Todavía puede verse el pueblo completamente nevado, aunque sólo en los años muy frios. Lo habitual es despertar y ver todo el campo blanco, cubierto por una capa de escarcha que se mantiene hasta bien entrado el dia.

 

 
   
     
Antiguamente, los carnavales era una de las fechas señaladas, los mozos se disfrazaban con cuernos y pieles de vaca y con cencerros.
Actualmente, todavía hay quien hace chorizos y morcillas, aunque ya no hay ganado en el pueblo y deben comprar la carne para después especiarla y embutirla.