ðHes.geocities.com/humanimal511/evangelio2.htmles.geocities.com/humanimal511/evangelio2.htmldelayedx~~ÕJÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÈ ‹æaOKtext/html`ÊËzæaÿÿÿÿb‰.HThu, 19 Aug 2004 17:03:09 GMTÔMozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, *}~ÕJæa Sin título ------------------------------------4------------------------------------------------------------CAPITULO IX 1Este es el misterio de los descendientes de Caín, que fue creado a la imagen de la lujuria, al contrario de Abel, que fue creado a imagen del amor. 2Conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc. 3A Enoc le nació Irad, e Irad engendró a Mehuayel, Mehuayel engendró a Mestusael, y Mestusael engendró a Lamec. 4Lamec tomó para sí dos mujeres; el nombre de una era Adá, y el nombre de la otra era Sillá. 5Adá dio a luz a Jabal; el nombre de su hermano era Jubal. 6También Sillá dio a luz: a Tubalcaín, forjador de toda herramienta de cobre y hierro. Y a Naamá. 7Lamec alzó su voz: "Yo maté a un hombre que me hirió, y a un joven por una confusión que recibí". 8Caín será vengado siete veces; mas Lamec lo será setenta veces siete. 9De aquí a intocables generaciones, hasta el final de los tiempos. 10He aquí, una Criatura de la Noche nace entre humanos estúpidos, adoradores de luz, y éstos le rechazaban y se maldicen por haberlo traído a la Tierra; mas la Criatura de la Noche, desde que nace, sabe de su naturaleza, y que siempre estará sola, más unida a las Criaturas de las Tinieblas, y busca el conocimiento oscuro y la lujuria por el conocimiento. 11Por esto es, Centinelas, que no pueden ser destruidas las Criaturas de la Noche. 12Que tan sólo por habitar entre las Criaturas de la luz, las desafían. 13Hasta que obtienen la primer revelación, y se consagran a la oscuridad que en espíritu y en verdad las engendró. 14Aborrecen a sus padres y hermanos humanos para abrazar las Tinieblas. 15Pues ellos son tesoro de las sombras, sacerdotes oscuros y seres perdidos y encontrados a sí mismos en el reino de la luz. 16Y los que descubren la señal de Caín la portan en victoria interior y callada, en medio de los seres estúpidos. 17Aguardando la caída de la luz y con ella, la caída de la escoria que les rodea. 18Mas hubo Criaturas de la Noche que negaron su oscuridad y abrazaron a la luz. 19Pero no por esto sus nombres ni sus obras fueron borradas del Libro de la Oscuridad. 20Todo aquel que pertenece a las Tinieblas vuelve a ellas; esto es parte del orden universal. 21Hubo seres humanos de la raza estúpida que anhelaron unirse a las Tinieblas. 22Pero aunque lo hicieron, regresaron a la luz; esto es también parte del orden universal. 23Oscuridad se une a la oscuridad con delgados cordones de luz; luz une luz con delgados cordones de oscuridad. 24Dissaor, hijo de Caín, transmitió el conocimiento oscuro a Lamec. Y Lamec fue Vampiro. 25Y Lamec y Dissaor viajaban de la Tierra a Aradia, y a los vértices, y al espacio más allá de los vértices; amenazados por la luz y protegidos por la oscuridad, bebiendo la sangre y la energía de las Criaturas del Creador. 26Había gigantes en aquellos días; y muchos gigantes recibieron el conocimiento oscuro. 27En aquellos días, muchos nombres de Vampiros fueron inscritos en el Libro de la oscuridad. 28Mas primero sólo Dissaor y Lamec podían pasar por el umbral hacia Aradia y el Lado Oscuro del Tiempo. 29Y a las regiones oscuras les seguía una mujer vestida de negro. 30Reina de los Vampiros fue llamada por las Criaturas de las Tinieblas y los seres Crepusculares, pues era grande su sabiduría. 31Sacerdotisa había sido del Primer imperio, y estudió los Libros de Sombras, y su poder era grande sobre la Tierra. 32Por lo que la mujer, que seguía a Dissaor y a Lamec, dejó que la tierra se tragara su nombre mortal, y que le fuera impuesto el nombre de la dimensión de los Vampiros. 33Esto es, fue llamada Aradia. 34Así como las Criaturas de las Tinieblas enseñaron a Dissaor todos los misterios y todas las revelaciones que le correspondían. 