UNIVERSIDAD YACAMBU

DIRECCION DE ESTUDIOS VIRTUALES

ESPECIALIZACIÓN EN GERENCIA MENCIÓN ORGANIZACIÓN

 

 

AUTORA: JEHUT DONADELLI

CI: 14.591.382

 

 

INVERSIONES  DE CAPITAL

 

 

 

INVERSIONES DE CAPITAL

 

Una inversión en  un sentido estricto, es el gasto dedicado a la adquisición de bienes que no son de consumo final, bienes de capital que sirven para producir otros bienes. En un sentido algo más amplio la inversión es el flujo de dinero que se encamina a la creación o mantenimiento de bienes de capital y a la realización de proyectos que se presumen lucrativos. Conceptualmente la inversión se diferencia tanto del consumo como del ahorro: con respecto a este último, porque es un gasto, un desembolso, y no una reserva o cantidad de dinero retenida; con respecto al consumo, porque no se dirige a bienes que producen utilidad o satisfacción directa, sino a bienes que se destinan a producir otros bienes. En la práctica, sin embargo, tales distinciones suelen desdibujarse un tanto: hay bienes que, como un automóvil, pueden ser a la vez de consumo y de inversión, según los fines alternativos a los que se destine. El ahorro, por otra parte, generalmente se coloca a interés, con el objeto de reservarlo para posteriores eventualidades, una de las cuales puede ser la inversión.

 

En el sentido corriente se habla de inversión cuando se colocan capitales con el objeto de obtener ganancias, aunque las mismas se produzcan gracias a la compra de acciones, títulos o bonos que emiten las empresas y que les sirven a éstas para incrementar su capital. Se habla entonces de inversión financiera, para distinguirla así de la inversión real que responde a la definición dada previamente. Esta última puede dividirse, para fines analíticos en: inversión fija, que corresponde a la compra y reposición de bienes de capital; inversión en bienes en proceso e inversión en stocks, o bienes finales

 

TIPOS DE INVERSIÓN

 

- Inversión para el aumento

- Implementación de estrategias de marketing.

- La inversión  según su objetivo:

o       Inversión de estrategias de marketing: El desarrollo de nuevos productos permite acceder a segmentos de mercado mas amplios.

o       Inversión para la reducción de los costes asociados a la producción y la comercialización.

- Inversión en bienes reales

- La inversión según el tipo de bien adquirido:

- Inversión en bienes financieros: Los bienes financieros corresponden a los titulos o valores.

- Inversión en estructura: Corresponden a las inversiones

que se incorporan en el activo fijo de la empresa.

- La inversión según la permanencia:

- Inversión en circulante: Son aquellas que forman parte del activo circulante de la empresa.

 

CLASIFICACION DE LAS INVERSIONES DE CAPITAL

 

 

INVERSIONES REALES TANGIBLES E INTANGIBLES

 

La inversión tangible.

 

El término ahorro-inversión en Bienes Tangibles designa la acción de convertir éstos en activos de inversión con garantías de la más alta rentabilidad, de una constante revalorización, de total liquidez y, sobre todo, con la máxima seguridad Valor refugio/diversificación.Las inversiones Tangibles constituyen, históricamente, el mejor valor-refugio en períodos de crisis o inestabilidad prolongada, ya que siguen revalorizándose. Constituyen una magnífica opción diversificadora. Además, el hecho de invertir en cultura aporta un valor añadido que no se encuentra en otras inversiones.

