loy_aznar.jpg (8870 bytes)    Lo que nos vende   la COMISARIA EUROPEA DE TRANSPORTE Y ENERGÍA :

DÑA. IGNACIA DE LOYOLA DEL PALACIO Y DEL VALLE DE LERSUNDI

La posición de De Palacio es absolutamente inaceptable puesto que las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático decidió el pasado mes de noviembre en Marrakech excluir la energía nuclear de los Mecanismos de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kioto.

La energía nuclear no es limpia, no se puede mentir a sabiendas.

LOYOLA DEL PALACIO, el presidente de ENDESA, el FORO NUCLEAR, la O.C.D.E.  informan


 

EL PAÍS  Lunes, 29 de abril de 2002

Bruselas y la OCDE afirman que la energía nuclear es imprescindible  (....)

La vicepresidenta LOYOLA de la Comisión dice que sólo la energía nuclear permite cumplir con Kyoto         banner-loyola1.gif (12232 bytes)


FERNANDO GUALDONI . Pamplona

La vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Energía y Transporte, Loyola de Palacio, lanzó ayer en Pamplona un claro aviso a todos los europeos al afirmar que sería 'un gravísimo error' que Europa renunciara a la energía nuclear. La tesis de Loyola de Palacio no es nueva, pero ayer recibió un significativo respaldo. El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Donald Johnston, apoyó las tesis de la vicepresidenta de la Comisión al destacar el interés económico de las centrales nucleares y su supuesto escaso impacto ambiental.

De Palacio ya había defendido el uso de la energía nuclear en otras ocasiones, pero ayer, tras su intervención en la última de las dos jornadas de la cumbre de los ministros de Energía de los Quince de Pamplona, fue tajante. La comisaria aseguró que no es posible para Europa cumplir con el Protocolo de Kyoto para la reducción de emisiones de gases contaminantes sin el mantenimiento de la energía nuclear. Bruselas prevé presentar una propuesta de homologación de las normativas de seguridad nuclear para toda la UE para antes de la cumbre de Sevilla de junio.

'Sé que desde el punto de vista de una política como yo no sé si es conveniente decir estas cosas públicamente', declaró ayer Loyola de Palacio. 'Habrá que optar: O cumplimos con el Protocolo de Kyoto y mantenemos la producción nuclear, o renunciamos a Kyoto, tan sencillo como eso', enfatizó. 'Esta idea debe ser explicada a los ciudadanos con el objeto de evitar errores gravísimos con consecuencias tremendas de cara al futuro', añadió. La comisaria reconoció que la sociedad tiene muchas dudas sobre 'si se les está contando la verdad' sobre la seguridad de las centrales nucleares y la falta de transparencia en el debate de esta cuestión, según De Palacio, es el mayor escollo para explicar las ventajas e inconvenientes del uso de la energía nuclear.

Respaldo

Donald Johnston, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el club de los países más desarrollados, no tardó en respaldar a De Palacio en la necesidad de reabrir el debate sobre el uso de la energía nuclear. 'Es importante tener en cuenta las ventajas de la energía nuclear. Es un recurso económico y sus efectos contaminantes son ínfimos'. Un estudio del Foro Nuclear indica que de entre las tecnologías de producción eléctrica la nuclear es la que menos emisiones de dióxido de carbono producen (0,01 gramos por kilovatio producido) frente al carbón (1.026 gramos) o el ciclo combinado (402 gramos).

Los beneficios, desde el punto de vista de la baja contaminación que produce el uso de la energía nuclear, no estuvieron en discusión ayer en Pamplona, sino la seguridad de las centrales. Este es el punto más áspero del debate y el que los gobiernos, de cara a sus ciudadanos, no quieren ni plantear. De hecho, el secretario de Estado de Economía, José Folgado, esquivó ayer cualquier pregunta sobre esto. Folgado dijo solamente que las centrales que hay en España (siete, con nueve grupos) son seguras(...) y que la actividad nuclear en el país continuará normalmente. Sin embargo, sí manifestó que la propuesta de la Comisión Europea de crear una directiva de seguridad nuclear para todos los miembros 'es un planteamiento razonable, y que debe ser estudiado por los Estados miembros'. Folgado añadió que en este momento no hay ningún proyecto sobre la mesa para construir otra central nuclear en España. Dentro de la Unión, sólo Finlandia se plantea abrir una central nuclear para reducir su dependencia de las importaciones de gas de Rusia.

La Comisión, por iniciativa de De Palacio, quiere sacar adelante una normativa sobre seguridad nuclear que homologue las de todos los países de la UE para antes del verano si es posible.

Actualmente existen 438 centrales nucleares operando en el mundo, con una potencia instalada de 353.489 megavatios. De estas centrales, 145 unidades están en la UE, produciendo un tercio de la electricidad que se consume, con una potencia de 122.924 megavatios. No obstante, las diferencias entre los distintos miembros son bastante importantes. Mientras en España las nucleares producen el 27% de la energía eléctrica, en Francia esa cifra se triplica. Entre las nueve centrales españolas llegaron a producir 63.715 millones de kilovatios en 2001, un máximo histórico.