35Y Aradia crecía en sabiduría aprendiendo todas estas cosas; no intentaba obtener más conocimiento del que le estaba permitido; en cambio aguardaba, y el conocimiento venía a ella cuando no lo buscaba. 36Este es el fundamento de toda magia: encontrar sin buscar. 37Así Aradia se dirigió al lugar llamado Atlántida, que fue hogar de los Vampiros, las Criaturas de la Noche y que fue también de los brujos, pues los brujos son Criaturas de la Noche. 38Viendo el Creador esplendor oscuro en Atlántida dijo: "Húndase la Atlántida". 39Mas algunas Criaturas de la Noche y algunos Vampiros evitaron su destrucción y se establecieron sobre todos los rincones de la Tierra, a la vista de Dissaor y sus discípulos, que les enseñaban lo que debían conocer. 40Viendo el Creador el esplendor oscuro sobre la Tierra dijo: "Sea el diluvio". 41Y fue primero el Vampiro Utnapischtim quien construyó un arca y la llenó con seres oscuros y animales; y otros seres oscuros lo hicieron en muchos rincones de la Tierra. Viendo esto, el Creador ordeno a Noé que construyese una arca, para albergar a los adoradores de la luz. 42"Porque", dijo el Creador, "la perversidad se ha extendido sobre la tierra". 43Y al término del diluvio puso en el cielo una señal infame del pacto entre las criaturas de la luz; y lo llamo arcoiris. 44Contemplo Aradia el arcoiris, y junto con Dissaor trajo a la Tierra el arco de la oscuridad. 45Bajo el cual, todo linaje de brujos ha pasado detrás de Aradia. 46Brujos y Vampiros han sido aliados desde entonces, mas está alianza se ha roto en diversas ocasiones. 47Pero es así como todo debe ser, ante las Criaturas de las Tinieblas. 48Y Caín ha sido vengado; y Lamec ha sido vengado; más Aradia y su linaje, y el de Caín, aguardan venganza. 49Este es el Noveno Misterio: la llave de toda brujería, engendrada por Dissaor y Aradia. 50Todo aquel que no lo posea, y se diga a sí mismo brujo, conocerá la venganza que guarda Aradia. 51Aradia escribió el evangelio de las brujas, e hizo muchos prodigios y milagros con las enseñanzas de Dissaor. 52Y sus generaciones son incontables. CAPITULO X 1Así era Atlántida antes de ser hundida por el Creador. 2Cuando las aguas se retiraron, en el tiempo de la Ruptura, Atlántida surgió frente al estrecho que los humanos llamaron columnas de Hércules. 3En medio de la luz, Atlántida era una región de oscuridad. 4Donde se desarrollaron todas las artes que las Criaturas de las Tinieblas enseñaron a sus discípulos. 5Fue en Atlántida donde se fundó el primer imperio, cuya sacerdotisa fue Aradia, la mujer que acompañaba a Dissaor y a Lamec. 6En aquellos días, el conocimiento oscuro era transmitido a todos los habitantes de Atlántida. 7Por lo que Atlántida fue un continente de Vampiros. 8Mas no todos sobrevivieron al hundimiento, por que fueron muertos por el fuego y por los Centinelas, en las formas en que el Creador enseñó a su creación para destruir a los seres oscuros. 9Cuando fue la matanza en Atlántida, los No-Muertos y las Criaturas de las Tinieblas observaron sin moverse; pues ellos están por encima de las emociones; son capaces de llorar sin emoción. 10Mas la venganza era suya, por cuanto fue engendrada en las Tinieblas. 11Llamaron a Dissaor, a Lamec y a Aradia, y les hablaron así: 12"Dissaor, Lamec y Aradia, hijos y herederos de las Tinieblas, conozcan lo que vendrá. 13Pues las Criaturas de la Noche habitaban en Atlántida como una vez nosotros habitamos en el Universo; no existía el dolor ni las lagrimas, ni la alegría ni el placer. 14Únicamente las profundidades internas de cada ser, unidas a la negrura de nuestras profundidades. 15Y el número de Vampiros y Criaturas de la Noche creció, siendo mayor que el de las Criaturas de la luz. 16Por lo que el Creador, violando una vez más el orden del Universo, ha enviado destrucción sobre Atlántida y las Criaturas que sobre ella prosperaban. 17Demasiado tiempo hemos callado desde el día de la rebelión melancólica. 18Mas ya no lo haremos; por cuanto las obras que fueron destruidas en Atlántida no serán recordadas por las generaciones venideras; ni las obras, ni la misma Atlántida, que será considerada leyenda. 