Amor que anida en mi alma
tímidamente  iluminas,  floreces
como rayo de sol
te escondes, desapareces.


Sigiloso, desconfiado
alojado en mi corazón y allí lo meces.
En luz, sombras
violencia, quietud, permaneces.

 

En secreto, dentro de mí
el alma ,estremeces.
¿Hablan los ríos?...¿Cantan las hojas?
Si...con éste sentimiento
¡Que crece y crece!