EL MIERCOLES NEGRO

 

22 DE FEBRERO DE 1995: BATALLA DE FALSO TIWINZA - EL MIERCOLES NEGRO DEL ECUADOR

 

Durante el primer lustro de la década de 1990 el Perú empleó la mayor parte de sus fuerzas armadas en la lucha contra los movimientos guerrilleros "Sendero Luminoso" y MRTA y en vista de esto el oportunista Ecuador de modo indigno, aleve y desleal pretendió sacar ventaja de esa coyuntura infiltrándose una vez mas dentro del territorio del Perú y estableciendo descaradamente puestos avanzados y guarniciones a lo largo de un terreno defensivo, protegido por artillería y campos minados. La infiltración de las tropas ecuatorianas en territorio peruano comenzó realmente en 1994.

 

Trampa construida por los pérfidos ecuatorianos en territorio peruano y de tipo similar a las construidas y utilizadas por el vietcong (guerrilla comunista que en los años 1965-1975 luchó contra el prepotente imperialismo estadounidense)

En su cobarde agresión al Perú los invasores ecuatorianos no tuvieron escrúpulo alguno en utilizar múltiples trampas que en el fondo tenían plantadas estacas puntiagudas de "Pona" (árbol que crece en la selva nor-oriental y que da una madera muy resistente, dura, que no se pudre y de múltiples usos), tipo lanza y untadas con materia fecal humana. Para el siempre atrasado Ecuador el uso de estas trampas fue una novedad, en el Perú ya era conocido desde el año 1965.

La fotografía muestra una de estas traidoras trampas hechas por los invasores ecuatorianos en territorio peruano. Esta fue hecha en la trocha que va del PV-1 a falsa Cueva de los Tayos - falsa Base Sur - falsa Base Tiwinza. Se trata de un pozo de 2x1 metros, en cuyo fondo los ecuatorianos colocaron estacas de "Pona" untadas con excremento humano.

El 18 de Octubre de 1994 el Guía de buscadores de oro conocido como "el Tacneño" descubrió una de estas traidoras trampas en una trocha construida por los invasores ecuatorianos en territorio peruano, demostrándose de esta manera que los ecuatorianos comenzaron realmente su infiltración en territorio peruano en 1994 y que nunca estuvieron desde hace 30 años en la zona como ellos pretenden de manera vacía y absurda.

Alto Cenepa, 30 de Enero de 1995 (Foto tomada por la Patrulla "Tormenta").

 

El 12 de Diciembre de 1994, El Teniente Coronel EP Manuel Lazarte Alatrista Jefe del Batallón de Infantería de Selva "Callao" Nº 25 de la 5ta. División de Infantería de Selva del Ejército del Perú (el Batallón peruano que descubrió la infiltración ecuatoriana) y celoso defensor del territorio patrio, presentó un ultimátum a su homólogo el Teniente Coronel EE Aguirre Jefe del Batallón de Selva Nº 63 "Gualaquiza" del Ejército del Ecuador, amenazándole -en vista de que las fuerzas ecuatorianas estaban por apoderarse de casi todo el territorio peruano de la cuenca del Cenepa- con desalojarlo con las armas, de sus bases infiltradas en las cabeceras del río peruano Cenepa, si no se retiraba ese fin de semana. Preocupado y atemorizado por la actitud decidida y arrogante del valiente Jefe peruano, el Teniente Coronel EE Aguirre aceptó, en parte, las justas exigencias peruanas y ordenó que las tropas ecuatorianas se retiraran de la falsa Cueva de los Tayos en el mismo día y los ecuatorianos no estuvieron ni en navidad ni en año nuevo pero a principios de Enero de 1995 ellos regresaron a la falsa Cueva de los Tayos con mas efectivos.

A principios de 1995, Ecuador comenzó a infiltrar mas tropas en el Valle peruano del Cenepa, mientras que el Perú procuraba asegurar su presencia en dicho Valle. El 9 de Enero de 1995, a eso de las 17:30 horas, 4 hombres de la Patrulla "Rommel" del Batallón de Infantería de Selva "Callao" Nº 25 de la 5ta. División de Infantería de Selva del Ejército del Perú que estaban cazando animales silvestres para alimentarse y desplazándose en la ribera izquierda del río peruano Cenepa en misión de reconocimiento a fin de verificar la inviolabilidad de la frontera descubrieron a una patrulla ecuatoriana de aproximadamente 20 hombres infiltrada en territorio peruano, los ecuatorianos aprovechando su superioridad numérica preguntan a los peruanos: ¿Qué hacen ustedes aquí?, y los peruanos responden: nos perdimos durante el mitayo (caza). Este pequeño incidente fue superado y peruanos y ecuatorianos se dirigieron a la base ecuatoriana infiltrada en territorio peruano "falsa Cueva de los Tayos". El 11 de Enero de 1995, en el punto conocido como la "Y" de los ecuatorianos invasores, i.e. en territorio peruano, una patrulla de soldados ecuatorianos se le apareció con fines agresivos a la Patrulla "Tormenta" del Batallón de Infantería de Selva "Callao" Nº 25 de la 5ta. División de Infantería de Selva del Ejército del Perú que estaba en en misión de reconocimiento caminando en territorio peruano a fin de encontrar el hito "20 de Noviembre", las tropas peruanas abrieron fuego para defenderse del cobarde agresor ocurriendo una escaramuza, como consecuencia del enfrentamiento murieron dos invasores ecuatorianos y varios de ellos desaparecieron, los peruanos no tuvieron baja alguna.

 

MAPA DE LA ZONA DEL CONFLICTO
Mapa que muestra el área donde ocurrió el Conflicto del Cenepa, en este mapa la frontera esta delimitada según lo establecido en el Protocolo de paz, amistad y límites de Río de Janeiro del 29 de Enero de 1942, el fallo arbitral del Capitán de Mar y Guerra Brasileño Braz Días de Aguiar del 14 de Julio de 1945 (fallo que declara que el río Cenepa en su totalidad corresponde al Perú en la región del oriente) y el levantamiento aerofotográfico Estadounidense de 1947, mapa de delimitación elaborado por la Fuerza Aérea de los EE.UU. de Norteamérica con la finalidad de que sirviera como pauta para la Comisión Mixta demarcatoria de límites, y que fuera entregado a las Oficinas de Límites del Perú y Ecuador, a solicitud de los gobiernos de ambos países, en acto que significó su aceptación como elemento para la delimitación. Esta línea de frontera fue confirmada por el parecer de las comisiones técnico - jurídicas de los países garantes del Protocolo de paz, amistad y límites de Río de Janeiro emitido en Mayo de 1998. Puede observarse claramente las falsas Bases (Cueva de los Tayos, Base Sur y Tihuinza) que el Ecuador, a sabiendas, instaló, comprobadamente, en el territorio peruano pues la cabecera del río Cenepa esta jurídicamente, y por tanto indiscutiblemente, en territorio peruano. De lo expuesto se concluye y se demuestra, de manera irrefutable, que Ecuador fue el país agresor y el que inició el conflicto, de esto no hay duda alguna.

 

Luego de los incidentes del 9 y 11 de Enero de 1995, ocurridos en la cuenca del Cenepa esto es en territorio peruano, el 13 de Enero de 1995 se llevó a cabo una reunión de coordinación entre el Coronel EE José Grijalva Palacios Jefe de la Brigada Selva Nº 21 "Cóndor" del Ejército del Ecuador, y el Teniente Coronel EP Manuel Lazarte Alatrista Jefe del Batallón de Infantería de Selva "Callao" Nº 25 de la 5ta. División de Infantería de Selva del Ejército del Perú, los ecuatorianos se negaron contumazmente a abandonar el territorio peruano invadido por ellos.

Los peruanos procuraron reforzar su presencia en el territorio peruano considerado como área en crisis, principalmente con el auxilio de helicópteros, pero en los días 19 y 22 de Enero de 1995 los ecuatorianos atacaron a los soldados peruanos en las cercanías del helipuerto peruano "Tormenta" ubicado en la cuenca del río Cenepa. Los ataques de los ecuatorianos fueron exitosamente rechazados por los peruanos.

El gobierno ecuatoriano y los militares ecuatorianos estaban empeñados en provocar la guerra, pero era esencial que "el Perú la comience": Entonces el gobierno ecuatoriano y los militares ecuatorianos podían anunciar que la guerra existe por obra del Perú.

 

Helicóptero de Transporte tipo Mil Mi-8T Hip de la Aviación del Ejército del Perú patrullando el territorio selvático peruano de la cuenca del río Cenepa.

El 23 de Enero de 1995, un par de helicópteros Mi-17 Hip H, desplegados desde el Alto Huallaga y que sobrevolaban la zona de los incidentes ocurridos en el territorio peruano de la cuenca del Cenepa el 9 y 11 de Enero de 1995, detectaron que la presencia de tropas ecuatorianas infiltradas allí era mayor de lo que se creía, por lo que el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA) decretó alerta amarilla ordenando, como medida preventiva, que el RCB Nº 113 se alistase para ser trasladado al PV-1 en calidad de refuerzo.

En el conflicto del Cenepa se hizo evidente que Ecuador tenía acceso directo a la zona del conflicto, por que con mucha anticipación había construído caminos carrozables para tal fin aprovechando las facilidades que le ofrecía la naturaleza del terreno, en cambio el Perú sólo se sirvió de la fuerza aérea, esto demuestra claramente que fue el Ecuador el que preparó el terreno ex-profesamente para atacar al Perú.

 

ECUADOR CON SU ALEVOSA AGRESIÓN INICIA EL CONFLICTO

El día Jueves 26 de Enero de 1995, el Perú es informado del ataque artero hecho hacia las 18:00 horas, (hora local), por un helicóptero del Ejército del Ecuador a un puesto de vigilancia peruano, el PV-1 del Ejército, en la naciente del río Cenepa, entre las coordenadas de 78 grados de longitud oeste y 03.30 grados de latitud sur, a 4 kmts. de la línea de frontera, en territorio peruano, de acuerdo con la línea fronteriza establecida en el Protocolo de paz, amistad y límites de Río de Janeiro del 29 de Enero de 1942 y el fallo arbitral del Capitán de Navío Brasileño Braz Días de Aguiar del 14 de Julio de 1945 (que pusieron fin definitivo al diferendo fronterizo entre Perú y Ecuador).

Ese mismo día la presidencia de la República del Ecuador informa que "una patrulla peruana había incursionado en la cabecera del río Cenepa y miembros del Ejército ecuatoriano habían repelido el ataque" (sic), de esta manera el Ecuador se declara oficialmente como el país agresor y que inició las hostilidades pues la cabecera del río Cenepa esta jurídicamente, y por tanto indiscutiblemente, en territorio peruano, de acuerdo con la línea fronteriza establecida en el Protocolo de paz, amistad y límites de Río de Janeiro de 1942, el fallo arbitral del Capitán de Navío Brasileño Braz Días de Aguiar de 1945 (fallo que declara que el río Cenepa en su totalidad corresponde al Perú en la región del oriente) y el levantamiento aerofotográfico Estadounidense de 1947, mapa de delimitación elaborado por la Fuerza Aérea de los EE.UU. de Norteamérica con la finalidad de que sirviera como pauta para la Comisión Mixta demarcatoria de límites, y que fuera entregado a las Oficinas de Límites del Perú y Ecuador, a solicitud de los gobiernos de ambos países, en acto que significó su aceptación como elemento para la delimitación.

El Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas Ecuatorianas haciendo coro al gobierno ecuatoriano emitió un comunicado manifestando que "El jueves 26 a las 18:00 horas (23:00 GMT) una patrulla peruana infiltrada en el río Cenepa, que por historia y derecho ha permanecido en posición y bajo control de nuestro Ejército, fue interceptada y se repelió el ataque por fuerza del Ejército peruano que patrullaba en ese sector" (sic), palabras que no sólo demuestran que los aprendices de gorila del país del norte manifiestan una ignorancia supina acerca de la historia y el derecho sino que confirman claramente al Ecuador como el país atacante e irrespetuoso del derecho internacional al pretender desconocer en los hechos la línea fronteriza establecida en el Protocolo de paz, amistad y límites de Río de Janeiro de 1942, el fallo arbitral del Capitán de Navío Brasileño Braz Días de Aguiar de 1945 y el levantamiento aerofotográfico Estadounidense de 1947, ya que el área donde se encuentra el río Cenepa, de acuerdo con el fallo arbitral del Capitán de Navío Brasileño Braz Días de Aguiar de 1945 y con la divisoria de aguas identificada en el levantamiento aerofotográfico Estadounidense de 1947, pertenece al Perú. El fallo arbitral del Capitán de Navío Brasileño Braz Días de Aguiar de 1945 señala que de conformidad con el protocolo la demarcación fronteriza debe hacerse por el "DIVORTIUM AQUARUM" Zamora-Santiago, independientemente de otros criterios, lo cual incluye al río Cenepa, en todo su recorrido, en territorio peruano.

La operación fue un barrido aéreo, ejecutado por helicópteros del Ejército del Ecuador, reforzado desde tierra con ataques de mortero y artillería, que no tienen un alcance mayor de 1,200 mts., el ataque se produjo a 4 kmts. de la línea de frontera, esto quiere decir que los morteros fueron disparados por efectivos ecuatorianos a menos de esa distancia, o sea que estos se encontraban dentro de territorio peruano.

El día 26 de Enero de 1995, a las 18:00 horas, (23:00 GMT), una patrulla militar peruana de reconocimiento, compuesta por 20 hombres, perteneciente al Batallón de Infantería de Selva "Callao" Nº 25, Unidad de combate dependiente de la 5ta. División de Infantería de Selva, en circunstancias que realizaba la construcción de un helipuerto en la cabecera del río Cenepa, en la quebrada Fashin, en territorio peruano, es atacada alevosamente por tropas del Ejército del Ecuador pues el alto mando militar del país del norte había ordenado atacar a las patrullas peruanas. El Ejército Ecuatoriano realiza su cobarde agresión primeramente con el empleo de cinco helicópteros de ataque Superpuma, volando uno tras el otro, artillados con potentes cohetes, luego utiliza todo su poder de fuego disparando una andanada de granadas de morteros de 81 mm. y 120 mm. durante tres horas y finalmente ataca por tierra con 150 fusileros contando además con una compañía de comandos del Grupo de Fuerzas Especiales Nº 26 con sede en cantón Quevedo, orgánico de la Brigada de Fuerzas Especiales Nº 9. A pesar de que la patrulla peruana sufrió la pérdida de siete efectivos (cinco asesinados y dos secuestrados) las tropas ecuatorianas con su evidente ventaja numérica no pudieron aniquilarla por completo pues los trece soldados peruanos crecieron en valor, fuerza y moral y no sólo cumplieron la orden de mantener la posición sino que mantuvieron a raya durante cinco días al Ejército ecuatoriano, ganándose aquellos valientes peruanos el apelativo de "Gigantes del Cenepa", pero en vista del agotamiento de las dotaciones básicas de munición de cada soldado y de las baterías de la radio los trece valientes peruanos se repliegan al PV-1 pero con la bandera incólume y victoriosa. ¡Honor y gloria para los Peruanos! ¡Vergüenza e Ignominia para los ecuatorianos!.

 

El 26 de Enero de 1995, la patrulla peruana de reconocimiento "Roosevelt", de 20 hombres, del BIS "Callao" Nº 25, cuando construía un helipuerto en la cabecera del río Cenepa, en territorio peruano, es atacada arteramente por tropas del Ejército del Ecuador.
Los peruanos crecieron en valor, ganándose el apelativo de Gigantes del Cenepa y mantuvieron a raya durante 5 días al agresor que no pudo apoderase de su armamento ni profanar los cadáveres de los 5 peruanos asesinados por el.
La foto ecuatoriana muestra el equipo que los ecuatorianos, cual vulgares ladrones, se apoderaron en el lugar al que denominaron, luego de perpetrar su villanía, como "Base Norte".

 

Ecuador luego de perpetrar su villanía pone el nombre de Base Norte al lugar donde la hizo, diciendo con inaudito cinismo que es territorio ecuatoriano, naturalmente con el afán de engañar groseramente al mundo y al pueblo ecuatoriano, de esta manera el Ecuador inicia el conflicto armado que una vez más sería adverso para sus armas.

Falsa base norte nunca fue una base militar peruana sino un punto de encuentro.

 

 GENERAL DE EJERCITO EP NICOLAS DE BARI HERMOZA RIOS
Luego de iniciado el conflicto del Cenepa, el General de Ejército EP Nicolás de Bari Hermoza Ríos, a la sazón Presidente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú y Comandante General del Ejército del Perú, se dirigió al Cuartel "El Milagro" sede de la 5ta. División de Infantería de Selva del Ejército del Perú a fin de comandar "in situ" las operaciones militares en el Alto Cenepa. El General Hermoza también fue al PV-1 y allí constató el armamento incautado a los invasores ecuatorianos por las tropas peruanas, consistente en fusiles ligeros, morteros, lanzacohetes y minas desactivadas. Si bien la historiografía militar oficial peruana señala al General Hermoza como el que concibió la exitosa estrategia lo cierto es que la victoria del Cenepa no fue fruto de una planificación estratégica hecha por el alto mando militar peruano sino de la destreza y abnegación combatiente de los soldados y Oficiales de las Fuerzas Armadas del Perú en el terreno de los hechos.

 

Los soldados peruanos Gigantes del Cenepa rumbo al frente de batalla a cubrirse de gloria

 Tropas del Glorioso Ejército del Perú en la Base "Ciro Alegría" listas para partir al frente de batalla para cubrirse de gloria y expulsar al enemigo invasor cubriéndolo con el baldón de la derrota.

En el fondo pueden verse un avión de transporte Harbin Y-12 y un helicóptero de asalto y transporte Mil Mi-8T Hip de la Aviación del Ejército del Perú

 

LAS FUERZAS ARMADAS DEL PERU INICIAN LAS OPERACIONES PARA LA EXPULSION DE LOS INVASORES ECUATORIANOS

A raíz de este ataque traicionero el Perú adoptó inmediatamente las acciones pertinentes, y con autorización del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas, se iniciaron las operaciones a fin de cumplir con el objetivo estratégico militar de desalojar a los ecuatorianos, de las falsas bases, llamadas: Cueva de los tayos, Base sur y Tiwinza, que los ecuatorianos habían establecido indebidamente en territorio peruano.

 

Soldados peruanos, Gigantes del Cenepa, luego de desembarcar en el teatro de operaciones

 Helicóptero de Transporte tipo Mi-8T Hip de la Fuerza Aérea del Perú elevándose luego de desembarcar tropas de Infantería de Selva del Ejército del Perú en el Teatro de Operaciones durante el Conflicto del Alto Cenepa.

 

Es necesario precisar que cuatro meses antes de iniciarse el conflicto del Alto Cenepa llegaban al Servicio Nacional de Inteligencia del Perú Informes elaborados por Agentes peruanos de Inteligencia advirtiendo de la invasión ecuatoriana, tales Informes precisaban que el gobierno y las fuerzas armadas del Ecuador se habían fijado como objetivo político y militar tomar “una prenda territorial” y asentarse en esa área invadida, de tal forma que su retiro se llevara a cabo, después de obligar al Perú a renunciar al Protocolo de paz, amistad y límites firmado por el Perú y el Ecuador en Río de Janeiro, con una negociación auspiciada por los cuatro países garantes de dicho Protocolo, objetivo que, en los hechos, los ecuatorianos no conseguirían.

Pero en vista de la firme y decidida reacción peruana, para el Ecuador, el objetivo estratégico pasó a ser solamente el de contener a las fuerzas peruanas, a fin de impedirles alcanzar, a través de una victoria militar en el Alto Cenepa, el objetivo político que el Gobierno peruano se había fijado.

Es decir, los ecuatorianos, de ser ofensores y de entrar en la guerra con la iniciativa político-estratégica, pasaron a ser defensores y a someterse a la voluntad de su enemigo.

 

Patrulla del Ejército del Perú revisando sus armas antes de partir a la frontera - Cenepa 1995

 Patrulla de la Infantería de Selva del Ejército del Perú revisando sus armas antes de partir a la frontera.

 

Avance de una columna del ejército peruano en el Alto Cenepa

Columna de valientes soldados de la Infantería de Selva del victorioso Ejército del Perú desplazándose en una trocha en busca del infeliz invasor para expulsarlo del territorio patrio en el Cenepa

 

Soldado ecuatoriano francotirador trepado como un mono en un árbol (al cobarde acecho de valientes soldados peruanos)

Soldado ecuatoriano francotirador trepado como un mono en un árbol (acechando cobardemente a los valientes soldados peruanos)

Incapaces de enfrentar con valentía, y en combate cuerpo a cuerpo, a los valerosos, y superiores en todo, soldados peruanos, los cobardes militares monos (ecuatorianos) recurrían, como una prueba de su inferioridad moral y combativa, a la emboscada alevosa y al sembrado artero de minas antipersonales.

Apenas se les acababa las municiones a los francotiradores monos, estos eran abatidos con facilidad por los invencibles soldados peruanos que los hacian caer al suelo como zapallos, los monos ecuatorianos caían dando alaridos propios de monos aulladores. Hasta para morir los ecuatorianos mostraron indignidad, despues del todo los militares ecuatorianos siempre han llevado en la frente el imborrable y vergonzoso estigma de los cobardes.

 

 HELICOPTERO DE LA AVIACION DEL EJERCITO DEL PERU TRANSPORTANDO A LOS VALIENTES SOLDADOS PERUANOS A LA ZONA DE COMBATE CERCA A LA "Y"

Alto Cenepa, Cota 1212, 1 de Febrero de 1995.

