Definiciones de Prospectiva, elementos y utilidades

 

 

¿Qué es la Prospectiva?

         La raza humana siempre ha tenido mucha curiosidad de saber "que va a pasar en el futuro", siempre ha existido el interés por ver más allá del día de hoy. En este sentido y a través de la historia, muchos esfuerzos se han realizado por tratar de entender el futuro, por preverlo, esfuerzos que caben en un amplio rango, desde los intentos empíricos basados en adivinación y profecías de tiempos antiguos, hasta la ciencia sistémica basada en investigación científica de nuestros días.

        Justamente la prospectiva es eso, tratar de mirar al futuro el día de hoy, imaginárnoslo de acuerdo a como necesitamos que sea, y en consecuencia actuar.

Pero esta "nueva ciencia" no es tan nueva, aunque parezca paradójica tal afirmación. Es preciso destacar que muchos esfuerzos científicos han sido realizados a través de los años en diversos países, con el objetivo de sistematizar y sentar sobre bases científicas el estudio y previsión del futuro, especialmente después de la II Guerra Mundial.

 

Todas estas aproximaciones científicas para determinar la tendencia de los hechos y tratar de prever el futuro han ido evolucionado desde una simple proyección basada en modelos y fórmulas estadísticas, hasta los sistemas de los 90, en que ya se toma en cuenta dentro de los análisis la complejidad que se da en todos los fenómenos a nivel mundial, con su expresa interrelación, como la misma globalización, la nueva revolución de las telecomunicaciones, la contaminación ambiental, el terrorismo, la inmigración económica, etc.

Hugues. de Jouvenel afirma que la Prospectiva se apoya en tres postulados: el primero, el postulado de la libertad, el segundo, el del poder y el tercero el postulado de la decisión.

 Eduardo Rivera Porto comenta, sobre estos postulados, que la libertad es la convicción que se tiene de que el futuro no está determinado, sino que al contrario permanece abierto a una pluralidad de futuros posibles. En otras palabras, el futuro no es algo ya hecho, y que no puede ser el objeto de conocimiento sensible ni de profecías exactas. Aparece el concepto de “opciones múltiples”, entendido como la posibilidad de configuración, a futuro, de un escenario de entre un conjunto de futuros posibles.

Al aceptar que el futuro es el dominio de la libertad, comprendemos  que es al mismo tiempo el dominio de la potencialidad entendida como base del poder. No es el futuro un dominio de la fatalidad. Aquí irrumpe la necesidad humana de intervenir en la marcha de la historia, de administrar su progreso en lugar de dejarlo al oscuro juego de las fuerzas de "la naturaleza" que las arreglaría a través de reglas o equilibrios fundamentales.

            Por último, la decisión es la posibilidad de seleccionar -con la libertad del primer postulado y con el poder o la factibilidad de su ejercicio (segundo postulado)- cómo intervenir frente al futuro que es formulado como hipótesis de evolución del pasado y de sus tendencias "pasadas", se tiene la posibilidad de seleccionar, de tomar una opción y no otras para modelar el futuro que más convenga. Aquí la libertad se vuelve necesidad, y dicha necesidad deviene en acción.

  La prospectiva. Evidentemente, esta disciplina es la que da las mejores respuestas a las necesidades de la concepción estratégica moderna, y al planeamiento (en todos sus niveles) que exige el mundo moderno. Aún concebida de manera limitada, como fuente de “información anticipatoria” o base de un sofisticado sistema de “alertas tempranas”, los aportes del “arte de la conjetura” como bautizara Jouvenel a este campo del conocimiento, es esencialmente útil y práctica.

 

¿Porqué apoyarse en ella?

Es clara la necesidad de planear a futuro. El crecimiento poblacional constante y la demanda por recursos y servicios han hecho de ello una tarea diaria para la sociedad mundial. Es por esto que el Centro de Estudios Estratégicos (CEE) del ITESM Campus Monterrey se ha dado a la tarea de realizar Planes de Prospectiva que vayan de acuerdo con las tendencias mundiales y nacionales.