Las nucleares piden que se autoricen nuevas centrales a medio plazo

El Foro Nuclear pide un pacto político que impulse este tipo de energía


S. C. | Madrid

El Foro Nuclear, que agrupa a las empresas que explotan las siete centrales españolas, instó ayer al Gobierno a favorecer este tipo de energía. En concreto, el Foro cree conveniente que el Gobierno 'tome decisiones' a medio plazo (tres, cuatro años), para que en 2012 haya al menos una nueva instalación nuclear en marcha. En 2001, las nucleares produjeron el 27% de la electricidad en España, con un aumento de producción del 2,4%.

El Foro Nuclear, que preside el directivo de Iberdrola Eduardo González, se pronunció asimismo a favor de un pacto entre partidos políticos que saque la energía nuclear del debate electoral, facilite la planificación energética a largo plazo y asegure las inversiones en el sector.

Las declaraciones de González coinciden con el debate sobre planificación energética que tiene lugar en la subcomisión de Energía del Congreso. La subcomisión está trabajando sobre un documento elaborado por el Ministerio de Economía que apuesta, hasta el año 2011 por el gas como fuente energética, con una pérdida relativa del peso de la energía nuclear en el conjunto del sistema.

Frente a las tesis del Gobierno, la industria apuesta por mantener al menos ese peso de la energía nuclear en España en los próximos años y por adelantar el debate sobre el futuro de este tipo de energía.

El Foro cuenta con el respaldo de la vicepresidenta de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, y de las compañías eléctricas que explotan las centrales. En ese frente pronuclear sólo hay un matiz: las industrias españolas no son partidarias de que Bruselas asuma e incremente la normativa de seguridad ya existente como pretende De Palacio. Desde 1990, las nucleares españolas han aumentado su potencia un 6,3% (500 megavatios) y en los próximos tres años volverán a aumentarla otros 200 megavatios.


Martín Villa se suma a De Palacio y apoya la energía nuclear :  LAS ELÉCTRICAS


EL PAÍS | Madrid

El ex-presidente de Endesa, Rodolfo Martín Villa, se mostró ayer partidario de reabrir el debate sobre el futuro de la energía nuclear y la instalación de nuevas centrales. El máximo responsable de la primera eléctrica española se sumó así a las tesis que defiende desde hace meses la vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria de Energía, Loyola de Palacio.

Martín Villa aseguró que 'hay que abrir otra vez el debate sobre la energía nuclear si se quiere asegurar la capacidad del suministro'. La propuesta coincide con los mensajes que están lanzando las eléctricas sobre la falta de capacidad del sistema y el riesgo de que el próximo mes de marzo, la parada de las centrales nucleares de Vandellós II (Tarragona) y Cofrentes (Valencia) para recargarlas acabe en apagón.


¿Cuánto se paga en la factura de la luz  por otros conceptos que en nada o casi nada están relacionados con la producción y distribución de la energía eléctrica que se consume? La respuesta es sencilla: un 15% del importe de la factura de la luz.

  • Ayuda a la moratoria nuclear. Esta supone un 3,54% del importe del recibo de la luz.
    La política energética del Gobierno en los años 80 fue potenciar las centrales de carbón y paralizar el auge de las centrales nucleares, sobre todo por motivos ecológicos y medioambientales.
    Este parón nuclear trajo consigo la necesidad de ayudar a estas empresas. De aquí el porcentaje incluido en el recibo eléctrico. El coste de la moratoria supera los 700.00 millones de pesetas.Además por stock de uranio se paga un 0,16%.
  • Ayudas a las empresas. Por otro lado, debe saber que en su recibo de la luz también está apoyando al sector empresarial español. El precio del kilovatio/hora para consumos industriales es más económico que el destinado a uso doméstico. Así, en su factura eléctrica también sufraga la reducción del coste del consumo energético de las empresas.
    Todo ello hace pensar que el recibo de la luz, más que cobrar por un servicio, es un impuesto más.
      
    Fuente  Paloma Bravo     EL MUNDO

 

                                               elect.jpg (25513 bytes)

 


Las eléctricas son premiadas

Las eléctricas cobrarán 482 millones de euros en 2002 por la moratoria nuclear


AGENCIAS | Madrid

El Gobierno abonará este año 482,12 millones de euros (80.218 millones de pesetas) a las compañías eléctricas en concepto de anualidad por los proyectos de centrales nucleares paralizados por la moratoria nuclear, según una resolución de la Dirección General de Política Energética y Minas, publicada ayer en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Este pago será abonado a Iberdrola, Unión Fenosa y Endesa y se repartirá entre las centrales de Lemóniz (250,31 millones de euros), Valdecaballeros (224,56 millones) y Trillo II (7,24 millones). El importe pendiente de compensación asciende a 2.752,63 millones de euros (458.000 millones de pesetas), de los que 1.434,05 millones corresponden a Lemóniz, 1.277,04 millones a Valdecaballeros y 41,53 millones a Trillo II.

Por otra parte, el presidente de la Comisión Nacional de la Energía (CNE), Pedro Meroño, aseguró ayer que el órgano que preside analizará, al menos cada dos meses, el grado de cumplimiento de las inversiones previstas en el informe marco sobre la demanda de electricidad y gas y su cobertura, en el que se basará el Gobierno para planificar las necesidades energéticas de la próxima década.