(Foto: Lic. Jaime Reyes L., Editor de la Revista "Comando en acción")

 

DERROTAS ECUATORIANAS EN FALSA CUEVA DE LOS TAYOS Y EN FALSA BASE SUR

Tropas peruanas del Regimiento de Caballería Blindada <<José Buenaventura Sepúlveda>> Nº 113 en la falsa Cueva de los Tayos arrebatada al Ecuador
Tropas peruanas del Regimiento de Caballería Blindada "José Buenaventura Sepúlveda" Nº 113 en la falsa Cueva de los Tayos arrebatada al Ecuador el 27 de Enero de 1995

Luego del infame ataque ecuatoriano Tropas de intervención rápida del Ejército del Perú, transportadas en helicópteros, desembarcaron en las inmediaciones de uno de los Puestos de Avanzada ecuatorianos infiltrados en la naciente del río Cenepa, trabando combate con los invasores hasta poner en fuga a 80 efectivos de la unidad intrusa, los soldados ecuatorianos fueron desalojados el Viernes 27 de Enero de 1995, a las 11 a.m., hora de Lima, (16.00 horas de GMT), recuperándose de esta manera para el Perú dicho Puesto de Vigilancia en la naciente del río Cenepa, este Puesto era la Base Falso Cueva de los Tayos y fue arrebatado al enemigo por tropas del Batallón de Infantería de Selva "Callao" Nº 25 y del Regimiento de Caballería Blindada "Teniente Coronel José Buenaventura Sepúlveda" Nº 113. Esta fue una acción armada decidida por parte del Perú en defensa de la soberanía nacional.

 

 

 

Tropas peruanas celebran la recaptura de uno de los puestos enemigos infiltrados en la Cordillera del Cóndor en territorio del Perú
Tropas peruanas celebran la recaptura de uno de los puestos enemigos infiltrados en la Cordillera del Cóndor en territorio del Perú

El día 2 de Febrero de 1995 las Fuerzas Armadas del Perú logran el desalojo de las tropas ecuatorianas organizadas, invasoras de territorio peruano, de la Falsa Base Sur, esta Base fue arrebatada al enemigo por tropas del Batallón de Infantería de Selva "Callao" Nº 25 reforzado con efectivos pertenecientes al Batallón de Comandos "Comandante Ladislao Espinar" Nº 19 (Unidad de Combate perteneciente a la División de Fuerzas Especiales del Ejército del Perú), a la Escuela de Comandos del Ejército del Perú y al Regimiento de Caballería Blindada "Teniente Coronel José Buenaventura Sepúlveda" Nº 113.

 

Tropas peruanas izan el victorioso pabellón peruano en la falsa Base Sur luego de su captura el 2 de Febrero de 1995 - Cenepa 1995

 Tropas del Ejército del Perú en un improvisado mástil izan la victoriosa bandera nacional del Perú luego de derrotar al invasor ecuatoriano y despojarlo de la falsa Base Sur el 2 de Febrero de 1995

La falsa Base Sur fue arrebatada al enemigo invasor por las tropas del Batallón de Infantería de Selva "Callao" Nº 25 reforzado con efectivos pertenecientes al Batallón de Comandos "Comandante Ladislao Espinar" Nº 19 (Unidad de Combate perteneciente a la División de Fuerzas Especiales del Ejército del Perú), a la Escuela de Comandos del Ejército del Perú y al Regimiento de Caballería Blindada "Teniente Coronel José Buenaventura Sepúlveda" Nº 113.

 

Helipuerto ecuatoriano tomado por las tropas peruanas en falsa Base Sur

 FOTOGRAFIA DEL HELIPUERTO ECUATORIANO CAPTURADO POR LOS SOLDADOS PERUANOS EN FALSA BASE SUR

Fotografía tomada in situ al helipuerto construído por tropas ecuatorianas en falsa Base Sur, en territorio peruano.

(Foto tomada por el Sargento. 2do. Reenganchado EP Edwin Díaz López del Batallón de Infantería de Selva "Callao" Nº 25).

 

Tropas peruanas celebran la captura de la falsa Base Sur - Cenepa 1995

 Tropas del Ejército del Perú celebran con júbilo la captura de la falsa Base Sur ocurrida el 2 de Febrero de 1995

En la falsa Base Sur, se demostró la raza y el coraje de los valerosos e invencibles soldados del glorioso Ejército del Perú, quienes hicieron huir con el rabo entre las piernas al cobarde invasor ecuatoriano que nunca presentó combate.

 

Tropas peruanas durante la captura de la falsa Base Sur - Cenepa 1995

 Tropas del Ejército del Perú durante la captura de la falsa Base Sur ocurrida el 2 de Febrero de 1995

La falsa Base Sur fue arrebatada al enemigo invasor por las tropas del Batallón de Infantería de Selva "Callao" Nº 25 reforzado con efectivos pertenecientes al Batallón de Comandos "Comandante Ladislao Espinar" Nº 19 (Unidad de Combate perteneciente a la División de Fuerzas Especiales del Ejército del Perú), a la Escuela de Comandos del Ejército del Perú y al Regimiento de Caballería Blindada "Teniente Coronel José Buenaventura Sepúlveda" Nº 113.

 

 Bombardeo punitivo sobre Coangos hecho con misiles por los peruanos.

Captado de noche, por la cámara de un reportero ecuatoriano, en Coangos.

 

OBJETIVO : CAPTURA DE LA FALSA BASE TIWINZA

El 30 de Enero de 1995 a las 04:00 a.m. se inician las operaciones para recuperar el sector de Falso Tiwinza.

El día 2 de Febrero de 1995 a las 11:30 a.m. llega a la Base "El Milagro" la Patrulla "Gabriel" de la Compañía Especial de Comandos Nº 115, ese mismo día dicho contingente militar parte en 5 helicópteros al PV-1, su misión era golpear y tomar Falso Tiwinza (Cota 1061) con el Batallón de Infantería Contrasubversiva Nº 314. Se sabía por información de inteligencia que en el Falso Tiwinza ubicado en la Cota 1061 hay aproximadamente entre 100 y 150 ecuatorianos; estos tienen el terreno organizado, han minado las trochas y cuentan con apoyo de fuegos de helicópteros, aviones, morteros y artillería; la estrategia para la toma del Falso Tiwinza ubicado en la Cota 1061 establece que la Patrulla "Gabriel" de la Compañía Especial de Comandos Nº 115 debe caer por la retaguardia de la Cota 1061, siguiendo la dirección de la Quebrada Arévalo, Fajardo, Fashin, Safra. Cuando la Patrulla "Gabriel" de la Compañía Especial de Comandos Nº 115 ataque, es la señal para que entren las Compañías del Batallón de Infantería Contrasubversiva Nº 314, que están ya en este sector, la Patrulla "Gabriel" de la Compañía Especial de Comandos Nº 115 debe desplazarse ipso facto y en tres horas alcanzar su posición de ataque.

PRIMERA DERROTA ECUATORIANA EN LA FALSA BASE TIWINZA (COTA 1061)

El 5 de Febrero de 1995 el gobierno peruano informa que se ha iniciado el asalto final a la falsa Base Tiwinza.

El 5 de Febrero de 1995 en el Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061 las tropas peruanas atacaron y derrotaron a las ecuatorianas con toda la munición que disponían, RPG, ametralladoras, granadas, etc. no obstante que las tropas ecuatorianas disponían de gran cantidad de munición la misma que disparaban por disparar y sin orden ni concierto, los ecuatorianos iniciaban precipitadamente los disparos de 5 a 6 ametralladoras por un lado, terminaban la cinta y comenzaban a disparar con la misma precipitación otras 6 ametralladoras por otro lado, terminaban su munición y empezaban a disparar alocadamente otro número similar de ametralladoras por otro sector, era un relevo constante de ametralladoras siguiendo el toque de un silbato. Ya iban tres horas de combate, la patrulla peruana del Comando Zamora necesitaba apoyo, siendo apoyada ipso facto por la patrulla del Comando Del Carpio, Teniente EP de Comunicaciones, y la patrulla del Capitán EP Sacovértiz, que entra por el flanco derecho, era un infierno de balas y granadas y no aparecían las Compañías del Batallón de Infantería Contrasubversiva Nº 314 que decían estar a 15 minutos, el combate arreciaba, llegaron más refuerzos de los ecuatorianos, aproximadamente un batallón, tres patrullas peruanas comandadas por los Comandos Zegarra, Aladino y Vásquez se desplazaron por el flanco izquierdo; entonces los ecuatorianos comenzaron a replegarse dominando las alturas, pero sin poder desplazarse porque las tropas peruanas los tenían a tiro de cañón, las tropas peruanas hacen volar en pedazos una casamata ecuatoriana, los ecuatorianos chillaban y salieron corriendo siendo barridos literalmente por los peruanos, otra casamata ecuatoriana es volada por un RPG disparado por los peruanos, los ecuatorianos salieron corriendo a otra posición, los que estaban más arriba en el cerro gritaban, siendo silenciados para siempre por otra granada RPG, ya iban 5 horas de combate y los heridos en las filas peruanas aumentaban. A las seis horas de combate el fuego cesó, los ecuatorianos se replegaron y eso permitió a las tropas peruanas su organización y el auxilio a sus heridos que eran 11, ningún muerto; los heridos fueron atendidos en un platanal. El Falso Tiwinza ubicado en la Cota 1061 era 5 tambitos de material de monte, pero las tropas peruanas no podían acercarse demasiado porque de lejos los ecuatorianos seguían disparando sus ametralladoras. En la noche del 5 de Febrero de 1995 la radio ecuatoriana daba cuenta de 27 soldados ecuatorianos muertos y numerosos heridos en las filas ecuatorianas durante el enfrentamiento ocurrido entre la mañana y la tarde del mismo día, al día siguiente bajaban los helicópteros ecuatorianos a recoger a sus muertos y heridos. Ese 5 de Febrero de 1995 el Ejército Peruano tomó por primera vez el Falso Tiwinza ubicado en la Cota 1061, la Patrulla "Gabriel" de la Compañía Especial de Comandos Nº 115 la hizo; cuando dicho contingente militar peruano se repliega al Puesto de Comando del Batallón de Infantería Contrasubversiva Nº 314 los ecuatorianos regresaron, fortificaron el terreno y trajeron más tropas, lamentablemente la Patrulla "Gabriel" de la Compañía Especial de Comandos Nº 115 se repliega debido a los 11 heridos que tenía y también por que las Compañías del Batallón de Infantería Contrasubversiva Nº 314 no llegaron a donde se le indicó al Mayor EP José Pareja Puente de la Vega Jefe de la Patrulla "Gabriel", prácticamente las tropas peruanas estaban solas, las circunstancias obligaron el retorno de las tropas peruanas, pero sólo por unos días pues el Jefe de la Patrulla "Gabriel" dijo a los ecuatorianos que volvería, pero esta vez con mayores efectivos aptos para el combate en selva.

 

Operador del Grupo de Tiradores de misiles STRELLA de la D.C.A. de la gloriosa FAP en el teatro de operaciones, está en actitud vigilante y observando el cielo del Cenepa

 LA D.C.A. DE LA GLORIOSA F.A.P. EN ACCION

Operador del Grupo de Tiradores de misiles supersónicos tierra-aire "STRELLA" de la D.C.A. de la gloriosa F.A.P. en el teatro de operaciones. Está en actitud vigilante y observando el cielo del Cenepa, listo para abatir cualquier avión enemigo que ose entrar en el espacio aéreo peruano.