19Como leyenda seremos nosotros, pues el mito ha sido impuesto por el Creador, para que se difunda la mentira acerca de nosotros. 20Y así Ra, que es uno con la noche será uno con el Sol; y Tonatiuh, el de la luna, será uno con el Sol; los humanos llamarán solares e hijos y padres de la luz a muchos de nosotros. 21Tales son los planes del Creador, convertirnos en luz. 22Por esto, luz seremos aquellos a quienes se nos calumnie; seremos luz que calcinará a la luz. 23Para que ardan en espíritu y en verdad los cómplices de esta nueva traición. 24Y que nos adoren sus sacerdotes; mas nosotros usaremos la luz para llevarlos a la oscuridad. 25Mas no será para entregarles nuestras enseñanzas, como lo hemos hecho con los Vampiros y las Criaturas de la Noche. 26Sino para que establezcan pactos consientes o inconscientes con la oscuridad que guardan en el fondo de la falsa luz, para perdición del falso profeta de la luz y sus seguidores. 27A la luz del día, verá el Creador como sus Criaturas le dan la espalda y se vuelven a la oscuridad. 28Por que no serán parte de nosotros; conoce que nosotros percibimos a los que nos pertenecen, y a ellos enseñamos lo que deseamos. 29Por medio de ti, Dissaor, de Lamec, de Aradia y de los muchos profetas y videntes de las Tinieblas que existieron, existen, y que vendrán. 30He aquí, hemos dado a Luzbel, llamado Satán por el Creador, la facultad de llevar a los seres de la luz a sus dimensiones. 31Que fueron aquellas a las que lo condenó el Creador, diciendo: 32"Seas precipitado en este lago de fuego por el resto de tus incontables días; seas odiado por los seres humanos que he de crear, seas odiado por las Criaturas de las Tinieblas"; pero nosotros nos hemos vuelto hacía Satán, dando la espalda al Creador. 33El género humano, maldito por el Creador, seguirá la luz para entrar en el llamado infierno. 34Mas no será cuando el Creador lo decida, sino cuando ellos mismos, Satán, o nosotros, lo dictemos. 35Demasiado tiempo hemos callado; porque entre nosotros no hay amor ni odio. 36Pero sí venganza: escuchen bien Dissaor, Lamec y Aradia. 37Enseñen de aquí en adelante el valor de la venganza, así como han enseñado las artes oscuras, la melancolía, la sed de sangre, el rechazo a la luz y la protección de la oscuridad; la magia y la lujuria. 38Enseñen, de aquí en adelante, las maneras del depredador. 39Pues los Vampiros serán depredadores, acechando al género humano; temidos serán por humanos y ángeles; odiados por los Centinelas; malditos por la Tierra y el Cielo, a los que los Oscuros odiarán, sirviéndose de ellos, ajenos a todo amor y todo odio. 40Mas si tuviesen que elegir, que elijan el odio y la crueldad. 41Y si practican la crueldad, que lloren por dentro. 42No sean como el Creador, que se goza en la crueldad. 43Sean los Vampiros y las Criaturas de la Noche seres en verdad diferentes al resto de la Creación. 44Abran los ojos y oídos; muéstrenles únicamente lo que han de saber, y abandónenlos. 45Pues la soledad es una virtud, lo mismo que el abandono. 46Y que las prostitutas sagradas que servían en Atlántida a las Criaturas de la Noche sean restauradas en los nuevos lugares. 47Porque serán repudiadas por los Centinelas y los que sirven a los Centinelas, como ya han sido repudiadas las Criaturas de la Noche. 48Por cuanto las prostitutas sirven a la lujuria, también son Criaturas de la Noche, aunque de un linaje inferior, pues han sido hechas para servir. 49Mas su poder es inmenso al oponerse al amor, y recordar que la cópula existe sin amor. 50Cuando venga el engaño, que las Criaturas de la Noche aprendan a practicar el arte de la lujuria, y rechacen el amor. 51Pues el amor debilita a las criaturas de la noche en tanto que fortalece a las criaturas de la luz. 52Fue hundida la Atlántida, y esto ocurrió antes del diluvio". 53Este es el Décimo Misterio, el del poder y la venganza en lujuria de las Criaturas de las tinieblas. 54Únicamente los Vampiros cuya sabiduría es grande puede tener acceso a esta revelación, y sólo si han penetrado las nueve anteriores. 