Lo que opina el mundo de las finanzas

La industria nuclear ha tenido más de 50 años para demostrar su afirmación de que su energía es segura, limpia y barata, y sin embargo ha fracasado en todo. Lejos de producir una electricidad que fuera "demasiado barata para medirla" (traducción de "Too cheap to meter" su manido reclamo propagandístico de antaño), los costes medioambientales y económicos de la energía nuclear han hecho de ésta un auténtico fiasco económico.

Reflejo de ello son las conclusiones a las que ha llegado el mundo de los negocios y de la banca internacional sobre la energía nuclear:

• Según la revista de negocios americana Forbes: "El fracaso del programa nuclear de Estados Unidos se considera como el mayor desastre empresarial en la historia de los negocios".
[Cook, J. (1985). Nuclear Follies. Forbes, 11th Feb, 1985]. 

• Por otra parte, resulta evidente que no resulta atractivo financiar proyectos nucleares. En particular, el Banco Mundial afirma: "Otorgar un préstamo bancario al sector energético requiere una revisión de las políticas, las instituciones y las inversiones del sector. Las centrales nucleares en el sector energético no serían económicas; son un enorme despilfarro".
(N. del T.: "They are large white elephants", en el original). [World Bank (1992). Guideline for Environmental Assessment of Energy and Industry Projects. World Bank technical paper N . 154./1992. Environmental Assessment Sourcebook, Vol III.] 

•Aún más, el Banco de Desarrollo Asiático señala: "El Banco es muy consciente de este trasfondo (en energía nuclear), y no se ha visto involucrado en la financiación de proyectos de generación con energía nuclear en los países en desarrollo debido a un cierto número de preocupaciones. Estas preocupaciones incluyen temas relativos a la transferencia de tecnología nuclear, limitaciones de adquisición, riesgos de proliferación, restricciones de adquisición y disponibilidad de combustible y aspectos de seguridad y medioambientales. El Banco mantendrá esta política de no involucrarse en la financiación de proyectos de energía nuclear".
[Asian Development Bank (1995). Bank Policy for Energy Sector. May 1995]. 


¿Energía nuclear?
Ramón Tamames
   Catedrático de Estructura Económica (UAM)
Catedrático Jean Monnet de la UE con la colaboración de Silvia Aparicio Obregón

El gran debate sobre la energía atómica está abierto de nuevo. Entre otras cosas porque en época de apagones in crescendo, las grandes compañías y la comisaria europea de Energía, Loyola de Palacio, apoyan el regreso a la energía nuclear. Ante lo cual, en el caso de España, el Gobierno pospone la decisión hasta el 2011. Y los ecologistas, por su parte, afilan los cuchillos.

La energía nuclear era un tema tabú desde que en la mitad de los años ochenta se aprobara la moratoria nuclear que todavía compensa, con el 3,450 por ciento del recibo de la luz que pagan los usuarios, a las eléctricas que invirtieron en instalaciones proyectadas en la década de 1970 y finalmente no desarrolladas. Así pues, doña Loyola, desde Bruselas, ha roto el dique de precaución asentado en el rechazo instintivo de gran parte de la población al tema nuclear.

Levantada la veda, los empresarios eléctricos, con el presidente de Endesa a la cabeza, don Rodolfo Martín Villa, se han lanzado a la defensa a ultranza de las centrales nucleares, según dicen para con ellas garantizar el suministro en un momento en el que el consumo crece a un ritmo del 6 por ciento anual.

Lógicamente, no es sólo el sector eléctrico español el que se enfrenta a la cuestión. A favor en la pugna ya en curso está la Administración de EEUU, que considera la energía nuclear como un puntal estratégico para el desarrollo económico futuro. También se apoyan en la idea de que la energía nuclear no genera CO2, de forma que parece como si apoyaran el Protocolo de Kioto desde fuera.

La justificación básica utilizada a ambos lados del Atlántico sobre el gran futuro de la energía nuclear es simple. Tanto el presidente de la National Regulatory Commision (NRC) de EEUU, como la señora De Palacio, por parte de la UE, opinan que la energía de fisión es la más barata, con un bajo coste medioambiental al no emitir gases de invernadero.

Pero las demandas ya latentes del sector eléctrico español, ahora con apoyo desde la CE, han tenido una acogida más bien prudente por parte del Gobierno español. Así las cosas, en el reciente borrador de Planificación Energética elaborado por el Ministerio de Economía con el horizonte del 2011, sólo está previsto mantener el activo parque nuclear actual pero sin recrecerlo, que está compuesto por las centrales de Garoña, Cofrentes, Ascó, Trillo, Cabrera, Vandellós y Almaraz.

Del otro lado del debate, no podía ser menos, está el movimiento ecologista, que discute los argumentos economicistas simples, y que traslada sus mensajes a una sociedad que guarda en su memoria colectiva el estallido de la central nuclear de Chernobil (26 de abril de 1986) y las visibles consecuencias del desastre en la población afectada por el cáncer y otras graves afecciones.

