ЁHwww.oocities.org/es/toldorock/esp2002.htmwww.oocities.org/es/toldorock/esp2002.htmdelayedxЯ╘J                    ╚ашo\OKtext/htmlpс0`╘\    bЙ.HThu, 29 May 2003 18:08:48 GMT"Mozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, *Я╘J\ ESPARRAGO Para todos. Como mola...

ESPARRAGO ROCK 2002

A pesar de que el cartel de la presente edición 'Espárrago 2002' no presentaba propuestas tan interesantes como en otros años, la primera jornada del festival agradó, sorprendió y ayudó a olvidar el insoportable calor de estos días. Esa es una de las quejas que más se escuchaba dentro y fuera de bambalinas: el calor, y con razón ya que los primeros conciertos están programados a las 18.00 h.

Orishas tuvieron la responsabilidad de abrir la jornada musical con el sol de cara, un calor insufrible y un público ansioso de bailar al ritmo de los sensuales cubanos. Y así fue, tras un comienzo indeciso, sacaron sus mejores galas y exprimieron un repertorio acertado por ser una imperiosa invitación para al cuerpo. Mientras tanto, en el escenario 'La reina de los condenados', Antonio Orozco se dejaba la piel sobre el escenario.
Otro de los platos fuertes de la jornada venía de la mano de Dover que se llevó al público de calle y pusieron un toque de naturalidad en el escenario de los grandes. Los madrileños combinaron los mejores temas de su último trabajo con los clásicos que el respetable esperaba. El final del espectáculo de la banda de las hermanas Llanos, será recordada sin embargo, por el desnudo del batería del grupo (que no dudó en ponerse delante de miles de personas haciendo el pino mientras lucía el tatuaje de su espalda, entre otras lindezas) y por las botellas de agua que repartieron entre los sufridos asistentes.

Vieja gloria del pop
Por otro lado, Iggy Pop (la vieja gloria que cambió el rumbo del rock contemporáneo) demostró que los años no pasan igual por todos los mortales y que a él le queda mucha energía que liberar sobre el escenario. Las firmes medidas de seguridad que movió el cantante no impidieron que 'la iguana de Detroit' bajara de los altares para mezclarse con el público lo que provocó un momento de tensión entre un encargado de seguridad y una parte del público. Iggy Pop es así, políticamente incorrecto aunque musicalmente intachable, todo un espectáculo para los sentidos.
En el escenario paralelo, el flamenco se enfrentaba a la difícil tarea de competir dignamente con las cabezas de cartel. La Chiqui, el Barrio, Segundo Falcón y Javier Barón derrocharon arte y ritmos flamencos de calidad aunque, en todo momento minoritarios.
Ya de madrugada, le tocó el turno a los de Shirley Manson (Garbage) que dieron unas lecciones de buena música con un directo insuperable. El único fallo pasó por la elección de un repertorio más centrado en el último disco, donde la banda ha dado un giro musical sorprendente con la mezcla de soul, rhythm and blues, punk y rock salvaje. Sin embargo el público echó en falta retazos del pasado y algo más de implicación en el espectáculo. Un apunte, alguien debería informar a cantante de Garbage que, aunque intentó animar al respetable pero no tuvo en cuente que en España, y más en Andalucía, el nivel de inglés en los jóvenes deja mucho que desear. Una de las causas de que la edición 'Espárrago 2002' no consiguiera llegar al sobresaliente fue la ausencia de Fangoria, por enfermedad. La tarea de sustituir este vacío recayó en los mejicanos 'Jaguares' que cumplieron su función con demasiada discreción.