 

 

La inversión intangible

 

 

Todos tenemos conciencia. Todos respetamos ciertos principios éticos o morales, ya sean personales y minoritarios o aceptados por la mayor parte de la sociedad; principios como la defensa del medio ambiente, igualdad de derechos, respeto a los trabajadores o ayuda a los países en vías de desarrollo. Podemos estar de acuerdos con la mayoría o solo con algunos, pero a ninguno nos gustaría que nuestros ahorros se utilizara para atentar contra nuestros principios. · ¿Qué hacen los intermediarios financieros con nuestro dinero?. Cuando depositamos nuestro dinero en un banco o una caja, invertimos en un fondo de inversión, subscribimos un plan de pensiones o un seguro de salud y en general cuando realizamos cualquier operación de ahorro o inversión, podemos conocer la rentabilidad, el precio o el riesgo de un producto, pero no se nos informa del uso que se le da, llegando la mayoría de las veces a violar nuestros principios. Por ejemplo, cuando realizamos un depósito en una cuenta corriente sabemos la remuneración que nos van a dar por ese dinero, pero la entidad financiera puede estar usándolo para comprar deuda de un país con un régimen dictatorial, o si invertimos en un fondo de inversión podemos estar apoyando a empresas que contaminan, explotan a los trabajadores o subcontratan su producción en países en vías de desarrollo, utilizando mano de obra infantil. · ¿Como unir el dinero a nuestros criterios éticos o morales? Esta pregunta tiene respuesta desde hace muchos años en países como EEUU, Reino Unido, Australia, Canadá, Japón, Alemania, Bélgica, Suecia y Francia. A través de la creación de productos financieros éticos y alternativos es posible compaginar criterios de rentabilidad y responsabilidad social; son fondos de inversión, cuentas corrientes y otros productos de ahorro e inversión controlados por una comisión de ética que aplicando distintas metodologías y cuestionarios realiza un filtro previo sobre el destino de los fondos. Es rentable para las empresas e intermediarios financieros porque atraen fondos adicionales y ganan en prestigio e imagen; es rentable para los inversores porque aúnan la rentabilidad propia de cada producto con sus propios ideales y el beneficio social.

 

Cuantificar el impacto de un programa de capacitación en variables "duras" del negocio ha sido siempre una gran interrogante y un gran desafío. Si el entrenamiento ha funcionado, los efectos de un "mejor servicio" o de trabajadores "más contentos" para la empresa suelen quedarse en el nivel de las percepciones positivas. Pero, ¿es posible ponerles números y medirlos en términos de balance financiero? El modelo ROI, de incipiente aplicación en el país, apuesta que sí. Pero, como es lógico, deben darse ciertas condiciones.

Pese a la precisión que existe para medir los beneficios concretos que las inversiones en infraestructura o tecnología reportan a la empresa, no es fácil evaluar estas inversiones cuando el "bien" adquirido se relaciona con los recursos humanos. ¿Cómo saber en cuánto se reflejaron, por ejemplo, las acciones de capacitación del año en el correspondiente informe financiero? Y partiendo de la base de que en el mundo globalizado la capacitación es fundamental, ¿sirve de algo esta cuantificación? Al parecer sí, y cada vez se hace más necesaria.


Sin embargo, la mayoría de las empresas no sabe medir cuánto de lo que invierte en capacitación retorna a la empresa como un beneficio directo, o si el programa seleccionado se traduce en resultados exitosos. Dicho de otra forma, cómo vincular un enfoque financiero (datos duros) con el desarrollo de su capital humano (datos blandos).


El modelo ROI -Return on Investment- es una metodología que sirve para medir el impacto y el retorno de la inversión en programas de capacitación y desarrollo de recursos humanos. Actualmente es utilizado en más de 40 países, para mejorar la efectividad y eficiencia de programas de desarrollo dentro de empresas privadas y organismos públicos. Si bien no es el único modelo que mide la inversión en capacitación, es el más extendido y las experiencias acumuladas apoyan su validez y aplicabilidad.


"La necesidad de evaluar viene de la necesidad de mostrar valor, ojala financiero, de la inversión en capacitación y programas de recursos humanos. Busca darle credibilidad, complementando el enfoque cualitativo -las percepciones frente a una experiencia- con uno cuantitativo, donde se le asigna un valor monetario al retorno de esa inversión. En definitiva, los dividendos que reporta a la empresa en su resultado final. Uno de los desafíos para medir es que, en la práctica, es necesario definir, por ejemplo, si los resultados obtenidos fueron producto de la adquisición de una nueva máquina o de la capacitación hecha para su manejo. Y se hace más complejo cuando se trata de medir los beneficios que reporta al negocio un proceso de trabajo en equipo o de calidad de servicio", explica Rodrigo Lara, psicólogo e ingeniero comercial, socio de MAS Consultores y experto en metodología ROI.