Pero aparte de tales recordatorios, el punto de vista contrario a la energía nuclear se centra en cuestionar las dos prédicas a favor de las centrales: la energía nuclear no es barata ni neutral con el medio ambiente; y el coste de mantener los residuos dañinos inactivos es muy elevado y además no se sabe hasta cuándo; un legado envenenado para generaciones futuras.

La cuestión decisiva en la actualidad es si las empresas eléctricas están dispuestas a construir nuevas centrales nucleares en el sector liberalizado en el que se mueven, o si el Gobierno ayudará a afrontar nuevos planes nucleares sin riesgo para las empresas. De momento, habrá que esperar (¿?) hasta el 2011, a no ser que la Comisión Europea obligue al Gobierno español a adoptar una decisión, lo cual no parece probable. Aparte de que no cabe olvidarlo, siempre estará la opinión del pueblo. Éste sigue siendo un país libre.


EL PAÍS            Martes, 30 de abril de 2002
La comisaria de Medio Ambiente critica a Loyola de Palacio por apoyar las nucleares

Matas recuerda a su compañera del PP que España no apuesta por las plantas atómicas

GABRIELA CAÑAS | Bruselas

Las declaraciones de la comisaria de Energía y Transporte de la UE, Loyola de Palacio, en favor del mantenimiento de la energía nuclear si se quiere cumplir el compromiso de reducción de gases de efecto invernadero que establece el protocolo de Kioto merecieron ayer una dura réplica de la comisaria de Medio Ambiente, Margot Wallström. "Para cumplir nuestros compromisos de Kioto no hay necesidad alguna de incrementar el uso de la energía nuclear", dijo. También el ministro español de Medio Ambiente, Jaume Matas, discrepó de su compañera de partido.

"Estoy en desacuerdo con Loyola de Palacio. No deberíamos obligar al ciudadano a optar entre el cambio climático y lo nuclear porque no es necesario. Cumplir con el Protocolo de Kioto no obliga a la UE a variar su sistema básico mixto de energía", declaró Wallström a EL PAÍS.

La comisaria de Medio Ambiente explicó: "No es un secreto que hay diferentes puntos de vista dentro de la Comisión Europea sobre el uso de la energía nuclear. Cada uno tenemos un punto de partida distinto. Y para mí lo importante es destacar que para cumplir nuestros compromisos de Kioto no hay necesidad ninguna de incrementar el uso de la energía nuclear".

La postura de De Palacio es, según Wallström, inoportuna. "Estamos trabajando duramente para la ratificación del Protocolo de Kioto e intentando aplicar el comercio de emisiones; por eso es importante no entrar ahora en este tipo de debates, que quizá deberían plantearse en el futuro, a largo plazo".

Alemania, Suecia, Dinamarca y Bélgica han decidido renunciar a la energía nuclear, pero Wallström recordó ayer que ninguno de ellos va a cerrar sus centrales antes de 2012, fecha límite establecida por el protocolo de Kioto. La comisaria opuso a lo nuclear la investigación e inversión en tecnologías limpias y energías renovables, cuyo potencial de uso "es cien veces mayor que el actual".

El ministro español de Medio Ambiente, Jaume Matas, compañero de partido de Loyola de Palacio, fue menos crítico que Wallström pero quiso marcar distancias. "Hay que respetar la opinión y los argumentos de Loyola de Palacio, pero hoy por hoy la apuesta de España es por las energías renovables, por la eliminación de las centrales térmicas tradicionales altamente contaminantes y su sustitución o renovación por plantas de gas de ciclo combinado", declaró el ministro en la reunión constitutiva del Consejo Nacional del Clima.

Datos del año 2000

Entre tanto, la Agencia Europea de Medio Ambiente difundió ayer los datos sobre emisiones de gases de efecto invernadero de la UE en el año 2000 y el nivel de cumplimiento de cada país. La agencia destaca como negativo el aumento de emisiones en un 0,3%: en 1999 el volumen era un 3,8% inferior a las emisiones de 1990, y en 2000 la reducción se situó en un 3,5%. Este dato fue definido por Wallström como preocupante porque aleja a la Unión Europea un poco más de su objetivo final del 8% de reducción.

España es, también esta vez, el país más alejado de sus compromisos. El reparto de cargas aprobado por los Quince permite a España aumentar en un 15% sus emisiones en 2008- 2012 respecto a 1990. El aumento es, sin embargo, ya en 2000 del 33,7%.

La portavoz de Medio Ambiente de la Comisión, Pia Ahrenkilde, admitió que Bruselas puede abrir en el futuro un procedimiento de infracción a España, pero que tal posibilidad es el último recurso. "El acuerdo firmado por los Quince del reparto de emisiones es vinculante y, por tanto, se podría hacer, pero no ahora. Estamos a mitad de camino y confiamos en que España será capaz de cumplir".

Wallström destacó que el plan de Bruselas sobre cambio climático contiene hasta 40 medidas distintas y que países como España pueden adoptar planes suplementarios para reducir sus emisiones. "No es una tarea fácil pero estoy convencida de que hay todavía un gran margen de maniobra para cumplir los objetivos con un mayor ahorro de energía, la promoción de una energía más eficiente y la adopción de políticas decisivas respecto al transporte, la industria y la agricultura".