El que sí cumplió las expectativas con creces fue Enrique Bunbury que demostró calidad, saber estar en un escenario y dejó a su público encantado. "Eres el más grande" gritaba un chica que no pudo contener la emoción ni las lágrimas mientras daba gracias al creador por que pusiera a Bunbury sobre la faz de la tierra. El antiguo líder de 'Héroes del Silencio' se dio un auténtico baño de multitudes y preparó el terreno para su próximo disco, cuya salida está prevista que se haga realidad en el 2003, se gún declaró el cantante.
Escenario Espárrago: Orishas, Dover, Iggy Pop, Garbage y Bunbury
Reina de los condenados: Antonio Orozco, La Chiqui, El Barrio, Segundo Falcón & Javier Barón, Jaguares y Tabletom.
F Universe: DJ Fabián, MR. R.C. aka Rasco, Sideral, Felipe Volumen, Richie Hawtin y Javi Unión
F Electro: DJ's Telephunken vs. Los Chicharrons DJ's, Wagon Cookin, Junior, José Callado, Pedro Canales, entre otros muchos.


Sugarless en el festival
NOCHE DE LUJO CON GARBABE E IGGY POP
(Cronica remitida por agencias)
EFE- IDEAL- Garbage e Iggy Pop pusieron la nota de lujo en la noche más internacional del Festival Internacional Espárrago Rock en Jerez de la Frontera. Los españoles Bunbury y Dover completan el grupo de las actuaciones más destacadas en el escenario principal del certamen jerezano.
La decimocuarta edición del Espárrago, la cuarta de ellas en la localidad gaditana, se inauguró con la noticia de la cancelación del concierto de Fangoria, el grupo de Alaska y Nacho Canut, por enfermedad.
Ayer, en la primera jornada oficial del Espárrago tras la fiesta de presentación del jueves, miles de personas comenzaron a llegar a las cercanías del Circuito de Velocidad, y acamparon en las zonas habilitadas al efecto antes de acceder al recinto para asistir a los conciertos.
Los asistentes al certamen pudieron participar anoche en Jerez en uno de los más intensos conciertos del mítico Iggy Pop, que desgranó sobre el escenario lo mejor y más conocido de su repertorio de más de 30 años de carrera.
El rockero de Detroit saltó al escenario y no paró de cantar, bailar, gritar y despegar su espectáculo hasta la última canción, en una actuación que fue de las más esperadas de la noche, y el ex compañero de fatigas de David Bowie no decepcionó a nadie.
Otro de los momentos más intensos de la noche llegó con el grupo que forma la escocesa Shirley Manson junto a tres gigantes de la música como Steve Marker, Duke Erikson y Butch Vig: Garbage.
En esta ocasión Butch Vig, mítico productor y artífice del sonido de grupos como Nirvana y Smashing Pumpkins, no viajó con el resto del grupo por encontrarse convaleciente de una enfermedad.
La actuación de anoche en este festival de Garbage ponía punto y final a la gira que durante un mes ha llevado al grupo por tierras europeas.
Sus compañeros salieron al escenario hacia la una de la madrugada y, sin duda, congregaron a la mayor cantidad de público de toda la noche.
El magnetismo de Shirley Manson y la fuerza de las letras y las canciones en directo hicieron las delicias de los más de 10.000 asistentes que corearon las canciones más conocidas de Garbage, desde el "Boys and girls" que cantaron casi al comenzar hasta el "Paranoid" y su himno "Stupid girl", para el que los asistentes tuvieron que esperar hasta casi el final del concierto.
Los cubanos Orishas, con su mezcla de rap y hip hop con la música cubana, inauguraron el Espárrago 2002 e hicieron saltar al público a pesar de la hora (las siete de la tarde) y el calor.
El trío cubano presentó ante el público en Jerez su nuevo disco "Emigrante" y dieron una lección de fusión musical.
Después actuaron en el escenario principal del certamen los madrileños Dover, que trajeron lo mejor de su último trabajo "I was dead for 7 weeks" y no decepcionaron a nadie e hicieron un repaso por lo mejor de su trayectoria.
Bunbury puso el cierre al escenario principal cuando salió al escenario pasadas las tres de la mañana.
El ex de Héroes del Silencio interpretó los mejores temas de su aventura en solitario y fue una de las sorpresas más agradables de la noche.
Otro de los escenarios importantes del Espárrago, La Reina de los Condenados-Flamenco viene del sur, fue inaugurado por Antonio Orozco, ya que los mexicanos Jaguares pasaron a cubrir la baja de Fangoria y no saltaron al escenario hasta las dos de la mañana.
También pasaron por este escenario los malagueños Tabletom, con su carismático líder Rockberto, y las actuaciones flamencas de los gaditanos El Barrio, de La Chiqui y Segundo Falcón y Javier Barón.
DESDE la fatídica lluvia torrencial que terminó con la edición del 2000 al festival de música independiente más barato de Europa le está costando levantar cabeza. El pasado año se arriesgó con grupos internacionales de la talla de Placebo, Beck y Neil Young, pero le salió mal la jugada y tuvieron que devolver miles de abonos por falta de público. Ese debe ser el motivo de la precaución que ha mostrado la organización del Espárrago Rock a la hora de plantear el cartel de la presente edición.
El festival no pasa por su mejor momento a pesar de llevar catorce años de tradición, ya que la sombra de la suspensión de hace dos años aún planea sobre los asistentes y sobre las arcas de los organizadores. A esto hay que añadirle la inmejorable propuesta que ha preparado el Festival Internacional de Benicàssim para el mes de agosto. Este festival cuenta con un respaldo presupuestario con el que no puede competir el de Jerez, aunque lo intenta.
Sea como fuere, la gente acudió al circuito de velocidad de Jerez a ver a sus artistas favoritos y disfrutó, aunque cada uno cuenta la experiencia según le ha ido. En general las mismas quejas de siempre: el horario de los conciertos que comenzaba a las seis de la tarde, los autobuses que supuestamente recorría cada media hora los 4 Km que separaban la zona de acampada de la de conciertos y que costaba 1,50 euros por cabeza, las duchas y servicios para los que había que soportar colas de hasta una hora y media, y la ausencia de Fangoria, entre otras cosas.