De ahí que uno de los desafíos claves de las áreas de recursos humanos modernos sea, justamente, mostrar que aportan valor a la organización, ojala calculando incluso el valor financiero de este aporte.

 

El Modelo ROI resulta una herramienta útil para los ejecutivos de recursos humanos, al aportar un nuevo paradigma para trabajar en capacitación y desarrollo, ya que exige diseñar actividades con objetivos ligados a necesidades del negocio, planificar la evaluación y medir, algo que en la mayoría de las áreas de recursos humanos es aún visto como problemático y complejo.

 

Los cinco niveles


El ROI se basa en el modelo de cuatro niveles de evaluación de Donald Kirkpatrick, desarrollado a fines de los años 50, pero agrega un quinto nivel, de tipo financiero y por medio del cual se calcula el ROI. Esta última etapa fue concebida e incorporada en los 80 por el norteamericano Jack Phillips, hoy conocido como el "gurú" del ROI a nivel mundial.

-                           El primer nivel -Reacción y Planes de Acción- mide la sattisfacción de los participantes del programa y los planes de acción que ellos proponen (sólo intenciones, no necesariamente acciones en sí). Este nivel se mide usualmente a través de encuestas de reacción.

-                           El segundo -Aprendizaje- se enfoca a los cambios en los conocimientos, habilidades y/o actitudes de los participantes. Suele medirse a través de pruebas y/o resolución de casos y/o simulaciones, en la línea de lo que se conoce como assessment center.

-                           El tercero mide Aplicación o Implementación concretas, es decir, los cambios reales en el comportamiento y progresos en el puesto de trabajo. Es la aplicación práctica de la teoría, y se mide usualmente a través de supervisión, seguimiento o control del desempeño.

-                           El cuarto nivel evalúa el Impacto en variables propias del negocio: si el desempeño agregado se traduce en mejoramiento -o empeoramiento- de una variable predefinida y que guarda relación con los objetivos del programa. Por lo tanto, supone una hipótesis (si hago A se producirá B), como también de información previa al inicio del programa, para poder aislar los efectos y determinar claramente una relación causa-efecto.

-                           El quinto nivel es el cálculo del ROI propiamente tal, donde se cuantifica el costo-beneficio del programa en términos monetarios. Para llegar a convertir los indicadores a evaluar en valores monetarios es imprescindible haber aislado las variables involucradas previamente.



Al agregar el último nivel, el aporte de Phillips se ha traducido en incorporar prácticas comunes (o principios guía) para evaluar el retorno del programa de capacitación. Por ejemplo, para poder determinar el ROI, el modelo supone 1 año de evaluación y seguimiento de la variable impactada, para poder comparar un antes y un después.

Además, ha reforzado mucho la necesidad de aislar y cuantificar las variables con que se está trabajando. Por ejemplo: si se busca mejorar el trabajo en equipo, esta mejora debe ser traducible en términos de ingresos, buscando evaluar en cuánto impactará en el ejercicio financiero.

¿En qué casos se recomienda medir hasta el nivel 5 (ROI)?

En aquellos programas que:
-Impliquen una alta inversión económica para la organización
-Apoyen el logro de un objetivo estratégico del negocio o de su quehacer
-Involucren a gran cantidad de personas
-Sean altamente visibles e importantes para los directivos.

Antes, durante y después


Así como aplicar la metodología pasa necesariamente por una cultura organizacional que se oriente a medir, no todos los programas de capacitación y desarrollo pueden ser evaluados llegando al ROI. "En algunos casos ni siquiera vale la pena hacerlo. En muchos programas es suficiente evaluar hasta el nivel 2 o 3, a los cuales se llega en forma relativamente sencilla", explica Lara.