Greenpeace DESIGNA A LOYOLA DE PALACIO COMO `COMISARIA DE ENERGÍA SUCIA´

MEDIO AMBIENTE
Acción de protesta en Barcelona contra las maniobras pro nucleares de Loyola de Palacio

Greenpeace ha realizado hoy una nueva acción de protesta de cara a la Cumbre de Barcelona de Jefes de Estado de la Unión Europea, señalando a la Comisaria de Energía y Vicepresidenta de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, como `Comisaria de Energía Sucia´, por su radical posición pro nuclear.

A las 11:30 de la mañana, un grupo de diez activistas de Greenpeace de diferentes nacionalidades europeas, ha desplegado una gran pancarta delante del famoso edificio de La Pedrera, obra de Gaudí, en Barcelona, mostrando un retrato de Loyola de Palacio con signos `-´ en los ojos y el símbolo radiactivo en la solapa, y designándola como la `Comisaria de Energía Sucia´. La protesta se produce cuando faltan sólo 8 días para que todos los jefes de Estado y Gobierno de la UE se reúnan en Barcelona con la Comisión Europea para discutir cuestiones como la liberalización energética, y es continuación de las acciones que Greenpeace realizó el martes pasado en la central nuclear de Ascó (proyección nocturna del signo `-´; energía nuclear: energía negativa) y en la biblioteca solar de Mataró (pancarta con signo `+´: energía positiva).

De Palacio está haciendo un uso indebido de su cargo en la Comisión Europea al promover la energía sucia en Europa. Por eso la llamamos la `Comisaria de Energía Sucia´, ha declarado Tobias Muenchmeyer, responsable de la campaña antinuclear de Greenpeace Internacional. `De Palacio está tratando de relanzar la energía nuclear en Europa y de proteger las subvenciones al carbón y la energía nuclear por todos los medios. Eso está poniendo en peligro el medio ambiente y está en contra del deseo de la mayoría de los ciudadanos europeos. De Palacio debe cambiar de dirección o marcharse´.

Ante la Cumbre de Barcelona, Loyola de Palacio ha realizado una especie de `cruzada pro nuclear´ por toda Europa, para alabar los supuestos beneficios de la energía nuclear. En un discurso ante el Parlamento italiano dijo que la UE estaba preparando un programa para relanzar la energía nuclear, y afirmó: `Las centrales nucleares europeas no son peligrosas´. En una entrevista con un periódico italiano, de Palacio dijo la semana pasada: `Europa necesita más centrales nucleares: es una opción limpia, que evita gases invernadero. (....)soy partidaria de la opción nuclear, porque estoy convencida de que Europa necesita energía nuclear, porque tengo preocupaciones ambientales por las consecuencias del efecto invernadero´.

Estas declaraciones contradicen abiertamente la posición neutral de la Comisión Europea sobre energía nuclear y ponen en peligro la credibilidad de la Comisión Europea en su conjunto. Además, contradicen la decisión de la Unión Europea en favor de excluir la energía nuclear en la lista de proyectos para el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) del Protocolo de Kioto.

`Promoviendo la energía nuclear, Loyola de Palacio está enviando de forma descarada una señal equivocada al mundo, en particular a los países en vías de desarrollo, haciendo ver que la energía nuclear y otras fuentes sucias de electricidad son las soluciones al problema del Cambio Climático´, dijo Muenchmeyer.

`La posición de De Palacio es absolutamente inaceptable puesto que las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático decidió el pasado mes de noviembre en Marrakech excluir la energía nuclear de los Mecanismos de Desarrollo Limpio del Protocolo de Kioto. La energía nuclear no es `limpia´´, añadió Muenchmeyer.

Greenpeace también acusa a de Palacio de defender las subvenciones para la ineficiente minería del carbón en Europa, así como de suprimir el prometido gran debate democrático sobre el controvertido Libro Verde sobre Seguridad de Abastecimiento Energético de la Comisión Europea. El libro blanco sobre seguridad de abastecimiento, que debía publicarse antes de la Cumbre de Barcelona basándose en los resultados de una gran consulta por Internet que siguió a la publicación del libro verde, será en consecuencia pospuesto o incluso abandonado, porque la consulta por Internet mostró una gran resistencia pública contra la visión de la Comisión, de que se necesita la energía nuclear para asegurar el suministro energético de la UE.

`Para Loyola de Palacio, la democracia parece ser que todo el mundo esté de acuerdo con ella´, ha declarado Carlos Bravo, responsable de la Campaña Antinuclear de Greenpeace España.

Un tema clave sobre energía para la Cumbre de Barcelona (15-16 de marzo) será la fecha final para la liberalización de todas las ventas de electricidad en la UE. La Comisión ha propuesto la plena liberalización del mercado eléctrico para 2005, siendo la apertura para los consumidores industriales en 2003.

Los consumidores europeos no podrán elegir libremente el suministro de electricidad que más les satisfaga mientras no reciban una información que desglose completamente las fuentes de energía con las que cuenta cada compañía eléctrica. Por eso Greenpeace exige un desglose completo que incluya además información sobre las emisiones de gases invernadero y la producción de residuos radiactivos causados por la generación de esa electricidad por cada compañía eléctrica.

