UNA GRAN SALVACION

Título Original - A Great Deliverance

Año de Publicación: 1988

 

  

(extracto de la novela)

William Teys caído de costado, con todo su metro noventa, en una postura espantosa, casi fetal, el brazo derecho extendido como si quisiera coger algo, el izquierdo apretado en el estómago, las rodillas subidas a medio camino del pecho, y donde la cabeza habría debido estar... No había nada.  

 

ResumenPrecisionesReseñasLocalizacionesPersonajes

 

Resumen 

Los ecos de los llantos de un niño atraviesan las solitarias noches de Keldale, en Yorkshire. Hace trescientos años, cuando los invasores de Cromwell arrasaban los pueblos del valle, ninguna criatura era hallada con vida entre sus calles cubiertas de niebla. Toda la población buscó refugio en la abadía de Keldale. Pero entonces, cuenta la leyenda, un bebé empezó a llorar y los lugareños se dieron cuenta que habían escapado de los estragos de Cromwell sólo para ser delatados por un bebé. Así que ahogaron al niño para silenciarlo. Actualmente todavía puede oírse el profundo gemido de un niño en el exuberante y verde valle de Keldale. 

Ahora, a este lugar de pastoreo, de viejas casas y de secretos todavía más viejos, llega el inspector de New Scotland Yard Thomas Lynley. Acompañado por la sargento Bárbara Havers, Lynley ha sido enviado para resolver un crimen particularmente salvaje que ha conmocionado la paz del lugar. La gorda, infeliz Roberta Teys ha sido encontrada, vestida con sus mejores ropas, sentada en el granero ante el cuerpo de su padre decapitado. Sus primeras y únicas palabras han sido: "Yo lo he hecho. No me arrepiento". Desde entonces se ha negado a hablar. El párroco que encontró a Roberta insiste en afirmar que la chica es inocente. Los vecinos, que conocen a la chica de toda la vida, están de acuerdo. La policía local, a pesar de ello, mantiene que la chica es culpable del brutal asesinato de uno de los ciudadanos más respetados de la región. 

Mientras Lynley y Havers recorren el oscuro laberinto de escándalos de Keldale, descubrirán una serie de revelaciones que retumbarán a través de este tranquilo valle inglés y también en sus propias vidas. 

Esta estremecedora novela describe vívidamente la asfixiante vida de un pequeño pueblo inglés y la zozobra y perversidad a la que conduce el fanatismo religioso.

   

Precisiones

 

Este libro formó parte de la selección de 1989 del Premio Edgar Allan Poe, otorgado por los Escritores de Misterio en América, y obtuvo el Premio Anthony y el Premio Agatha a la mejor primer novela. En 1990, obtuvo en Francia el Gran Premio de Literatura Policíaca.

La primera carta maestra de Elizabeth George es la originalidad de su pareja de detectives. Una pareja perfectamente antagonista, puesto que está compuesta por un hombre seductor y una mujer sin gracia. Para colmo, a la diferencia de sexos y la falta de parecidos físicos se unen los orígenes sociales tan alejados entre sí: Thomas Lynley pertenece a la vieja nobleza inglesa, es conde de Asherton -y Elizabeth George reconoce que lo hizo conde por el placer un poco incongruente de tener un personaje ¡con dos nombres diferentes!- mientras que Bárbara Havers procede de un medio pobre y vive en un barrio miserable.

Elizabeth George eligió de forma premeditada esta diferencia social. En una entrevista explica: soy de la opinión que la sociedad inglesa es una sociedad de clases muy marcada. Escribí Una Gran Salvación dándole a Lynley un compañero de un medio muy diferente al suyo, porque quería un personaje que le pudiera servir de contrapunto. Me pareció que Lynley era demasiado excéntrico para ser verdaderamente simpático. Es por ello que creé otro personaje que invitara al lector a detestar a Lynley con él. Si llegaba a hacer cambiar la opinión de Bárbara Havers sobre Lynley a lo largo de la novela, el lector también cambiaría de parecer y acabaría por olvidar que era un aristócrata para ver en él un hombre lleno de compasión. No he intentado nunca explorar el sistema de clases inglés. Simplemente encontré interesante el hecho de que existía en la realidad y quise que mi novela lo reflejara…

En efecto, con Thomas Lynley y Bárbara Havers, Elizabeth George ha diseñado dos retratos diferentes de policías más rebuscados de lo que es habitual, incluso en las novelas donde los autores se preocupan por desarrollar la psicología y la vida privada de sus investigadores y sus efectos sobre su comportamiento profesional. Ella ha ido más lejos en la disección de las almas dentro del análisis de los personalidades.