55Porque este poder sacude a la Tierra y al Cielo, y a lo que está debajo de la Tierra. -------------------------------------------5----------------------------------------------------] CAPITULO IX 1Este es el misterio de los descendientes de Caín, que fue creado a la imagen de la lujuria, al contrario de Abel, que fue creado a imagen del amor. 2Conoció Caín a su mujer, la cual concibió y dio a luz a Enoc. 3A Enoc le nació Irad, e Irad engendró a Mehuayel, Mehuayel engendró a Mestusael, y Mestusael engendró a Lamec. 4Lamec tomó para sí dos mujeres; el nombre de una era Adá, y el nombre de la otra era Sillá. 5Adá dio a luz a Jabal; el nombre de su hermano era Jubal. 6También Sillá dio a luz: a Tubalcaín, forjador de toda herramienta de cobre y hierro. Y a Naamá. 7Lamec alzó su voz: "Yo maté a un hombre que me hirió, y a un joven por una confusión que recibí". 8Caín será vengado siete veces; mas Lamec lo será setenta veces siete. 9De aquí a intocables generaciones, hasta el final de los tiempos. 10He aquí, una Criatura de la Noche nace entre humanos estúpidos, adoradores de luz, y éstos le rechazaban y se maldicen por haberlo traído a la Tierra; mas la Criatura de la Noche, desde que nace, sabe de su naturaleza, y que siempre estará sola, más unida a las Criaturas de las Tinieblas, y busca el conocimiento oscuro y la lujuria por el conocimiento. 11Por esto es, Centinelas, que no pueden ser destruidas las Criaturas de la Noche. 12Que tan sólo por habitar entre las Criaturas de la luz, las desafían. 13Hasta que obtienen la primer revelación, y se consagran a la oscuridad que en espíritu y en verdad las engendró. 14Aborrecen a sus padres y hermanos humanos para abrazar las Tinieblas. 15Pues ellos son tesoro de las sombras, sacerdotes oscuros y seres perdidos y encontrados a sí mismos en el reino de la luz. 16Y los que descubren la señal de Caín la portan en victoria interior y callada, en medio de los seres estúpidos. 17Aguardando la caída de la luz y con ella, la caída de la escoria que les rodea. 18Mas hubo Criaturas de la Noche que negaron su oscuridad y abrazaron a la luz. 19Pero no por esto sus nombres ni sus obras fueron borradas del Libro de la Oscuridad. 20Todo aquel que pertenece a las Tinieblas vuelve a ellas; esto es parte del orden universal. 21Hubo seres humanos de la raza estúpida que anhelaron unirse a las Tinieblas. 22Pero aunque lo hicieron, regresaron a la luz; esto es también parte del orden universal. 23Oscuridad se une a la oscuridad con delgados cordones de luz; luz une luz con delgados cordones de oscuridad. 24Dissaor, hijo de Caín, transmitió el conocimiento oscuro a Lamec. Y Lamec fue Vampiro. 25Y Lamec y Dissaor viajaban de la Tierra a Aradia, y a los vértices, y al espacio más allá de los vértices; amenazados por la luz y protegidos por la oscuridad, bebiendo la sangre y la energía de las Criaturas del Creador. 26Había gigantes en aquellos días; y muchos gigantes recibieron el conocimiento oscuro. 27En aquellos días, muchos nombres de Vampiros fueron inscritos en el Libro de la oscuridad. 28Mas primero sólo Dissaor y Lamec podían pasar por el umbral hacia Aradia y el Lado Oscuro del Tiempo. 29Y a las regiones oscuras les seguía una mujer vestida de negro. 30Reina de los Vampiros fue llamada por las Criaturas de las Tinieblas y los seres Crepusculares, pues era grande su sabiduría. 31Sacerdotisa había sido del Primer imperio, y estudió los Libros de Sombras, y su poder era grande sobre la Tierra. 32Por lo que la mujer, que seguía a Dissaor y a Lamec, dejó que la tierra se tragara su nombre mortal, y que le fuera impuesto el nombre de la dimensión de los Vampiros. 33Esto es, fue llamada Aradia. 34Así como las Criaturas de las Tinieblas enseñaron a Dissaor todos los misterios y todas las revelaciones que le correspondían. 35Y Aradia crecía en sabiduría aprendiendo todas estas cosas; no intentaba obtener más conocimiento del que le estaba permitido; en cambio aguardaba, y el conocimiento venía a ella cuando no lo buscaba. 36Este es el fundamento de toda magia: encontrar sin buscar. 