NATHALIA

 

El misterioso ciclo de la vida


El sonido lento y triste de la lúgubre realidad de este mundo
donde sus tormentosas voces se convierte en un gemido silencioso
de la ausencia de los sentimientos del hombre;
que nos anuncia; cuál misterio oculta la rosa fresca y lozana
que es tan bella en la primavera de su vivir, sin embargo
se marchita y desaparece en el invierno de sus últimos días
Y así, la vida del hombre llega un tiempo a sucumbir
cuando el invierno de sus días se acercan
cuando temeroso su corazón acalla su sentir
Mientras el reloj mudo y severo con su manecilla infalible
va marcando las horas del monótono tic tac
las horas de sus días, meses y años
que se van deslizando en un curso irresistible
Cual se empujan y suceden los vientos
que golpean los árboles llegado de una tierra lejana
Cual sucumben y golpean los oleajes del mar
a las rocas del peñasco sin fin.

Todo vuela, todo pasa...todo cambia
Desde el río sonoro que se pierde
en la pradera de lejana inmensidad
hasta el eco que retumba y se apaga temeroso
en los innumerables espacios de la extensa soledad
Y todo es un misterio...el misterioso ciclo de la vida


Donde nada es casual, sino más bien está regido
por un travieso destino que guarda sus secretos
más profundo y son revelados como una gran sorpresa
en la quietud de nuestras vidas
Y nada se detiene, todo prosigue
lento o acelerado
perturbador o calmo....no importa cómo,
sino avanza...prosigue!

Que silencio tan profundo y provechoso guarda la muerte
cuando ella aparece al desvanecerse el tic tac del reloj
como llega el temor y las lagrimas del corazón
al sentir su latido suave y casi quieto
Mientras que la vida eleva su más dulcísima plegaria
que exhala ante el altar de la
experiencia vivida; sea está buena o mala

Y así las flores de nuestra juventud
se deshojan y apagan nuestro llanto
cómo se apaga el eco de la olas
en las playas solitarias del mar
Y todo es un misterio....el misterioso ciclo de la vida

Y es allí, en ese momento que la escena
de nuestra vida pasará como una película sin titulo
frente a nuestros ojos los momentos que vivimos
sin poder siquiera detener o cambiar el guión
que nosotros mismos escribimos con nuestras acción
al transcurrir el tiempo de nuestras
vivencias y experiencias

Triste sería sin duda alguna
que al final de la película aparezca frente a nosotros
un final no deseado, no esperado por nuestras almas
Pero más triste aún sería para nuestro corazón luchador
percibir y descubrir que en todo este tiempo
nuestro ser no se ha arriesgado a modificar el guión
por uno tal vez mejor, o quizás tan solo
dar otras pautas de una posible opción
de mejorar las palabras existente en el guión.

Tal vez haya o no oportunidad de poder
nuevamente escribir en las blancas páginas
que sé nos presenta frente a nuestra mirada
pues en la juventud de nuestros días nos encontramos
y aún no siendo así......
aún en las noches otoñales de nuestras vida estemos
y frente quizás a nosotros el final de nuestra historia.

Lo importante de todo este poema sin sentido
quizás radica que en nuestras manos
aún podemos escribir
nuestras plumas aún contengan tintas
y puedan expresar su sentir
de cambiar o no el final del guión de nuestra vida

El sonido lento y triste de la lúgubre realidad
no nos dará las respuestas de cuál es
el misterio que encierra la vida misma
Más bien lo hará el alma
que en su quietud y calma
susurra a cada paso que da nuestra vida
donde se encuentra la estrofa que cambiará cuando el silencio de la noche
se llegue a modificar o no......
...el misterioso ciclo de nuestra vida