, donde se veló y embalsamó el cadáver de Maximiliano, se inició en 1904 la construcción del Palacio de Comunicaciones y Obras Públicas. La obra fue encargada al arquitecto italiano Silvio Contri, y se utilizaron en ella los más ricos y refinados materiales. La construcción reúne elementos neorrenacentistas, neobarrocos y neoclasicistas.
    El Palacio fue inaugurado por el presidente Francisco I. Madero en 1911. La Secretaría de Comunicaciones y Transportes cambió sus oficinas años más tarde. Durante varios años el inmueble albergó el Archivo General de la Nación, hasta su traslado al Palacio de Lecumberri. Actualmente es sede, desde 1982, del Museo Nacional de Arte, que conserva algunas de las obras más representativas de la historia artística de México.


Convento de Betlehemitas

52. Templo del Convento y Hospital de Betlehemitas

    En la esquina de Tacuba con Filomeno Mata, acera derecha de Tacuba, se ubicaba hace muchos años una casa de religiosos betlehemitas, dedicados al cuidado de los enfermos afectados por las múltiples epidemias que asolaron a los españoles y los indígenas desde la Conquista.
    La construcción del convento-hospital se inició en 1676 y se convirtió, al paso de los años, en uno de los hospitales más ricos en la Nueva España. En 1820, las Cortes reunidas en Cádiz, decretaron la supresión de todas las órdenes hospitalarias y el edificio se dividió entre la Compañía Lancasteriana y el Colegio Militar.
    En lo que fue la iglesia del hospital, en el número 6 de Filomeno Mata, se encuentra la sede del Museo del Ejército, que muestra objetos de uso militar y armas.


Palacio de Mármol

53. Palacio de Mármol

    Continuando nuestros pasos por la acera derecha de Tacuba, en el número 15, nos encontramos con el llamado Palacio de Mármol, construido en 1870 y que tiene acabados de mármol de Carrara.






Templo del Convento de Santa Clara

54. Templo del Convento de Santa Clara

    En la esquina de Tacuba con Bolívar, número 29 de Tacuba, nos encontramos con el Templo del Convento de Santa Clara, que perteneció a las clarisas, orden franciscana femenina que fue la segunda orden religiosa de mujeres que llegó a la Nueva España. El convento fue abierto en 1573 y tuvo su mayor desarrollo en el siglo XVIII, a pesar de que, en 1755, sufrió un incendio que lo dejó muy dañado.
    Tras la confiscación de los bienes eclesiásticos, el edificio fue destinado para uso privado. Tras instalarse en el predio un cuartel militar y un observatorio, el convento quedó totalmente destruido. Hoy queda en pie la iglesia conventual y la capilla de la Purísima. En 1936 se abrió, en lo que fue la iglesia conventual, la Biblioteca del Congreso de la Unión.


  • Frente a la actual sede de la Biblioteca del Congreso de la Unión, en el número 28 de la calle Tacuba, se encuentra el Café de Tacuba. Este casi centenario café (fundado en 1912) es hoy un restaurante de precios medio-altos. Merece la pena asomarse a su interior para observar la riqueza de su decoración.
1