Oferta ecléctica
Sin embargo, con esta edición se ha demostrado que ni las incomodidades, ni un cartel demasiado comercial para el perfil de este festival impide a 22.000 personas acudir, presenciar y disfrutar de la música en su versión más ecléctica. Según la filosofía china 'de todo lo malo se puede sacar algo bueno', esto es más cierto que nunca en el caso del Espárrago 2002 que consiguió, con la miscelánea de estilos, abrir el horizonte del público al combinar grupos como Amaral y Dover (sobradamente conocidos) con otros como Sober, Sidonie o Big Soul.
La noche del viernes, la más internacional del festival, estuvo marcada por las actuaciones de Orishas, Iggy Pop y Garbage, junto con Dover y Bunbury como representación nacional. El Espárrago arrancaba con bastante éxito en cuanto a la asistencia (que es lo que le importa a la organización) y a la calidad de las actuaciones (que es lo que valora el público).
La noche del sábado prometía ser una velada completa tanto por la oferta musical como por la masiva llegada de aficionados a la música durante toda la jornada. Backyard Babies sorprendió a sus habituales con un giro musical que devolvió a la banda sueca a sus orígenes más duros en la línea del hard punk europeo. La siguiente en actuar fue Amaral que agradó tanto a sus seguidores incondicionales como a los advenedizos por su buen hacer y por la sencillez de los que triunfan desde abajo. A continuación llegó Sober y encandiló al respetable con un directo formidable y unos temas profundos y directos.
El premio gordo del presente festival se lo llevó Extremoduro con la caradura y sinvergonzonería que no han perdido en los nueve discos que tienen en la maleta. El lleno fue absoluto y los temas elegidos con acierto como demostró un público totalmente entregado, que coreaba todas y cada una de las letras. El contrapunto lo pusieron Sidonie. La esperada actuación de los catalanes se vio retrasada por un cambio en el programa lo que les dejó la responsabilidad de cerrar el escenario 'Flamenco viene del sur'. Por fin aparecieron y, tras numerosos problemas de sonido, comenzaron un concierto demasiado flojo. Acabaron desnudándose para intentar salvar lo poco que quedaba, pero ni por esas.
Lo mejor: 'Los Rabanes' teloneros con proyección de futuro, Orishas, Iggy Pop, Garbage, Bunbury, Sober, Extremoduro y Big Soul con los temas de dos anuncios televisivos.
Lo peor: como cada año, la habilitación de la zona de acampada, los horarios poco compasivos con el sufrido público, la ausencia de Fangoria y el descalabro de Sidonie.
2º Dia
DEL POP DE AMARAL A LA SUGESTIÓN SONORA DE "OMEGA"
LA ULTIMA NOCHE DEL ESPÁRRAGO ROCK 2002
El Punk de Backyard Babies, la fuerza de Sober y el mensaje de rock "urbano" de Extremoduro
Un balance oficial de 22.000 asistentes garantizan la continuidad del festival del sur.
Jerez de la Frontera (Cádiz), 14 jul (EFE).- Extremoduro y Amaral triunfaron en la última noche del Festival Internacional Espárrago 2002 de Jerez de la Frontera (Cádiz), en la que también participaron Sober, Hamlet y Enrique Morente y Lagartija Nick, que trajeron al certamen jerezano su espectáculo conjunto "Omega".