37Así Aradia se dirigió al lugar llamado Atlántida, que fue hogar de los Vampiros, las Criaturas de la Noche y que fue también de los brujos, pues los brujos son Criaturas de la Noche. 38Viendo el Creador esplendor oscuro en Atlántida dijo: "Húndase la Atlántida". 39Mas algunas Criaturas de la Noche y algunos Vampiros evitaron su destrucción y se establecieron sobre todos los rincones de la Tierra, a la vista de Dissaor y sus discípulos, que les enseñaban lo que debían conocer. 40Viendo el Creador el esplendor oscuro sobre la Tierra dijo: "Sea el diluvio". 41Y fue primero el Vampiro Utnapischtim quien construyó un arca y la llenó con seres oscuros y animales; y otros seres oscuros lo hicieron en muchos rincones de la Tierra. Viendo esto, el Creador ordeno a Noé que construyese una arca, para albergar a los adoradores de la luz. 42"Porque", dijo el Creador, "la perversidad se ha extendido sobre la tierra". 43Y al término del diluvio puso en el cielo una señal infame del pacto entre las criaturas de la luz; y lo llamo arcoiris. 44Contemplo Aradia el arcoiris, y junto con Dissaor trajo a la Tierra el arco de la oscuridad. 45Bajo el cual, todo linaje de brujos ha pasado detrás de Aradia. 46Brujos y Vampiros han sido aliados desde entonces, mas está alianza se ha roto en diversas ocasiones. 47Pero es así como todo debe ser, ante las Criaturas de las Tinieblas. 48Y Caín ha sido vengado; y Lamec ha sido vengado; más Aradia y su linaje, y el de Caín, aguardan venganza. 49Este es el Noveno Misterio: la llave de toda brujería, engendrada por Dissaor y Aradia. 50Todo aquel que no lo posea, y se diga a sí mismo brujo, conocerá la venganza que guarda Aradia. 51Aradia escribió el evangelio de las brujas, e hizo muchos prodigios y milagros con las enseñanzas de Dissaor. 52Y sus generaciones son incontables. CAPITULO X 1Así era Atlántida antes de ser hundida por el Creador. 2Cuando las aguas se retiraron, en el tiempo de la Ruptura, Atlántida surgió frente al estrecho que los humanos llamaron columnas de Hércules. 3En medio de la luz, Atlántida era una región de oscuridad. 4Donde se desarrollaron todas las artes que las Criaturas de las Tinieblas enseñaron a sus discípulos. 5Fue en Atlántida donde se fundó el primer imperio, cuya sacerdotisa fue Aradia, la mujer que acompañaba a Dissaor y a Lamec. 6En aquellos días, el conocimiento oscuro era transmitido a todos los habitantes de Atlántida. 7Por lo que Atlántida fue un continente de Vampiros. 8Mas no todos sobrevivieron al hundimiento, por que fueron muertos por el fuego y por los Centinelas, en las formas en que el Creador enseñó a su creación para destruir a los seres oscuros. 9Cuando fue la matanza en Atlántida, los No-Muertos y las Criaturas de las Tinieblas observaron sin moverse; pues ellos están por encima de las emociones; son capaces de llorar sin emoción. 10Mas la venganza era suya, por cuanto fue engendrada en las Tinieblas. 11Llamaron a Dissaor, a Lamec y a Aradia, y les hablaron así: 12"Dissaor, Lamec y Aradia, hijos y herederos de las Tinieblas, conozcan lo que vendrá. 13Pues las Criaturas de la Noche habitaban en Atlántida como una vez nosotros habitamos en el Universo; no existía el dolor ni las lagrimas, ni la alegría ni el placer. 14Únicamente las profundidades internas de cada ser, unidas a la negrura de nuestras profundidades. 15Y el número de Vampiros y Criaturas de la Noche creció, siendo mayor que el de las Criaturas de la luz. 16Por lo que el Creador, violando una vez más el orden del Universo, ha enviado destrucción sobre Atlántida y las Criaturas que sobre ella prosperaban. 17Demasiado tiempo hemos callado desde el día de la rebelión melancólica. 18Mas ya no lo haremos; por cuanto las obras que fueron destruidas en Atlántida no serán recordadas por las generaciones venideras; ni las obras, ni la misma Atlántida, que será considerada leyenda. 19Como leyenda seremos nosotros, pues el mito ha sido impuesto por el Creador, para que se difunda la mentira acerca de nosotros. 20Y así Ra, que es uno con la noche será uno con el Sol; y Tonatiuh, el de la luna, será uno con el Sol; los humanos llamarán solares e hijos y padres de la luz a muchos de nosotros. 