Memorias del viaje a Barcelona

 

Los alumnos de 2º ESO estuvimos desde el día 3 al 7 de Mayo en un viaje. Visitamos diferentes ciudades: Huesca, Barcelona y Salou.

 

Lunes, 3 de Mayo:

            Esta mañana todos los alumnos nos hemos juntado en la Txapela a las ocho. Cuando yo he llegado, había muchos alumnos allí, pero no vi a ningún profesor (de hecho, ninguno de los tres que nos acompañan estaban allí). Un poco más tarde han llegado Alazne, Simon y Tim. Nada más llegar el autobús, varios voluntarios[1] han empezado a meter nuestro equipaje en el maletero, mientras los demás cogíamos sitio dentro del vehículo. Mi amiga Eva ha traído una película (Jurassic Park) y se la ha dado a Tim para que el conductor pudiera ponerla. De esa manera, los demás no nos aburríamos tanto durante el viaje.

Llegamos a Murillo de Gállego hacia las dos del mediodía. Allí era donde íbamos a hacer ráfting. En unos vestuarios nos hemos puesto un neopreno, una chaqueta y unos calcetines especiales, llamados escarpines. Luego, cada uno de nosotros, hemos cogido una pala, un casco y un chaleco salvavidas. Hemos estado andando unos quince minutos hasta llegar al río Gállego. Allí, nos hemos dividido en grupos de ocho personas y cada grupo, ha ido con un monitor en una balsa. Me ha encantado el ráfting. Es una actividad muy entretenida y muy emocionante.

            Después de ponernos nuestra ropa, hemos ido en autobús a un pueblecito en la montaña llamado Riglos. En ese pueble había unas montañas de un color rojizo. Allí, según el conductor, había varias personas practicando la escalada. Yo no vi a nadie por allí, pero desde luego, la foto es muy bonita.

            La tarde la hemos pasado más que nada en el autobús. Al llegar a Huesca capital, los profesores han organizado los apartamentos, ya que estamos alojados en un aparthotel. Yo estoy con Eva y Leire. El apartamento es muy bonito. Tiene dos habitaciones, un baño, un salón-comedor, un balcón y una cocina, pero como nosotros comemos en el restaurante, la cocina está cerrada y no podemos entrar en ella.

            Hemos cenado en el comedor general del aparthotel. El servicio en el restaurante es eficaz y rápido y hemos cenado muy bien.

            Hemos estado viendo Ana y los Siete y ahora, vamos a dormir. ¡Hasta mañana!


Martes, 4 de Mayo:

 

            Esta mañana, los profesores y el servicio despertador del colegio nos han despertado a las siete y media de la mañana. Después de asearnos y vestirnos, hemos bajado a desayunar. A mí me ha gustado mucho el desayuno, porque todo estaba muy rico y porque hemos desayunado tranquilamente, sin prisa, y no como yo suelo desayunar entre semana, con prisa y sin tiempo de comer a gusto.

    Más tarde, a las nueve, hemos empezado el viaje hacia Barcelona. Esta vez el conductor nos ha puesto la película “Full Monty”. Yo, la verdad, no he prestado mucha atención a la película sino que he estado escuchando música con mi discman.

            Hemos llegado a Barcelona alrededor de las una y media del mediodía. Lo primero que hemos hecho ha sido dejar las maletas en el hotel y, seguidamente, ir a comer a un restaurante cercano al hotel. La comida no me ha gustado mucho (y eso que yo como de todo), pero he comido lo que he podido.

            Durante la tarde hemos visitado diferentes lugares de Barcelona. Primero, nos han llevado a Mont Juic. Allí, hemos visto el estadio de fútbol que el Espanyol ha alquilado. También hemos visto la llama olímpica y el Palau Sant Jordi.

            Luego, hemos ido a ver una de las tres playas de Barcelona. Por esa zona había mucha gente, paseando y charlando, porque el tiempo invitaba a ello.

