Todos los personajes son propiedad de Rumiko Takahashi
____________________________________________________________

~~~~~~~~~~~~~~~ FELIZ NAVIDAD ~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

Era la mañana del 23 de diciembre, en casa de los Tendo se respiraba un ambiente como el de cualquier otro día. Kasumi, preparaba el desayuno en la cocina, Nabiki y Akane ayudaban a su hermana mayor, mientras Ranma y Genma en su forma animal, todavía dormían.

Cuando ya toda la familia Tendo-Saotome estaba en torno a la mesa, Kasumi dijo:

- ¿Os acordáis de la fiesta de Navidad que celebramos el año pasado en el dojo?

- Si.- contestaron todos

- Pues este año vamos a celebrar otra.- contesta Kasumi muy sonriente mientras saca del delantal un fajo de invitaciones idénticas a las del año anterior.

Soun y Genma se miraron con complicidad, pues sabían que el plan que tenían el año pasado de juntar a sus dos hijos les salió mal, por lo que tenían este año una nueva oportunidad.

- Pero os he de decir.- continuó hablando Kasumi.- que he pensado que para no ser la misma fiesta del año pasado, será... ¡Una fiesta de disfraces!

- ¡Qué bien!.- dijo Akane mientras se levantaba de la mesa.

- ¿Y de que te disfrazarás, Akane? ¿De tio?.- le dijo Ranma con tono irónico.

- ¿y tú qué? ¿de pervertido como siempre?.- le contesta Akane arrojándole a Ranma el jarro de agua fría por encima de la cabeza.

- No te veo vestida de chica.- le replica Ranma.

- Ni yo a ti de chico.- dice disgustada Akane.

- ¡Marimacho!

- ¡Idiota!

Aquella tarde, Akane estuvo pensando en el disfraz, ya que la fiesta era mañana por la noche. Nunca le habría preocupado tanto el disfraz que iba a ponerse, a no ser por lo que le había dicho Ranma aquella mañana.
Y pensando, pensando, recordó un largo vestido blanco que tenía guardado en un armario.

- No me lo pongo nunca. Tal vez si Kasumi me lo arreglara un poco, podría ponérmelo para la fiesta.- se dijo a sí misma mientras sacaba aquel vestido totalmente blanco, sin ningún tipo de adornos, de tirantes y largo hasta los pies.

Rápidamente acudió a su hermana a sugerirle su idea. Kasumi aceptó encantada, pues ya tenía una ligera idea de transformar el vestido.

- Solo prométeme una cosa.- dijo Akane.- que no le dirás nada del vestido a nadie.

Kasumi asintió con la cabeza. Y prometió que le guardaría el secreto.

Akane ya no se tenía que preocupar por su disfraz. Ahora su preocupación era encontrar algo que le sirviera para el intercambio de regalos. Su preocupación no duró demasiado, encontró el regalo perfecto, y... hecho con sus propias manos.
Por su parte, Ranma no estaba realmente preocupado por su disfraz, ya que tenía un viejo traje de guerrero chino que era ideal para aquella ocasión.

Tenía pensado el regalo que le iba a hacer a Akane, ^__^ aunque le parecía un poco fuerte regalarle eso. Pero lo dejó estar.
Al día siguiente, sobre las 3 de la tarde, comenzaron los preparativos de la fiesta. Kasumi y Nabiki de la comida, Akane y Ranma de la decoración del gimnasio, y Soun y Genma de escaquean de ayudar.

Ranma y Akane están adornando el gimnasio. Akane está subida a una escalera colocando unas guirnaldas, pero la escalera cede y Akane cae casualmente a los brazos de Ranma. Los dos se ruborizan, y permanecen un rato inmóviles, mirándose fíjamente y abrazados. Una risas de sus padres interrumpen la escena, por lo que comienzan a discutir.

- ¡Eres tan torpe que ni siquiera puedes subirte a una escalera!

- ¡Eres tonto, Ranma! ¿para que me coges así?