`Una liberalización sin desglose sólo llenará los bolsillos de las mayores y más sucias compañías eléctricas. El desglose es la llave para que la gente pueda elegir la eliminación de la energía sucia y optar por compañías que le vendan electricidad limpia´, ha dicho Bravo.


                        nu2.jpg (37645 bytes)


LOYOLA DE PALACIO SE ENCAMINA A UN FRACASO
EN LA CUMBRE DE BARCELONA

La Comisaria debe rectificar su apoyo ciego a la energía nuclear, tras el varapalo
del Parlamento Europeo

Tras conocer las últimas declaraciones de Loyola de Palacio, realizadas hoy en Barcelona, Greenpeace se reafirma en que la negativa postura de la Comisaria de Energía encamina al fracaso la Cumbre de Barcelona, al menos en los temas energéticos.

Greenpeace cree que tras la defensa a ultranza y sin fundamento que Loyola de Palacio hace de la energía nuclear se esconden los intereses ocultos del sector eléctrico, sector que no quiere que los consumidores reciban información sobre la procedencia de las fuentes de energía, temerosos del rechazo popular a la energía nuclear.

Para Greenpeace, en vez de proponer fórmulas surrealistas como la "liberalización regulada", Loyola de Palacio debería defender la transparencia total como regla básica de cualquier mercado libre, y por tanto obligar a las compañías eléctricas a desglosar en las facturas las fuentes de energía que utilizan, indicando las emisiones de gases invernadero y la producción de residuos radiactivos.

"Loyola está ciega de negatividad, y no quiere reconocer que la reciente decisión del Parlamento Europeo le obliga a cambiar su modelo liberalizador",declaró Carlos Bravo, responsable de la campaña de energía de Greenpeace.

Ayer, el Parlamento Europeo aprobó una serie de enmiendas a la Directiva de Liberalización del Sector Eléctrico que respaldan muchas de las tesis fundamentales de Greenpeace, y contradicen la postura defendida por Loyola de Palacio: entre ellas, el desglose de las fuentes de energía en las facturas eléctricas y el control sobre los fondos destinados al desmantelamiento de centrales nucleares.

Greenpeace considera que el reciente varapalo del Parlamento Europeo a una buena parte de los planteamientos de Loyola de Palacio con respecto a la Directiva de Liberalización del Sector Eléctrico y del Gas debería obligar a la Comisaria de Energía a abandonar su postura pro nuclear y empezar a trabajar en pro del aprovechamiento masivo del potencial de eficiencia energética y de las energías renovables.

FIN DEL COMUNICADO

12 de marzo de 2002


De cara a la participación de Loyola de Palacio en la Cumbre de Barcelona

GREENPEACE PIDE A LOS CIUDADANOS QUE FUERCEN
A LOYOLA DE PALACIO A ELEGIR ENERGÍA LIMPIA

Miles de cibernautas enviarán mensajes a la "Comisaria Europea de Energía Sucia"

Greenpeace ha puesto en marcha, a través de las páginas web de sus oficinas en la Unión Europea, una ciberacción para exigir a Loyola de Palacio que deje de ser la "Comisiaria Europea de Energía Sucia" y que se decida entre apoyar decididamente a las energías limpias o abandonar su cargo en la Comisión Europea.

Greenpeace pide a los internautas que expresen su sorpresa y desagrado por el hecho de que Loyola de Palacio esté ignorando la opinión de la mayoría de los ciudadanos europeos y de la mayor parte de sus gobiernos, y mantenga a toda costa una postura unilateral de apoyo incondicional a las energías sucias, muy especialmente a la energía nuclear.

Loyola de Palacio está aprovechándose de su posición como Comisaria de Energía para favorecer la energía nuclear y al resto de las energías sucias, situación que está dañando seriamente las políticas energéticas de la propia Unión Europea y de la mayor parte de los gobiernos de los Estados miembros.

Los internautas que conecten con la página http://www.greenpeace.es tendrán la posibilidad de mandar por correo electrónico una carta a Loyola de Palacio (con copia a Romano Prodi, Presidente de la Comisión Europea) en la que se le pide que entre en dicha página web y acceda a firmar una de las dos cartas preparadas por Greenpeace al respecto: una primera, por la que se comprometería a dejar de apoyar la energía nuclear y los combustibles fósiles, o la segunda, en la que aceptaría dimitir de su cargo al reafirmarse en su apoyo a las energías sucias.

Greenpeace cree que Loyola de Palacio debe reconsiderar su inaceptable postura y, por tanto, elija escuchar a la mayoría de los ciudadanos europeos y firme la carta correspondiente, dejando de apoyar a la energía nuclear y a los combustibles fósiles, y respaldando decididamente la solución verdadera al problema del cambio climático: el aprovechamiento masivo del potencial de eficiencia energética y de las energías renovables.

Esta ciberacción forma parte de la serie de actividades llevadas a cabo por Greenpeace la semana pasada en Cataluña (proyección nocturna en la central nuclear de Ascó del signo "-"; despliegue de una pancarta con el signo "+" en la biblioteca solar de Mataró; y de otra con el texto "Loyola de Palacio: Comisaria de Energía Sucia", ante el edificio de Gaudí "La Pedrera").

