ðHwww.oocities.org/es/trepamonio/elsufrimirntocristiano.htmwww.oocities.org/es/trepamonio/elsufrimirntocristiano.htm.delayedxý{ÕJÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÿÈ0%†ÀOOKtext/htmlpñÁ)°ÀOÿÿÿÿb‰.HMon, 09 Sep 2002 02:02:21 GMT]Mozilla/4.5 (compatible; HTTrack 3.0x; Windows 98)en, *ü{ÕJÀO Estaba yo en mi mundo reflexionando sobre la enfermiza obsesión cristiana de amar la sumisión, la abstinencia y el sufrimiento

 

 

El sufrimiento cristiano

 

 

Iba yo de camino a mi casa reflexionando sobre la enfermiza obsesión católica de amar la sumisión, la abstinencia y el sufrimiento, cuando de repente se me ocurrió la fantástica idea de realizar un estudio sobre el comportamiento de los cristianos. ¿Pero que sabía yo sobre el sufrimiento físico más allá de mis sesiones pictoricocorporales con mi tatuador? Me temí que mi desconocimiento e incomprensión sobre el tema se debía a la sólida base de la ignorancia empírica.

 Pensé que lo mejor sería dejarme asesorar por algún diablo sabio. Así pues, solicité los servicios de Agaliarept, capitán general en la jerarquía demoníaca. Este tiene el poder de descubrir los secretos mas recónditos en todas las cortes y todos los gabinetes del mundo y todo tipo de secretos en general. Si le preguntaba sobre la vida monástica y la rutina de los ciudadanos del vaticano, seguro que encontraría alguna respuesta. Para realizar la debida invocación me metí de peyote hasta el culo. El efecto de la droga no tardó en aparecer y en consecuencia se presentó un diablo...

- Perdón, no es mi intención ofenderle pero havia invocado a Agaliarept...

- Si, lo sé, pero está muy ocupado negociando con un tal Bush.  Por lo visto quiere comprar el alma de Eminem para que añada mensajes subliminales fascistas en su nuevo disco. Mi señor me ha dicho que te diga que eres un puto cabrón, la última invocación le hiciste la pirula prometiéndole el alma de Lina Morgan. No la obtuvo puesto que ella es un personaje de ficción... Yo soy Botis, comandante de las legiones dedicadas al saber y a la ciencia, puedes preguntarme a mi.

( personalmente nunca he simpatizado con el sistema de jerarquía militar de los demonios )

Le expuse mis inquietudes y me respondió...

- ¿Pues tío, deberías experimentar el sufrimiento cristiano...

- ¿y como?

- Joder, no sé... prueba con una sesión sado...

- Claro, los cristianos encuentran placer en el sufrimiento, el sado es exactamente esto... grácias demonio... 

 ¿cómo no se me había ocurrido ami?

- Es que se te ha ocurrido a ti capullo. Yo solo soy un producto de tu imaginación estimulada por el peyote, que por cierto ya está perdiendo efecto. Por consiguiente me las piro....

- Gracias demonio... digo... gracias a mi mismo por mi ayuda....

               - De nada capullo, nos vemos en otra invocación...

 

Tanto me recuperé del bajón de la droga, me dispuse a buscar servicios sado en páginas amarillas. Incomprensiblemente no encontré nada....

Finalmente llamé a un número que encontré en una de las revistas porno a la que estoy suscrito...

Helena; “Mi conejito está buscando una dulce zanahoria para comer. Puedes follarme, insultarme y pegarme”. Su spot era “Al pan pan, al vino vino y tu pepino en mi chumino”.

 

Helena? Mira te cuento... (bla, bla ,bal)

Helena; pues mira pichón, yo pegar no, por que no sé. Pero si quieres pegarme tu a mi, puedes por un plus de 40 euros... no vale en la cara ni en el coxis...

- Ostras, pues la verdad es que este tipo de servicios no me interesan, yo quiero que me hagan sufrir...

- Lo siento, pichoncito...

- Ala, pues nada adiós, y perdón por las molestias...

- ...nada nada, ya sabes. Y recuerda; ”al pan pan, al vino vino...”

- ...y mi pepino en tu chumino. Ya sé, ya sé grácias... lo tendré en cuenta, adiós.

Finalmente di con los servicios de una auténtica pro. El escenario sería mi piso, mismamente....

Y empieza el festival:

La mujer se tomaba muy en serio su trabajo y se preocupaba por la calidad del servicio...

Me dio un primer azote en el culo y me preguntó...- ¿Eres feliz?

- Perdón?

¡PLAS! Otro azote. - Que si eres feliz...

- Joder... ¡No te pases tía que te suelto una ostia!

- Lo siento, yo ofrezco servicio sado. Si quieres ser el agresor te puedo recomendar a ...

- Sí, sí... a Helena. Ya sé; Al pan pan y eso...

¡PLAS! Otra óstia... - ¿Eres feliz? -  Me pregunta ella.

- ¡¡¡Que si joder, muy feliz!!! Pero no tienes otra cosa que el puto palo este?

-                                                                                                                                                                                                      Claro, ahora viene mi número favorito... ¿Estás preparado?                                         

ATENCIÓN: les advertimos que las imágenes que les ofrecemos a continuación pueden herir su sensibilidad

¿desea continuar?

NO deseo continuarSI deseo continuar