Escultura de la Diosa Serpiente amamantando a su Bebé

( siete mil años de antigüedad)

 

Las Hijas de la Serpiente

Kababelan

Página actualizada el 29 de junio de 2006

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

   

En el albor de la humanidad reinaba la Gran Diosa Serpiente y el mundo material y espiritual eran un solo mundo.

La Tierra estuvo bendecida durante milenios, en un tiempo anterior a todo cuanto la historia actual del hombre conoce.

Mas la civilización evolucionó, surgieron por doquier nuevos dioses y poco a poco la Diosa Serpiente, creadora del universo, fue relegada y después perseguida y demonizada.

Hace cinco mil años la Serpiente y sus Hijos e Hijas fueron desterrados a los desiertos del alma humana, donde aún moran, casi en el olvido.

Mas sobrevivió siempre una línea oculta de seguidores de la Gran Diosa Madre Creadora. Y así, a lo largo de los milenios y centurias, hasta casi el tiempo de nuestra presente civilización.

Ahora no obstante reina el olvido y la Serpiente permanece relegada en un Mundo de Luz Oscura para esta humanidad, un mundo sin embargo millones de veces mas vasto, profundo y esplendoroso que el mundo cotidiano que conocemos.

 

 

 

 

 

 

 

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

         
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hathor y Seth, los antiguos y viejos dioses del Bajo Egipto predinástico. Tras la conquista y unificación por el Alto Egipto, Hathor sobrevivió aún durante milenios, pues su poder era inmenso y múltiples sus aspectos, pero Seth fue convertido en demonio y expulsado a la aridez del desierto.

 

 

 

 

 

Si deseas entrar a esta Web puedes pasar a través de mi. Soy el primer Portal que hallarás abierto.

Pero cuida tus pasos, visitante, seas quien seas, pues lo que veas tal vez no te agrade o quizá su significado e interpretación te resulten confusos.

Mas tu estancia, breve o larga, siempre será de nuestro agrado.

No obstante abstente de prejuzgar precipitadamente, pues lo bello y lo feo, lo horroroso y lo hermoso, la muerte y la vida, el dolor y el placer, el bien y el mal, son espejismos que ocultan nuestro rostro verdadero y la faz auténtica del mundo.

El dios de ayer es el demonio de hoy. Y el dios de hoy será relegado en un ayer futuro. Descubrir el verdadero sendero es caminar entre la luz y la sombra, entre el día y la noche, entre los vivos y los muertos, entre los dioses y los demonios, entre el cielo y el infierno.

Mas no sigas detenido en la duda y ya entra a través de mi coronada de espinas imagen, pues soy la Hija de la Serpiente que muere y renace, soy sacrificada para regresar al bendito reino de mi Amada Madre la Diosa Serpiente, soberana del Reino Primigenio, fuera del tiempo y el espacio, esencia de la infinita energía primordial, sustancia matriz del espíritu, gestante y guardiana del Huevo Cósmico. Sangre de vida y veneno de muerte. Tumba eterna y eterna Morada. Anterior al Mundo y más allá del Sueño.

Si te place conocerme entra a través de mi, mas si en cambio no soy de tu agrado aléjate de esta virtual casa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las hijas e hijos de la diosa Serpiente fueron maniatados espiritualmente por los nuevos dioses y los reyes y sacerdotes de las religiones patriarcales.

 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La diosa Hathor acerca el ankh de la vida eterna al faraón.

 

  Diosa Hathor, madre sustentadora del universo, nos acompaña cuando entramos en la vida y también cuando salimos. Representa la alegría, el amor, la danza y la belleza. Diosa del alba y el ocaso, también nos conduce en el tránsito hacia  la muerte.

 

 

 

 

ÍNDICE

Firmar el Libro de visitas

Ver libro de visitas

 

kababelan@yahoo.es

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1 1