             Por último, íbamos a ir a visitar las instalaciones del recinto ferial del Fórum, pero no hemos podido entrar porque no está inaugurado todavía.

            Después de cenar en el mismo restaurante en el que hemos comido, hemos ido a dar un paseo nocturno. Hemos caminado tranquilamente por Las Ramblas y, luego, hemos visitado un centro comercial que había justo al lado del puerto, llamado “Maremagnum”. Allí hemos tenido tiempo libre y hasta hemos estado en una discoteca bailando (aunque yo mucho no he bailado porque me muero de la vergüenza…). Y al volver al hotel, nos hemos acostado enseguida, puesto que ya era muy tarde. ¡Buenas noches!


Miércoles, 5 de Mayo:

 

            Esta mañana, tras despertarnos a las siete y media, asearnos y vestirnos hemos bajado a desayunar al comedor general del hotel. Era muy pequeño pero servían bastante bien. También es verdad que no había ningún camarero ni ningún empleado del hotel allí, es decir, que si necesitábamos algo, teníamos que levantarnos nosotros mismos para cogerlo. Pero por lo demás, estaba bien.

            Más tarde, hemos ido en autobús al Park Güell. Nos han dejado tiempo libre allí desde las diez de la mañana hasta la una del mediodía. El Park Güell es muy bonito. Es un parque que diseñó Gaudí y es muy original. Hemos visto la casa en la que vivía Gaudí, el banco lleno de mosaicos que sale todos los miércoles en “Los Serrano” y un dragón (que más que un dragón parece un lagarto o una lagartija). Hemos sacado muchísimas fotos y nos lo hemos pasado de maravilla.

            Al reunirnos todos a la salida del parque, ha empezado a llover un poco y los profesores han decidido llevarnos a comer al “Maremagnum”. Antes de ir a comer, hemos visitado la Sagrada Familia, una iglesia que tiene una curiosidad: todavía no se ha terminado de construir. ¿La razón? Porque se está construyendo totalmente con limosnas. ¡Qué interesante! Mientras comíamos unos bocadillos que nos habían dado en el hotel antes de irnos, hemos visitado las diferentes tiendas del centro comercial y, de paso, hemos comprado algunos detalles para nuestros familiares y amigos.

            Después de comer, ha dejado de llover y el cielo se ha despejado un poco. Debido a ellos hemos podido llevar a cabo el plan que teníamos para esta tarde: ir a la Plaza de Catalunya y estar dos horas por nuestra cuenta.

            Yo me he ido con mis amigas Eva, Ana, Silvia, Paula, Ruth, Gema, Maite, Hirune y Laura. Hemos estado la mayor parte del tiempo en El Corte Inglés, viendo y (las que tenían dinero) comprando ropa. También hemos estado en Zara. A mí me hacía mucha ilusión ir a la Plaza, ya que estaba llena de palomas y podías comprar alpiste para darles a las aves. Pero como ninguna de mis amigas quería ir, pues nada, me he quedado con las ganas.

            A las siete de la tarde, nos hemos reunido todo el grupo en la Plaza y hemos ido en autobús al hotel. Hemos vuelto a ir a cenar al restaurante de ayer. Cada vez me gusta menos este restaurante, pero no voy a empezar a quejarme, porque podría ser mucho peor.

            Después de cenar, hemos visto “Los Serrano” para poder ver el banco lleno de mosaicos que hemos visitado en el Park Güell. A mí me ha hecho mucha ilusión y después de ver cómo terminaba el capítulo, me he acostado. ¡Esperemos que mañana lo pasemos estupendamente en Port Aventura!


Jueves, 6 de Mayo:

 

            ¡Hoy ha sido un día magnífico! Nos hemos despertado a las siete y media de la mañana y tras asearnos y vestirnos (esto ya empieza a cansar, porque todos los días nos aseamos y vestimos nada más levantarnos).

            Después de desayunar en el comedor general del hotel, hemos bajado nuestras maletas a la recepción del hotel y, cuando ha venido el autobús, las hemos metido en el maletero.

