El año de mil y cuatrocientos de nuestra redención,ciento y cinco años de que la isla fuera de cristianos ni hubiera en ella noticia del evangelio,fue Nuestro Señor servido que apareciere la Santa imagen de la Candelaria.

(P.Espinosa)
Era por el año 1392,casi un siglo antes de que Canarias formara parte de la corona de Castilla,cuando dos pastores guanches al cruzar la playa de Chimisay,un lugar desierto y muy seco,a la orilla del mar,junto a la playa de arena que tendrá media legua de largo,a la boca de un barranco,vieron a una mujercita,que les alborotaba sus rebaños."Parecíoles,porque tenía un niño en brazos,ser mujer,aunque extrañaron el traje y el color.Y porque entre ellos era costumbre que si topaban alguna mujer a solas y en lugar solitario no la hablaban,les hizo señas para que se apartase y el ganado tuviese lugar de paso." Uno de ellos le tiró una piedra,para alejarla;el otro su cayado para herirla,pues no se iba.Los brazos de ambos pastores quedaron marcados,uno paralítico y el otro ensangrentado,pues al intentar herirla con su tabona(cuchillo) la mujer no sangró y él si.
El Mencey,al oirlos,convoca a su pueblo en el Tagor (sala de consultas al aire libre).Y entonces,como las antiguas vestales,las magadas bailan una danza ante la imagen.Pero la extranjera sigue inmovil.El Mencey ordena a los pastores que se acerquen y la lleven a su cueva de Chinguaro.Al avanzar quedan curados y,con gozosingular,llegan a tocarla.No es de carne,pero pesa tanto que han de improvisar unasandas y con el Mencey y sus súbditos forman la primera procesión de la Virgen de la Candelaria hacia la mencionada cueva,que será su primitivo Santuario.
Sobre una piedra cubierta con pieles de cabra quedó colocada.El Mencey Guimar Acaymo envía mensajeros a los menceys de Taoro,Anaga, y Tacoronte,que acuden con ofrendas del campo y corderos.Cuando llegaron al número de 600,el Mencey les asignó un lugar para este aprisco sagrado,con pena de muerte a quien robara un solo cordero.Los menceys hicieron pactos entre sí:tendrían paz en adelante.Para esto,propusieron tener la imagen medio año en cada extremo de la isla.mas uno de ellos habló así:"Queremos paz,pues mejor es que todos vengamos donde Ella ha elegido su lugar".
La imagen verdadera desapareció en el temporal del 7 de noviembre de 1826,pero hay quien afirma que como desapareciera tantas veces como la llevaban a la capilla que le habían levantado,reapareciendo en la primera cueva de Achbinico,donde estuvo en los primeros años de la conquista de Tenerife - según cuenta la leyenda,por sugerencia de Antón Guanche,evangelizador del Mencey Añateone - ,pues ahí se encuentra,pero que se halla taponada por alguna piedra.
La imagen actual,realizada por Fernando Estévez del Sacramento,es perfecta y al parecer muy semejante a la que encontraron los guanches.Alcanza un metro y sesenta centímetros y es una talla en madera,de color moreno.Naturalmente,lleva el Niño Jesús y la candela,tal como explica el padre Espinosa.
Desde su asentamiento inicial en la cueva de Achbinico,la Candelaria ha recibido culto público en varios templos,cada cual lo mejor en su tiempo,desde la ermita de don Pedro Fernández de Lugo(1526),al templo del Obispo García Ximénez(1672),a la capilla de los Padres Dominicos(1803)y a la Basílica actual(1959),un edificio sólido y armónico del arquitecto José Enrique marrero,de típico sabor isleño.
En la festividad de su título,la Candelaria,en el 2 de febrero,sólo se celebra litúrgicamente en el 15 de agosto en la Asunción;un periodista americano,hablando de la romería que en su víspera y en tal día se festeja a la Virgen,dijo así:"Es una de las cosas más impresionantes que he podido presenciar".
Sale la Candelaria en su carroza cuajada de flores y ocupa el centro de la plaza de la Basílica.Grupos de pastores,vestidos como los primitivos guanches,descienden de los cerros con sus rebaños y ante la Virgen repiten la denominada Ceremonia,que consiste en las escenas de pedradas y cayados por el aire,como en el momento de la aparición.
En 1889 (fecha en que se celebra una función religiosa oficial)se la coronó por decreto de León XIII. El historial de milagros y gracias es continuo.Díganlo los Frailes Dominicos,que no hay día ni noche para todo peregrino quese va o que vuelve,que deje de acudir a sus plantas a pedir su bendición.Así es Nuestra Señora de la Candelaria y de la isla de Tenerife:
La más bonita,la más morena,
la que tiene su manto desde la
ermita,
sobre la arena.
1