Para ir de acuerdo con estas tendencias es necesario que se plantee una base de temas de actualidad conforme a los organismos que marcan la pauta en esto. Como apoyo en las tendencias mundiales, el CEE ha basado su investigación en tres grandes apartados. En cuanto al ámbito mundial, los Objetivos de Desarrollo del Milenio planteados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) funcionaron como base. Dichos objetivos cubren el ancho de temas que una sociedad debe tener en cuenta como son Educación, Salud, Bienestar Social, Economía y Medio Ambiente.

El profesor Barel argumenta que la prospectiva tiene dos enfoques complementarios. Por un lado el Cognitivo o Exploratorio y por otro lado el Normativo o Decisional. En el primero, la prospectiva es un instrumento que confiere opciones, información y da un horizonte al planeamiento. En el otro es la reflexión para la comparación de futuros, la evaluación, la previsión, el seguimiento de los cambios, el diseño del futuro deseado y a la vez, da un marco sumamente adecuado para la toma de decisiones.

              Frente al futuro, los hombres tenemos la elección de adoptar cuatro actitudes:

    ·          el avestruz pasivo que sufre el cambio,

·        el bombero reactivo que se ocupa en combatir el fuego, una vez éste se ha declarado,

·        el asegurador pre-activo que se prepara para los cambios previsibles pues sabe que la reparación sale más cara que la prevención,

·        el conspirador pro-activo que trata de provocar los cambios deseados.

              Obviamente, la prospectiva aporta un camino organizado, metodológico, progresivo para adoptar las dos últimas actitudes, en particular, la proactiva.

 

¿ Qué es Prospectiva Tecnológica?

            La Prospectiva Tecnológica es una herramienta estratégica que nos permite observar a largo plazo el futuro de la ciencia, la tecnología, la economía y la sociedad con el propósito de identificar las tecnologías emergentes que probablemente produzcan los mayores beneficios económicos y sociales.

            Una característica muy importante de los ejercicios de prospectiva es su efecto movilizador. Siendo necesaria la comunicación, el consenso, y la cooperación activa de un gran número de expertos, que se integran en mayor o menor medida en el proceso que así adquiere una gran relevancia en sí mismo.

 

Métodos empleados en Prospectiva:

·         Método de Análisis de Jerarquía de Procesos
Aunque la "AHP" es una técnica focalizada fundamentalmente como herramienta de apoyo a la toma de decisiones se la ha impulsado como una técnica que da apoyo también a otros problemas de naturaleza intrínsecamente no estructurada, como lo son la modelación y el análisis de conflicto y el análisis prospectivo, en particular, como técnica de pronóstico.

 

Elementos de la Prospectiva

La prospectiva debe ser considerada en base a dos elementos prioritarios:

  1. La metodología de desarrollo.

  2. La actitud prospectiva propiamente dicha.

a) Etapas en la metodología de desarrollo:


a) La actitud prospectiva, que se ubica en el continente de la percepción y de la creatividad.
b) El análisis prospectivo, que tiene que ver con el razonamiento y la comparación entre las metas y los escenarios con la realidad presente.
c) La presupuestación y la programación, que deben ir acompañando las acciones desde el presente hasta el horizonte futurable de manera de lograr los objetivos buscados.

 

Estas tres etapas deben sortear dos restricciones.


a) El análisis de factibilidad, que permite verificar la capacidad técnica y financiera de toda la presupuestación y programación.
b) El análisis de aceptabilidad, que debe ir evaluando paso a paso el acuerdo o el conflicto que generan los distintos objetivos intermedios hasta las metas trazadas y las distintas operaciones programadas y su nivel de concreción y gestión.

 

b) La actitud prospectiva

a.      Efectuar un movimiento de búsqueda de creatividad; este paso tiene que ver con un mecanismo de lograr despertar insatisfacción por lo existente y desarrollar inquietudes, expectativas y aspiraciones a lograr.

b.      Efectuar un movimiento hacia arriba (salto cuántico) para desprenderse de las rutinas a las que se está habituado.

c.      Por último un movimiento hacia adelante, análisis de anticipación, formas y esencias del horizonte hacia el que se está orientando el proceso.