En el escenario del Espárrago actuaron también los grupos de la escena independiente española que tocaron en el escenario La Reina de Los Condenados.
El certamen jerezano, que comenzó el pasado día 11 y finalizó ayer, superó las expectativas de público previstas por la organización y alcanzó la cifra de las 22.000 personas, de tal forma que el número de asistentes por día osciló entre las 16.000 y las 18.000 personas.
El momento del festival que congregó a un mayor número de público fue el concierto en el escenario principal de la banda española Extremoduro, con su carismático líder, Roberto Iniesta, a la cabeza.
Los extremeños presentaron en directo en el Festival los temas de su último trabajo "Yo, minoría absoluta", a la vez que hicieron un repaso a lo mejor de su trayectoria desgranando temas clásicos de discos como "Deltoya", "Rock transgresivo" o "Agila".
El dúo Amaral, compuesto por Eva Amaral y Juan Aguirre, logró también conectar con el público del Festival en su actuación en el escenario principal, que registró un lleno absoluto.
Otro momento clave de la noche fue la actuación en el escenario "Flamenco viene del Sur" del cantaor granadino Enrique Morente junto al grupo de rock Lagartija Nick, que presentaron su espectáculo "Omega", que lleva cuatro años recorriendo los escenarios y que anoche congregó a un gran número de público.
El flamenco y el rock se mezclaron en este concierto con las adaptaciones de Lorca y las versiones de Leonard Cohen.
Una propuesta flamenca más tradicional fue la que ofreció hacia las 21 horas en el mismo escenario el joven Ezequiel Benítez, cantaor jerezano, que hizo disfrutar a los asistentes con un repertorio clásico y lleno de fuerza.
Los madrileños Sober, con su propuesta hard-rock, y los consolidados Hamlet fueron otros de los platos fuertes de la noche del sábado.
Asimismo, por el escenario La Reina de los Condenados, ya que por él desfilaron grupos de la escena independiente española como Sidonie, Sunday Drivers, los gallegos Deluxe o Eugene, así como los norteamericanos Big Soul.
Otro de los éxitos de la noche estuvo en los escenarios dedicados a la música electrónica, sobre todo en el Universe, ya que en ocasiones se vivieron momentos de lleno absoluto con las actuaciones de nombres como Jordi Slate, Phantom Beats, Deibeat o Señor Lobo.
El director de Munster Tourin, Francis Cubero, y el responsable de Media Festivals, José María Palacios, aseguraron en rueda de prensa que el Festival Espárrago de este año ha sido todo un éxito, con una gran afluencia de público como lo demuestra la cifra de 22.000 personas que baraja la organización y el hecho de que la zona de acampada, a pesar de haber sido ampliada, se haya vuelto a llenar por completo.
Las empresas organizadoras destacaron a su vez la idoneidad de la ciudad de Jerez de la Frontera y del recinto del Circuito de Velocidad para albergar un festival de estas características, lo que hace que se consolide la presencia del certamen en la localidad.
De hecho, anunciaron que para el Festival Espárrago de 2003, cuando se celebrará la decimoquinta edición y la quinta de ellas en Jerez, se desarrollará un certamen especial.