La presencia de los Grupos de Tiradores de misiles supersónicos tierra-aire radáricos "STRELLA" de la D.C.A. de la gloriosa F.A.P. fue decisiva para cambiar en favor del Perú el curso del conflicto, gracias a su eficaz accionar en los días 11 y 12 de Febrero de 1995 se logró abatir tres aviones de la aviación militar ecuatoriana en las cumbres de la zona de falsa Tiwinza, consiguiendo de esta manera no solo la neutralización de la aviación de combate enemiga sino el quebrantamiento irreversible de la moral de las infelices tropas invasoras que quedaron en situación vulnerable al perder la protección aérea que les daba la F.A.E. que, habiendo sido derrotada por la F.A.P., fue reducida a su espacio aéreo.

De esta manera el camino para la toma de falsa Tiwinza por parte de las victoriosas tropas de Infantería del Ejército del Perú estaba libre.

 

Soldados Peruanos del BCS Nº 28 del Ejército del Perú en el helipuerto TORMENTA

 Helipuerto "Tormenta", soldados del Ejército del Perú pertenecientes al Batallón de Infantería Contrasubversiva Nº 28 al mando del Teniente Coronel EP Julio Chaparro Beraún.

Foto tomada despues del derribo de un avión A-37B ecuatoriano. Alto Cenepa 12 de Enero de 1995.

Foto: Cortesía Técnico de 3ra. FAP Jesús ABAL YABAR.

 

ECUADOR ES DERROTADO EN LAS ALTURAS DE LA FALSA BASE TIWINZA

El día 13 de Febrero de 1995 a las 10.00 p.m. el gobierno peruano, en un mensaje a la Nación transmitido por la televisión peruana, anunció la recuperación de la Base "Falso Tiwinza" por Tropas de Infantería del Ejército del Perú y declaró unilateralmente a partir del mediodía del 14 de Febrero de 1995 un cese en las hostilidades en la frontera norte, como una advertencia (ultimátum) para que Ecuador retire todas sus tropas del territorio peruano; dos horas después Ecuador "acepta" el alto al fuego anunciado por el Perú declarando que "las Fuerzas Armadas del Ecuador no dispararán sus armas si no son atacadas" (sic), mientras que por su lado, el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas Ecuatorianas en voz del Gral. EE Víctor Bayas García pretende desmentir que las Fuerzas Armadas Peruanas hayan ocupado el Destacamento de Tiwinza, aludiendo a la presencia de tropas ecuatorianas que se infiltraron de nuevo en la cota 1061.

El Destacamento al que se refería el Gral. EE Víctor Bayas García fue, como se explicó anteriormente, tomado por el Ejército del Perú en una acción de armas ocurrida el día 5 de febrero de 1995, las tropas peruanas, luego de haber cumplido con su objetivo de desalojar al enemigo, proceden al traslado de los soldados peruanos heridos al Puesto de Comando del Batallón de Infantería Contrasubversiva Nº 314 para su curación, situación que aprovecharían de manera oportunista las derrotadas tropas ecuatorianas para volverse a infiltrar y engañar descaradamente al mundo de que Tiwinza aún estaba en su poder, sin darse cuenta que su posición tenía sus días contados, esta posición era el Puesto de Comando, con su base de fuego de morteros, del Destacamento de Falso Tiwinza aludido por el Gral. EE Víctor Bayas García y por el General de Brigada EP Vladimiro López Trigoso, a la sazón Comandante General de la 5ta. División de Infantería de Selva, quien cometió el desatino de decir que la famosa Base de Falso Tiwinza no ha sido tomada por las Tropas Peruanas cuando lo que debió decir es que el enemigo que fue desalojado de la Cota 1061 en la Zona de Falso Tiwinza ha vuelto a infiltrarse en dicha cota por lo que esta vez será desalojado definitivamente.

La reconquista del Falso Tiwinza no se refería necesariamente a la toma de una base militar con esa denominación, sino al posesionamiento de un área de aproximadamente 30 km2.

Realmente la reconquista de todas las alturas estratégicas, de la posición ofensiva-defensiva, dominantes sobre el Falso Tiwinza que estuvieron ocupadas indebidamente por las tropas del Ejército del Ecuador se consumó el Martes 14 de Febrero de 1995, aproximadamente a las 11.00 a.m.; es decir, un día después de que el gobierno peruano anunciara que la Base de Falso Tiwinza estaba en poder de las Tropas peruanas, fue una acción de psicología de guerra. Las tropas peruanas ya tenían rodeadas a las ecuatorianas y comenzaron los bombardeos a la misma hora del mensaje presidencial. El objetivo era desalojar, desarticular y aniquilar a los soldados ecuatorianos organizados en el falso Tiwinza y eso se consiguió, la llegada a la cumbre tuvo uno de sus puntos más emotivos cuando un Capitán EP, que comandaba un grupo de soldados de infantería, arrió la bandera ecuatoriana y enarboló el bicolor nacional; los continuos bombardeos sobre posiciones ecuatorianas fueron tan intensos que muchos de los soldados enemigos tuvieron que retroceder simplemente por que se les reventaban los tímpanos, el helipuerto y las lomas del Falso Tiwinza, donde se desarrollaron las últimas batallas, quedaron sembrados de decenas de cadáveres mutilados de soldados ecuatorianos (era el día 16 de Febrero de 1995 y hasta esa fecha nadie los había recogido), en muchos de esos parajes solo era posible divisar los brazos y piernas de quienes perdieron la vida en el enfrentamiento.

El Martes 14 de Febrero de 1995, a la 01.30 p.m. las Fuerzas Armadas del Ecuador rompen, sin motivo alguno, el cese del fuego al que se había comprometido su gobierno luego de la iniciativa unilateral tomada por el Perú en ese sentido y atacaron arteramente con fuego de morteros y otras armas de artillería a las Fuerzas peruanas que consolidaban las alturas estratégicas del Falso Tiwinza recuperadas por el Perú. Los intensos y sorpresivos bombardeos ecuatorianos iniciados pasado el mediodía del 14 de Febrero de 1995, hora fijada para el inicio del cese del fuego, provinieron de las bases de Coangos, Banderas y Cóndor Mirador.

Si bien las tropas ecuatorianas invasoras que se encontraban en las alturas del Falso Tiwinza fueron desarticuladas y desalojadas de sus posiciones, a pesar del incesante ataque peruano no retrocedieron hasta su territorio por lo que se presumía que estarían ubicadas en las márgenes izquierda y derecha de lo que fue la zona de combate. Es decir, todavía permanecían en territorio peruano desorganizadas y dispersas en la espesura de la selva de la cordillera del cóndor, por lo que demorarían "varios días" para quedar fuera del territorio peruano, esta situación planteaba la necesidad de que los efectivos militares peruanos afirmen las áreas de seguridad e inicien la persecución de las tropas invasoras fugitivas y dispersas, pero ello sólo podría llevarse a cabo una vez que hayan cesado los bombardeos ecuatorianos a la zona del Falso Tiwinza.

 

Soldados peruanos armados con fusiles y bazukas y apuntando a posiciones del infeliz enemigo invasor, velan por la integridad del suelo patrio y estan listos para rechazar cualquier intento de avance y ataques de patrullas ecuatorianas y decididos a no permitir nuevas incursiones enemigas que atenten contra la soberanía nacional

 LA DEFENSA DE LA PATRIA ESTA EN BUENAS MANOS ¡EL ENEMIGO NO PASARA!

En manos de patriotas, que durante el conflicto provocado por el Ecuador ya han demostrado su coraje y valor, esta la defensa del territorio patrio.

Soldados como los de la foto, armados con fusiles y bazukas y apuntando a posiciones del infeliz enemigo invasor, velan por la integridad del suelo patrio y estan listos para rechazar cualquier intento de avance y ataques de patrullas ecuatorianas y decididos a no permitir nuevas incursiones enemigas que atenten contra la soberanía nacional.

 

DECLARACION DE PAZ DE ITAMARATY – PRIMERA CAPITULACION ECUATORIANA

El gobierno ecuatoriano al no poder ocultar los evidentes y vergonzosos reveses militares sufridos por las fuerzas armadas ecuatorianas en Cueva de los tayos, Base sur y alturas del falso Tiwinza se ve obligado a suscribir con el Perú el 17 de Febrero de 1995 la Declaración de Paz de Itamaraty (sede de la cancillería brasileña), esta Declaración de paz es resultado del éxito militar obtenido por el Perú. En Itamaraty se obtuvo un triunfo peruano, pues en esencia la Declaración de paz de Itamaraty obliga al Ecuador (país invasor) a retirar deshonrosamente todas sus tropas del territorio peruano y esto era para el Ecuador una derrota vergonzosa en vista que no había conseguido sus objetivos políticos-militares de ingresar subrepticiamente al Perú para arrebatarle vastos territorios de su Amazonía.

LAS DERROTADAS FUERZAS ARMADAS ECUATORIANAS EN DEPLORABLE ACTITUD DE REBELDIA INMADURA NO ACEPTAN ACATAR EL CESE DE FUEGO FIRMADO POR SU GOBIERNO EN ITAMARATY

Pero si bien el Perú, como consecuencia de sus éxitos militares, obtuvo en Itamaraty un triunfo diplomático sobre el Ecuador, al obligarlo no solo a aceptar el alto al fuego, sino a que reconozca el ámbito de los países garantes del protocolo de Río de Janeiro para definir sus problemas demarcatorios de límites con el Perú, la firma de dicho documento no significaría el fin de las hostilidades, pues justo después de la firma de dicha Declaración las Tropas Peruanas que se encontraban en las alturas del Falso Tiwinza, confiadas en el respeto al cese de fuego por las tropas de país del norte, al querer izar el pabellón nacional, evidentemente con el propósito de saludar dicha Declaración y rendir homenaje a la paz que parecía alcanzada, son atacadas alevemente por el enemigo vencido, traidor y cobarde que aprovechó dicha circunstancia, hecho que demuestra claramente que las Fuerzas Armadas del Ecuador no querían la paz a pesar de que el gobierno de su país se había comprometido en Itamaraty a respetar el alto al fuego.

Lo anteriormente expuesto demuestra que en los hechos la Declaración de Paz de Itamaraty no significó el fin del conflicto ya que los militares ecuatorianos no respetaron lo dispuesto en dicha Declaración de Paz, al igual que del ultimátum peruano del 13 de Febrero de 1995 que conminaba al Ecuador a retirar todas sus tropas del territorio peruano, era evidente que la cúpula militar ecuatoriana pretendía sacar provecho del acuerdo de alto al fuego ya que creía que serviría únicamente para maniatar al mando militar peruano en el teatro de operaciones terrestres y para que las tropas ecuatorianas iniciaran una infiltración en gran escala en el territorio peruano; las violaciones del acuerdo de alto al fuego hechas por el Ejército del Ecuador desde sus bases de Coangos y Cóndor mirador fueron denunciadas el Lunes 20 de Febrero de 1995 por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú en éstos términos : "las Fuerzas Armadas ecuatorianas se encuentran realizando operaciones aéreas con helicópteros de combate para transportar Personal y abastecimiento, además de operaciones de hostigamiento, motivo por el cual las Tropas Peruanas se vieron en la necesidad de enfrentarlas".

