La caída del imperio romano (1964)
 

Para esta gran superproducción de Samuel Bronston, se reconstruyó el foro romano a tamaño real, sin utilizar maquetas de ningún tipo.
El equipo de construcción estaba a cargo de Francisco Prosper y Fancisco Asensio que contaban con un  multitud de pintores, escayolistas, escultores y carpinteros.
Julian Martin estaba en el equipo de pintores que debían dar el acabado final a las construcciones de escayola y madera.

En estas fotos se ven algunos ejemplos de los excelentes acabados de pintura, reproduciendo piedra y marmol


 
 


Volver 1