Hwww.oocities.org/es/tonicues/teleseries.htmwww.oocities.org/es/tonicues/teleseries.htmdelayedxJ rCAOKtext/htmlO0`CAb.HThu, 13 Jan 2005 23:21:42 GMTMozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, *JCA Teleseries
TELESERIES Y PRODUCTORAS EN ESPAÑA

Toni Cuadrado
tonicues@sentic.net
http://www.sentic.net


Si usted ha decidido conectar la televisión lo más probable es que sintonice un anuncio publicitario; pero si tiene la suerte de encontrarse con alguna serie y ésta es de producción nacional, probablemente pertenezca a una de las 3 o 4 productoras que monopolizan la creación de materiales audiovisuales en España.

En nuestro país se ha producido desde los años 90, un proceso de fusión de empresas que, en el sector de las comunicaciones, se manifiesta con la creación de los tres grandes grupos que controlan el sector audiovisual: Telefónica, Grupo Prisa y Correo. Esta situación se enmarca dentro del proceso de globalización mundial que favorece la concentración de poder y de control económico, y que pone a gran parte del planeta en manos de unos pocos poderosos.

Este panorama no sólo afecta a los dueños de los medios de comunicación, sino también a las industrias que generan los productos audiovisuales, que por supuesto, también son empresas y se rigen por las mismas leyes. Estas fusiones y alianzas se producen para crear grupos de empresas con más poder y para ampliar el mercado hacia América y Europa.

De las más de 50 productoras de televisión que existen en nuestro país, el 70 % de los programas de televisión son fabricados por tan solo 16 de ellas; según el “Informe anual de Televisión 1998” realizado por la consultora GECA.

Nuevamente el espectador está indefenso ante la aparentemente variada oferta televisiva, que en realidad, se ofrece desde unas pocas empresas. En realidad, las productoras pueden vender sus productos a diferentes cadenas de televisión, llegando incluso a veces, a producirse competencia por la audiencia entre dos series de la misma productora.

Realicemos un breve recorrido por las productoras españolas para ver de qué programas son responsables:


Función comercial: publicidad encubierta
Función moralizante: niña oriental


Globomedia:
Pertenece al grupo Árbol. Es la productora del conocido showman Emilio Aragón que ha realizado importantes series como: “Médico de familia”, “Periodistas”, “Compañeros”, “Los Serrano”, “7 Vidas”, “El grupo”, “Javier ya no vive solo”, “Casi perfectos” y espacios tan exitosos como “Caiga quien caiga”, “El show de Flo” y “La isla de los famosos”.

Zeppelín TV: Pertenece al grupo Endemol. Algunas de sus producciones son: “El súper”, “El Euromillón”, “Mediterráneo”, “Calle Alta”, “Plaza Nueva”, “Querido maestro” y los conocidos “Inocente, inocente” y “Gran Hermano”.

Gestmusic: Pertenece también al grupo Endemol. Es una de las productoras con programas de más audiencia, como son "Operación Triunfo", "Crónicas Marcianas", "El Bus", "Alta tensión", "Tu gran día", "Hora punta", "Lluvia de estrellas" y "La cara divertida".

Vídeomedia: Productora de la serie “Hospital Central”, versión española de “Urgencias”.

Cartel SA y Grupo Ganga coproducen junto con TVE la serie “Cuéntame cómo pasó”.

Boca Boca: Produce las series “Abogados”, “Al salir de clase”,”Todos los hombres sois iguales” y “El comisario”.

Miramón Mendi: Productora de José Luis Moreno, que es la responsable de teleseries como “Aquí no hay quien viva”.


¿Una pegatina de una conocida empresa de seguridad privada en la puerta?
¿Acaso se producen robos en los platós de televisión?

"Las teleseries no sólo venden productos sino valores que se transmiten en las situaciones y escenarios mostrados. Los guiones son estudiados junto con las empresas financiadoras de cada capítulo".