 

 Helicóptero ecuatoriano Super Puma (As-332B) transportando a soldados ecuatorianos como carne de cañon (ganado en uniforme) a la zona de combate.

En los hechos la Declaración de Paz de Itamaraty no significó el fin del conflicto ya que los militares ecuatorianos no respetaron dicha Declaración de Paz, al igual que del ultimátum peruano del 13 de Febrero de 1995 que conminaba al Ecuador a retirar todas sus tropas del territorio peruano, era evidente que la cúpula militar ecuatoriana pretendía sacar provecho del acuerdo de alto al fuego ya que creía que serviría únicamente para maniatar al mando militar peruano en el teatro de operaciones terrestres y para que las tropas ecuatorianas iniciaran una infiltración en gran escala en el territorio peruano; las violaciones del acuerdo de alto al fuego hechas por el Ejército del Ecuador desde sus bases de Coangos y Cóndor mirador fueron denunciadas el Lunes 20 de Febrero de 1995 por el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú en éstos términos : "las Fuerzas Armadas ecuatorianas se encuentran realizando operaciones aéreas con helicópteros de combate para transportar Personal y abastecimiento, además de operaciones de hostigamiento, motivo por el cual las Tropas Peruanas se vieron en la necesidad de enfrentarlas".

 

SE REINICIA LA IMPARABLE OFENSIVA PERUANA - LAS FUERZAS ARMADAS DEL PERU PROCEDEN A CONTINUAR CON LAS OPERACIONES DE LIMPIEZA DEL TERRITORIO PERUANO

La Declaración de Itamaraty, fue burlada en su fisonomía de tregua momentánea y, sin interrupción de hostilidades por parte del Ecuador y menos aún significaba un estado de paz. Este proceder insólito del Ecuador –que le permite al Perú recurrir al uso de la fuerza por tratarse de un caso de legítima defensa que, según el art. 21º de la Carta de la OEA, constituye derecho de Estado cuyo territorio no se respeta como inviolable- le hace merecer el atroz estigma a que, con las siguientes palabras, se refirió el Diplomático y tratadista chileno Miguel Cruchaga Trocornal: "Se entiende que falta a las prescripciones mas claras de las leyes del honor, el país cuyo ejército burla el armisticio e inicia o prosigue hostilidades durante su vigencia. La conducta pérfida del país que tal hiciera daría lugar a represalias enérgicas y justificadas" (Tomo XI, pág. 573).

Para contrarrestar los continuos ataques ecuatorianos las Fuerzas Armadas del Perú realizaron la persecución y el aniquilamiento de las tropas invasoras fugitivas y dispersas en el territorio peruano, cumpliendo lo dispuesto en las Directivas emanadas del supremo gobierno, continuando con las acciones que no permitan la infiltración de patrullas ecuatorianas dentro del mismo, así como a la preservación de la soberanía e integridad territorial del Perú. El objetivo a conseguir era la recaptura del Puesto de Comando, con su base de fuego de morteros, del Destacamento de Falso Tiwinza aludido por el Gral. EE Víctor Bayas García y por el General de Brigada EP Vladimiro López Trigoso, último reducto de los invasores en la zona y ubicado en la cota 1061, el conflicto se definiría en dicha cota.

Como resultado de dichas acciones el 19 de Febrero e 1995 soldados del Batallón de Comandos "Comandante Ladislao Espinar" Nº 19 de la División de Fuerzas Especiales del Ejército del Perú toman un helipuerto enemigo, que se encontraba infiltrado en territorio peruano, entre los ríos Safra y Cenepa, luego de 6 horas de lucha, desde las 6:00 a.m.. La posición enemiga es encontrada por las tropas peruanas a las 05:00 a.m., los ecuatorianos eran alrededor de 150 y los peruanos apenas 32 por lo que estos últimos tuvieron que dispersarse en 300 metros para hacerles creer al enemigo que también eran muchos.

 

Los soldados peruanos Gigantes del Cenepa avanzan decididos a la toma de falsa Tiwinza

 A LA TOMA DE FALSA TIWINZA - EL ULTIMO REDUCTO DEL INVASOR EN LA ZONA

Soldados de Infantería Comando pertenecientes al Batallón de Comandos "Comandante Ladislao Espinar" Nº 19 de la División de Fuerzas Especiales del glorioso Ejército del Perú dirigiendose con decisión y firmeza a la toma del Destacamento de Falsa Tiwinza (cota 1061) el ultimo reducto de los invasores en la zona. Ellos avanzan al encuentro del invasor sorteando minas enemigas. Portan fusiles FAL, granadas de mano, en primer plano soldado equipado con un lanzacohetes de manufactura rusa "RPG-7V". Se utilizaron en la toma de Tiwinza una sección de 12 "RPG-7V" que dispararon un total de 280 cohetes, causando terribles estragos. De la conquista de este destacamento enemigo dependía el triunfo peruano en el Alto Cenepa, victoria que se logró.

 

EL EJERCITO PERUANO VA DECIDIDO A LA CONQUISTA DEL FALSO TIWINZA (COTA 1061)

El día 22 de Febrero de 1995 a las 10:00 a.m. es descubierta en la Cota 1061, por Tropas Peruanas de vanguardia pertenecientes a la Unidad de Comandos "Pachakutek" (Unidad de Combate perteneciente al Batallón de Comandos "Comandante Ladislao Espinar" Nº 19 de la División de Fuerzas Especiales del Ejército del Perú), la posición del Puesto de Comando, con su base de fuego de morteros, del famoso Destacamento de Falso Tiwinza aludido por el Gral. EE Víctor Bayas García y por el General de Brigada EP Vladimiro López Trigoso, guarnición militar ecuatoriana infiltrada en territorio peruano, con aproximadamente entre 60 y 70 soldados, y de la cual el Presidente ecuatoriano Sixto Durán Ballén, cual mono aullador, decía, con tanta alharaca y a los cuatro vientos, que aún estaba en poder del Ecuador. La caída del Destacamento de Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061 era cuestión de tiempo y antes de que las tropas peruanas se lancen al asalto final el Gral. López Trigoso asegura que a los ecuatorianos se les ha cortado sus líneas de aprovisionamiento desde Coangos y expresa su confianza en la escasez de municiones y alimentos por parte de los ecuatorianos en el Falso Tiwinza, por lo que esperaba que la toma del Destacamento de Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061 se produzca, efectivamente, entre el Miércoles 22 de Febrero de 1995 y el Jueves 23 de Febrero de 1995.

EL MIÉRCOLES NEGRO - LA GRAN DERROTA ECUATORIANA

General de Brigada (R) EP Luís Alatrista Rodriguez, cuando Teniente Coronel fue el que comandó a las tropas peruanas a la victoria sobre el invasor, venciendo en falsa Tiwinza (cota 1061) el 22 de febrero de 1995 al General de División EE Paco Moncayo quien comandaba a los invasores ecuatorianos desde un escritorio
General de Brigada (R) EP Luís Alatrista Rodriguez, cuando Teniente Coronel fue el que comandó a las tropas peruanas a la victoria sobre el invasor, venciendo en falsa Tiwinza (cota 1061) el 22 de febrero de 1995 al General de División EE Paco Moncayo quien comandaba a los invasores ecuatorianos desde un escritorio. Por su comportamiento heroico, Alatrista recibió en diciembre de 1995 la más alta condecoración que otorga el Ejército, la orden Francisco Bolognesi.

Cuando la primera Misión de Observadores Militares Ecuador-Perú (MOMEP), denominada "Precursora", y sus integrantes llegaron a la periferia de la zona del conflicto armado, provocado por el Ecuador el 26 de Enero de 1995, sólo para confirmar la violación del primer acuerdo de alto al fuego, suscrito en Brasil el 17 de Febrero de 1995, cinco días después de la firma de la Declaración de Paz de Itamaraty, Ecuador, a pesar de ser en los hechos el país violador del primer acuerdo de alto al fuego suscrito en Itamaraty, denuncia cínicamente un nuevo "ataque masivo" peruano, incluso con el "uso de lanzallamas y armas químicas" lo cual fue desmentido por el Perú porque el Perú, a diferencia del Ecuador cobarde y traicionero que utilizó inescrupulosamente todo tipo de armas prohibidas por la convención de Ginebra como las minas antipersonales, jamás uso ese tipo de armas.

El 22 de Febrero de 1995, en Quito, el Ministro de Defensa ecuatoriano, en aquel entonces, Gral. (R) EE José Gallardo Román, citó a la prensa, para acusar al Perú de haber "emprendido un ataque de gran escala en la zona de Tiwinza, a pesar de la existencia de un acuerdo de cese de fuego. Ese ataque se está realizando y los peruanos usan gases y lanzallamas", expresando así su angustia por la inminencia del fatal desenlace para las armas ecuatorianas en el bolsón de la Quebrada del falso Tiwinza ubicado en la cota 1061.

En Ecuador, los combates del 22 de Febrero de 1995 en el Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061 fueron calificados de un "ataque peruano verdaderamente atroz y extraordinariamente masivo, el mayor desde que inició el conflicto armado el pasado 26 de Enero de 1995", en estos términos el Ecuador reconocía implícitamente no solo la caída del Destacamento de Falso Tiwinza, ubicado en la cota 1061 y aludido por el General del Ejército Ecuatoriano Víctor Bayas García sino su ignominiosa derrota militar en el conflicto del Alto Cenepa, el triunfo de las armas peruanas fue indiscutible y contundente.

Ese 22 de Febrero de 1995 pasó a conocerse en Ecuador como el "Miércoles negro", no sólo al suponerle perder en una sola jornada de combates el mismo número de soldados que hasta entonces había sumado, tras casi un mes de conflicto armado provocado por dicho país, sino, porque según información periodística ecuatoriana, en ese día tuvo lugar la derrota masiva de las tropas ecuatorianas en el avance incontenible y victorioso de las armas peruanas hacia el Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061, en efecto en esa acción de armas las tropas organizadas ecuatorianas fueron desarticuladas y desalojadas por completo, de su último reducto en la zona de falso Tiwinza, por experimentadas y fogueadas tropas de Infantería Comando e Infantería Contrasubversiva traídas del Frente Huallaga, quienes aniquilaron y expulsaron a los invasores ecuatorianos, haciéndolos retroceder, con el rabo entre las piernas, hasta el contrafuerte de Coangos. Los soldados ecuatorianos huyeron como cobardes y despavoridos abandonando a sus muertos que quedaron regados en el maizal del Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061. El desastre militar ecuatoriano es corroborado y reconocido por el lenguaraz Canciller Ecuatoriano Heinz Moeller, en aquel entonces Presidente del Congreso del Ecuador y miembro del Consejo de Seguridad de dicho país, quien sostuvo que en los combates del 22 de Febrero de 1995 se habían presentado grandes bajas, calificándolo el "peor sufrido hasta ahora".