- ¿Encima que te he cogido, me dices eso?

- ¡Arrogante!

- ¡Desgarbada!

Sobre las 6 de la tarde comenzaron a llegar los primero invitados. Los primeros en llegar fueron Shampoo, Mousse y Ukyo.
Shampoo vestía con un precioso traje de princesa china. Un traje largo de colores de la gama de los lilas. Lleno de gasas y se tejidos que recordaban a la seda.

Mousse iba como de complemento de Shampoo. Al enterarse de que ella se vestiría de princesa, él no lo dudó en absoluto, y se vistió de príncipe. Cosa que incomodó a Shampoo porque parecía que iban de pareja.

Ukyo iba disfrazada de Ai Amano (VGAI). El cabello iba recogido con una coleta de caballo, y dos finos mechones se dejaban caer por sus mejillas.

El siguiente en llegar fue Kuno, vestido de samurai, y tal como el año anterior, portaba un voluminoso paquete que acarreaba Sasuke.

El siguiente fue Ryoga, vestido con un traje que había comprado en Okinawa, en uno de sus múltiples viajes. Y como el pobre se había perdido, pasó de largo el dojo. Menos mal que una rápida llamada de Ranma le avisó a tiempo.

- ¡ menudo sentido de la orientación! .- dijo Ranma con sarcasmo.

- ¡No te metas! .- repondió Ryoga gritando

- ¿Buscas pelea?

- Encantado.

Ambos comenzaron a pelear, pero justo a tiempo apareció Kasumi para salvar la situación.

- Ranma, Ryoga ¿serías tan amables de ayudarme a colocar unas guirnaldas en el gimnasio?

- Claro, claro.- contestaron ambos a la vez.

Mientras tanto, Akane estaba en su habitación, observando el vestido que le había arreglado su hermana mayor. Kasumi entra en la habitación acarreada con unas cajas.

- Aquí traigo unas cosas, Akane.- dice Kasumi mientras cierra la puerta con pestillo.

Kasumi deja las cajas encima del escritorio de Akane y las destapa. Dentro habían múltiples accesorios de maquillaje y joyas varias, pertenecientes a la madre de esta.

- Para un vestido así te tienes que arreglar.- dijo Kasumi mientras preparaba todo.

- Muchas gracias, Kasumi.- respondió Akane con un gesto de agradecimiento.

- Venga, Akane. Ponte el vestido.- dijo Kasumi con ternura.

Mientras tanto, habían llegado más invitados ( que esperaban en el salón de la casa)

Kodachi que iba de novia negra (como no), Nabiki de Rei Ayanami ( con el traje de piloto del EVA 00), el director del instituto Furinkan, vestido de jefe de una tribu hawaiiana...

Por fin, la fiesta empezó. Shampoo, Ukyo y Kodachi se aferraron al cuerpo de Ranma ( Kodachi y Ukyo a los brazos, y Shampoo al cuello)

Kasumi bajó por las escaleras, iba disfrazada de Belldandy (ah! Mi diosa). Al ver a Ranma, y comprobar que él la estaba mirando, dirigió una mirada escaleras arriba, dándole entender a Ranma que estuviese atento a lo que iba a bajar. Y después, Kasumi se retiró a la fiesta.

Ranma miró escaleras arriba, mientras sus pretendientas le abrazaban sin cesar, sin percatarse de lo que estaba haciendo su amado.

Por la escalera apareció Akane. Iba disfraza de princesa Serenity (sailor moon) Llevaba un precioso vestido blanco con mangas de pompón. Unas cintas amarillas cruzaban su escote encima de dos hileras de perlas. En la parte posterior, el vestido dejaba casi toda la espalda de Akane al descubierto, y dos gasas blancas hacían la forma de unas pequeñas alas de mariposa. Unos zapatos de tacón blancos y unos pendientes de cristal tallado en lágrima que se dejaban caer un poco por su cuello complementaban el traje. Akane iba maquillada, un suave color rosáceo para los labios, un poco de sombra de ojos color azul era todo.

