La ciudad de Ceuta,por su estratégica situación al norte del extremo de África más próximo a las cosatas españolas,ha protagonizado una tormentosa histórica de conqistas y guerras que le han dado una especial configuración y la especial característica de ser la ciudad española con mayor profusión de imágenes marianas con advocaciones militares y un mayor vículo de las imágenes religiosas a los tres ejércitos.
Plaza de soberana española,Ceuta es una ciudad en la que se acentúan las diferencias entre la cu¡iudad vieja,al norte,muy densamente poblada,y la ciudad nueva,que se extiende hacia el contienente.Por su suelo han combatido soldados romanos,vándalos,bizantinos,visigodos,árabes y portugueses.
Bajo el dominio de Portugal a principios del siglo XV,fue gobernada por Enrique el Navegante. En 1580,cuando Felipe II se alza con la corona de Portugal,pasa a dominio español,en el que se ha mantenido hasta la fecha.
Fue bajo dominio portugués,por orden de don Enrique - quien en carta de donación de la imagen pidió que se la venerase bajo la advocación de Santa María de África -,cuando se construyó el primitivo cuerpo del templo en el que está entronizada esta bellísima talla,que data,muy probablemente,del siglo XIV,y que es obra de escultores portugueses.
A buen seguro,la imagen,una excelente Piedad,se concibió parte de un retablo,pues la parte posterior es plana y está sin trabajar.Muestra a la Virgen con su Hijo muerto en el regazo.Ella se lleva la mano izquierda al pecho en un expresivo gesto de dolor,y en dicha mano se colocó el cetro de mando que Enrique el Navegante,su donador,entregó junto con la talla.
Más tarde,cada uno de los mandatarios de la ciudad repitió el gesto del insigne personaje,lo cual ha dado lugar a una solemne ceremonia.La imagen de Jesucristo está coronada y se aprecia en ella un considerable estudio anatómico,aunque es perceptible cierta rigidez y falta de proporciones propia de la época en la que fue tallada.
La Virgen,que sobre su túnica y manto de madera policromada exhibe un rico manto bordado y que se remata con una espectacular corona,en la actualidad ocupa el centro de un retablo dorado en oro del siglo XVIII,época en la cual se multiplican los votos y reconocimientos de la ciudad de su Patrona,que ya era considerablemente venerada desde que,en 1651,y gracias a su intercesión,la ciudad se vio libre de la peste que asolaba la región.Precisamente por ese motivo se la nombró Patrona de la ciudad,honor al que después se acumularon muchos otros,desde Gobernadora de la plaza,hasta Alcaldesa Perpetua.
Su culto continuó extendiéndose en el siglo XIX. El 11 de noviembre de 1834 el ayuntamiento reconoce públicamente que por su intercesión se ha detenido a las puertas de la ciudad el cólera morbo. En reconocimiento a tal hecho,se organizó una solemne fiesta el 23 del mismo mes,que se sumó a la del voto anterior del siglo XVII y que se celebra el 9 de febrero.
El altar mayor en el que se muestra la imagen es parte de la primitiva capilla del siglo XV. El templo,de tres naves divididas por columnas,fue reformado y agrandado en 1714,y pintado y ricamente decorado en 1745.
La imagen fue coronada canónicamente en 1946.Su fiesta mayor,especialmente concurrida,se celebra en la actualidad el 5 de agosto.
La iglesia de Santa María de África es un reconocido templo por su enorme tradición mariana,ya que alberga también en sus capillas laterales las esculturas de Nuestra Señora del Pilar,Nuestra Señora de la Inmaculada y otras imagenes,hasta un total de doce,consagradas a otras tantas advocaciones de la Santa Virgen.

1