Hasta el momento, Loyola de Palacio ha venido haciendo de forma interesada análisis sumamente simplistas de los problemas energéticos de Europa, siempre sesgados a favor de los intereses de las compañías del sector nuclear.

De Palacio ha obviado por sistema que , por ejemplo, está sobradamente demostrado que por cada euro, dólar, etc. invertido en medidas de ahorro y eficiencia energética se logra reducir 7 veces mas emisiones de CO2 que con ese mismo dinero invertido en energía nuclear.

Es decir, la energía nuclear, además de ser un fracaso medioambiental y tecnológico, es la opción menos eficiente desde el punto de vista económico para hacer frente a la reducción de las emisiones de CO2.

"Al contrario de lo que afirma Loyola de Palacio, la energía nuclear no tiene ningún papel relevante para luchar contra el Cambio climático. Al contrario, es una energía tan costosa que resulta un auténtico obstáculo para desarrollar adecuadamente las únicas vías para combatir de forma eficaz el cambio climático: las energías limpias (medidas de eficiencia energética y energías renovables)", declaró Carlos Bravo, responsable de la campaña de energía nuclear de Greenpeace.

Como demuestran los casos de Suecia, Alemania y, más recientemente, Bélgica, cerrar las centrales nucleares es posible técnicamente y energéticamente. Lograrlo es tan sólo una cuestión de voluntad política, de querer adoptar de forma decidida una política energética basada en el fomento de la eficiencia energética y las energías renovables.

FIN DEL COMUNICADO

30 de abril de 2002


GREENPEACE PIDE A LOS MIEMBROS DE LA COMISION EUROPEA QUE SE DESMARQUEN DE LA CAMPAÑA PRONUCLEAR DE LOYOLA DE PALACIO

Loyola de Palacio pretende confundir a la opinión pública haciendo creer
que su postura particular es la de la Comisión Europea en su conjunto

Greenpeace ha pedido a todos los miembros de la Comisión Europea que no permitan que se les asocie con la campaña en apoyo de la energía nuclear promovida de forma particular por Loyola de Palacio. A juicio de Greenpeace, de Palacio está abusando de su posición predominante en la Comisión Europea (simultanea la Vicepresidencia y la Comisaría de Energía y Transporte) para confundir a la opinión pública transmitiendo subrepticiamente la idea de que su postura individual es la del conjunto de la Comisión.

Greenpeace cree que, el Presidente de la Comisión, Romano Prodi, y el resto de comisarios deben dejar claro que no comparten las recientes declaraciones pronucleares realizadas por Loyola de Palacio en la Cumbre de Pamplona del pasado fin de semana, distanciamiento que ya ha hecho efectivo la Comisaria de Medio Ambiente, Margot Wallstrom.

En la Cumbre de Pamplona Loyola planteó de forma demagógica un falso dilema: o se mantiene la energía nuclear o no se cumplirá con los compromisos del Protocolo de Kyoto.

"Las declaraciones de Loyola de Palacio son simplemente inaceptables. La Comisión Europea ha reconocido claramente que la energía nuclear no es una opción energética a tener en cuenta para alcanzar los objetivos de Kyoto", ha manifestado Michel Raquet, asesor en materia de Cambio Climático de la Unidad Europea de Greenpeace Internacional -"¿Cuándo dejará Loyola de Palacio de tomar posiciones que son opuestas a las de la institución que se supone está representando como vicepresidenta?".

El Protocolo de Kyoto excluyó de forma explícita a la energía nuclear de la lista de medidas para combatir el cambio climático. Esta decisión fue adoptada en la Cumbre de las Partes del Convenio Marco de Protección del Clima celebrada en Bonn en junio de 2001, y fue ratificada meses más tarde en Marrakech.

De hecho, fue la Unión Europea, junto con otros países, quien defendió, con argumentos muy sólidos, en la Conferencia de las Partes de Bonn la necesidad de excluir del Protocolo de Kyoto la energía nuclear dados sus graves problemas medioambientales, tecnológicos y económicos.

La energía nuclear es una fuente de energía obsoleta en franco proceso de declive en toda la Unión Europea. Hoy día, la industria nuclear sólo tiene en Finlandia una escasa posibilidad de aumentar la potencia nuclear, ya que es éste el único país de la UE donde actualmente se están debatiendo planes para construir una nueva central nuclear. Está previsto que el 25 de mayo, el parlamento finés tome una decisión al respecto, si bien la Comisión de Medio Ambiente de este parlamento votó en contra de ello semanas atrás.

"Es lamentable que la Comisaria de Energía se dedique a negar el potencial real de ahorro y la eficiencia energética y de las energías renovables, en lugar de a promover su implantación con la adpción de medidas concretas y efectivas", añadió Raquet. "De Palacio debería apoyar la adopción de objetivos mínimos legalmente vinculantes para el consumo de electricidad de origen renovable en cada Estado miembro de la UE", concluyó Raquet.

En los últimos meses, Loyola de Palacio ha usado reiteradamente todos los medios posibles para promover la energía nuclear y otras energías sucias, lo que le ha valido el calificativo de "Comisaría Europea de Energía Sucia" por parte de Greenpeace.