            El viaje a Port Aventura se me ha pasado enseguida porque estaba muy contenta sabiendo que íbamos al parque de atracciones. A mí lo que más me apetecía era montarme en el Dragón Khan. De pequeña había estado una vez en el parque de atracciones pero al ser bajita, no me dejaron montarme. Por eso, esta mañana he ido muy ilusionada pensando que me iba a montar.

            Pues bien, nada más llegar al parque, yo y Eva hemos entrado corriendo, con muchas ganas de pasárnoslo pipa. Nos hemos hecho con un mapa del parque y hemos decidido montarnos en tantas atracciones como podíamos.

            Primero nos hemos montado en Tutuki Splash, luego en Los Rápidos, El Indio, El Tren de la Mina, El Diablo, Stampida… Cuando íbamos a ir a montarnos en el Dragon Khan, nos han dicho unos chicos de allí que estaba cerrado puesto que había viento y la atracción se podía desestabilizar.

            Hemos comido en un restaurante del parque llamado “The Old Steak House”. Allí nos han dado un menú en el que entraban: una hamburguesa, unas patatas, un refresco y un helado.

            Después de comer, nos hemos seguido montando en otras atracciones y después, hemos jugado en unos engañabobos[2] y yo he ganado una flor muy bonita de peluche, un hipopótamo rosa y un muñeco llamado “Bob Esponja”. Me lo he pasado muy bien.

             A las siete, nos hemos reunido todo el grupo en la entrada del Stampida y después de montarnos una última vez en esta atracción, hemos montado en el autobús y hemos venido al hotel de Salou.

            Hemos dejado las maletas en las habitaciones y hemos cenado en el comedor general del hotel.

            Por la noche, hemos dado un paseo marítimo por la playa y algunos chicos han jugado a fútbol, otros a béisbol…

            Bien entrada la noche, alrededor de las doce, hemos vuelto al hotel, nos hemos puesto los pijamas y nos hemos acostado. ¡Zzzzzzzzz!


Viernes, 7 de Mayo:

 

            Esta mañana nos hemos despertado a las siete y media de la mañana. Nos hemos duchado y vestido y luego, hemos bajado las maletas y las hemos metido en el autobús, que nos estaba esperando a la salida del hotel.

            Hemos desayunado en el comedor general del hotel. Se respiraba un buen ambiente en el aire: estábamos todos alegres ya que volvíamos a casa, pero también nos apenaba, porque se acababa el viaje.

            Nos hemos pasado casi toda la mañana en el autobús, de viaje.

            A eso de las doce y media del mediodía, hemos hecho una parada en Zaragoza. Hemos comido unos sándwiches que nos han dado en el hotel de Salou y hemos estado rondando por un plaza.

            A la una y media, hemos vuelto al autobús y hemos seguido con nuestro viaje.

            Hemos parado en una gasolinera cerca de Pamplona alrededor de las cuatro de la tarde y hemos llamado a nuestros padres para avisarles de que en una hora llegábamos a San Sebastián.

            Finalmente, hemos llegado al colegio a las cinco de la tarde y nuestros padres nos han recibido con una sonrisa en los labios. ¡Vuelta a casa tras una semana alucinante!



[1] Estos voluntarios no lo son realmente, ya que son las personas que no se comportaron debidamente un día que los alumnos de 1º, 2º y 3º ESO fuimos al cine a ver la película “Generaciones Robadas”.

[2] Casetas en las que pagas para hacer algo. Por ejemplo: tirar unas pelotas a unas botellas. Si lo haces bien, te dan un premio, que generalmente suele ser un peluche.

Xampa

Otras redacciones

Me gustaría mucho saber lo que opinas de mi redacción. ¿Qué te ha parecido? ¿Te hubiese gustado que hubiese contado algo más? ¿Te gusta? Puedes contactar conmigo mandándo un e-mail a esta dirección:

elena.guembe@st-patricks.com

1