La evaluación del producto debe hacerla tanto el académico como el bibliotecario, tomando en cuenta que quien explotara el recurso adquirido será el académico y  el bibliotecario cumplirá el rol de guía hacia el servicio. La cual debe realizarse en términos de calidad y cantidad.
 

 

 

Calidad : Ante un mismo producto en diferentes medios se debe evaluar cual de ellos es el que  mejor satisface la necesidad del usuario que lo requiere, vigencia de la información.

Cantidad: Espacio de almacenamiento, costos involucrados tanto en la adquisición  como en su uso y la infraestructura requerida para dar un buen servicio en el caso de los medios magnéticos y electrónicos.

La evaluación debe basarse en preguntas con respuestas concretas sobre los perfiles de usuario a los cuales se dará el servicio, Como la Biblioteca  apoyará a través de los servicios los objetivos de la institución?, Que cantidad real de presupuesto se tiene asignado para la adquisición de un medio en particular?.

En el caso que se seleccionen medios magnéticos y/o electrónicos, cual es la infraestructura que se requiere para la implementacion del servicio?, Al elegir un determinado proveedor tener presente cual es el soporte técnico que se obtiene ante la compra de un medio diferente al impreso?

                                    

                  Anterior