Para evaluar el nivel 4 es necesario que el programa está orientado a impactar una variable del negocio de la empresa: "Si el programa, desde la definición inicial de sus objetivos, no ha estado dirigido a impactar una variable 'dura', será imposible evaluarlo en nivel 4 -y menos en el 5- porque no es factible ligar lo que se está haciendo con indicadores medibles", señala. Por lo tanto, una variable a impactar clara y cuantificable, junto a datos base -que permitan conocer el estado de la variable antes del programa- son dos elementos esenciales para medir el ROI.

Ésta es la razón por la cual muchos ejecutivos de recursos humanos se frustran al querer medir sus programas de capacitación y desarrollo. Y piensan que evaluar el impacto de la capacitación es muy difícil, cuando no imposible: "El problema radica en que la mayoría de las iniciativas de desarrollo de recursos humanos no son pensadas, desde su origen, buscando impactar variables del negocio y tampoco se diseña una forma de evaluar previa a la implementación de un programa. En la metodología ROI, lo que se busca justamente es generar una variedad de mediciones e indicadores, incluyendo el cálculo del retorno financiero de la inversión".

 

Definiendo el ROI Razón = Beneficio del Programa Costo/Beneficio Costos del Programa

 

ROI = Beneficios Netos del Programa x 100
                         Costos del Programa

 

 

VALOR TOTAL DE UNA EMPRESA EN MARCHA

 

Para la valoración de una empresa en marcha se utiliza el método del Valor Presente de una serie de utilidades futuras. Este enfoque sugiere que el valor de una empresa es igual al valor descontado del flujo de efectivo anual en un tiempo prudencial. Para traer a Valor Presente tales montos se utiliza una tasa de descuento que refleja el costo de oportunidad de los proveedores de capital, ponderado por su contribución relativa al capital total de la compañía, más una prima por riesgo especifico de la actividad que desempeña la empresa. Para estudiar las diferentes metodologías planteadas para la valoración de empresas se puede consultar la siguiente dirección: http://www.javeriana.edu.co/decisiones/libro_on_line/capitulo9valoracion.pdf

Ahora bien, el valor económico de la empresa está representado por dos elementos, el primero es el resultante del valor presente de las utilidades de los periodos proyectados (5 a 10 años), el segundo es el valor residual de la compañia basado en la perpetuidad de sus operaciones.



EMPRESA EN MARCHA + VALOR PRESENTE UTILIDADES FUTURAS = VALOR PERPETUO



El monto a perpetuidad después de la proyección pretende estimar el valor de la compañia más allá del futuro predecible, partiendo de la esperanza de una valor residual: Fórmula:


Donde:
Vpt = Valor Perpetuo
Un-1 = Utilidad del Período n (último)
i = Rendimiento esperado
g = Tasa esperada de crecimiento en perpetuidad


Se calcula el valor a perpetuidad en función de la utilidad del último ejercicio de la proyección. Dicho monto se le divide por la tasa esperada de crecimiento. Por último, se trae a Valor Presente tomando en cuenta los años proyectados más uno que es donde se calcula el valor residual.



La tasa de descuento se calcula tomando en consideración la inflación esperada, tasas de rendimiento de las operaciones financieras, rentabilidad de empresas afines; los cálculos se realizaron en términos reales positivos, Este monto es bastante razonable dentro de los escenarios económicos - financieros.



Para el cálculo de las utilidades de cada ejercicio se realizan proyecciones de ventas a precios estimados, arrojando volúmenes de ingresos los cuales son afectados por las diferentes partidas de gastos (calculados prudencialmente, previendo pérdidas y/o complicaciones), para obtener al final, por diferencia, la utilidad de la empresa.