Fin del comunicado

28 de abril de 2002


Las declaraciones de Loyola de Palacio, impropias de una Comisaria de Energía

GREENPEACE INSTA A LOYOLA DE PALACIO A QUE DEJE DE CONFUNDIR A LA OPINIÓN PÚBLICA EN EL TEMA NUCLEAR

El Protocolo de Kyoto excluye explícitamente a la energía nuclear de la lista de medidas para combatir el cambio climático

Greenpeace insta a la Comisaria de Energía y Transporte de la Comisión Europea, Loyola de Palacio, a que de forma inmediata se abstenga de transmitir informaciones falsas sobre el papel de la energía nuclear con respecto al cambio climático. Loyola de Palacio está tratando de confundir a la opinión pública con declaraciones sobre la energía nuclear que no se ajustan a la verdad.

El Protocolo de Kyoto excluyó de forma explícita a la energía nuclear de la lista de medidas para combatir el cambio climático. Esta decisión fue adoptada en la Cumbre de las Partes del Convenio Marco de Protección del Clima celebrada en Bonn en junio de 2001, y fue ratificada meses más tarde en Marrakech.

Este hecho indiscutible evidencia que Loyola de Palacio falta a la verdad cuando dice que no podremos renunciar a la energía nuclear si Europa quiere cumplir con sus compromisos de cara al Protocolo de Kyoto.

Por el contrario, son las medidas de ahorro y eficiencia, en el sector eléctrico y en el sector transporte, y las energías renovables, los únicos recursos energéticos limpios y sostenibles que fueron aceptados en la lista de medidas del Protocolo de Kyoto.

"Las afirmaciones de Loyola de Palacio son sólo pura propaganda de la industria nuclear" -declaró Carlos Bravo, responsable de lllllla campaña de energía de Greenpeace -"Abandonar la energía nuclear es ccccondición necesaria para poder avanzar en la solución del problema del cambio climático, ya que esta demostrado que la energía nuclear bloquea el avance real de las energías limpias", añadió Bravo.

Esta exclusión de la energía nuclear del Ptocolo de Kyoto se debe a que no cumple los requisitos necesarios para ejercer un papel significativo en la lucha contra el cambio climático: es una energía muy sucia (generadora de residuos radiactivos, contaminación radiactiva rutinaria), muy peligrosa y muy cara.

Está internacionalmente asumido que por cada euro invertido en medidas de ahorro y eficiencia energética se logran evitar 7 veces más emisiones de CO2 que con esa misma cantidad invertida en centrales nucleares.

La organización ecologista ve con extraordinaria preocupación el abuso que Loyola de Palacio está haciendo de sus cargos en la Comisión Europea (simultanea el de Comisaria de Energia y Transporte, con el de Vicepresidenta) siempre posicionándose a favor de la industria nuclear, en un papel impropio de su puesto.

De hecho, fue la Unión Europea, junto con otros países, quienes defendieron, en la Conferencia de las Partes de Bonn, la necesidad de excluir la energía nuclear dados sus graves problemas medioambientales, tecnológicos y económicos.

Para Greenpeace, Loyola de Palacio se ha convertido en el "correveidile" europeo de la industria nuclear.

Fin de comunicado

27 de abril de 2002


CARTAS A SU E-MAIL : ejemplo de e-mail, sólo tienes que seleccionar y copiar.

Muy Sra. mía , le hago saber como ciudadano de la U.E. mi preocupación sobre sus declaraciones sobre la energía nuclear y le hago constar que tales declaraciones contradicen abiertamente la posición neutral de la Comisión Europea sobre energía nuclear y ponen en peligro la credibilidad de la Comisión Europea en su conjunto. Además, contradicen la decisión de la Unión Europea en favor de excluir la energía nuclear en la lista de proyectos para el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL) del Protocolo de Kioto. Le saluda atentamente

Fdo.

palacio.jpg (6866 bytes)   Tu opinión  le afecta

Si deseas hacerle llegar directamente la queja  por sus declaraciones sobre la política europea de Transportes y Energía   puedes enviar tu comentario a través de Internet en su propia página

http://europa.eu.int/comm/commissioners/palacio/contact_es.htm

o por correo ordinario a la siguiente dirección:

Loyola de Palacio  COMISARIA TRANSPORTES Y ENERGÍA
Comisión Europea
B-1049 Bruselas
Bélgica

Especifícale  tu especialidad: Geólogo, Biólogo, Físico, científico, Cargo público....


1 Todos los datos de esta página están tomados de la red, su único fin es divulgar la noticia , nunca apropiarse de textos y fotos, siempre publicamos la fuente cuando es conocida. No divulgamos datos personales privados tan sólo aquellos públicos que  se pueden consultar en la red.  Esta publicación es copyleft, por tanto, se permite difundir, citar y copiar literalmente sus materiales,   de forma íntegra o parcial, por cualquier medio para conseguir su fin que es informar.

Si tienes alguna noticia u otro link sobre el tema envíamelo a   pirineosjuan@hotmail.com

1

 

1

1

1

1

1

1

1