Hes.geocities.com/hogarenia/mantenimiento.htmles.geocities.com/hogarenia/mantenimiento.htmldelayedxaJ;pOKtext/htmlzpb.HThu, 22 Jun 2006 20:02:51 GMTMozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, *aJp Hogareña
 
 
 

 

Mantenimiento

Los enemigos invisibles

Los ácaros y los hongos que se acumulan en las habitaciones de los hogares, especialmente en los dormitorios, son el peor enemigo para las personas alérgicas con problemas respiratorios. Los especialistas recomiendan una limpieza a fondo permanente antes de adoptar cualquier tratamiento. Una habitación llena de muebles, libros, alfombras, cortinas y muñecos proporciona el medio adecuado para la reproducción de los ácaros, esos pequeños y repulsivos animales, algunos de los cuales son parásitos.

Tres son las condiciones que favorecen la presencia de ácaros y también de hongos: la humedad elevada, la oscuridad y la acumulación de polvo y materiales orgánicos.

Contra la humedad, existe la aireación. Una habitación bien ventilada se convierte en una trampa casi mortal para los enemigos de los alérgicos. La utilización de pinturas antimohos también ayuda a ganar esta difícil batalla.

La cocina y el lavabo son las zonas más húmedas de una casa y conviene limpiarlos con lejía.

Para combatir la oscuridad no hay nada como la luz del sol. El sol mata los ácaros y elimina los hongos, que buscan los rincones lóbregos. El mejor consejo para un alérgico es una casa soleada y bien ventilada a más de mil metros de altitud.

El polvo se elimina con un aspirador y con trapos ligeramente humedecidos. Es preferible no usar el plumero y, en caso de presencia de personas alérgicas, tampoco conviene la escoba. Pero los ácaros y los hongos encuentran su acomodo en los rincones más inaccesibles. Cuantos menos muebles, mejor. Cuanto más accesibles sean las pequeñas esquinas y escondrijos, también mejor. Hay que lavar a menudo los muñecos, sobre todo los de peluche. Y hay que limpiarlos libros.

Aunque no hay que obsesionarse, es preciso estar alerta, porque nos rodean pequeños enemigos que pueden causar diversos trastornos.

 

Cómo mejorar el aire en tu hogar

¿Al llegar a tu casa sientes el ambiente pesado y cargado? Pues es hora de que refresques y mejores la calidad del aire que respiras en tu hogar; un cambio que también será beneficioso para tu salud. Sigue los siguientes consejos para lograrlo.

Seis consejos útiles

1.- La forma más fácil de refrescar una casa es abriendo todas las ventanas. Es una práctica vieja, sencilla y muy efectiva que te permitirá disfrutar del aire fresco y eliminar los olores de tu hogar. Haz esto especialmente durante los días en que hace viento.

2.- Existen determinadas plantas, denominadas 'arañas' (Chlorophytum comosum) que, además de ser excelentes plantas decorativas, ayudan a filtrar y eliminar algunos contaminantes presentes en el aire. En la medida de lo posible, trata de tenerlas dentro de tu hogar.

3.- ¡Qué mejor ambiente que el que dan las flores! Estas, cuando están frescas, pueden dar un aroma exquisito a tu hogar. Las rosas, lilas y azucenas son ideales para estos fines.

4.- Un humidificador ambiental con un filtro cambiable o que se pueda limpiar también puede mejorar la calidad del aire que respiras en casa. Estos aparatos no son muy costosos y son capaces de eliminar una gran cantidad de olores como los del tabaco, comida, basura, polen y otros elementos que, en muchas ocasiones, producen alergias. Ten en cuenta que la humedad ideal para una casa debe ser de 50 a 55% aproximadamente y, con uno de estos aparatos, la puedes conseguir.

5.- También puedes añadir gotas de aceite aromático al humidificador o a los vaporizadores para que el aroma fresco invada tu hogar.

6.- Las velas, jabones de olor, aerosoles aromáticos e inciensos también son excelentes opciones para refrescar el aire que respiras.

 

1