 

Existen diversas formas de abordar la función que cumplen estas series en el conjunto de la programación televisiva entre las que destacamos principalmente dos:

La función comercial: Es la más evidente. La creación de las teleseries tiene como objetivo cautivar a la audiencia para que las cadenas de televisión rentabilicen los espacios que ofrecen a los anunciantes y los puedan alquilar más caros.

De ésta forma contemplaremos anuncios antes, durante y después de la emisión. Pero además también contemplaremos la publicidad encubierta en la serie. Algunas teleseries ya contemplan el propio escenario y las situaciones orientadas al objeto de hacer publicidad: la acción transcurre en un supermercado, en un bar, o por ejemplo, como pudimos ver en “Médico de familia” el guión se supedita a las necesidades de las empresas que aportan financiación: Nacho adquiere un monovolúmen cuya marca se puede ver claramente de forma intencionada.


Publicidad encubierta de bebidas alcohólicas
Banesto, Telefónica, Coca-Cola, San Miguel, Puleva ... etc; son marcas que aparecen de forma encubierta en series como “Compañeros” o “Periodisitas”. Esta es una de las principales fuentes de financiación de las productoras que obtienen grandes beneficios introduciendo estos productos (incluso alcohol y tabaco) en los argumentos de las teleseries.
A este apartado habría que añadir el “Merchandising” que acompaña a los programas.

Uno de los casos más claros es el programa “Operación Triunfo” cuyo objetivo es fabricar estrellas para vender sus productos.

La función moralizante: Es otra de las dimensiones que motivan a las factorías de ficción televisiva. Las historias, los personajes, las situaciones, los escenarios, las indumentarias, etc.; son estudiadas cuidadosamente para educar y mantener los valores dominantes.

La idea de familia en la serie “Cuéntame como pasó”, el éxito profesional en la serie “Periodistas”, el concepto del bien y del mal en la serie “El comisario”, son ejemplos sobre el modelo que transmiten estas producciones.

En la actualidad se han ido poco a poco incorporando en las teleseries (y en las campañas de publicidad de las cadenas de televisión: “telecinco, doce meses doce causas”, “gala benéfica de inocente, inocente”, etc.) valores educativos que se están fomentando desde el ámbito educativo.

Pero sin duda, no hay ninguna voluntad clara de transformar la realidad sino más bien es un intento de lavar la cara para mejorar la imagen.

Veamos un ejemplo cualquiera: Podemos ver a Emilio Aragón en la serie “Javier ya no vive solo” representando a Javier, una persona muy preocupada por la problemática social, el racismo y los derechos humanos. Pero, aunque los guionistas hayan incorporado estos temas de actualidad (con el fin de aumentar la audiencia, claro), con toda seguridad, en algún espacio publicitario veremos el anuncio de “El Corte Inglés”, o bien al final de la serie se mostrará un subtítulo: “vestuario cedido por: El Corte Inglés”. ¿Alguien ha visto a algún vendedor o vendedora de raza negra en estos grandes almacenes?
Con el alcohol y el tabaco pasa lo mismo: José Coronado aparece en la serie “Periodistas” fumando de manera que se ve claramente la marca Camel. Emilio Aragón muestra en “Médico de familia” conocidas marcas de bebidas alcohólicas. ¿Podemos creernos que realmente están luchado contra la droga?

Nos es difícil comprobar que estas estrategias de manipulación funcionan y que la producción audiovisual es uno de los negocios más rentables para las multinacionales que pretenden crear un tipo de consumidor ideal. La audiencia de “Gran Hermano” supera todas las previsiones, los discos de “Operación Triunfo” se convierten en superventas en tiempo record. Programas como “Crónicas Marcianas” y “Tómbola” son seguidos de forma religiosa por millones de telespectadores que inevitablemente también están siendo moralizados y educados para el consumo de los productos que se anuncian.

Como conclusión, queda volver a recordar la necesidad de educar para los medios de comunicación, ante los que estamos expuestos, no solamente los niños y adolescentes, sino toda la población.

Elaborado por Toni Cuadrado

Sentic.Net