En el Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061 el Perú infligió una severa derrota militar al Ecuador, pues en las acciones militares que sucedieron en el "Miércoles negro" y el 23 de Febrero de 1995 murieron -sin honor e inútilmente, defendiendo en vano su posición ilegítima en dicha cota- 44 soldados ecuatorianos invasores, víctimas de la insensatez e irresponsabilidad de su Gobierno y Jefes militares, los soldados ecuatorianos muertos son la prueba irrefutable del azote bélico que el Perú propinó al Ecuador, por esa razón el derrotado General de División EE. Paco Moncayo Gallegos recordó la tragedia militar ecuatoriana del 22 de Febrero de 1995 como el "Miércoles negro", por ser día de ignominia para el siempre vencido Ejército del Ecuador. La devastación de las tropas ecuatorianas hecha eficazmente por las Fuerzas Armadas peruanas mantuvo incólume el honor nacional del Perú, país que por razones históricas no podía perder este conflicto.

El Destacamento de Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061 era el orgullo de las armas ecuatorianas de ahí que el mantenimiento de dicha posición era para el Ejército del Ecuador una cuestión de honor pues su pérdida significaría la derrota deshonrosa de las armas ecuatorianas en su pretendida guerra contra el Perú, la toma y arrasamiento del Destacamento de Falso Tiwinza hecha por el Ejército del Perú el 22 de Febrero de 1995, que permitió la recuperación de la cota 1061 para la nación peruana, es un suceso que demuestra claramente que la verdadera razón por la que el alto mando militar del Ecuador calificó de "Miércoles negro" al día 22 de Febrero de 1995 fue porque no sólo admitió el revés militar ecuatoriano en el Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061, sino por que reconoció la categórica derrota militar ecuatoriana en el Conflicto del Alto Cenepa.

Montañita era el lugar empleado por los ecuatorianos al parecer como señuelo, ya que allí izaban su bandera como si fuera Tiwinza, para orientar el esfuerzo de las patrullas peruanas y confundirlas, ofreciendo breves y sucesivas resistencias, de tal manera que cuando las Tropas Peruanas conquistaban el terreno ocupado por los ecuatorianos, estos huían y se posesionaban de otra cota y decían que estaban en Tiwinza y que esta no había caído; el nombre Tiwinza lo hicieron saltar de cota en cota, por eso es que el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Ecuador y hasta su mismo Presidente, se jactaban de que Tiwinza no había caído y estaba en su poder; pero el 22 de Febrero de 1995 a las 10:00 a.m., a los ecuatorianos se les acabaron para siempre todos sus Tiwinza, pues ese dia, en una acción de armas que empezó a las 10:30 a.m. y que duró 45 minutos, el Destacamento de Tiwinza, ubicado en la cota 1061, que el Gral. EE Víctor Bayas García "desmentía" a las Fuerzas Armadas Peruanas, fue capturado y arrasado por la Unidad de Comandos "Pachakutek" (Tropas selectas pertenecientes al Batallón de Comandos "Comandante Ladislao Espinar" Nº 19, Unidad de Combate perteneciente a la División de Fuerzas Especiales del Ejército del Perú) y reducido totalmente por patrullas de los Batallones de Infantería Contrasubversiva Nros. : 16, 28, 30 y 314 y de la Compañía Especial de Comandos Nº 115 (siendo todas estas Unidades de combate, tropas de elite del Ejército del Perú especializadas en combate en selva y con mucha experiencia de combate real, acumulada durante 14 años, en la lucha contra la subversión y el tráfico ilícito de drogas en la zona del Alto Huallaga). El Ejército del Ecuador desesperadamente, entre maldiciones pretendió vengar la derrota y la vergüenza de sus tropas en falso Tiwinza, tratando de reconquistar la posición perdida fracasando por completo y para no recuperarla jamás, hecho que demuestra claramente que Ecuador fue el país vencido, castigado, escarmentado y humillado en el conflicto del Cenepa, pues después de esta batalla Ecuador es obligado por el Perú a sentarse en la mesa de conversaciones.

 

 GENERAL DE DIVISION EE PACO ROSENDO MONCAYO GALLEGOS
Fracasado y derrotado militar ecuatoriano, el General de División EE Paco Rosendo Moncayo Gallegos -que durante el conflicto del Cenepa, provocado comprobadamente por el Ecuador resentido y con ánimo de desquite y que en el terreno de los hechos fuera adverso para las armas ecuatorianas, era el Jefe del Ejército del Ecuador- fue el teórico de la desafortunada y fracasada guerra permanente contra el Perú y de la necesidad de darle un zarpazo en la selva para obtener, manu militari, una salida directa y soberana a los ríos Marañon y Amazonas. Durante el gobierno fugaz del discutido y defenestrado Abdalá Bucaram, Moncayo asumió, el 10 de Agosto de 1996, el cargo de Jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Ecuador y pretendió volver a adiestrar a estas, en vista del humillante fracaso del ataque contra el Perú en Enero y febrero de 1995, en la estrategia y la táctica del golpe de mano mediante el cual, el Ecuador pretendía presentar al Perú, a los países garantes y a la opinión publica de América y del mundo, el hecho consumado consistente en declarar ¡El Ecuador ha llegado al Amazonas!. Moncayo no tuvo escrúpulo alguno en declarar muy suelto de huesos que el Protocolo de paz, amistad y límites, suscrito por el Perú y el Ecuador en Río de Janeiro el 29 de Enero de 1942, no es un instrumento de paz, ni de amistad y ni siquiera de límites, estas atrevidas palabras de Moncayo, propias de un bruto afeminado y que son el colmo de la audacia, reflejan obviamente que para este aprendiz de gorila el Protocolo de paz, amistad y límites, suscrito por el Perú y el Ecuador en Río de Janeiro es un inservible pedazo de papel siendo su postura igual a la de Adolfo Hitler quien decía lo mismo acerca de los tratados internacionales. A Moncayo, que, como todo militar ecuatoriano inculto, manifiesta su ignorancia supina en historia, geografía e historia de los tratados, hay que refutarle sus declaraciones vacías y absurdas diciéndole que el Protocolo de paz, amistad y límites, suscrito por el Perú y el Ecuador en Río de Janeiro es un instrumento de paz porque ipso facto puso fin al estado de guerra no declarada provocada por el Ecuador desde Julio de 1941, es de amistad porque en su articulo sexto facilita al Ecuador la libre navegación por el Amazonas, que Ecuador por rebeldía y capricho siempre se negó a aceptar hasta la firma del acuerdo de paz (capitulación ecuatoriana) firmado el 26 de Octubre de 1998, es un instrumento de límites porque, de acuerdo con sus pautas, se ha delimitado y amojonado totalmente la frontera peruano-ecuatoriana cuyo proceso, interrumpido por capricho ecuatoriano en 1951, se reinició luego de la firma del acuerdo de paz del 26 de Octubre de 1998 concluyendo satisfactoriamente el 13 de Mayo de 1999. Moncayo es autor de unos discutidos "apuntes de guerra" donde, con gran surrealismo, describe sus visiones (imaginaciones) sobre el conflicto del Alto Cenepa que fuera perdido por las armas ecuatorianas en el terreno de los hechos.

 

ASI SE TOMO FALSO TIWINZA (COTA 1061)

El Ataque al Destacamento de Falso Tiwinza hecho el 22 de Febrero de 1995 en la cota 1061, se realizó tomando al enemigo por sorpresa, se le desarticuló por completo, empleando las tropas peruanas todo el poder de fuego que tenían; la acción fue mortal para el enemigo, que comprendiendo su inevitable derrota emprendió su vergonzosa huida dejando sus 14 muertos (aunque el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Ecuador admitió la muerte de 16 soldados ecuatorianos ese mismo día, según dicen en el libro "Alto Cenepa los frentes de la guerra", pág. 30), sus piezas de morteros de 81 mm. y 60 mm., armamento moderno diverso, radios racal de última generación, teléfonos de campaña, más de 700 granadas para morteros calibre 81 mm. y 60 mm., cajones de granadas de mano, abundante munición calibre 7.62 y 5.56 mm., aproximadamente para medio año, y víveres para un mes por los menos. A las tropas peruanas les sirvió todo lo que dejaron los derrotados ecuatorianos, se abastecieron bien, ya no era necesario solicitar a retaguardia el reabastecimiento.

 

Fotografía tomada en el mismo campo de batalla y que muestra los morteros de 120 mm. capturados a los derrotados invasores ecuatorianos en falsa Tiwinza (cota 1061)

 MORTEROS DE 120 MM. CAPTURADOS A LOS INVASORES ECUATORIANOS DERROTADOS EN FALSA BASE TIWINZA (COTA 1061)

Fotografía tomada in situ (Cota 1061) el 22 de Febrero de 1995 y que muestra el material de guerra (morteros de 120 mm.) capturado al enemigo invasor durante la toma del Puesto de Comando ecuatoriano en la falsa base Tiwinza (Cota 1061) por tropas del Batallón de Comandos "Comandante Ladislao Espinar" Nº 19 al mando del Teniente Coronel EP Luis Alatrista Rodríguez.

(Foto Cortesía del Batallón de Comandos Nº 19).

 

Otra fotografía tomada en el mismo campo de batalla y que muestra los morteros de 120 mm. capturados a los derrotados invasores ecuatorianos en falsa Tiwinza (cota 1061)

 OTRA FOTOGRAFIA DE LOS MORTEROS DE 120 MM. CAPTURADOS A LOS INVASORES ECUATORIANOS DERROTADOS EN FALSA BASE TIWINZA (COTA 1061)

Fotografía tomada in situ (Cota 1061) el 22 de Febrero de 1995 y que muestra el material de guerra capturado en el Puesto de Comando ecuatoriano a inmediaciones de la falsa base Tiwinza (Cota 1061) en ese mismo día por las tropas del Batallón de Comandos "Comandante Ladislao Espinar" Nº 19 al mando del Teniente Coronel EP Luis Alatrista Rodríguez. Se observa los tubos, placas de base y afustes de los morteros ecuatorianos de 120 mm.

(Foto Cortesía Teniente Coronel EP Luis Alatrista Rodríguez).

 

Tomada la posición, se procede a desmontar las piezas de morteros para su transporte, conjuntamente con el armamento menor, radios y teléfonos y se destruye el resto del material; en esas circunstancias los ecuatorianos tratan de recuperar la posición perdida produciéndose un nuevo enfrentamiento, siendo repelidos por la Patrulla del Teniente EP Molina, muriendo 5 ecuatorianos, las tropas ecuatorianas dejan sus muertos y en su ignominiosa huida desparraman cobardemente sus minas; a los 10 minutos y luego de que las Tropas Peruanas se reorganizaran, estas reciben arteramente fuego masivo de morteros y de artillería provenientes de los Puestos de Vigilancia ecuatorianos Banderas y Coangos durante 4 horas y 30 minutos. Para eludir el fuego enemigo y evitar que los ecuatorianos cumplan con su objetivo de aniquilar a la guarnición peruana vencedora, los peruanos adoptan un sistema defensivo y de seguridad para evitar bajas por el fuego a discreción, ocupando una posición de protección y de seguridad y dominante sobre el Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061, de esta manera los peruanos logran mantener la posición recuperada.