Premisas que soportan las Proyecciones

Estados de Resultados.
Ingresos/Egresos.
Utilidad/Flujo de caja
Capital propio/Costo del capital
Inversión en activos fijos/depreciación
Capacidad productiva instalada.
Mercado para los productos de la empresa.


La determinación de valor es necesaria para modificaciones de capital, ingresos en el mercado abierto de capitales, emisión de acciones y bonos, mejorar la capacidad crediticia, establecer montos reales asegurables y otras transacciones entre empresas.


Para valorar una compañía es necesario combinar los conocimientos de ingeniería financiera, contabilidad, administración de negocios, economía,  derecho y otras profesiones. Valorar económicamente una empresa es proyectar los flujos de caja futuros para determinar la generación de efectivo y dar a conocer al inversionista la recuperación de su capital.

La valoración de una sociedad que se plantea en numerosas ocasiones, requiere la aplicación de métodos de valoración que normalmente contemplan los siguientes conceptos:

        El valor sustancial de la empresa

        El fondo de comercio 

El valor sustancial viene determinado por la diferencia entre el activo real de la empresa y su pasivo exigible, aplicando criterios de valoración de precios de mercado.

El concepto fondo de comercio surge de la consideración de la empresa como “negocio en marcha” y por tanto de su capacidad de generar  beneficios futuros.

Tanto las cifras utilizadas para el cálculo del valor sustancial como del fondo de comercio, requieren un estudio preliminar, realizado de acuerdo con unos criterios específicos, que garanticen la fiabilidad de la información que se va a utilizar en el método específico de valoración que se establezca.

¿Para qué valorar una empresa ?

 Para tomar decisiones de...:

·      Adquisiciones o ventas de empresas

·      Fusiones

·      Establecimiento de acuerdos de compraventa

·      Capitalización de una empresa

·      Valoración de activos intangibles (fondo de comercio)

·      Obtención de líneas de financiación

·      Valoraciones patrimoniales

·      Valoraciones fiscales

·      Compraventa de acciones

·      Herencias

·      Confirmación de otras valorizaciones.  “Segunda opinión”

·      Valoración de paquetes accionariales minoritarios

·      Suspensiones de pagos.

La valoración de una empresa puede ayudar a responder preguntas tales como:

·      Cuánto vale mi negocio ?

·      Cuál ha sido la rentabilidad sobre la inversión de mi negocio ?

·      Qué se puede hacer para mejorar esta rentabilidad y crear riqueza

 

 

 

EJEMPLO PRÁCTICO

 


Para ejemplificar una de las metodologías para la valoración de una empresa, se tomará el Método de Valor en Bolsa. La fórmula a utilizar es la siguiente:

Valor en bolsa= Número de acciones en el mercado* precio de mercado de la acción.

Ejemplo hipotético:

Safety Ambientales C.A.

Numero de Acciones Totales de la Empresa = 50.000,oo acciones

Valor promedio de la Acción en la última semana = Bs. 35.000,oo

Para calcular el valor de la empresa utilizando el método de Valor en Bolsa usaremos la siguiente formula:

Valor de la Empresa = 50.000,oo*35.000,oo

Valor de la Empresa = 1750.000.000,oo Bs


Según el Método de Valor en Bolsa, el precio de esta empresa debería ser Bs. 1750.000.000,oo Bs

 

 

INFOGRAFIA

 

·                    http://www.eumed.net/cursecon/dic/I.htm#inversión

 

·                    http://html.rincondelvago.com/inversion-en-la-empresa.html CONCEPTO DE INVERSIÓN.

 

·                    http://www.monografias.com/trabajos11/inveralt/inveralt.shtml Inversiones alternativas

 

·                    http://www.capacitacionsofofa.cl/revista47/puntos1.htm Inversión en capacitación Poniéndole cifras a un intangible

 

·                    http://www.tasar.com.ve/servicios_aval.shtml  Avalúos

 

·                    http://www.gestiopolis.com/recursos/documentos/fulldocs/fin/valoracion.htm Como valorar una empresa