hijos_jacob

HIJOS DE JACOB

        Jacob, Patriarca hebreo del Antiguo Testamento. Fue, de acuerdo con esta fuente, hijo de Isaac y de Rebeca y hermano de Esaú, a quien le compró y obtuvo con astucia la primogenitura a cambio de un plato de lentejas. Su figura es representada como un ser hábil, intelingente, astuto y perseverante. Tras adquirir el derecho de primogenitura hubo de marcharse a la casa de su tío Labán a fin de escapar de las iras de Esaú. Allí, despues de trabajar durante catorce años, pudo casarse con Lía y Raquel, hijas de su tío. Más tarde, y enriquecido a costa de Labán, regresó a Canaán, reconciliándose con Esaú. Vivió algún tiempo en Sukkot y en Siquem, pero el rapto de Diná, su hija, y la matanza de los siquemitas le obligaron a huir a Beth-El y luego a Hebrón, donde asistió, junto con Esaú, a la muerte de su padre Isaac. Desde aquí partió a Egipto, adonde fue llamado por José, uno de sus hijos, instalándose en el país de Gosen. De sus esposas y de sus dos esclavas, Zilpáh y Bilhá -que lo eran de Lía y Raquel- tuvo docce hijos y una hija.

CON LÍA (Lea)
RUBÉN (Reuben): Su bandera era roja con la imagen de unas frutas silvestres (las mismas que el propio Reubén regaló a su madre Lea). Rubén (en hebreo, 'he aquí un hijo varón'), en el Antiguo Testamento designa al primogénito de Jacob y Lía, que defendió a su medio hermano José del resto de sus hermanos. Jacob le privó de los derechos de primogenitura por haber mantenido relaciones con una de sus propias concubinas. Fue el antepasado directo de la tribu de los rubenitas, que se instaló en Mishor —la región septentrional de Moab situada al este del río Jordán— y que limitaba al sur con el río Arnón y al norte con Galaad (hoy parte de Jordania). Los miembros de esta tribu eran pastores que defendían sus dominios con las armas. Junto con los gaditas, los rubenitas fueron deportados por el rey asirio Teglatfalasar III que reinó del 745 al 727 a.C. Se cree que el relato del destino de Rubén que presenta el Génesis pretende explicar la rápida decadencia de la tribu que llevaba su nombre.
SIMEÓN (Shimón): Su bandera era verde con la imagen de la ciudad de Shejem (la que él destruyó junto a su hermano Levy porque allí violaron a su hermana Diná). Simeón, segundo hijo del patriarca Jacob. Su padre le censuró la violencia que había empleado con los habitantes de Siquem, y al morir, se negó bendecir a su tribu.
LEVÍ (Levy): Su bandera era un tercio blanca, otro negro y el resto roja con la imagen del pectoral del sumo Sacerdote (pues de él descienden todos los Sacerdotes). Leví, en el Antiguo Testamento, tercer hijo de Jacob y Lía (Gén. 29,34) antepasado epónimo de la tribu de Leví. Participó con su hermano Simeón en la matanza de los habitantes cananeos de Siquem para vengar el honor de su hermana Dian (Gén. 34), acción por la que Jacob pronunció una maldición sobre ambos (Gén. 49,7). Durante el cautiverio egipcio, la casa de Leví se dividió en tres familias: Gersón, Caat y Merari. A los descendientes de Leví se llamaron levitas. También Leví, según el Nuevo Testamento, es otro nombre del apóstol san Mateo.
JUDÁ (Iehudá): Su bandera era color cielo con la figura de un león (con el que fue comparado por su gran fuerza). Judá, en el Antiguo Testamento, nombre del cuarto hijo de Jacob y de una de las 12 tribus de Israel. Es posible que el relato de este hijo de Jacob refleje la historia primigenia de su tribu (Gén. 29; 35; 38). Según el libro de Éxodo, la tribu formó la vanguardia de la travesía del desierto tras la salida de Egipto, y los siguientes libros bíblicos que registran la historia posterior de Israel destacan a Judá como predominante. Tras el reinado de Salomón, rey de Israel y de Judá, las tribus de Judá y de Benjamín formaron un reino separado (1 Re. 12; 2 Re. 25) y quedó el reino de Israel en el norte y el de Judá en el sur.
ISACAR (Isajar): Su bandera era color negro azulado con la figura del sol y la luna (pues ellos eran grandes sabios en todos sus movimientos y en la astrología en general). Isacar, en el Antiguo Testamento (Gén. 30,18), noveno hijo del patriarca hebreo Jacob y de Lea, su nombre puede significar 'Dios da recompensa', fundador tradicional de la tribu de Israel que lleva su nombre. Según el historiador judío Flavio Josefo, el territorio de Isacar se "extendía desde el Carmelo hasta el Jordán a lo largo y hasta el monte Tabor a lo ancho".
ZABULÓN (Zebulún): Su bandera era blanca con la imagen de un barco (ya que ellos importaban mercadería de países extranjeros a través de barcos). Zabulón o Zebulón, en el Antiguo Testamento, décimo hijo del patriarca Jacob, sexto hijo de Lía (Gén. 30,19-20; 35,23), y nombre de una de las doce tribus de Israel. Al parecer, el territorio de Zabulón se situaba en el norte de Palestina, e incluía la región en la que creció Jesucristo. La tribu luchó con ferocidad contra los cananeos al mando de Sísara (1 Jue. 5,18) y proporcionó hombres al juez israelita Gedeón y al rey David. Es probable que los miembros de la tribu fueran deportados por el rey asirio Teglatfalasar III, que reinó entre el 745 y el 727 a.C.