 

Traidora mina ecuatoriana del tipo 72, es muy pequeña, cilíndrica, mide 3,85 cm. de alto y 7.78 cm de diámetro. Su peso total es de 125 o 150 gramos. Al ser de plástico su carcasa su detección es extremadamente difícil.

MINA ECUATORIANA:
Del tipo 72, es muy pequeña, cilíndrica, mide 3,85 cm. de alto y 7.78 cm de diámetro. Su peso total es de 125 o 150 gramos. Al ser de plástico su carcasa su detección es extremadamente difícil.
"Un sucio y artero medio utilizado por los cobardes ecuatorianos, como prueba de su inferioridad moral y combativa, para enfrentar a los peruanos".
Fueron colocadas por los ecuatorianos con maldad y sin criterio técnico y no solo mutilaron a decenas de soldados peruanos sino que se revirtieron sorpresivamente contra los inexpertos e incautos soldados ecuatorianos.

 

La patrulla peruana "Moisés" enfrentó una situación difícil a inmediaciones de la cota 1061, saliendo airosa, los ecuatorianos no pudieron resistir el ataque demoledor de las otras unidades; perdieron 5 hombres más.

 

Teniente Coronel EE Luis Aguas

TENIENTE CORONEL EE LUIS AGUAS Luego de la victoriosa incursión aérea de los Helicópteros peruanos de la FAP y AEP sobre Coangos ejecutada el 29 de Enero de 1995, en represalia por el cobarde ataque hecho por las tropas ecuatorianas a la Patrulla peruana de reconocimiento "Roosevelt" del Batallón de Infantería de Selva "CALLAO" Nº 25 en la Quebrada Fashin, en la cabecera del Río Cenepa, en territorio peruano, el 26 de Enero de 1995, Aguas dió la infame y alevosa orden de derribar los helicópteros peruanos; ya que estos previamente habían ametrallado y matado justificadamente soldados ecuatorianos.

COMANDANTE DE LAS SURREALISTAS Y DEPORTISTAS FUERZAS ESPECIALES DEL EJERCITO DEL ECUADOR

Es, en teoría, comando, paracaidista, salto libre y contrainsurgencia. En la acción del Miércoles Negro, como en otros enfrentamientos que los soldados peruanos tuvieron con las fuerzas especiales del enemigo, los ecuatorianos siempre hicieron "aguas", como su fracasado jefe, el teniente coronel EE Aguas".

 

A pesar de haber reconocido el alto mando militar del Ecuador la caída del Destacamento de Falso Tiwinza en la cota 1061 y por ende la derrota de sus armas, el Presidente ecuatoriano Sixto Durán Ballén, se mantenía, como un fanático, en sus trece, insistiendo hasta el delirio que Tiwinza aún estaba en poder del Ecuador y diciendo sandeces como Tiwinza símbolo de resistencia, etc.; aquí cabe hacer una pregunta, si Durán Ballén decía que nunca cayó Tiwinza, entonces, ¿por que desde los PPV ecuatorianos Banderas y Coangos se bombardeaba Tiwinza si los soldados ecuatorianos estaban allí? la respuesta es clara y categórica, Ecuador bombardeaba Tiwinza porque había caído en manos del Ejército Peruano, bombardeo que hicieron sin éxito, porque no lograron desalojar a los peruanos, la cota 1061 "Falso Tiwinza" fue tomada y prueba de ello son los soldados ecuatorianos muertos y el armamento con su respectiva munición en gran cantidad que los ecuatorianos en su desesperación por huir dejaron abandonado, porque el ataque peruano fue mortal y contundente, por lo tanto la cota 1061 "Falso Tiwinza" fue recuperada para el Perú como resultado de una acción armada y no como consecuencia de la Declaración de paz de Itamaraty.

El día 23 de Febrero de 1995 los vencidos soldados ecuatorianos bajaron a recoger a sus muertos y heridos, era un revuelo general en la zona, entraban y salían y entre todos se recriminaban, después de todo, era evidente que los militares ecuatorianos habían sufrido en el Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061 la más amarga y deshonrosa de sus derrotas porque fue allí en el Falso Tiwinza (cota 1061) donde los peruanos hicieron retroceder a los cobardes ecuatorianos hasta Coangos.

El 26 de Febrero de 1995 a las 4.00 p.m. la Unidad de Comandos "Pachakutek" (Unidad de Combate perteneciente al Batallón de Comandos "Comandante Ladislao Espinar" Nº 19 de la División de Fuerzas Especiales del Ejército del Perú) fue relevada en posición (cota 1061 Falso Tiwinza) por la patrulla "Huacac" al mando del Mayor EP Nerio HUACAC, a fin de mantener la posición recuperada (cota 1061 Falso Tiwinza), regresando al PV-1 con la satisfacción propia del soldado victorioso; la Unidad de Comandos "Pachakutek" llegó al PV-1 el 27 de Febrero de 1995 a las 7.00 p.m. y al día siguiente, 28 de Febrero de 1995, en Montevideo, Perú y Ecuador se comprometieron al "inmediato y efectivo" alto al fuego, finalizando victoriosamente la misión de las tropas peruanas.

 

Los soldados peruanos Gigantes del Cenepa muestran orgullosos sus trofeos capturados al enemigo durante la toma de falsa Tiwinza

 TROFEOS CAPTURADOS AL ENEMIGO - PRUEBA DEL VALOR DE LOS SOLDADOS DEL EJERCITO DEL PERU Y TESTIMONIO MATERIAL IRREFUTABLE DE LA VICTORIA PERUANA EN EL ALTO CENEPA

Los victoriosos Soldados de Infantería Comando pertenecientes al Batallón de Comandos "Comandante Ladislao Espinar" Nº 19 de la División de Fuerzas Especiales del glorioso Ejército del Perú muestran orgullosos sus trofeos de guerra (morteros y fusiles) capturados al enemigo invasor el 22 de febrero de 1995 (Miércoles negro) en el Destacamento de Falsa Tiwinza (cota 1061) que fue el ultimo reducto de los derrotados invasores en la zona, estos trofeos son la prueba irrefutable de que el derrotado ejército ecuatoriano jamás recuperó Tiwinza habiendo el Ecuador engañado groseramente a la MOMEP y al mundo. ¡En falsa Tiwinza (Cota 1061) el Ecuador perdió ignominiosamente el Conflicto del Cenepa!.

 

Respecto al supuesto "uso de lanzallamas y armas químicas" por el Ejército Peruano, y que fuera desmentido por el Perú, los ecuatorianos creían que los RPG utilizados por las Tropas Peruanas en el conflicto del Cenepa eran lanzallamas por los fogonazos que despiden a la hora que salen las granadas y por la temperatura que produce al estallar, son mas de 3,000 grados de calor que quema todo en un radio de acción de 10 a 15 metros, son armas antitanque, hechas para perforar blindajes hasta de 40 mm. de espesor; los RPG mostraron su eficacia en el aniquilamiento del enemigo causándole grandes bajas, así pues el 22 de Febrero de 1995 el alto mando militar ecuatoriano, al informar sobre sus bajas en ese día, reporta 14 soldados muertos y 39 heridos mortalmente, con quemaduras graves, de ahí que el Gral. (R) EE José Gallardo Román dijera erróneamente "los peruanos usan gases y lanzallamas".

 

 SOLDADO PERUANO ARMADO CON LANZADOR DE GRANADAS ANTITANQUE RPG-7V DESPLAZANDOSE POR UNA TROCHA EN EL ALTO CENEPA DURANTE EL CONFLICTO CON EL ECUADOR

El empleo de estas mortíferas armas antitanques por el Ejército Peruano fue decisivo en el exterminio y derrota de las tropas invasoras, los ecuatorianos creían que los RPG utilizados por las Tropas Peruanas en el conflicto del Cenepa eran lanzallamas por los fogonazos que despiden a la hora que salen las granadas y por la temperatura que produce al estallar, son mas de 3,000 grados de calor que quema todo en un radio de acción de 10 a 15 metros, son armas antitanque, hechas para perforar blindajes hasta de 40 mm. de espesor; los RPG mostraron su eficacia en el aniquilamiento del enemigo causándole grandes bajas, así pues el 22 de Febrero de 1995 el alto mando militar ecuatoriano, al informar sobre sus bajas en ese día, reporta 14 soldados muertos y 39 heridos mortalmente, con quemaduras graves, de ahí que el Gral. (R) EE José Gallardo Román dijera erróneamente "los peruanos usan gases y lanzallamas".

(Foto: Lic. Jaime Reyes L., Editor de la Revista "Comando en acción")

 

Luego de su inocultable y deshonroso revés militar Ecuador trata de presentar a la cota 1061 "Falso Tiwinza" como un símbolo nacional sin darse cuenta que con esta actitud lo único que hace es mostrar al mundo el estigma de su ejército, el símbolo de su vergonzosa derrota en el Cenepa, ya que los soldados Ecuatorianos fueron expulsados en forma humillante de un territorio ajeno del que se querían apoderar como vulgares ladrones.

EPILOGO

Las armas las manejan los hombres, y cuando estos no están preparados cometen errores. La diferencia en tecnología bélica, no es sinónimo de éxito en una confrontación, la diferencia en la calidad humana sí, y esta diferencia que las Fuerzas Armadas ecuatorianas no la tuvieron en cuenta en la preparación de su invasión es la que ha permitido que el Ejército Peruano siga siendo glorioso y victorioso en la frontera norte.

"Ecuador ha reconocido que se preparó 14 años, escogió el terreno, compró armamento adecuado y estudió al adversario, pero se equivocó cuando calculó que con el fuego masivo de artillería desde posiciones ubicadas en territorio donde supuestamente no podían actuar las tropas peruanas iban a detener su avance y ocasionarles grandes bajas; como no ocurrió así, tuvieron que apelar al cobarde y traicionero recurso de arrojar minas en las trochas para cubrir su huida, en clara muestra de su inferioridad moral y combativa".

El General de Brigada del Ejército Brasileño Ariel Pereyra Da Fonseca, coordinador de la Primera Misión de Observadores Militares Ecuador-Perú, en una declaración ofrecida a un canal peruano de T.V., luego de constatar in situ las dificultades y otras condiciones adversas que los combatientes peruanos tuvieron que enfrentar en la defensa de su patria, durante el conflicto armado provocado por el Ecuador, y que ellos, con su excelente preparación, amplia experiencia de combate real y gran fuerza moral, supieron superar y vencer, dijo: "los soldados peruanos están entre los mejores combatientes del mundo" elogiando de esta manera la valentía y el coraje de los peruanos en su guerra justa y reconociendo tácitamente la victoria de los combatientes peruanos en dicho conflicto, provocando la indignada protesta ecuatoriana, protesta que no es sino la de un país vencido con baldón y que luego de la batalla del 22 de Febrero de 1995 en la cota 1061 "Falso Tiwinza" tendría que prepararse para negociar su derrota, el Falso Tiwinza ubicado en la cota 1061 fue el Vae Victis de las armas ecuatorianas.

