Cada vez más personas prefieren pasar sus vacaciones estivales en un ambiente tranquilo y relajado con baños en los rios cercanos y disfrutando de meriendas al aire libre, puede visistarse la cercana ermita de la Virgen del Montesino y bañarse en el remanso del rio Gallo, aunque la principal atracción son las fiestas patronales se celebran el primer fin de semana de agosto, el pueblo se llena de visitantes, familiares y amigos, dispuestos a disfrutar de unas vacaciones tranquilas en plena naturaleza.