Bienvenido a tu casa  *** Aquí encontrarás todo lo relacionado con las Hermandades del Trabajo  *** y  algunas cosas más de interés



27 de Marzo de 2.008
Hoy ha iniciado su último viaje hacia el Padre
JOSÉ MARY SÁNCHEZ ISASI


          Mi queridísimo José Mary:

          Hace un par de horas ha entrado Don Juan Antonio en mi despacho para darme una lamentable noticia. Me quedé muda, helada. Lo primero que he hecho, hemos hecho, ha sido bajar a la Capilla. Te ha aplicado la misa y juntos hemos rezado por ti.

          Llevaba muchos días pensando en ti de una manera muy especial y me embargaba una profunda tristeza que no sabía definir, no me explicaba el por qué de ella. ¿Es que acaso estaba presintiendo este momento? ¡Cuantas veces, con tu tono divertido, me llamabas bruja!

           En mi tierra se dice “Dios nos libre del día de las alabanzas”. Pero no son alabanzas las que voy a lanzar. En estos momentos, en el silencio de mi soledad, quiero pensar en alto contigo, a tu lado, en esta noche larga para los que nos quedamos aquí y que resulta imposible expresar con palabras.

           Tú has emprendido tu último viaje hacia el Padre. Te has decidido a “dormir el sueño eterno” en el regazo de nuestro buen Dios. Has querido embriagarte con el dulce sabor de una Vida nueva que ya no tiene fin. Has deseado saborear la copa de la verdadera Felicidad. Tus amigos nos quedamos muy tristes como humanos, pero esperanzados como creyentes.

          Yo, aquí estoy con un sin fin de recuerdos agolpados en lo más profundo de mi alma y que afloran como ecos lejanos, que se van acercando para no dejar de decirte: GRACIAS, JOSE MARY por todo lo que me enseñaste y me diste espiritualmente para que mi alma se engrandeciera un poco.

          No he olvidado ni quiero olvidar cómo y cuánto trabajaste por todos y cada uno de nosotros, los más lejanos, pero que tan cerca estábamos en tu corazón, los de los Centros olvidados, los marginados, los que teníamos muchas dificultades y tú nos estimulabas para seguir adelante con tu buen hacer y tu buen humor. ¡ Cuántas veces alzabas tu voz ¡ ¡ Cuánta importancia tenían para ti los hermanos de los Centros! ¡Cuánto luchaste por nosotros!

          Hoy has alcanzado tu merecida recompensa y nos dejas la hermosa estela de tu vida y de tu constante trabajo por los demás.

          Me quedo sin palabras José Mary. Solamente puedo decirte muchas gracias y un beso muy grande.

                                                                      María José

"No he venido a ser servido,

sino a servir"

                        


Por ser "... una Obra nacida de la FE y del AMOR"

en frase del Sr. Obispo, Don Doroteo Fernández (q.e.p.d.)

Nos han visitado
Contador
 

Actualizada el lunes, 31 de marzo de 2008

Estamos en la Red desde el 18 de Junio de 2.002


María José Mateos Pombero.-Badajoz (España)

1