La segunda carta maestra de la novela es su tema, o si se prefiere, la naturaleza del crimen centro de la intriga. No escapa a nadie que este crimen no es el asesinato de William Teys, sino el incesto. Lo que es admirable es la manera como Elizabeth George lo ha tratado. Sin esquematismo alguno, abordando todos los aspectos de este tema espinoso, evocando todas las consecuencias destructoras de tal acto, sin ocultar nada del modo en que generalmente reaccionan los que rodean a las víctimas. Dejando solamente al testimonio de las dos hermanas la misión de anunciar el horror, con una fría sobriedad .

Reseñas  

 

New Mystery is impressive debut - Daily Times - By Ed Wellejus

 

¡Qué gran placer es descubrir un nuevo escritor de novelas de misterio que es también un gran novelista, capaz de delinear los personajes en profundidad!. Una Gran Salvación, de Elizabeth George, es un  soberbio debut, "un libro extrañamente salvaje", en palabras de la ganadora del Edgar, Dorothy Salisbury Davis. Aunque sea una historia verdaderamente inglesa -localizada en Londres y en los marjales de Yorkshire, a los cuales es obvio que la autora ama- George es californiana. Ella empieza con un plus añadido, una remarcable pareja de detectives: la nada atractiva sargento Barbara Havers, amargamente resentida con su compañero, el inspector Thomas Lynley, que es todo lo que ella detesta -guapo, aristócrata e inteligente. Lynley es tan endiabladamente encantador que Havers no puede comprender como todos los criminales de la ciudad no se entregan a él para facilitarle su trabajo. De manera perversa, Havers promete solemnemente no ser encantadora. Este equipo tan inverosímil es enviado a un remoto pueblo de Yorkshire para resolver un extraño crimen en el que una joven mujer es encontrada sentada en un granero frente al cuerpo decapitado de su padre. Ella ha confesado, aparentemente, la muerte, aunque después de ello no ha dicho nada más. El párroco, que descubre la espantosa escena, insiste en que la chica es inocente y acude personalmente a Scotland Yard en Londres para pedir ayuda. (...)

 

 

Chicago Sun Times

 

Con un sentido lírico del lenguaje y una mirada cinematográfica del detalle, George ha construido una historia verdaderamente fascinante que es, por una parte, un libro de suspense psicológico y, por otra parte, una historia policial. Estas dos partes se unen para hacer un extraordinario todo.

 

 

Flaws don't detract from a stunning debut: Tom y Enid Schantz, Denver Post

 

Hay libros verdaderamente especiales, aquellos que no aparecen más que una vez cada 5 años, y aún, si tenemos suerte. Ha transcurrido mucho tiempo desde la última vez que una recién llegada había hecho irrupción en la escena del misterio hasta que apareció el libro de  Elizabeth George, Una Gran Salvación. Sus editores la comparan ya a P.D. James y Martha Grimes (nosotros pensamos que ella es mejor), mientras que otros críticos la comparan a Ruth Rendell, Ngaio Marsh o a la misma Dorothy L. Sayers. Está perfectamente justificado, aunque para nosotros Una Gran Salvación tiene más parecidos con la obra de Charlotte Bronte o William Faulkner.

Fue Faulkner quien dijo que la literatura mostraba el corazón humano en conflicto consigo mismo, y éste es verdaderamente el tema unificador de la remarcable crónica sobre el amor y la muerte en un pueblo de Yorkshire.

Esta novela, de una increíble envergadura y poder, es un formidable debut para una escritora de la que seguramente volveremos a oír hablar.

