LA CRUZ CABALÍSTICA

 

* Realizar La Cruz Cabalística.

* El sonido debe vibrar dentro de cada uno, incluso localizarlo en determinadas zonas del cuerpo (palmas de las manos, pies, corazón, etc...).

* La ESFERA DE CONCIENCIA debe ampliarse: Tu cuerpo crece y crece hasta volverse gigantesco, la cabeza debe estar en la nubes y los pies descansando firmemente en la tierra (la cual debe aparecer como un pequeño globo bajo los pies).

* En ese momento el Rayo de Luz desciende sobre la cabeza.

" Auméntate hasta una altura inconmensurable, liberándote de toda traza de cuerpo, y vence al tiempo convirtiéndote en eterno, y así conocerás a Dios. No hay nada imposible para ti. Créete inmortal y capaz de todo... conviértete en más alto que toda altura y más bajo que toda profundidad... para serlo todo a la vez, en la tierra y en el mar y en el cielo. Piensa que estás siendo engendrado, que estás en el útero, que eres joven, que eres viejo, que has muerto, y que estás más allá de la muerte: percibe todas estas cosas al mismo tiempo... y conocerás a Dios. Pero si encierras tu alma en el cuerpo, y te humillas y dices: - No sé nada, no puedo hacer nada, temo al mar y a la tierra, no puedes subir al cielo, no sé lo que fui o lo que seré, -entonces ... ¿qué tienes que ver con Dios?."

"Corpus Hermeticum XI (II)"

 

FORMULACIÓN DE LOS PENTAGRAMAS

 

* El objetivo del Ritual Menor Evanescente del Pentagrama (Ritual Menor de Proscripción del Pentagrama) es eliminar de la esfera mental lo innecesario, purifica y fortalece el organismo. Los elementos más densos son gradualmente expulsados de la esfera de sensación, para ocupar su lugar partículas más sensibles y refinadas de sustancia espiritual. De esa manera tiene lugar una verdadera purificación.

* De cara al Este, con los dedos extendidos (índice y medio) o bien con una daga de doble filo, llevamos la mano hacia un punto situado frente al muslo izquierdo.

* De allí, hacia un punto que corresponde a la parte superior de la cabeza.

* Se desciende por la derecha hacia la mitad del muslo derecho.

* Se mueve el brazo extendido hacia la izquierda, hasta un punto ligeramente por encima del hombro izquierdo.

* Después se lleva hacia hasta un punto sobre el hombro derecho.

* Luego, oblicuamente, hacia el punto de partida. (Los Pentagramas se visualizan de tonalidad AZUL-DORADO y son llameantes).

* Imaginando un punto central en la figura, llevar el brazo hasta dicho centro, atravesándolo enérgicamente con la daga o con los dedos. Es entonces cuando hay que vibrar el Nombre Divino, despacio y uniformemente. Debería bastar con vibrar cada Nombre una sola vez. Es ahora cuando debemos sentirlo. Al ser vibrado, la energía de los Nombres se desplaza a través del centro del Pentagrama hasta el mismo límite del punto cardinal correspondiente.

* Una vez trazado el último pentagrama en el Norte, el estudiante vuelve con el brazo extendido hacia el Este de donde partió.

* Con los brazos extendidos en forma de Cruz, y siendo consciente de la vibración de los cuatro pentagramas, se inicia otra fase.

 

VISUALIZACIÓN DE LAS FIGURAS ANGÉLICAS

 

Un ser angélico se puede definir como una fuente cósmica cuyo vehículo aparente de manifestación en la conciencia psíquica es una forma elaborada por la imaginación humana.

* De cara al Este hacemos vibrar con energía el nombre de RAPHAEL (Rafael), componiendo en la imaginación una gran figura angélica, concebida en el estilo tradicional, de vibrantes colores amarillos y malvas. Una figura llena de gracia, ligera y airosa, resplandeciente. Una brisa suave sopla detrás de la figura. Entonces di: "Delante de mí Raphael "...

* Características acuáticas marcarán la naturaleza de GABRIEL (en el Oeste). Imaginémoslo detrás de nosotros. Azul contrastado con anaranjado será su color. La figura del Ángel está en pié sobre un torrente de agua, y mantendrá en su mano una Copa con agua. Detrás, una cascada derramará agua sobre el Templo. Entonces di: " Detrás de mi Gabriel "...

* En el Sur la forma del Arcángel MICHAEL tendrá predominantemente un color Rojo, con destellos verde-esmeralda. Mantendrá en su mano una Espada Flamígera, mientras lenguas de fuego se perciben a sus pies. Sentiremos sobre nosotros una intensa radiación de calor. Entonces di: " A mi derecha Michael ".

* En el Norte, el Ángel AURIEL parecerá estar de pie sobre tierra muy fértil, con pastos y flores a sus pies. Sostendrá gavillas de trigo. Los colores predominantes serán el Citrino, Oliva, Bermejo y Negro. Entonces di: " A mi izquierda Auriel ".

* En cada una de estas invocaciones angélicas, debemos sentir que la emanación procedente del Arcángel, penetra y limpia la personalidad, debe ser una purificación y una consagración al servicio del SER.

* Rodeados de las figuras de los Arcángeles, protegidos y rodeados por los pentagramas, visualizamos un Gran Pentagrama de fuego ardiendo en el pecho. En la espalda, por detrás, hay un Hexagrama, con su triángulo ascendente en rojo y descendente en azul. Entonces di: " Pues delante de mí llamea el Pentagrama y detrás de mi brilla la estrella de seis puntas ".

* Repite de nuevo LA CRUZ CABALÍSTICA.

* Una vez que la mente ha sido sosegada, y el cuerpo y el aparato emocional purificado, la conciencia de los grados ocultos o Niveles del Ser, puede suave y gradualmente ascender y manifestarse a las percepciones, ayudando así al crecimiento interno...

 

VOLVER AL INDICE

EL PILAR MEDIO