21Tales son los planes del Creador, convertirnos en luz. 22Por esto, luz seremos aquellos a quienes se nos calumnie; seremos luz que calcinará a la luz. 23Para que ardan en espíritu y en verdad los cómplices de esta nueva traición. 24Y que nos adoren sus sacerdotes; mas nosotros usaremos la luz para llevarlos a la oscuridad. 25Mas no será para entregarles nuestras enseñanzas, como lo hemos hecho con los Vampiros y las Criaturas de la Noche. 26Sino para que establezcan pactos consientes o inconscientes con la oscuridad que guardan en el fondo de la falsa luz, para perdición del falso profeta de la luz y sus seguidores. 27A la luz del día, verá el Creador como sus Criaturas le dan la espalda y se vuelven a la oscuridad. 28Por que no serán parte de nosotros; conoce que nosotros percibimos a los que nos pertenecen, y a ellos enseñamos lo que deseamos. 29Por medio de ti, Dissaor, de Lamec, de Aradia y de los muchos profetas y videntes de las Tinieblas que existieron, existen, y que vendrán. 30He aquí, hemos dado a Luzbel, llamado Satán por el Creador, la facultad de llevar a los seres de la luz a sus dimensiones. 31Que fueron aquellas a las que lo condenó el Creador, diciendo: 32"Seas precipitado en este lago de fuego por el resto de tus incontables días; seas odiado por los seres humanos que he de crear, seas odiado por las Criaturas de las Tinieblas"; pero nosotros nos hemos vuelto hacía Satán, dando la espalda al Creador. 33El género humano, maldito por el Creador, seguirá la luz para entrar en el llamado infierno. 34Mas no será cuando el Creador lo decida, sino cuando ellos mismos, Satán, o nosotros, lo dictemos. 35Demasiado tiempo hemos callado; porque entre nosotros no hay amor ni odio. 36Pero sí venganza: escuchen bien Dissaor, Lamec y Aradia. 37Enseñen de aquí en adelante el valor de la venganza, así como han enseñado las artes oscuras, la melancolía, la sed de sangre, el rechazo a la luz y la protección de la oscuridad; la magia y la lujuria. 38Enseñen, de aquí en adelante, las maneras del depredador. 39Pues los Vampiros serán depredadores, acechando al género humano; temidos serán por humanos y ángeles; odiados por los Centinelas; malditos por la Tierra y el Cielo, a los que los Oscuros odiarán, sirviéndose de ellos, ajenos a todo amor y todo odio. 40Mas si tuviesen que elegir, que elijan el odio y la crueldad. 41Y si practican la crueldad, que lloren por dentro. 42No sean como el Creador, que se goza en la crueldad. 43Sean los Vampiros y las Criaturas de la Noche seres en verdad diferentes al resto de la Creación. 44Abran los ojos y oídos; muéstrenles únicamente lo que han de saber, y abandónenlos. 45Pues la soledad es una virtud, lo mismo que el abandono. 46Y que las prostitutas sagradas que servían en Atlántida a las Criaturas de la Noche sean restauradas en los nuevos lugares. 47Porque serán repudiadas por los Centinelas y los que sirven a los Centinelas, como ya han sido repudiadas las Criaturas de la Noche. 48Por cuanto las prostitutas sirven a la lujuria, también son Criaturas de la Noche, aunque de un linaje inferior, pues han sido hechas para servir. 49Mas su poder es inmenso al oponerse al amor, y recordar que la cópula existe sin amor. 50Cuando venga el engaño, que las Criaturas de la Noche aprendan a practicar el arte de la lujuria, y rechacen el amor. 51Pues el amor debilita a las criaturas de la noche en tanto que fortalece a las criaturas de la luz. 52Fue hundida la Atlántida, y esto ocurrió antes del diluvio". 53Este es el Décimo Misterio, el del poder y la venganza en lujuria de las Criaturas de las tinieblas. 54Únicamente los Vampiros cuya sabiduría es grande puede tener acceso a esta revelación, y sólo si han penetrado las nueve anteriores. 55Porque este poder sacude a la Tierra y al Cielo, y a lo que está debajo de la Tierra. okey si ya lo leistes ya sabes algo mas pero no todo afurtadamente en el vampirismo nunca dejas de aprender por k con el tiempo vas aprendiendo cada ves mas okey me depido 1