ðHwww.oocities.org/es/n39w4/humorpescaok.htmwww.oocities.org/es/n39w4/humorpescaok.htmdelayedxsrÔJÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÈjn+OKtext/htmloŽKw+ÿÿÿÿb‰.HSun, 08 Aug 2004 12:24:08 GMT™Mozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, *srÔJ+ Humorpesca

Humor

Práctica guía de soluciones

Aquí os cuento como podéis solucionar algunos de los problemas que se presentan durante un día de pesca

PROBLEMA Nº 1:

 

DESCRIPCIÓN: El carrete parece trabado, y cuando se recoge sedal la línea se tensa y la caña se arquea mientras sentimos ciertas molestias en el dedo.

CAUSA POSIBLE: Al colocar la pluma o anzuelo se ha pinchado usted un dedo.

SOLUCIÓN: Destense la línea y proceda a sacar con cuidado el anzuelo clavado. Seguidamente chupe con fruición la zona afectada y no se lo cuente a nadie.

PROBLEMA Nº 2:

 

DESCRIPCIÓN: Aunque parece que el día está apacible y que el viento está en calma, las ramas del árbol que está a su lado se mueven sospechosamente y no le resulta fácil recoger sedal.

CAUSA POSIBLE: Al lanzar ha enganchado usted en una rama del árbol.

SOLUCIÓN: Suelte línea y procure recuperar el señuelo aéreo. En ocasiones basta con unos suaves tirones en dirección contraria a la del anzuelo. En otros casos y, dependiendo del valor del señuelo, se hace necesario trepar. Si le toca mucho los huevos, simplemente corte. En el caso de que al intentar liberar el anzuelo éste se clavase en su mano procederemos como se ha expuesto en el problema nº 1.

PROBLEMA Nº 3:

 

DESCRIPCIÓN: El compañero pescador que estaba en la orilla contraria ha saltado al agua súbitamente haciendo grandes aspavientos y con un enfado ostensible hacia su persona. A usted, sin embargo, ajeno a sus problemas, lo único que le preocupa es la dureza que nota en el carrete en ese momento.

CAUSA POSIBLE: Seguramente su compañero de fatigas tiene tres moscas clavadas en la ceja y no tenía pensado ponerse un “piercing” este año.

SOLUCIÓN: Corte la línea y salga corriendo. Como tampoco estaban por entrar le recomiendo que se vaya para casa y que alterne con otros ríos en los día sucesivos porque siempre resulta positivo variar las aguas para un mejor conocimiento del medio. Además, a usted los problemas de los demás no le preocupan demasiado, “allá cada uno”.

PROBLEMA Nº 4:

 

DESCRIPCIÓN: Un tipo envidioso que viste (posiblemente) de verde y con unas escarapelas muy horteras en la ropa donde se puede leer “Xunta” (o “Xupa” en el caso de que tenga las gafas polarizadas puestas) se ha colocado a su lado y  no deja de mirarlo con talante amenazador mientras le pide papel.

CAUSA POSIBLE: ¿papel? ¿No será un drogadicto? Ese tipo es un envidioso. Seguro que quiere arrebatarle el sitio, mirar su cesto o ¡vaya usted a saber qué clase de guarrada!

SOLUCIÓN: Usted ni caso. A estos tipos en cuanto uno no les presta atención se les acaba la cuerda. Procure adoptar una actitud de macho e incluso algo chulesca para que se dé cuenta de que no es usted ningún homosexual ávido de placeres carnales y continúe como si tal cosa con su agradable jornada de pesca. En caso de que la cosa vaya a mayores golpee usted primero y sin aviso. Recuerde, quien golpea primero golpea más fuerte.

  PROBLEMA Nº 5:

 

DESCRIPCIÓN: Le duelen muchísimo las piernas y, cada poco tiempo, siente usted una fatiga que le obliga a sentarse a la orilla del río.

CAUSA POSIBLE: Seguramente ha abusado usted del alcohol, del tabaco y del colesterol (por no mencionar otros asuntillos escabrosos, ¡viciosillo!) y está a un paso de palmarla.

SOLUCIÓN: Acuda usted a su médico o haga lo que le dé la gana. ¿A mí que me cuenta? En cualquier caso, si notara usted que el infarto está cercano recuéstese plácidamente en el lecho del río. A la par que hallará una muerte digna para un pescador de su categoría como si de un vikingo se tratara contribuirá a que la próxima temporada sea más fructífera, si no en número, si en tamaño y peso de los ejemplares. ¡No hay mal que por bien no venga! Por cierto, la caña la vi yo primero.

PROBLEMA Nº 6:

 

DESCRIPCIÓN: Nota usted una erección como hace años que no experimentaba. ¿será éste el famoso placer del ocio?

CAUSA POSIBLE: Posible no, SEGURA. Lleva usted un vadeador de neopreno puesto.

SOLUCIÓN: No presuma ante su mujer ni amigos. Esto nos pasa a todos. Cosas del Neopreno. ¿Qué se había creído? Los años no pasan en balde…