 

Concepto de futuro

            No puede faltar una mención al tema de futuro en esta investigación porque la prospectiva está imbuida en el concepto del tiempo y en especial en el del futuro.

            EL futuro no existe, así como tampoco existe EL pasado. No existe UN futuro, no existe UN pasado.

            Existen interpretaciones colectivas o individuales del pasado, no siempre concordantes y permanentes en el tiempo. En la medida en que las organizaciones, comunidades o individuos evolucionan de alguna forma, en esa misma medida sus interpretaciones sobre el pasado también evolucionan.

            Existen ideas anticipatorias y/o propositivas de los futuros colectivos y aun de los individuales, pero al igual que ocurre con los pasados dichas ideas evolucionan con el tiempo.

            Tanto los pasados como los futuros están constituidos de situaciones cambiantes a cada presente y los efectos de esas situaciones es lo que nos interesa. En especial los efectos de las situaciones de los futuros.

            Aunque la prospectiva esta imbuida de los futuros no puede confundirse una cosa con la otra. Mal pudiera decirse que la prospectiva es la ciencia de los futuros. Muchas de las personas que la abordan desde este ángulo fácilmente llegan a contradicciones en sus teorías y es por ello que el marco teórico de la prospectiva es tan estrecho. No tanto porque no tenga pertinencia o importancia, sino en parte por la dificultad que ha existido en su abordaje desde el concepto de futuros.

            Si el futuro no está determinado, entonces su construcción o determinación no necesariamente se da acorde con nuestra capacidad de anticiparlo, sino con nuestra fijación para hacerlo realidad. No es entonces la determinación para anticiparlo lo que cuenta, sino la determinación para construirlo. No es entonces la calidad anticipatoria del investigador lo que cuenta, sino el compromiso de todas y cada una de las personas que participan en el logro de los futuros.

 

El problema de la prospectiva como disciplina.

            Según algunos autores, el término Prospectiva o Prospicere (Mirar a lo lejos, Mirar desde lejos) fue rescatado del latín por el Francés Gaston Berger en el año 1957, para des-caracterizar los estudios sobre el futuro que en su momento se hacían y que estaban cargados de previsión y por ende de predicción. El término prospectiva, en opinión de Hugues de Jouvenel y Pierre Masse, citados por Godet (1995, 1), "nació de una rebelión del espíritu contra el yugo del determinismo y el juego del azar"

            Pero dicha des-caracterización produjo su efecto, porque si los estudios sobre el futuro estuvieron, en opinión de esos autores, cargados anteriormente de previsión, ahora en su teoría, estarían cargados de anticipación. Y la anticipación es una derivación de la predicción.

            La prospectiva tiene un soporte filosófico defendido por la Escuela Francesa – cuyos mayores exponentes son Bernard y Hugues de Jouvenel y Michel Godet - y es un triángulo griego, sin mas referencias, que se compone de tres momentos, denominados por ellos: anticipación, apropiación y acción. Si regresamos a los orígenes del triángulo encontramos un desconcierto: el término Epithumia se tradujo para la Escuela Francesa como anticipación y logos como apropiación.

   

 

 

 

              

            El pensamiento prospectivo actual está muy recargado en la Escuela Francesa por el componente anticipatorio y hoy, de pronto mas que antes, por la rapidez de los cambios en nuestra sociedad y por los efectos grandes y a veces desconocidos de la globalización, se hace difícil anticipar el rumbo de las fuerzas que mueven la sociedad. Esta debe ser una de las razones por las cuales un nuevo concepto de prospectiva debe hacer mas énfasis en la construcción del futuro que en la anticipación de los cambios. Y espero que en el futuro aparezcan muchos otros aportes y métodos.

            El problema de hoy en la prospectiva, es su carácter anticipatorio que no responde a la situación que vive la humanidad. Se hace necesario des-caracterizarla del componente anticipatorio, en pos de un componente elegible o propositivo como se mencionó anteriormente, sin pretender con ello que la prospectiva pierda su capacidad de tratar de anticipar el futuro, sino dando una oportunidad adicional a la práctica bajo un enfoque de elección.

   

Página Principal      Infografía        Preguntas

 

 

1