Ranma se quedó realmente asombrado, nunca había visto a Akane tan bonita. Ukyo, Shampoo y Kodachi también se quedaron un poco asombradas con su aspecto.

Akane dirigió una rápida mirada a Ranma, y apartando la vista dijo:

- Veo que estás muy bien acompañado, Ranma.

- Eso es que estás celosa, Akane.- dijo Shampoo con sarcasmo.

- No creas que me das celos, tengo cosas mucho mejores que hacer.- responde Akane mientras se aleja de la escena.

Ranma contempló a Akane mientras se alejaba,  un tímido rubor cubría sus mejillas. Ukyo se había percatado de lo que sucedía, pero continuaba agarrada al brazo de su querido Ranma. Estaba, podría decirse, algo preocupada, pero decidió no darle importancia.

Ya en la fiesta, comenzaron las "movidas", Se repitió el torneo de póker y el karaoke. Pero este año cada uno cantaba la canción que le daba la gana. Así, Akane y Nabiki se pusieron a cantar "Little date", pero subió Kuno y comenzó a berrear (eso andaba muy lejos de cantar     -_-; ) Aparte de Kuno, también se apuntaron Happosai, el director e Hinako (en su forma de niña.) Akane y Nabiki estaban atónitas. Akane bajó del escenario por vergüenza, y Nabiki aprovechó para hacer negocio:
- 3000 yens por canción ( Qué Kuno, porr cierto, pagó)

Había llegado el momento del intercambio de regalos de Navidad. Y en ese preciso momento aparecen Soun y Genma vestidos idénticos al año anterior y con igual regalo en la mano.

Cologne se puso a replicar a Soun que Ranma se iba a casar con su nieta y que no tenía posibilidad con Akane por lo mal que congeniaban.

Ukyo aprovechó ese momento de confusión para sacar a su querido Ranma de la fiesta, y llevarlo a fuera. Estaba a punto de entregarle su regalo a Ranma, pero Shampoo interrumpió:

- ¡Alto! Yo seré la única que le entregue un regalo a Ranma

-  ¡Ja, ja, ja! ¡Ni lo sueñes!.- dice Kodachi mientras salta desde el tejado

La pelea continúa. Mientras tanto, Akane que estaba en la fiesta, ya se había percatado de que faltaba Ranma. Ryoga, por su parte, ya había divisado a Akane de entre la multitud, y se acercó a ella para entregarle su regalo.

- Toma Akane.- dijo bastante feliz mientras extendía su presente hacia Akane.

- En otro momento, Ryoga.- le contestó Akane antes de irse corriendo en busca de Ranma.

Ryoga se quedó muy chafado. Aparte de que era rechazado por la misma chica y por segunda vez consecutiva.
Akane salió del gimnasio, encontró a su prometido saltando de tejado en tejado, perseguido pos sus tres pretendientas.
- Ranma, eres un idiota!.- pensó Akane disgustada.

Akane  dio media vuelta, y fue a sentarse en un rincón del jardín, allí pudo ver como Shampoo alcanzaba a Ranma, y empezaba a abrazarle fuertemente. Akane se acurrucó, y estrechó contra su pecho aquel presente que iba a entregar a su querido Ranma. Estuvo  pensando en su regalo y en Ranma. Esto le produjo una sensación extraña, y rápidamente reaccionó:

- Pero bueno! ¿Qué hago yo pensando en ese idiota? ¡Si quiere coquetear con Shampoo, que lo haga! ¡Yo no quiero tener nada que ver!.- se dijo para si misma mientras se levantaba y se sacudía suavemente su blanco vestido.

 Al regresar al gimnasio, la fiesta estaba ya en las últimas. Nabiki estaba emborrachando a ya un ebrio Kuno que no paraba de "destrozar" unas cuantas canciones en el karaoke.