 

                                                                Volver a Inicio                                                Novelas

                                     

Personajes      

Con esta novela se introducen los personajes principales que se repetirán en las próximas novelas de Elizabeth George. Esta es la descripción que realiza la autora de ellos en su primera obra:

Bárbara Havers: A los treinta años, Bárbara Havers era una mujer muy poco atractiva, una mujer que daba la impresión de hacer todo lo posible para no alterar la situación. Habría podido decantarse por un estilo de peinado que adaptara su cabello, bonito y lustroso, color de madera de pino, a la forma de su cara, pero en cambio lo llevaba largo en exceso, por debajo de las orejas, como si hubieran colocado sobre su cabeza un cuenco demasiado pequeño a guisa de modelo. No usaba  maquillaje, sus cejas gruesas y sin depilar llamaban la atención sobre la pequeñez de sus ojos, y no sobre su fina inteligencia. Su boca delgada, que ningún color acentuaba, estaba siempre fruncida en una mueca de desaprobación. El efecto general era el de una mujer rechoncha, robusta e inabordable. 

Thomas Lynley: ...reveló un rostro que llevaba grabado el sello inconfundible de la aristocracia. Era el rostro de una escultura griega, carente de edad. Se apartó el pelo rubio de la frente....

Lady Helen: No era muy alta, pero sí delgada, con una cascada de cabello castaño que enmarcaba un perfecto rostro ovalado.

Simon St. James: Si Lynley era Apolo, St. James era Efesto, ... Aparte de los ojos, de un azul que recordaba el cielo de las tierras altas, y las manos, las herramientas sensibles de un artista, Simon Alcourt-St.James era muy poco atractivo. Tenía el cabello oscuro, de rizos ingobernables, y cortado de una forma que no contribuía a domeñarlo. Su cara era una combinación de ángulos quebrados, severa en reposo, ominosa cuando expresaba cólera, pero vibrante de bondad cuando suavizaba su sonrisa. Era delgado como un mozalbete, pero no robusto, un hombre que había conocido demasiadas penalidades y angustias a una edad demasiado temprana.

 

Personajes Secundarios

Malcolm Webbely - Superintendente de Scotland Yard.

David Hillier - Superintendente jefe de Scotland Yard y cuñado del anterior.

Nies - Jefe de policía de Richmont, enemistado con Kerridge debido a unas discrepancias en una investigación anterior en la que estuvo involucrado Lynley como sospechoso. 

Reuben Kerritge - Jefe de la policía en Yorkshire y oficial superior de Nies.

Padre Hart - Sacerdote católico de 75 años, de Keldale. Fue quien descubrió el cadáver de Keys.

Gabriel Langston - El policía del pueblo. Amante de los perros.

Nigel Parrish - Organista de la iglesia, de cuarenta y pico años. Está enamorado de Stepha.

Sra. Burton Thomas - Dueña de Keldale Hall, donde se alojan los Alcourt St. James en su luna de miel.

Danny - Joven de 19 años, trabaja en Keldale Halll y es amante de Ezra.

Stepha Odell - Dueña del hostal Keldale Lodge, donde se hospedan Bárbara y Lynley durante la investigación. Cuñada de Olivia. De unos 40 años.

Ezra Farmington - Pintor sin fama, de unos treinta y tantos.

Richard Gibson - Sobrino y heredero de William Teys. Casado con Madeline y con numerosos hijos.

Olivia Odell - Viuda del hermano de Stepha, el cual se suicidó tras una larga enfermedad. Tiene una hija de 9 años, Bridie. Estaba prometida con William Teys.

Roberta Teys - Presunta culpable del asesinato de su padre. De 19 años, es muy alta y obesa.

William Teys - Extremadamente religioso, es asesinado al principio de la novela.

Gillian Teys - Hermana de Roberta, ocho años mayor y más agraciada físicamente. Se escapó de casa cuando tenía 16 años.

Tessa Teys - Madre de Gillian y Roberta, se casó con William con sólo 16 años. Los abandonó cuando tenía 25 años.

 

Localizaciones                                        Cronología

 

1. Una Gran Salvación 2. Pago Sangriento 3. Licenciado en ... 4- Una Dulce Venganza 5. Por el Bien de Elena

6. El Padre Ausente 7. Cenizas de Rencor 8. La Justicia de los ... 9. El Precio del Engaño 10. El Peso de la Culpa

11. Memoria Traidora 12. A Place of Hiding 13. Sin Testigos14. What Came Before He Shot Her

 

 

  

La AutoraNovelasPersonajesEnlaces

 

1