đHwww.oocities.org/es/trepamonio/abramania.htmwww.oocities.org/es/trepamonio/abramania.htm.delayedxŮ{ŐJ˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙˙Č ě…é%OKtext/html€¨Á)°é%˙˙˙˙b‰.HMon, 19 Aug 2002 20:27:03 GMTPMozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, *Ů{ŐJé% Si tuvieramos que vincular a tres de las religiones que mas fervor fanático y enfermizo han despertado en todo el mundo, el de

LA SINDROME ABRAHAMANIACA

 

Si tuviéramos que vincular a tres de las religiones que más fervor fanático y enfermizo han despertado en todo el mundo, Abraham sería  el denominador común. Abraham es una palabra de origen hebreo que significa “padre de una gran multitud, pater familias”. Él fue el supuesto “elegido”. El Patriarca a quien dios se dirigió para cumplir la gran promesa; “De ti nacerá un gran pueblo”. Tan grande que de el se consideran descendientes el pueblo judío, xtiano y musulmán.

 

El principio de esta desafortunada fábula se sitúa en el sur de Mesopotamia, hacia el siglo XX antes de cristo. Esta tierra estaba poblada por tribus seminómadas autosuficientes sumidas en una estructura patriarcal.

Abraham emigró de la tierra de sus padres para dirigirse hacia la tierra prometida por su único diós  “... te convertiré en un gran pueblo, te bendeciré y haré grande tu nombre, que será fuente de bendición. Bendeciré los que te bendigan, pero maldeciré los que te maldigan. Todas las familias de tu país se valdrán de tu nombre para realizar su bendición.” (Gn. 12, 1-2). 

ruta que supuestamente realizó el patriarca

 

Como nos muestran las escrituras, el supuesto dios no escatimó esfuerzos en despertar la autoestima de Abraham. A sido tal el éxito de la síndrome Abrahamaniaca nacida de la fórmula  DIOS + PUEBLO ELEGIDO + TIERRA PROMETIDA =  VERDAD ABSOLUTA”,  que varias sectas faltas de originalidad la han utilizado para despertar el orgullo de adeptos faltos de autoestima. Un claro ejemplo es el de los mormones.

 

Las culturas que pretenden distinguirse de las demás por medio del favoritismo divino, no solo exhiben su arrogancia, sino que demuestran su peligrosa naturaleza absolutista, posible detonador de fascismo espiritual, cultural y político.

 

Las reglas morales impuestas por los monoteístas, también conocidas como mandamientos, a civilizado a los pueblos primitivos con el fin que adquirieran cierto sentido de civismo y disciplina, imprescindible para la armonía, que ha permitido a los gobernantes religiosos controlar la clase obrera y destinarla a maniobras militares, políticas e imperialistas como han sido las Guerras Santas o La Inquisición.

 

Próximamente; Judaísmo, Islamismo y Cristianismo

ˇah, pos yo tamién quiero ser elegido!