En una guerra la primera víctima es la verdad. En su tiempo, V. I. Lenin escribía acerca de la prensa burguesa: "Miente, alborota, grita, repite la mentira: "algo quedará"", todo eso se puede aplicar perfectamente a la campaña desinformativa y de intoxicación informativa que durante el conflicto del Cenepa, hizo el Ecuador, país que no tuvo escrúpulos en lanzar mentiras y rumores pues sabía que el rumor cuanto más absurdo es, mayor aceptación tendrá.

El Ecuador fue el país que perdió el conflicto del Alto Cenepa así lo reconocen periodistas ecuatorianos sensatos como el periodista ecuatoriano Alexis D. Valencia, quien en la Revista "15 días" de Mayo de 1995 denunció lo siguiente: "El esfuerzo hecho por el gobierno ecuatoriano, de distraer e invertir un promedio de 500 millones de US $ anuales, en la compra de armamento sofisticado dentro de su programa belicista contra el Perú, desde 1981 hasta 1995, fue estéril; Este esfuerzo que se realizó a expensas de dramáticas necesidades sociales no ha servido para avanzar un solo centímetro hacia el Amazonas y apenas para escenificar una victoria de fantasía maquinada como justificación de nuevas exacciones".

En todo conflicto armado el que ataca corre el riesgo de sufrir las mayores pérdidas humanas, porque esta expuesto a todos los peligros, debido al desplazamiento que hace para acercarse al enemigo; en cambio el que se defiende, tiene mayores ventajas, porque no se mueve, generalmente ocupa un terreno elegido con premeditación, fortificado, oculto, mejor si es en la selva, y desde donde puede ver el desplazamiento del enemigo que se aproxima; en el Alto Cenepa a 10 metros dentro del monte, cualquiera pasa sin ser visto.

En consecuencia, Ecuador se infiltró y preparo una posición defensiva en territorio peruano; el Perú se vio obligado a expulsar al invasor, razón por la cual tenía que ir a buscar al enemigo oculto para desalojarlo; eso implicaba atacar en la propia casa. Los peruanos atacaron de abajo hacia arriba, de 800 metros a 2,300 metros.

Con respecto a las bajas presentadas por Perú y Ecuador durante el conflicto del Alto Cenepa, El Perú tuvo 60 muertos (cifra oficial) aunque se presume que él numero de muertos sería superior, esta presunción no pasa de ser una simple especulación sin sustento alguno. No menos mortandad tuvo el Ecuador y no obstante que dicho país dice que tuvo 33 muertos (cifra oficial) lo cierto es que los soldados ecuatorianos muertos enterrados y contabilizados por los combatientes peruanos fueron 200, aunque según el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú, los muertos ecuatorianos serían como mínimo 350, es decir pasarían con creces esa cifra, afirmación que tiene sustento lógico si tomamos en consideración que muchos soldados ecuatorianos, como por ejemplo: el Cabo de Infantería Laureano Abelardo SAGÑAY VILLA, identificado con CI-0068136 (muerto por la patrulla "Tormenta" el 29 de Enero de 1995) y el STte. TRS Robert Ulises BARRERA RODRIGUEZ, CI-0051616 (muerto en enfrentamiento con las tropas peruanas en la Zona de Falso Tiwinza), no aparecen en la lista oficial de soldados ecuatorianos muertos durante el conflicto. Así mismo, de acuerdo con los testimonios de varios combatientes peruanos, en los campos de batalla varias decenas de cadáveres de soldados ecuatorianos quedaron sin ser sepultados, por ejemplo durante la reconquista de todas las alturas estratégicas, de la posición ofensiva-defensiva, dominantes sobre el Falso Tiwinza consumada el 14 de Febrero de 1,995, el helipuerto y las lomas del Falso Tiwinza, donde se desarrollaron las últimas batallas, quedaron sembrados de decenas de cadáveres mutilados de soldados ecuatorianos (era el día 16 de Febrero de 1995 y hasta esa fecha nadie los había recogido), en muchos de esos parajes solo era posible divisar los brazos y piernas de quienes perdieron la vida en el enfrentamiento.

 

monos muertos con deshonra en el Cenepa

LLORANDO POR LOS MONOS MUERTOS DESHONROSAMENTE EN EL CENEPA

ESTE MILICO MONO LLORA COMO PLAÑIDERA POR SUS COMPINCHES MUERTOS CON DESHONOR EN EL CONFLICTO DEL ALTO CENEPA, SOLO MUERE CON IGNOMINIA QUIEN ES ABATIDO INVADIENDO COMO VULGAR LADRON TERRITORIO AJENO PARA APODERARSE DE EL

Durante su deshonrosa derrota en el conflicto del Alto Cenepa, no menos mortandad tuvo el Ecuador y no obstante que dicho país dice que tuvo 33 muertos (cifra oficial) lo cierto es que los soldados ecuatorianos muertos enterrados y contabilizados por los combatientes peruanos fueron 200, aunque según el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas del Perú, los muertos ecuatorianos serían como mínimo 350, es decir pasarían con creces esa cifra, afirmación que tiene sustento lógico si tomamos en consideración que muchos soldados ecuatorianos, como por ejemplo: el Cabo de Infantería Laureano Abelardo SAGÑAY VILLA, identificado con CI-0068136 (muerto por la patrulla "Tormenta" el 29 de Enero de 1995) y el STte. TRS Robert Ulises BARRERA RODRIGUEZ, CI-0051616 (muerto en enfrentamiento con las tropas peruanas en la Zona de Falso Tiwinza), no aparecen en la lista oficial de soldados ecuatorianos muertos durante el conflicto.

Algunos días antes de la firma del acuerdo de paz suscrito por el Perú y el Ecuador el 26 de Octubre de 1998, el Presidente ecuatoriano Jamil Mahuad, respecto a la cuestión de Tiwinza declaró a la prensa que él quería Tiwinza "para la construcción de un cementerio para enterrar a los soldados ecuatorianos muertos en el conflicto del Alto Cenepa", Mahuad también dijo que "durante el conflicto del Alto Cenepa hubo mas de 300 soldados ecuatorianos muertos".

 

En sus "Apuntes de Guerra" el General de División EE Paco Rosendo MONCAYO GALLEGOS reconoce no solo la superioridad de las Fuerzas Armadas Peruanas durante el conflicto del Alto Cenepa sino que hace una descripción acerca del rol decisivo jugado por la Fuerza Aérea del Perú en dicho conflicto, Según el Gral. de División EE MONCAYO los días más álgidos de su relato están fechados el 8, 9 y 10 de febrero de 1995, cuando las tropas ecuatorianas sufren fuertes bajas al entrar en combate los aviones bombarderos Canberra B (I) MK.8 de la Fuerza Aérea del Perú, que en horas nocturnas tomaron por sorpresa a los ecuatorianos, bombardeando sus posiciones con bombas de mas de 1,000 kilos cada una. Según el relato del Gral. de División EE MONCAYO, el 9 de Febrero de 1995 "....se incrementaron los bombardeos de aviación (aviones Canberras B (I) MK.8 y cazabombarderos ligeros Cessna Alfa-37B Dragonfly subsónicos de la Fuerza Aérea del Perú) contra Tiwintza (Zona de la falsa base Tiwinza) impidiendo el avance nuestras tropas (tropas ecuatorianas)". Al día siguiente, 10 de Febrero de 1995, el Gral. de División EE MONCAYO da cuenta de nuevos bombardeos por parte de la Fuerza Aérea del Perú en Tiwintza (Zona de la falsa base Tiwinza) y Banderas y añade la presión que las tropas peruanas ejercían sobre las tropas ecuatorianas "....los bombardeos (de la Fuerza Aérea del Perú) comenzaban a causar estragos", dice el Gral. de División EE MONCAYO.

Algunos días antes de la firma del acuerdo de paz suscrito por el Perú y el Ecuador el 26 de Octubre de 1998, el Presidente ecuatoriano Jamil Mahuad, respecto a la cuestión de Tiwinza declaró a la prensa que él quería Tiwinza "para la construcción de un cementerio para enterrar a los soldados ecuatorianos muertos en el conflicto del Alto Cenepa", Mahuad también dijo que "durante el conflicto del Alto Cenepa hubo mas de 300 soldados ecuatorianos muertos".

Finalmente los hechos demostraron que para el pueblo ecuatoriano la campaña del Cenepa fue la instrumentación de un engaño, hecho por el Presidente Sixto Durán Ballén y la cúpula militar ecuatoriana, que se venía venir desde el momento en que Ecuador pierde la brújula y entrega dócilmente sus armas de negociación.

 

Armas capturadas a los soldados ecuatorianos en todos los campos de batalla del Alto Cenepa y que constituyen verdaderos trofeos de guerra que demuestran no solo el valor sino la invencibilidad de los soldados del Ejército del Perú

 TROFEOS CAPTURADOS AL ENEMIGO EN LOS FRENTES DE BATALLA - PRUEBA DEL VALOR Y DE LA INVENCIBILIDAD DE LOS SOLDADOS DEL EJERCITO DEL PERU Y TESTIMONIO MATERIAL IRREFUTABLE DE LA VICTORIA PERUANA EN EL ALTO CENEPA

Armas capturadas a los soldados ecuatorianos en todos los campos de batalla del Alto Cenepa y que constituyen verdaderos trofeos de guerra que demuestran no solo el valor sino la invencibilidad de los soldados del Ejército del Perú. Estas armas se exhiben en el Museo de la División de Fuerzas Especiales del glorioso Ejército del Perú.

 

Mas armas capturadas a los soldados ecuatorianos en todos los campos de batalla del Alto Cenepa y que constituyen verdaderos trofeos de guerra que demuestran no solo el valor sino la invencibilidad de los soldados del Ejército del Perú

 MAS TROFEOS CAPTURADOS AL ENEMIGO EN LOS FRENTES DE BATALLA Y QUE RATIFICAN EL VALOR Y LA INVENCIBILIDAD DE LOS SOLDADOS DEL EJERCITO DEL PERU QUE EN EL CENEPA DEMOSTRARON SER FORJADORES DE UNA NOTABLE ESCUELA DE VALOR Y DE MAESTRIA EN EL COMBATE. LOS TROFEOS SON UN TESTIMONIO MATERIAL IRREFUTABLE DE LA VICTORIA PERUANA EN EL ALTO CENEPA

Mas Armas capturadas a los soldados ecuatorianos en todos los campos de batalla del Alto Cenepa y que constituyen verdaderos trofeos de guerra que demuestran no solo el valor sino la invencibilidad de los soldados del Ejército del Perú que fueron los verdaderos amos en los campos de batalla del Alto Cenepa

 


 

Ir a la página principal.

 

Contador

 

1