Organització Comunista del País Valencià 

Organització integrada al Comité Estatal de Organizaciones Comunistas

 (CEOC)

Nota: A partir d'ara, el nostre web és substituït per la pàgina del CEOC, www.ceoce.org

Octubre: Un único periódico para una única Organización

Hace largas décadas que el movimiento comunista español se encuentra sumido en una profunda crisis por las insuficiencias –cuando no traiciones– de algunas de las organizaciones que se reclaman comunistas. Esta crisis ha dado lugar a una atenuación progresiva de la lucha de clases que ha comportado la disgregación del movimiento obrero, popular y republicano. Afortunadamente, estamos asistiendo estos últimos años a una cierta reactivación de la conciencia de clase de algunos sectores obreros y populares del Estado español, lo que nos permite a los comunistas percibir el futuro con mucho más optimismo. Efectivamente, las fuerzas más consecuentes de la izquierda se están agrupando, sobretodo, en el movimiento popular y republicano, que aunque mantiene ciertas contradicciones internas debido a la naturaleza de algunas organizaciones que le dan cuerpo, está movilizando de manera unitaria y cada vez más amplia a los sectores populares, obreros e intelectuales más avanzados.

El CEOC es simultáneamente una consecuencia y un motor de esta unidad, unidad que nos vienen exigiendo los sectores proletarios más avanzados. Pero esta unidad, para ser verdadera y sólida, sólo puede realizarse en base a la recuperación del marxismo-leninismo, a partir de la crítica y la autocrítica constructiva de nuestro pasado. Esto quiere decir que debemos centrar nuestra atención en el análisis de las deficiencias del movimiento comunista español y la lucha a fondo contra las diversas corrientes que traicionaron a las masas y destruyeron el gran Partido Comunista de España: el revisionismo disfrazado de antiestalinismo, el eurocomunismo del traidor Carrillo, el trotsquismo, el reformismo, el nacionalismo y la socialdemocracia neoliberal.

El CEOC nace de los núcleos y comunistas dispersos que desde hace mucho tiempo empezaron esta lucha por la reconstrucción del Partido Comunista. Hay que remarcar que el CEOC se nutre en gran medida de la aportación del Partido Comunista de España (marxista-leninista), quien, durante treinta años de duras luchas, fue el núcleo más consecuente por la recuperación del movimiento comunista español, en la lucha contra el revisionismo y el oportunismo, encarnado en el PCE del traidor Carrillo. Hoy, gracias a la experiencia del PCE (m-l), sumada a las de otras experiencias diferentes que se han ido incorporando al CEOC, éste ha dado un salto cualitativo reforzando su unidad interna. Por este motivo, a partir de ahora, su órgano habitual LA CHISPA, así como los restantes medios de prensa que tenían las diferentes organizaciones del CEOC, que han cumplido una función importantísima en la etapa anterior, dejarán paso al nuevo órgano unitario de expresión OCTUBRE, de periodicidad mensual.

OCTUBRE es la herramienta que va a ayudar al nacimiento del Partido único en todo el Estado. Un Partido que base sus señas de identidad en el centralismo democrático y el internacionalismo proletario, lo que traducido a nuestra realidad significa la unidad del Partido y de la clase obrera en nuestro Estado multinacional frente a la disgregación que impulsan las corrientes nacionalistas de diferente signo. Estas son desde siempre cuestiones irrenunciables para el CEOC, son sus señas de identidad, así como la conquista del derecho de autodeterminación de las naciones históricas del Estado en el marco de la lucha republicana. Pero hay otras cuestiones también muy importantes: el CEOC continúa considerando una tarea estratégica importantísima el debate y el trabajo unitario, sobre la base del respeto mutuo, con otras organizaciones, partidos y militantes comunistas que se reclaman del marxismo-leninismo.

Como herramienta del futuro Partido, OCTUBRE se pone al servicio de los intereses de la lucha de clases del proletariado. OCTUBRE quiere contribuir a impulsar la conciencia revolucionaria del proletariado, a ser el portavoz de las necesidades y reivindicaciones de las masas, así como el reflejo internacionalista de las luchas revolucionarias y antiimperialistas de otros partidos y pueblos hermanos. Y, finalmente, qué duda cabe, OCTUBRE va a trabajar en la difusión del marxismo-leninismo como ideología científica de la clase obrera, premisa imprescindible para el éxito de las luchas revolucionarias.

 

1