Mousse le ofrecía a un busto su regalo creyendo que era Shampoo, Soun y Genma tambien ebrios, bailaban al son de las melodías de Kuno, Ryoga todavía en estado de sock ( y en la misma posición, por cierto) de cuando Akane pasó de él...
La fiesta terminó poco después. Akane (todavía disfrazada) ayudaba a Kasumi a recoger los desperdicios. De repente, Akane notó una mano que le cogía del hombro. Ella giró la cabeza y al comprobar que era Ranma, se levantó.

- Akane, -dijo él.- ¿Puedes venir conmigo un momento?

- Para qué?.- dijo ella con sarcasmo.

- Por favor...- dijo Ranma con una mirada tan profunda que Akane no pudo negarse.

Ranma condujo a Akane hasta el tejado. Ambos se sentaron el uno frente al otro. Hubo un momento de silencio, un castillo de fuegos artificiales comenzó a extenderse. Akane pensó que era una buena ocasión para poder entregarle su presente navideño a Ranma. Y extendiendo el regalo hacia él dijo:

- Toma, este es mi regalo de Navidad. No es gran cosa, pero la intención es lo que cuenta ¿no?

- Gracias Akane. – dijo Ranma mientras aceptaba el presente.

Comenzó a destaparlo, y vio que dentro de la bolsa había un pequeño muñequito con una forma indefinda.

Ranma puso cara de incógnita, y pensando, pensando al final le dijo a Akane:

- Ah! Es un zorro.

Akane puso cara de enfado.

- Este... no, ¡Es un ciervo!

Akane se disgustó muchísimo, y al final le dijo a Ranma:

- Eres tú, cerebro de mosquito.- dijo apartando la vista de él.

Ranma se impresionó, y mirándolo bien, pudo distinguir la trenza. Y pensó que había sido un detalle por parte de Akane.

- Gracias Akane... yo también tengo un regalo para ti.

Akane, giró la cabeza hacia Ranma. De entre sus ropas sacó una pequeña cajita color verde esmeralda con un lazo rojo que la envolvía.

- Toma... dijo él mientras giraba la cabeza al entregarle el regalo, con el motivo de que Akane no viera que se estaba ruborizando.

Akane  deshizo con sumo cuidado el lazo, y destapó la caja con delicadeza. Dentro de la caja había un pequeño colgante de forma ovalada, que recordaba vagamente a un corazón.

Akane se ruborizó, pero en vez de ocultárselo a Ranma, le cogió la mano y le sonrió con un:

- Gracias Ranma, me gusta mucho. ¿puedes ponermelo?

Ranma asintió con la cabeza, y Akane se giró mostrando su cuello desnudo a Ranma. Este se puso sumamente nervioso, y temblando un poco se acercó a Akane, tanto que pudo notar su aroma. Le abrochó el cierre de la cadena y se quedó contemplando la espalda de Akane.

Ella se giró y miró a Ranma dulcemente.

- Muchas gracias Ranma, esto es muy importante para mi...

- A... Akane

Los ojos de ambos se fueron cerrando y sus cabezas se fueron acercando, más y más, hasta que por fin sus labios se juntaron y se fundieron en un tierno beso, mientras el cielo se cubría de tonos dorados.

-Un beso, solo un beso en esta noche estrellada, quiero que el tiempo se detenga, y que este momento dure para siempre. Nunca me di cuenta de lo que Ranma significaba realmente para mí. Ahora ya lo sé... ¡quiero a Ranma! Y eso nadie me lo va a poder negar. Después de tanto tiempo viviendo con él, discutiendo constantemente y aferrándome a la idea que nunca le querría... Ahora sé que estaba equivocada... Nunca me separaré de ti, Ranma...
 
FIN
 

Escrito por Lucy chan
lucychan84@hotmail.com
11 de Noviembre de 1999

Notas de la autora : Mi segundo intento de fanfic... aich ! Se me ocurrio la idea de repente y escribi la historia muy rapido ! !

 

atrasq_03.gif (1911 bytes)

1