DINÁ
CON RAQUEL
JOSÉ (Iosef): Sus banderas eran de color negro intenso con la imagen de egipto (ciudad donde se criaron ambos). José (en hebreo, ‘él añadirá’), en el Antiguo Testamento y en el Corán, el undécimo hijo del patriarca Jacob, o Israel, hijo de su esposa favorita, Raquel. Según el relato de Génesis 30-50, José fue el primogénito de Raquel; el Corán presenta un relato similar a la narración bíblica, y lo denomina Yusuf. José fue objeto de la envidia de sus hermanos, en particular después que Jacob expresara su preferencia por él regalándole una túnica especial, y le vendieron como esclavo. Llevado a Egipto por su amo, José se ganó el favor del faraón al interpretar sus sueños y profetizarle siete años de prosperidad, tras los cuales llegarían siete años de penurias y escasez. El faraón nombró a José primer ministro y le encargó almacenar alimentos para ser utilizados durante los siete años de hambre. Cuando llegó la época de las llamadas vacas flacas, Egipto consiguió sobrevivir gracias a la previsión de José. Los hermanos de José llegaron a Egipto en busca de alimentos y José les reveló su identidad. Tras la reconciliación, Jacob trasladó a toda su familia a Egipto y se asentaron en Gosén, donde sus descendientes residieron y se multiplicaron hasta ser liberados por Moisés. El relato de José fue utilizado por el autor del Génesis para reseñar la presencia de los israelitas en Egipto antes del éxodo. Durante la travesía por el desierto, Moisés llevó consigo los huesos de José y más tarde los enterró en Siquem.
BENJAMÍN (Biniamín): Su bandera era una mezcla de todos los colores mencionados con el gráfico de un lobo (por el mismo motivo). Benjamín, en el Antiguo Testamento (Gén. 42-45), hijo menor y más querido del patriarca Jacob (habido de su matrimonio con Raquel, quien murió al dar a luz) y fundador de la tribu israelita de Benjamín. Los guerreros de dicha tribu tuvieron fama de dominar el arco y de ser hábiles en el manejo de su mano izquierda. Su territorio se hallaba en la margen occidental del río Jordán entre las regiones habitadas por las tribus de Efraím y Judá. Tanto Saúl, primer rey de Israel, como san Pablo pertenecieron a la tribu de Benjamín.
CON ZILPÁH
GAD (Gad): Su bandera era una conjunción del negro con el blanco, probablemente gris, con la figura de un campamento (como también fue comparado por el patriarca Iaacob). Gad (en hebreo, 'fortuna'), nombre de dos personajes del Antiguo Testamento. El más importante fue Gad, hijo del patriarca Jacob y de Zilpá, una esclava de Lía, esposa de Jacob (Gén. 35,26). Se cree que fue el antepasado de la tribu de Gad, que conquistó o a la que se asignó una franja de territorio al este del río Jordán, de unos 40 km de anchura, y que se extendía de la costa sur del mar de Galilea (o lago Tiberíades) hasta casi la costa norte del mar Muerto (Núm. 32). Se trataba de una tribu guerrera y se reseña que en determinado momento prestó gran ayuda al rey David. Los gaditas fueron conquistados en el siglo VIII a.C. por el rey asirio Teglatfalasar (reinó en el periodo 745-727 a.C.), según 1 Crónicas 5,26, y tras su deportación a Asiria no vuelven a ser mencionados. Otro Gad era un vidente de la corte del rey David. Escribió un libro de los hechos de este rey (1 Crón. 29,29) y también contribuyó al arreglo de los servicios musicales en la "Casa de Yahvé" (2 Crón. 29,25). El nombre se aplica también a una divinidad semítica occidental y meridional mencionada en el Antiguo Testamento. Según Génesis 30 "trátase de un dios de la fortuna y su nombre significa la buena suerte que llega de modo inesperado".
ASER (Asher): Su bandera era de color amarillento, con la figura de un olivo (pues su territorio era rico en estos frutos).
CON BILHÁ
DAN (Dan): Su bandera era negra con la imagen de una víbora (pues a ella lo comparó el patriarca Iaacob, Jacabo). Dan, en el Antiguo Testamento, hijo mayor del patriarca Jacob y Bilhá, criada de Raquel, esposa de Jacob, quien al verse estéril se la cedió a su marido para que concibiera un hijo (Gén. 30,4). Es el antecesor epónimo de una de las doce tribus hebreas. Originalmente, su tribu se asentó al suroeste de la tribu de Efraín, aunque según el libro de los Jueces, una parte emigró —por presión de los filisteos— al extremo septentrional de Palestina, donde destruyeron la ciudad de Laish y la reconstruyeron con el nombre de Dan.
NEFTALÍ (Naftalí): Su bandera era semejante a la de un vino aguado, vordo-rosado, con la figura de una gacela( ya que era muy veloz).

 

1